miércoles, diciembre 30, 2020

FELIZ 2021


Se puede afrontar el Año Nuevo desde el pesimismo y el pánico o desde el optimismo y la esperanza. Personalmente me decanto por lo segundo, no porque vaya a estar exento de crisis y conflictos, sino porque es la opción más inteligente para organizar la siempre difícil convivencia. No ignoro lo que dijo Aristóteles sobre las virtudes del término medio...

domingo, diciembre 27, 2020

Quizás el 2020...

Quizás el 2020 no haya sido el mejor año, pero no hay que perder la esperanza de que el próximo será mucho mejor y que, entre otras bondades, nos traerá la vacuna contra la pandemia

sábado, diciembre 26, 2020

Reenvíos impersonales



Aborrezco los reenvíos impersonales por interesantes que puedan llegar a ser...Por esa razón me he propuesto ignorarlos o enviarlos directamente a la papelera. Lo mismo pienso de los emoticones. ¿Tanto cuesta escribir unas palabras de carácter personal? Tiempo atrás también hice reenvíos de esa índole. Ahora me toca rectificar...

viernes, diciembre 18, 2020

¿VIGENCIA DE LA INTOLERANCIA ESPAÑOLA?



A veces me pregunto si estará vigente lo que manifestó Manuel Azaña en La velada en Benicarló, escrita en 1937, decía: "La intolerancia española desciende de los inquisidores; unificar creencias mediante el exterminio o la expulsión del que no piensa igual... La guerra presente es una peripecia grandiosa de la historia de nuestro siglo XIX; no será la última... El drama subsistirá si el carácter español conserva su trágica capacidad de violencia apasionada, su plenitud de furia fratricida”.

miércoles, diciembre 16, 2020

sábado, diciembre 12, 2020

Valores y sociedad

Cuando nos lamentamos una y otra vez de que nuestra sociedad carece de valores, queremos decir que el practicismo y el individualismo lo invaden todo hasta el punto de que ahogan cualquier otro tipo de motivación.

lunes, diciembre 07, 2020

Efectos ¿positivos? de la pandemia


Sobre las consecuencias negativas y hasta trágicas de la pandemia tenemos noticias un día sí y otro también. El protagonismo que ha alcanzado en los medios es único y agobiante. Para compensar, dudo que sea posible, quiero hacer referencia a algunos aspectos mínimamente estimulantes de este episodio que ensombrece nuestras vidas:

- Los investigadores y los médicos han notado algunos aspectos positivos, curiosos e inesperados, en el comportamiento humano durante la pandemia por Covid-19: los cielos son más azules, hay menos accidentes de tráfico, la criminalidad desciende y algunas enfermedades infecciosas están disminuyendo en las consultas hospitalarias.p

- Yo añadiría que esta situación te hace recordar y tener mucho más presentes a familiares, por supuesto, a amigos, compañeros y conocidos. Particularmente, me he comunicado con varios para interesarme por su estado y el de sus familiares. Ha sido una manera de recobrar contacto con algunos después de mucho tiempo de incomunicación.

- La vacuna, que también provoca polémicas, parece estar pronta a llegar. A muchos, me incluyo, nos anima. La historia del siglo XX da fe de la extraordinaria bondad de las vacunas. El recuerdo de la escuela donde hacíamos cola con el brazo descubierto para recibir la vacuna se hace presente. Se respiraba un ambiente un tanto festivo. Alguno no podía disimular su temor al "pinchazo" y otros se hacían los "machitos"...

- Todavía más relevantes son las reflexiones de carácter existencial que sugieren. Tengo la convicción de que algunas nos llevan a  hacer muy buenos propósitos para cuando finalice este calvario. El tiempo confirmará si tales pensamientos tienen o no consistencia.

 

domingo, diciembre 06, 2020

Comparación de la Constitución española con la de otros países

 

SECESIÓN: lo que dicen las Constituciones de otros países


Reproduzco lo que escribí hace unos años y los comentarios que propició: 

A la Constitución Española se le cuelgan diversas etiquetas, incluso por los que ni siquiera la han leído, pero en lo referente a la integridad territorial es igual que la de otros países. No se trata que lo entiendan los separatistas, que no están por la labor...Lo importante es que lo sepan los ciudadanos libres y que lo entiendan  el poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial.

Sólo citaré algunos casos:

Constitución de Francia, artículo 89: “Ningún procedimiento de revisión puede ser iniciado o llevado adelante cuando se refiera a la integridad del territorio”.

Constitución de Alemania, artículo 21: “Son inconstitucionales los partidos que, según sus fines o según el comportamiento de sus adherentes, tiendan a trastornar o a poner en peligro la existencia de la República Federal de Alemania”.

Constitución de Noruega, artículo 1: “El Reino de Noruega es un Estado libre, independiente, indivisible e inalienable”.

Constitución de Suiza, artículo 53: “Toda modificación del número de cantones o de su estatus se someterá a la aprobación del electorado y de los cantones afectados, así como al voto del pueblo y de sus cantones”.

Constitución de Rusia, artículo 4: “La Federación Rusa asegura la integridad e inviolabilidad de su territorio”.

Corte Suprema de Estados Unidos: “La Constitución, en todas sus disposiciones, vela por una unión indestructible compuesta por estados indestructibles”.


