viernes, octubre 31, 2008

ALIAGA: "FUENTEOVEJUNA, SEÑOR"


Entorno natural de Aliaga

A las recientes adhesiones de UGT y CCOO a la causa que defiende casi la totalidad del pueblo de Aliaga frente a la DGA, se suma la de la Plataforma "TERUEL EXISTE". La verdad es que me sorprendía su silencio, pero el artículo que publica hoy el "Diario de Teruel" en su sección de Tribuna Abierta sirve para testimoniar que dicha Plataforma sigue existiendo y con buen ánimo... Reproduzco con gratitud dicho artículo:
.
"Teruel Existe quiere transmitir a los turolenses la valiente y loable actitud de una corporación municipal y de una población como la de Aliaga que, como Fuenteovejuna, se unen por la indefensión ante algunas decisiones tomadas en la Administración aragonesa que van contra los esfuerzos e ilusiones de todo un pueblo para obtener un futuro mejor luchando contra la despoblación, principal lacra de esta provincia.

En este caso no hablamos de una industria que se va a establecer por primera vez, sino de una industria que, en su momento, obtuvo todos los permisos para ejercer su actividad; de una industria que, cuando se montó, no afectaba a ninguna zona de protección especial, Zepa o LIC; de una industria que viene funcionando sin incidentes medioambientales desde hace 7 años; de una industria que ha obtenido la certificación ISO-14001 (empresa excelente en calidad medioambiental); de una industria que ha realizado una inversión de 26 millones de euros; de una industria que daba trabajo a 11 empleados y tenía previsto incrementarlos en otros tantos; de una empresa que posee otras industrias en territorio español, cumpliendo con todas las normativas medioambientales que le exigen; de una empresa que ha solicitado, en reiteradas ocasiones, información sobre qué actuaciones tenía que realizar para adaptarse a la nueva normativa medioambiental de 2006 y al hecho de haber sido declarado su territorio, “a posteriori”, parte de una zona LIC y Zepa. Resumiendo, una industria que cuenta con el apoyo de los ciudadanos de Aliaga, de su Ayuntamiento y del Consejo Comarcal de Cuencas Mineras. Si a todo este perfil empresarial se le añade la promesa de alguna persona próxima al presidente del Gobierno de Aragón al pueblo de Aliaga de una pronta y favorable resolución del problema, no es de extrañar que los ciudadanos se sientan defraudados, indignados y ofendidos por la resolución y denegación de la licencia, y más todavía cuando dicha resolución no está suficientemente justificada ni es coherente. ¿Es lógico, acaso, esgrimir la peligrosidad que supone el transporte en camiones del gas necesario para el funcionamiento de la empresa cuando no se le permite conectarse a la red de gas que pasa a unos 150 metros? ¿Quién es en este caso el culpable, la empresa o la Administración? ¿Es lógico que se dé una resolución negativa sin comunicar previamente cuales son las causas que pueden llevar a la denegación de la licencia y qué acciones ha de realizar la empresa para cumplir la normativa? Por tanto, se hace evidente que en todo este caso algo no es correcto, por lo que Teruel Existe se solidariza con el pueblo de Aliaga, con su Ayuntamiento y con la Comarca de Cuencas Mineras y no descarta en un futuro próximo realizar acciones conjuntas, si así nos lo piden, en el caso de que la situación no se resuelva con la mayor brevedad posible para paliar los efectos que en dicha población pudieran originarse.

¿Habrá personas que hagan cierto el rumor de que “el mayor enemigo de Teruel es el Gobierno de Aragón”? Esperamos sinceramente que no, pero hoy por hoy estamos con Aliaga y, como en Fuenteovejuna, todos a una".

MIGUEL ANGEL FORTEA PLUMED .- Coordinador de Teruel Existe

jueves, octubre 30, 2008

GUERRA A LOS ARCHISÍLABOS


Ya hace unos años que el profesor Aurelio Arteta denunció en El País el uso y abuso de los archisílabos. Recuerdo que tomé debida nota e hice el firme propósito de declararles la guerra. Pero uno es poco coherente con lo que predica y ya sabemos qué pasa... Los archisílabos son palabras originales y de uso común pero alargadas mediante sufijos o prefijos. Por ejemplo a la palabra “fin” le añadimos el sufijo “-alidad” y obtenemos: “finalidad”. Ambas palabras significan lo mismo. Lo coherente es utilizar la primera con la que conseguimos dos efectos: abreviar y aclarar la expresión.

Hay una serie de colectivos profesionales que ponen en circulación archisílabos innecesarios. No son pocos los que consideran que el nivel de las palabras va aparejado con la rimbombancia. El decoro lingüístico no sólo aconseja usar términos y expresiones claras, correctas, precisas y adecuadas. Es también una cuestión de medida. En el lenguaje hablado tan malo es pecar por defecto, quedándose en el uso de un léxico pobre y reiterativo como caer en los excesos de la palabra kilométrica y rebuscada. Estamos muy equivocados si pensamos que el uso frecuente de los archisílabos nos concede una notoriedad con respecto a los que se esfuerzan en la economía y claridad de los términos. El uso de archisílabos indica, más bien, una voluntad de oscurecer el lenguaje porque no son pocos los que siguen pensando que complicar la expresión es mejor que aclararla, ya que siendo voces más ampulosas, parece que estén dotadas de mayor empaque. Seguramente los que dicen que han perdido la “honorabilidad” en lugar del “honor” están convencidos de que la primera palabra expresa una pérdida más grave y de más enjundia

