viernes, mayo 07, 2021

PENSAMIENTO PROPIO, ¿EXISTE.


Según el diccionario de la RAE, “propio” significa que es sólo de una persona y de nadie más, que es característico de alguien; que le pertenece únicamente a él. De esto se puede deducir que el “pensamiento propio” es aquel que sólo le pertenece a un pensador; que ese conjunto de ideas únicamente son de él, y que las influencias de ideas de otros pensadores le han servido para recrear de manera tal las suyas que ya sólo son de él. ¿Y quiénes son esas personas? Sin la menor duda, se trata de los grandes filósofos, básicamente clásicos. 

Todos  los demás vivimos como huéspedes de las ideas ajenas. Vivimos de las ideas generacionales y culturales; vivimos de las ideas heredadas. Hablar de pensamiento propio es un tanto temerario no exento de cierto grado de vanidad o ¿ignorancia?.

Conclusión: hay que meditar antes de manifestar ciertas ideas que ya  tiene historia ajena



18 comentarios:

  1. Qué interesante lo que dices, me has hecho reflexionar con lo de pensamiento propio, así que nosotros tan solo somos plagiadores de sus ideas, porque ellos las crearon, nosotros tan solo los copiamos porque son suyas. Muy interesante.

    Un abrazo, estimado Luis Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. en general repetimos con otras palabras y en otros contextos lo que otros ya han dicho o escrito.

      Besos, María

      Eliminar
  2. ¿Pensamiento propio? Y eso ¿qué es? Un tópico, sin duda. Suele decirse de aquel que parece que piensa y expresa ciertas ideas rompedoras. Ese tiene pensamiento propio, se le señala. ¡Pero si todos bebemos de algo, de parte o de todo! Las ideas de los pensadores clásicos, los presocráticos, los célebres Platón, que transmitió lo de un tal Sócrates, o el Aristóteles y su Academia, etc., ¿hasta qué punto fueron sistemas de pensamiento, conjunto de ideas con cuerpo, de ellos mismos? Si sus criterios sobre el mundo, las cosas, el hombre, los mitos nos han llegado a través de otros transmisores. Ve a saber. Cuidado con el lenguaje y sus trampas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lenguaje tiene muchos valores, pero hay que saber utilizarlo y entenderlo. No quiero ocultar lo mucho que me apasiona el tema.

      Eliminar
  3. Tenemos pensamientos propios (de nuestra propiedad). Estos vienen puliéndose evidentemente, de otros pensamientos, de otras escuelas. Nadie nace enseñado, y si bien hay un empirismo implícito, no es menos cierto que se adaptan pensamientos de otras mentes para hacerlos, o bien nuestros con nuestro significado, o bien reformarlos dándoles un toque personal.
    de esta manera poedmos hablar de la escuela de Ortega y Gasset, donde ese pensamiento orteguiano se adapta al pensamiento de Granell, Zambrano, Zubiri, García Morente, Ferrater Mora, Maravall, Valdecasas, Lissagarre, Laín Entralgo, Aranguren y el gran Julián Marías.
    ¿Podemos decir acaso que ningún discípulo de esa escuela tiene pensamiento propio?, evidentemente no podemos decir tal cosa, pero podemos afirmar que todos derivan de un pensador, Ortega, que a su vez fue influenciado por el pensamiento de Heidegger.

    O sea, todos los seres humanos pensamos y somos influenciados e influenciables.
    salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que eres un "orteguiano" confeso. En su día me deslumbró...

      Saludos y salud

      Eliminar
  4. Lo expuesto por Miquel me parece muy acertado, me sumo a su opinión.
    Un abrazo, Luis Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me sorprende que te sumes. Miquel tiene mucho criterio

      Un abrazo, Paco

      Eliminar
  5. Voy a ser temerario, a ser posible sin ser vanidoso, haciendo de mi ¿ignorancia? atrevimiento (como dijo Disraeli: "Lo peor de la ignorancia es que a medida que se prolonga adquiere confianza) temeridad: Yo pienso que sí existe el pensamiento propio, pienso que es posible a través del "principio de inferencia", en tanto en cuanto que dicha inferencia puede ser personal y singular... convirtiéndose, acertada o erróneamente, en idea propia... Lo que pasa es que tener ideas propias en una sociedad programada tiene un alto precio...

    En el anterior post hablabas del sentido común, y concluías que seguramente dicho sentido solo era la acción o reacción propia e individual ante algo a hacer o resolver (estoy exponiendo lo que entendí con mis palabras a modo de paráfrasis)... pues este tema de las ideas propias se incardina, de alguna manera, en esa decisión individual y propia que "subordina" o niega el concepto de sentido común quedando la acción, la reacción, el criterio propio (pensamiento propio) como una posibilidad más cierta en nuestro desenvolvimiento personal y social...

    El hecho que tu pensamiento y el de otra persona u otras coincida, si se ha tenido por separado de los otros y sin conocimiento de los mismos, no deja de ser propio, individual en su producción aunque se haga colectivo por coincidencia... El principio de inferencia exige deducción, y en esta siempre hay ideas (pensamientos) propios... aunque sea el de buscar respuestas en otros textos... tal vez utilicemos las ideas de otros que encontremos, pero la idea de buscar, y de hacerlo aquí o allí, de una manera o de otra, siempre es propia, siempre en nuestra (me estoy refiriendo al ámbito de actuación personal, de cuando estamos solos ante las circunstancias, excluyo los ámbitos estructurados y protocolizados donde la metodología está pensada y es impuesta)...

    Y lo que acabo de escribir es una idea propia, un pensamiento propio, aunque pueda ser un disparate que ponga de manifiesto en "este escaparate virtual" que mi ignorancia no sólo es atrevida sino que también es temeraria...

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale la pena abordar determinados temas para tener el placer de leer los comentarios que te suscitan. Muchas gracias y un abrazo

      Eliminar
  6. ¿Pensamiento propio? No hay ni un solo plan en mi mente, ni una ambición, ni una necesidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo pienso que pensar y escuchar opiniones ajenas es necesario para que no te arrastren los demás.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Es peligroso dar un sentido definitivo a una palabra y descartar otras interpretaciones. Lo propio no excluye lo ajeno ya que no nace de la nada y los materiales con los que se construyen no son originales.
    Si somos legitimistas con el lenguaje podríamos incluso cuestionar la palabra "pensamiento". ¿Acaso sabemos lo que pensamos? ¿Se puede reducir una forma de pensar múltiple a una idea única que la comprenda? ¿Cuál es pensamiento propio de éste o de aquel, el que tiene a la hora del desayuno, el que tiene durante la siesta, el que tiene cuando trabaja o el que tiene cuando regaña a sus hijos?
    No podemos responder unívocamente a lo que es una pura convención del lenguaje.
    Pensamiento propio en definitiva solo se opone a su antónimo natural: el pensamiento gregario.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena reflexión. Me has hecho cuestionar ideas aparentemente personales.

      Gracias y un abrazo

      Eliminar
  8. En realidad, siempre construimos nuestro pensamiento sobre los ajenos. Seamos humildes, pues, no nos corresponde más que una mota de polvo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La humildad no tiene la imagen que se merece. Se lleva más la vanidad...

      Eliminar
  9. Que podría decir la argolla de cualquier cadena?

    ResponderEliminar