Citaré unas cuantas palabras emparejadas para que el lector saque sus propias conclusiones y, por supuesto, elija la que más le guste:

ley-legalidad
fin-finalizar
regla-reglamentación
ejercer-ejercitar
señal-señalización
vinculo-vinculación
argumento-argumentación
completar-complementar
método-metodología
problema-problemática
potencia-potencialidad
concreción-concretización
concierto-concertación
condición-condicionamiento
defecto-deficiencia
equipo-equipamiento
antes-anteriormente
después-posteriormente
análisis-analítica
síntomas-sintomatología
confusión-confusionismo
secreto-secretismo
confidencia-confidencialidad
crimen-criminalidad
culpar-culpabilizar
conflicto-conflictividad
múltiples-multiplicidad
duración-durabilidad
individuos-individualidades
honor-honorabilidad
llamada-llamamientoimpedir-imposibilitar




martes, octubre 28, 2008

El incomprendido Sr. Ernest Benach y su “Audi A8 FSI Quatro Triptonic”

(1)
La prensa estatal y autonómica se han cebado injustamente con el President del Parlament de Catalunya, Ernest Benach. Nadie ha sabido intuir ni adivinar lo que realmente se hallaba tras esos gastos, maliciosamente suntuosos para una amplia mayoría. Que a un simple “Audi A8 FSI Quatro Triptonic” que ronda los 85.000 € se le añada la bagatela de otros 9.276,29 € en concepto de extras -"chocolate del loro"- sólo puede escandalizar a espíritus mezquinos con inconfesables intencionalidades políticas. Casi me atrevería a decir que todos sus detractores son monárquicos, de derechas y españolistas de la más rancia y profunda de todas las Españas. Hasta en su mismo partido (ERC), poco sospechoso de asumir las lindezas anteriores, le han hecho el vacío, que ya es decir. Afortunadamente el Sr. Benach ha dado la cara y esta mañana ha echado luz a raudales sobre estas turbias nieblas cargadas de aviesas e inconfesables intenciones. Su presencia en el programa "Els matins" de TV3 dirigido por el competente e incisivo Josep Cuní ha servido, por fin, para aclararlo todo. Según sus propias palabras, “el coche del President no es el coche de Ernest Benach. Es el coche oficial del President del Parlament” (2). Y los extras – un televisor, un reposapiés eléctrico y una mesa- no eran para disfrute del Sr. Benach “sino para hacer del coche una oficina móvil”. No obstante, al Sr Benach no le duelen prendas y mostrando gran sensibilidad por el malestar social y mediático, en un momento de crisis económica de la que no tenía constancia cuando se presupuestaron tales dispendios, ha pedido perdón y ha renunciado a estos gastos que sólo pretendían facilitar el trabajo mientras viaja en coche. Los ciudadanos que aún creemos en las Instituciones y en la integridad moral de los representantes legítimamente elegidos por las urnas nos preguntamos con inquietud qué nos deparará el destino si privamos a nuestros jerarcas de artilugios que no tienen más objeto que hacer más grato y fructífero el trabajo en pro de la sociedad de la que todos formamos parte. Estoy seguro de que no pocos compararán esta anécdota con la del populista y campechano Sr. Revilla, Presidente de Cantabria, que va en taxi al Palacio de la Moncloa con una caja de modestos sobados pasiegos...
.
(1) Sólo muestro el salpicadero del coche para que los espíritus ñoños no se escandalicen..
(2) El Parlament representa a Catalunya, como es bien sabido.

domingo, octubre 26, 2008

EN BUSCA DE UN ADJETIVO

“MARYSOL”: Tu acierto pleno te hace merecedora de la corona de laurel como premio a tu dominio lexicográfico y precisión semántica de la lengua cervantina. Reproduzco tu respuesta textual:

"Me parece que el adjetivo que buscas es el de Mediocre. El mediocre no inventa nada, no crea, no empuja, no rompe, no engendra; pero, en cambio, custodia celosamente la armazón de automatismos, prejuicios y dogmas acumulados durante siglos".



Entre los más talentosos y los imbéciles redomados nos ubicamos la inmensa mayoría de los mortales. Es una pena que haya pocos de los primeros, pero una fortuna que tampoco abunden los últimos. Unos y otros son la excepción. Lo más común de la condición humana está entre ambos. Sin embargo, entre esta masa dominante se hallan algunos infiltrados que la salpican y perjudican hasta tal extremo que no pocos tienden a confundirla con ellos. Y eso no es justo. Conviene, pues, identificarlos, adjudicarles un adjetivo y desterrarlos a donde se merezcan. Cito algunas características que pueden dar luz y que suelen hallarse en menor o mayor medida en estos personajes:


No se sienten ignorantes en nada.
Su carácter es débil.
Vacíos de cultura.
No se emocionan.
Carecen de ideales.
Suelen ser ordinarios.
Es un residuo que no llega de detritus.
Ignorados por la filosofía.
Pretenden brillar sin hacer nada.
Carecen de imaginación.
Sus comidas son insípidas
Desprecian a todos que les superan.
El adjetivo que se les suele dar es
el que más temen los intelectuales.
Se trata de una condición social
a la que nadie aspira
y bastantes han de resignarse.



¿Qué adjetivo les pondrías? Y si además explicas el porqué, “miel sobre hojuelas”

sábado, octubre 25, 2008

BEBO Y CHUCHO VALDÉS EN L' AUDITORI DE BARCELONA






Padre e hijo han ofrecido un concierto en un Auditori de Barcelona entregado y lleno a reventar. Han presentado su último álbum, "Juntos para siempre" que por primera vez han producido conjuntamente. Que el padre despierta cariño ya lo sabíamos y tuvimos una vez más oportunidad de verificarlo. La sorpresa agradable, para algunos, ha sido el descubrimiento del hijo, Chucho: un auténtico virtuoso. En este vídeo podemos ver cómo juegan ambos con el mismo piano. Estaba cantado: ambos conquistaron l' Auditori a dúo en el inicio de este 40º Festival Internacional de Jazz de Barcelona que presenta un sugestivo programa. La actuación de los Valdés se enmarca en la gira de despedida del gran pianista cubano, de 90 años,

viernes, octubre 24, 2008

CON UN POCO DE VANIDAD, BASTA

La vanidad es una forma de vanagloria. Es el afán predominante de ser admirado. La vanidad es el orgullo basado en cosas vanas. Y una cuestión son las cosas trascendentales – coto vedado para la mayoría- y otras son las vanas, mucho más asequibles para casi todos. Y alcanzar una cierta vanagloria en estas últimas supondría, creo, tener la condición más modesta entre los vanidosos. Un pecadillo, como mucho, leve. Y si ser vanidoso significa que te gusten los comentarios favorables de amigos y desconocidos, pues uno tendrá que admitir –con cierto rubor- que algo sí lo es... Ya sé que no es políticamente correcto decir esto, pero la suma corrección o presumir de ella, ¿no es otra forma de vanidad? A veces, incluso pienso que la vanidad sirve de aliciente, estímulo y empujón para intentar hacer las cosas bien y que, de paso, agraden a los demás y despierten cierto reconocimiento. El peligro, como siempre, está en que la alimentemos en exceso y no sepamos poner límites. Y aquí radica el problema: en dónde poner el límite, porque es cierto que hay vanidades y vanidad de vanidades...Uno se quedaría en las más modestas –como decía antes- pues hay espacios en los que no tienes absolutamente nada que hacer. Pero no encuentro fácil fijar tales límites. Supongo que en esta incertidumbre, lo más sensato será ser discreto para no caer en extremos ciertamente insoportables. A la vanidad desmesurada sólo le valdrán ferias, premios y críticas a doble página. Otro peligro son los falsos aduladores, pero estos sólo suelen engañar a los que se dejan y se engañan a sí mismos.

Otra manera de engañarse es asimilar la vanidad al orgullo y en este caso casi se convierte en virtud... Peor que la vanidad es la soberbia. El vanidoso es el que necesita saberse el mejor; el soberbio está convencido de serlo. Entre el vanidoso puro y el soberbio puro se halla toda la gama humana jerarquizada y el comportamiento que consideramos “asumible” es el equilibrio entre los dos, un punto ideal y, por tanto, inexistente.

Hay profesiones en las que, de alguna manera, la tendencia a la vanidad o a la soberbia suelen ser muy marcadas. Por ejemplo, las que tienen una relación directa con el público (el espectáculo, el arte, la política, la literatura, el deporte, el periodismo, etc,) en los que la tendencia al extremo es prevaleciente. Los hay que precisan reconocerse en el beneplácito y la lisonja de los demás, hasta llegar a situaciones enfermizas. Otros exhiben una soberbia fuera de límites y llegan a tal estado de prepotencia que se pierden.

Y haciendo referencia al modesto mundo del BLOG, me viene a la memoria una concisa y profunda entrada del Dr. Vitamorte – amigo virtual – titulada: “Sobre narcisismo. Bloggers que decía así: “Claro que si tu objetivo es la fama y sólo buscas el éxito, puede ser que, como Narciso mueras en el espejo de tu propia pantalla. Esto ocurre cuando das prioridad al acto de comunicarse sobre lo comunicado, sobre el contenido. Puede ocurrir que comuniques por comunicar o que te conviertas en tu propio receptor. Entonces todo tu esfuerzo, tú mismo, te conviertes en espectáculo y consumo. La escena siguiente es el cansancio y el cierre del blog”.

El mejor remedio para evitar estos riesgos es un poco de realismo y clara conciencia de los limites. La vanidad lleva a creerse algo distinto a lo que uno realmente es. El vanidoso piensa que hace maravillas y se siente herido si los demás no lo valoran. Con un poco de vanidad, basta. Mucha, empalaga. Igual que las adulaciones...

El aplauso que importa y que de verdad satisface es el que proviene de nuestro interior, de la conciencia de la obra bien hecha. Pero algunos la tenemos tan estricta y exigente que tenemos que buscar en ese entorno afectivo lo que no hallamos en nuestras propias entrañas...Y aquí está la madre del cordero. Si nuestra conciencia nos diese un aprobadillo raspado, aunque fuera en voz baja, ¿tendríamos necesidad de buscarlo fuera? A veces, parecemos un poco mendigos de la adulación. Y me da cierta pena. Pero sin llegar al llanto, que conste.

miércoles, octubre 22, 2008

LA IMAGINACIÓN, MEJOR CON RIENDAS

La imaginación o fantasía es esa facultad que tenemos para crear, idealizar cosas o representar algo inexistente. Tal vez lo más importante de esta facultad sea el aspecto creativo de la misma. Ahí está el Arte en todas sus formas como legado. Pero es en el plano afectivo y sentimental donde la imaginación tiene una mayor y más común incidencia. La imaginación puede ser generosa, desprendida, osada, pero si la aplicamos a lo que esperamos del amor puede causarnos la más grande de las frustraciones. Es capaz de provocarnos variaciones en el estado de ánimo tanto tristes como placenteras, según las imágenes de uno u otro signo que nos reporte. Incluso es útil como mecanismo de defensa por el que lo inventado puede llegar a producir una satisfacción que nos niegue la realidad. Pero las personas que no tienen mucha conciencia de la realidad corren el peligro de engañarse con fantasías desmesuradas. Y tampoco podemos ignorar que con frecuencia subsanamos nuestras limitaciones racionales recurriendo a la fantasía. Muchos, sin duda, nos imaginamos distintos de lo que somos y eso nos ayuda a soportarnos. Imaginar algo es mejor que recordar algo porque la imaginación es más atrevida que la memoria. Por eso no son pocos los que piensan que la mejor amiga y la mayor enemiga del ser humano es la imaginación. Esta es su grandeza y su miseria.

Ante esta lluvia de bienes y miserias, de controversias en definitiva, que puede acarrearnos la dependencia de la imaginación no queda más remedio que recurrir al arbitraje de una personalidad que tenga buen criterio. Y me viene a la mente, una vez más, Baltasar Gracián que dejó escrita la frase conceptual: “Moderar la imaginación es el todo para la felicidad”. El maestro aragonés, mesurado y sabio como pocos, viene a decirnos que unas veces hay que refrenarla y otras ayudarla. A eso le llamará él: “buen sentido”. Yo, utilizando un símil, prefiero la expresión: “ponerle riendas”. El problema es que hay imaginaciones que parecen equinos indómitos y no se las dejan poner...Y la tuya, ¿cómo es?

lunes, octubre 20, 2008

REIVINDICACIÓN DEL SILENCIO


Me encanta la expresión en todas sus variantes, pero cada vez tengo que hacer más esfuerzo para ocultar el hastío que me producen los excesos verbales. Hay personas que no saben estar calladas y otras, como yo, que se cansan de escuchar a las anteriores. Pienso que el silencio debería ser la virtud de todos los que carecen de otras. Uno se puede arrepentir de no haber hablado en uno u otro momento, pero es mucho más grave arrepentirse de haber hablado en exceso y sin sensatez alguna. Además, nadie ignora que hay silencios que hablan. Y otros que hieren, ya lo sé. Guardaríamos más silencio si recordásemos lo que ocurre con frecuencia cuando se interpreta mal lo que decimos o lo que dicen los demás. La de problemas que se evitarían. Ante este panorama se hace preciso reivindicar el papel del silencio. Del silencio creador, del silencio de la paz interior, del silencio que nos humaniza porque permite descubrirnos en profundidad, del silencio que nos pone en contacto con nosotros mismos...Y para no pecar de incoherente, en esta especie de glosa del silencio, me callo.

domingo, octubre 19, 2008

COACCIÓN, LIBERTAD Y EDUCACIÓN

La coacción es cualquier procedimiento de violencia física o moral que pretenda imponer a un sujeto una determinada idea o una forma de conducta. La coacción anula la libertad de obrar de las personas según sus criterios, valores o principios. En el Derecho penal existe el delito de coacción, que supone utilizar la violencia para impedir a la persona tener una conducta que la ley permite. En el sentido inverso, también se produce coacción cuando se obliga a la persona mediante la violencia ilegítima a adoptar un determinado comportamiento en contra de su voluntad. En resumen, la coacción es la fuerza bruta, la sinrazón...

El grupo social ejerce distintas formas de presión -desde retirarnos el aprecio hasta el castigo directo- para obligarnos a aceptar sus pautas. Por socialización entendemos justamente entrar por el aro, encajar en determinados moldes, adaptarnos a un modelo previo. Terminamos por asumir las normas y estimaciones del grupo porque de ello se derivan evidentes ventajas -reconocimiento, aceptación- a la vez que, en caso de no hacerlo, los inconvenientes no dejan de ser menos patentes.

Hay distintas formas de coacción: más o menos indignas. Una de las más rastreras es la que se hace con nocturnidad, alevosía y desde el más miserable de los anonimatos. Generalmente, la coacción se vuelve contra el propio ejecutor y ahí está su propio castigo y el de la causa que se pretende defender con semejante desafuero.
.
El campo propio de la educación sería el de la libertad, como condición imprescindible para un libre desenvolvimiento de la personalidad: sólo en libertad y desde la libertad se aprende a ser libre. La educación de personas libres, en cuanto no pueden tener otro fin que el desarrollo libre de la personalidad de cada uno, repudia toda coacción. La educación, si fuera coactiva, dejaría de ser tal. Tendríamos así un modelo de educación en el que el ideal que la define se habría concretado en el desarrollo libre de personas libres. En suma, la especificidad de la educación en la modernidad consistiría en haber suprimido la coacción. Aunque muchos la añoran, me consta...

sábado, octubre 18, 2008

LA SOLEDAD

Me levanto,
me acuesto
y me entrelazo

con el único cielo
en el que estoy
y en el que aún creo:
la soledad.



Y si alguna certeza tengo
es que intentar salir de ella

me conduce inexorable
hacia un solo destino:
el infierno.

jueves, octubre 16, 2008

"PERO NO ES FELIZ"


Me dice que le agrada
todo lo que hace,
pero no es feliz.

Me asegura que hace castillos
y duerme con quimeras,
pero tampoco es feliz.

Me confiesa que quiere mucho
y es amada más,
pero sigue sin ser feliz.

No albergo la menor duda:
! Miente ¡

miércoles, octubre 15, 2008

"EL TIRILLAS"


A Leoncio siempre le han llamado por su nombre hasta que tomó una decisión que iba a cambiar su vida y su identidad. Una tarde cualquiera de otoño -eso sí que me consta-, mientras reposaba la comida, descubrió una incipiente protuberancia en la parte inferior del estómago que le produjo mucho desasosiego no exento de cierta alarma. Ahora comprendía la sonrisita guasona y un tanto sardónica de Maruja, su compañera de oficina. Había que remediar ese problema que podía ir a más hasta resultar irresoluble. A partir de ya, tomó la inquebrantable y drástica decisión de llevar una vida sana aunque hubiese que hacer lo indecible para conseguirlo. Leoncio podría tener una leve hinchazón abdominal, pero estaba sobrado de voluntad para combatirla.

No escamoteó medios ni militancias: naturista, vegetariano, fanático del reciclaje ecológico, ejercicio físico, vida asexuada, ayunador impenitente... No descartaba dejar el trabajo, si era necesario, para llevar una vida anacoreta con profundas meditaciones que le permitiera alcanzar el objetivo que se había trazado. Incluso participó en una campaña de una liga antitabaco, siendo uno de los apóstoles más destacados por su beligerancia. Tras una temporada aplicado en estos menesteres tan saludables, a Leoncio se le añadió el apelativo de “el Tirillas”. En la oficina Maruja le dirigía miradas conmiserativas. Señal de que estaba en el buen camino. Sus renuncias estaban siendo recompensadas. El único exceso que se permitía los sábados – seguía siendo humano - era tomar con no poca delectación un “desgraciat” (1). En una fecha tan señalada como la de su onomástica cometió el exceso - un día es un día - de tomar hasta dos. Tras casi dos años de vida casi ascética a base de privaciones y militancias en entidades que hacían de la vida sana un apostolado, decidió hacer un paréntesis reflexivo para verificar si estaba o no llegando a la meta anhelada. A estas alturas de la contienda, a nuestro abnegado personaje sólo le denominaban ya con el apelativo de “el Tirillas”. De seguir así, iba a perder hasta el apelativo porque lo de Leoncio había pasado a mejor vida. Pues bien, decidido a llevar a cabo ese alto para ver a dónde le había conducido este largo peregrinaje por las autovías de la salud y del bienestar vital, “el Tirillas” bajó la vista hacia su estómago con cierto temor y descubrió algo que le dejó anonadado, espantado, perplejo: había desaparecido la única “felicidad” de su vida, la de su “curvita”...


(1).- Supongo que en castellano hay algún término para referirse a este sano brebaje, pero como no lo sé o no me viene a la memoria, lo expreso en catalán: “desgraciat” es un cortado hecho a base de tres complejos “energéticos” tales como café sin cafeína, leche desnatada y sacarina.

lunes, octubre 13, 2008

"LOS HOMBRES NO LLORAN"


Cuando somos niños, hombres y mujeres lloramos lo mismo. Hasta que un buen día, como es mi caso, la señorita del Parvulario, el padre o hasta la misma madre, te sorprenden berreando desconsoladamente y te sueltan la filípica esa de que “Los hombres no lloran”. En mi caso, tenía 5 años. No sé si por influencia de esa educación discriminatoria y traumática o por la acción de la testosterona que dicen que ayuda a racionalizar los sentimientos a los hombres, mientras que las mujeres tienen una conciencia natural de las emociones, lo cierto es que con la adolescencia, los papeles cambian: las chicas lloran cuatro veces más –dicen las estadísticas- que los chicos.

A pesar de los cambios en beneficio de la pretendida igualdad en todos los ámbitos, lo cierto es que la cultura masculina no ve con buenos ojos el llanto. El hombre cabal ha de ser muy macho me decía un conocido mejicano. Al hombre que llora se le atribuye una cierta debilidad. Y en el trabajo, en presencia de compañeros, la emotividad está mal vista. Sean por las razones que sean, lo cierto es que los hombres reprimimos el llanto. Se nos ha educado en el control de este desahogo que, según dicen otros expertos, es beneficioso para nuestro organismo. Yo tengo que confesar que ser testigo del llanto de un hombre me resulta mucho más conmovedor que si se trata de una mujer. Pero también es cierto que las cosas están cambiando y cada vez más y en determinados contextos se califica a los hombres que lloran como sensibles. En este caso sería una especie de halago.

A estas alturas de la película, no sé qué pensar. En contadísimas ocasiones he llorado, pero no sé si ha sido por vergüenza, por autocontrol, porque no sé o porque no me da la gana o por todo a la vez. Y eso no significa ausencia de pena o ser insensible a tal o cual suceso familiar, social o mundial. A lo mejor es que lloro por dentro, como suele decirse. Sigo pensando que uno no es mejor ni peor por llorar o no, pero también he de confesar, como decía al principio, que el llanto en la mujer me parece natural y hasta necesario y en el hombre, en cambio, me sigue causando un desasosiego extraño. El llanto por alegría o emoción ante algún hecho memorable, me resulta más aceptable. Pero en general, sigue costándome aceptar que llore el hombre. Sin negarle su derecho, claro... ¿Y tú qué opinas?

viernes, octubre 10, 2008

NARRACIONES SÓLO COMENZADAS


Una y otra vez

comienzo narraciones

y no consigo acabarlas.

Mis personajes de ensueño

mudos o locuaces

se me escapan

y caminan a su aire.


Algo parecido

pasa con mi vida:

es un sinfín de
.
inicios suspendidos.

jueves, octubre 09, 2008

JACQUES BREL - " Ne Me Quitte Pas".- IN MEMORIAM




Hoy se cumplen 30 años de la desaparición de Jacques Brel, un hombre que marcó un antes y un después en la historia de la canción francesa y que hoy sigue siendo objeto de devoción en su país natal, donde muchos lo consideran el belga más célebre de todos los tiempos. Imprescindible en los guateques de la década de los sesenta. Si yo os contara... Muy bonita también la versión posterior de Nina Simone.

«Un hombre no debería cantar cosas así», comentó la gran Edith Piaf cuando en 1959 oyó interpretar por primera vez a Jacques Brel Ne me quitte pas. «No me dejes./ No quiero llorar más./ No voy a hablar más./ Me esconderé aquí,/ para mirarte,/ bailar y sonreír,/ y para escucharte./ Deja que me convierta/ en la sombra de tu sombra,/ la sombra de tu mano,/ la sombra de tu perro. / No me dejes...», rogaba, suplicaba el cantautor bruselense llegado a París unos años antes.
.
A pesar de las tres décadas transcurridas desde su muerte, la obra de Brel todavía es un punto de referencia para aquellos que utilizan la palabra musicada como medio de expresión. Sus letras sinceras y llenas de ironía y sus músicas de sencillez aparente son ya historia consolidada. Merecido y justo homenaje el que se le brinda hoy en el "Auditori de Barcelona"
Ne me quitte pas
Il faut oublier
Tout peut s'oublier
Qui s'enfuit déjà
Oublier le temps
Des malentendus
Et le temps perdu
A savoir comment
Oublier ces heures
Qui tuaient parfois
A coups de pourquoi
Le cœur du bonheur
Ne me quitte pas
Ne me quitte pas
Ne me quitte pas
Ne me quitte pas
(1ª estrofa)


.


miércoles, octubre 08, 2008

SIEMPRE OPTIMISTA, A PESAR DE VOLTAIRE


Voltaire en 1759 escribió “Cándido o el optimismo” porque estaba molesto con los que veían las cosas bien cuando, según él, era todo lo contrario. En este relato, el autor ridiculizó con ingenio la visión positiva del mundo. Voltaire sentó cátedra con esta obra y se puede decir que durante casi siglo y medio ningún pensador de postín se atrevió a contradecirle. El matemático inglés Bertrand Russell – siento debilidad por él- fue uno de los que se atrevió a desafiarle mediante una observación detenida de la realidad que le condujo a la tesis de que había más personas felices que infelices. En su obra “La conquista de la felicidad”(1930) manifiesta que las personas positivas y de mente abierta eran considerablemente más felices y más numerosas que las pesimistas que rechazaban prácticamente todo lo que les rodea.

Sin embargo, los medios de comunicación dan más crédito a los agoreros que a los optimistas. El sensacionalismo dramático vende más. Y si bien es cierto que la situación mundial actual, sobre todo en la vertiente económica, no es para “tirar cohetes”, es muy posible que la presentación que de ella hacen tales medios sea interesadamente catastrofista. Personalmente no tengo ni criterio ni conocimiento como para presumir de que la situación es tal o cual, pero puesto a valorar las actitudes de nuestros líderes políticos, tengo que confesar que, aunque todos hagan teatro, me quedo con el “talante optimista y cándido” antes que con el “gesto agrio y desabrido”...
Por supuesto si alguien acreditado dijera la verdad le daría todas mis preferencias, pero este es un bien tan escaso que no me queda más alternativa que quedarme con el mal menor, pero sonriente...

martes, octubre 07, 2008

RAMIRO, PLÁCIDO Y CAROLINA (y II)


Cap. II

Plácido y su inseparable Carolina acuden al encuentro habitual con Ramiro. El banco de siempre junto al Mercat provisional les está esperando. A Plácido le gusta, más que charlar, escuchar a los que hablan y tienen cosas que contar. Y nadie como Ramiro para satisfacer estos deseos. Ha tenido un vida salpicada de episodios divertidos y siempre se agradece compartirlos. Una de las pocas ideas que Ramiro repite hasta la saciedad es que los taxistas de Barcelona son muy diferentes a los de Madrid: mientras que aquí conectan las emisoras de Luis del Olmo y de Justo Molinero, los de Madrid acostumbran a escuchar al “voceras” de la COPE. Todos saben de quién habla. Algunos de sus contertulios no captan estas sutilizas. No es el caso de Plácido que sí las entiende y se divierte con estas anécdotas. Otra cosa que a Ramiro le jo...roba y mucho es el color amarillo y negro de los taxis de aquí, que si no se repintan del todo no hay quien los venda de segunda mano. Plácido, en cambio, prefiere dejar sus cosas de lado. Mantiene un mutismo total sobre lo suyo. Aquello ya pasó. Él, a su pesar, sobrevivió a aquel lance y hay que mirar hacia delante. Ramiro le distrae ocasionalmente, pero ha sido Carolina la que le ha dado fuerzas para superar ese triste episodio que le condujo a la soledad y a la silla de ruedas. Cuarenta y cinco años de bedel en un prestigioso colegio de la Bonanova también dejan la memoria llena de recuerdos y vivencias, pero Ramiro prefiere dejar todo atrás porque no sabe separar los buenos de los malos recuerdos. El también podría contar muchas anécdotas de aquel colegio -¿lo he nombrado?- como aquella que sucedió cuando se “cargaron” a Carrero Blanco: unos religiosos de la comunidad de edad madura rezaban por el alma del difunto y los más jóvenes de la misma comunidad brindaban con champán – lo de cava vino después - discretamente, eso sí. Si él hablara... Un colegio de más de 3.000 alumnos da mucho de sí.

Es mejor dar carpetazo a los recuerdos, él sobrevivió a aquel trance y hay que mirar hacia delante. Le costó aceptarlo, pero al final accedió. Sus hijos que ya le han dado tres nietos, por esos mundos de Dios pasando alguna que otra penuria, le aconsejaron que buscara a una persona para que se ocupara de él. Y tras dos experiencias negativas llegó Carolina.

Carolina es como una especie de ángel hecho mujer. De altura normal, lleva los tejanos y la blusa muy ceñidos. Pecho generoso y altivo. Ojos negros de mirada dulce y profunda. Pero lo que más les seduce a Ramiro y a Plácido es el tono musical de su voz, la suavidad de sus manos y el cariño con que los trata, sobre todo a Plácido, claro. Carolina está pendiente de él en todos los detalles. Conduce la silla de ruedas con sumo cuidado, la gira a un lado y otro para que pueda contemplar tal o cual escena, le lía un cigarrillo muy fino a la antigua usanza y le advierte que debería dejar el tabaco. Pero lo dice con tanto afecto que casi dan ganas de pedirle otro para recibir la misma cariñosa amonestación. Carolina se desvive por Plácido, le seca una lagrimilla furtiva con un clínex, le recuerda que mañana tienen que ir al CAP para renovar las recetas y le pasa la mano por la mejilla como si comprobara el rasurado que ella misma le ha hecho. Desde que está con esta mujer, que podría ser su hija, lleva la ropa impecable. Le ayuda a incorporarse de la silla de ruedas para sentarse en el banco diciéndole que se agarre a su cuello. Plácido lo hace con timidez y un tanto turbado, pero no oculta su agradecimiento. Sin duda, Carolina es un ángel. Ramiro contempla estas escenas un tanto pasmado, pensativo, con cierta envidia, sana, claro está. Casi sin querer se le escapa una exclamación: "¡Qué suerte tienes , compañero!" Y añade, medio en serio medio en broma, dirigiéndose a Carolina:

-
Si algún día te cansas de este viejo amargado, ya sabes que puedes ocuparte de mí y en mi casa serás bien recibida. Además yo no te daré tanta guerra como Plácido. Soy de mejor conformar.

- Tendrás que esperar a que yo me muera –le contesta Plácido, sonriendo-
y de momento no pienso hacerlo.

Carolina se ríe y piensa que son como niños. Ramiro es más joven que Plácido, pero eso nunca ha sido obstáculo para tener unos estrechos lazos de amistad. Suena el móvil de Carolina y con cierto nerviosismo se aleja de ambos para atender la llamada. Ramiro refleja en su mirada una cierta preocupación por los pensamientos que de vez en cuando le asaltan. Carolina, todavía pendiente de los dichosos papeles, lleva dos años con Plácido. Apenas sabe nada de ella. Únicamente dijo en cierta ocasión que su familia vivía en un pueblecito cerca de Sucre en el Departamento de Chuquisaca allá en Bolivia. A veces, tanto Ramiro como Plácido tratan de escuchar la conversación. “Yo diría que habla con un niño”, aventura Ramiro, pero sin mucho fundamento porque su voz tan queda y lejana apenas resulta audible. Carolina es muy discreta y celosa de su intimidad, por eso nadie le pregunta por su vida porque ya ha demostrado en más de una ocasión que rehuye ese tema. A veces está un tanto ensimismada, pero en cuanto percibe que la observan, desconecta y sonríe. Plácido nunca había estado tan bien atendido como ahora. Va hecho un primor y se le nota feliz, muy feliz.

EPÍLOGO:

Ramiro no puede evitar, y bien que le pesa, que de vez en cuando le asalten pensamientos como el de que no le importaría que Plácido se muriese pronto.

domingo, octubre 05, 2008

5 de octubre: DÍA MUNDIAL DE LOS DOCENTES

¿Cómo puedes participar en en esta celebración?

Muy sencillo: Diciendo gracias a un/a docente que marcó una diferencia positiva en tu vida, o en la de tus hijos. No tengas la menor duda de que un gesto así será muy gratificante para el receptor agraciado. Y no tiene que ser precisamente hoy. Cualquier día es bueno para expresar reconocimientos sinceros.



sábado, octubre 04, 2008

ESTRENO DEL "TEATRE GOYA" DEL CENTRO ARAGONÉS DE BARCELONA: "Els nois d'història·




Ayer se estrenó The history boys, de Alan Bennet en el reformado “Teatre Goya” de Barcelona. Tras dos años de obras y un presupuesto de 3,7 millones de euros (con un aportación pública de 2,2 millones), el remodelado teatro se añade a los otros tres que el grupo Focus gestiona en la ciudad (Romea, La Villarroel y Condal).

Propiedad del Centro Aragonés de Barcelona, para los aragoneses que residimos aquí este hito cultural tiene un significado entrañable, más allá del indudable enriquecimiento de la oferta artística que va a significar para esta ciudad. Al acto de reapertura del teatro acudieron también, además del vicepresidente de Aragón, José Ángel Biel, todos los componentes de la plana mayor de las autoridades autonómicas y municipales: el president de la Generalitat, José Montilla; el president del Parlament, Ernest Benach; el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu; el conseller de cultura, Joan Manuel Tresserras y el presidente del Centro Aragonés, Jacinto Bello.

La obra Els nois d’història” es un homenaje a los maestros antiguos y a la educación humanista. La protagonizan cuatro profesores y ocho estudiantes de 18 a 20 años, seleccionados en un cásting. Representan a jóvenes que se preparan para un examen que les permitirá estudiar en Oxford o Cambridge. Un profesor cree en el humanismo y ama a los jóvenes, establece relaciones muy personales con ellos, otro cree que hay que estudiar un solo libro, otro que sólo hay que conseguir que aprueben el examen... Los temas son la educación y el paso a la edad adulta, pero la obra aborda otras complejidades.
.
Josep María Pou, actor y director del teatro, dice: "A mí no me asusta el calificativo de teatro comercial. Pretendo ofrecer obras de la máxima calidad que interesen a los más amplios sectores de público. Me gustaría ver cada día la platea llena", y también expresó que llevará a escena tanto los textos más interesantes que se están haciendo en los teatros de todo el mundo, de rabiosa actualidad, como autores clásicos fundamentales del siglo XX como Arthur Miller y Tennessee Williams". Como ejemplos de los principios que regirán la programación, Pou citó The history boys, un "texto inteligentísimo", y las piezas que él mismo ha representado en los últimos años, como “La cabra”, “Celobert” o “Su seguro servidor, títulos que, indicó, encajarían perfectamente en la cartelera del Goya. Aunque se dará prioridad a las propuestas en catalán, la sala no cerrará sus puertas al castellano y otros idiomas, y contemplará también la representación de musicales de pequeño formato; de "historias explicadas con música", dijo Pou.

El Centro Aragonés de Barcelona, que el próximo año celebra su centenario, tiene su sede en el número 68 de la calle Joaquín Costa y cuenta con más de 2.000 socios. El Teatro Goya subió el telón en 1916 y por él pasaron Margarida Xirgu Cécile Sorel, Madeleine Renaud, Teatro del Arte de Moscú y Carlos Gardel, entre otros grandes.
.
P.D. El "trailer" está en catalán. Si algún lector no lo acaba de entender y tiene interés, yo le envío, encantado, una síntesis del contenido.

jueves, octubre 02, 2008

"YO VIVO EN PAZ CON LOS HOMBRES Y EN GUERRA CON MIS ENTRAÑAS"

Esta idea siempre me ha rondado por la cabeza y mira por dónde resulta que ya la formuló Antonio Machado en sus Proverbios y Cantares.

No sé si en general a casi todo el mundo le pasa lo mismo, pero yo me tengo que esforzar mucho para encontrar a una sola persona a la que odie. Para ser sincero, tengo que reconocer algo de fobia hacia algún político –ahora afortunadamente en el dique seco-, algún voceras mediático, a los comerciales que llaman en horas intempestivas y poco más. Hasta no hace mucho odiaba –y de qué manera- al perro de mis vecinos. Se llama “Trotsky” y durante años he tenido que soportar sus ladridos lastimeros en horas que tanto el cuerpo como el espíritu reclaman paz y sosiego. Pero, tras meditar al respecto, he llegado a la conclusión de que él es inocente. Los culpables son los dueños que lo tienen encerrado, olvidado y no han sabido o no han querido educarlo. Se lo regalaron a su hija para unos Reyes y la ilusión le duró poco más de una semana. Y ahí está dando guerra desde entonces. Quince años, aproximadamente. ¿Viven mucho los perros? Aunque antes del advenimiento del susodicho “can” había una relación cordial con sus dueños, luego ha habido algún que otro “rifirafe”, pero incruento, por supuesto. Ahora, se podría decir que nos ignoramos mutuamente. “Buenos días”,Vaya con el tiempecito” en el rellano o en el ascensor y poco más. El balance no puede ser más positivo: estoy bastante en paz con los hombres y mujeres de mi entorno. Igual que Don Antonio Machado.

No puedo decir lo mismo de mis entrañas. Y si "entrañas" es metáfora de conciencia, alma, corazón, sentimientos, demonios interiores, etc., como interpreto yo, la guerra es crónica y a veces despiadada. Con todos mantengo alguna que otra contienda ocasional, pero es mi propia conciencia la que me tiene en estado permanente de posición de combate. Es tremendamente obstinada, implacable y exigente. Nunca está satisfecha con lo que hago o dejo de hacer. Me quita el sueño y ella tampoco debe dormir mucho –cosa que no me consuela- porque no me deja en paz ni a sol ni a sombra. Sólo logro darle esquinazo haciendo cosas que acaparen todas mis energías y capacidades. En esas circunstancias, aunque acabe exhausto, consigo librarme u olvidarme coyunturalmente de ella.

Mi reflexión es muy simple: Si esto es así y mi experiencia es la más común del conjunto de los mortales, ¿por qué hacemos la guerra a los hombres? Bastante tenemos ya con la que libramos con las “entrañas”. ¿no?

OSCAR PUENTE SANTIAGO: REVELACIÓN DE UN GRAN ORADOR

https://www.youtube.com/watch?v=ad-PgwDIexI&themeRefresh=1  Sin intencionalidad política alguna,  recojo algunas notas de prensa en las ...

VANESSA INCONTRADA: Hija de padre italiano y madre española: Nacida en Barcelona. Rostro del Año

VANESSA INCONTRADA: Hija de padre italiano y madre española: Nacida en Barcelona. Rostro del Año
LLEGAR HASTA EL FINAL TIENE PREMIO

De ANGIE para LUIS ANTONIO

"Haikuquero es
el beso que se entrega
cuando hay querer".