18 comentarios:

  1. LUISANTONIO sabes la admiración que te profeso , pero en esta ocasión tengo que discrepar de ti . La Constitución Española NO se puede COMPARAR con ninguna otra ¿ porque ? pues sencillamente porque vino despues de una Republica , despues de un golpe militar , de una guerra civil que surge por el fracaso del golpe , de una dictadura de CUARENTA años , por lo tanto es FACIL de entender que las CIRCUNSTANCIAS en que se hizo la Constitución Española NADA tienen que ver con las de esos otros países , la TAN ACLAMADA transición que nos llevo a esta CONSTITUCION se hizo como se hizo y por quienes se hizo EN REALIDAD y una prueba de que se hizo " como se hizo " , son tantas y tantas cosa que están ocurriendo desde hace años en este país y no me refiero SOLAMENTE a lo de Cataluña . Un sincero y cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera Constitución, la norteamericana, también se produjo tras una guerra, por no hablar de la no escrita inglesa (o la francesa) que descabezó reyes y provocó muertes por miles. Conviene repasar la historia antes de hacer afirmaciones erróneas.
      Te lo dice alguien que no votó la Constitución actual porque era partidaria de la ruptura democrática (y nunca me he arrepentido de una decisión que tomé cuando era muyyy joven). Muchos de los que ahora se rasgan las vestiduras como la señora Àngels Martínez (y digo lo mismo para el Señor Joan Coscubiela) que ayer retiró la bandera española del Parlament formaba parte del PSUC/PCE que renunció a la República y decidió avalar y votar esta Constitución.

      Salud.

      Eliminar
    2. La Constitución norteamericana data de 1787 , las francesas de 1793, 1789 , l848 etc etc , la del Reino Unido de 1885 , claro esta , si no estoy mal informado , por lo tanto NADA tiene que ver aquel Mundo con el actual de " nuestra Constitución " , también si no estoy mal informado el PCE renuncio a la Republica y avalo la Constitución por decisión de Santiago Carrillo para conseguir por una parte que legalizaran SU partido y algunas " cositas " para el en particular , quiero pensar que ni la señora Martínez y el señor Coscubiela poco o nada tuvieron que ver en aquellos tiempos en la decisión de Carrillo , pero esto no cambia en nada mi opinión sobre el como , el porque y por quienes redactaron la Constitución que ahora " disfrutamos " , respecto a que usted no la votara , pues me parece muy bien , cada uno actuó en aquel momento como creía que tenia que hacerlo , pero para algunos que la votaron sin leerla fue la UNICA puerta que creyeron que se les abría tras pasar una larga , larguísima travesía del desierto , es como si a alguien que lleva muchos días sin beber , lo único que le ofrecen es un trago de aguardiente . Salud

      Eliminar
    3. La Constitución norteamericana y la inglesa no escrita, como bien debes saber, continúan en vigor.
      Sobre las decisiones del PCE y PSUC, organizaciones que funcionaban en base al famoso centralismo democrático, deberíamos preguntarnos porqué esta señora y ese señor (y tantos otros y otras) aceptaban formar parte de un partido tan "democrático".

      Por último, su postura me parece tan legitima y respetable como cualquier otra, pero sus argumentos históricos no son correctos puesto que usted se basa en un origen "feo" para cuestionar la Constitución y de ese origen "feo" gozan muchas constituciones respetables hoy y que nadie cuestiona.

      Nunca hay una única puerta, en todo caso, lo ocurrido ocurrió y yo no soy quién para juzgar a nadie, solo le explico que yo no la voté, no vaya usted a pensar, como ocurre habitualmente, que tengo algún interés en defender esta constitución, por otro lado muy parecida a cualquier otra de Europa.

      Salud.

      Eliminar
    4. Es manifiestamente claro que sus " fuentes " históricas como usted las llama y su visión de los acontecimientos recientes , feos como usted otra vez los califica , no son los mismos que yo he vivido en primera persona ,le AGRADEZCO sinceramente que tenga a bien concederme que mi postura es legitima y respetable , gracias , no presuponga tampoco lo que usted cree que puedo pensar respecto a que usted votara o no la Constitución , ya le dije anteriormente que me parecía muy bien , no se defienda puesto que yo no pretendo ni mucho menos atacar a nadie . Respecto a que " nuestra " Constitución es muy parecía a cualquiera de Europa ,una vez mas no coincidimos , muchas cosas de las que están pasando todos los días en este país , si usted me lo permite , dire que son demostración de que " algo " no se hizo bien en su momento y ademas se persiste en no arreglarlo , usted tiene SU verdad de las cosas que no tienen el porque coincidir con las mías . En fin para no hacerlo mas largo y abusar del espacio que nos cede nuestro amigo LUISANTONIO solo me resta decirle que si en algo la he molestado ruego me disculpé para nada era mi intención . Saludos cordiales y sinceros

      Eliminar
    5. ! Ah ! se me olvido decirle que casualmente en este momento estoy releyendo despues de algunos años ElProletario Militante . Memorias de un Internacional de Anselmo Lorenzo , editado por Movimiento Libertario Español CNT Francia en Toulouse en enero de 1947

      Eliminar
    6. Soy Doctora en Historia y Catedrática de Historia, creo que sé de lo que hablo cuando hablo de historia y de "fuentes". Yo viví muy joven la transición y como historiadora que soy sé de la subjetividad de la memoria personal. La memoria es en realidad una representación del pasado que se construye en el presente, resulta de un proceso en el que interactúan varios elementos, cuyo papel, importancia y dimensión varían según las circunstancias. Las personas cambian, sus recuerdos pierden o adquieren importancia nueva según los contextos, las sensibilidades y las experiencias acumuladas.

      Respecto a todo lo demás que dice, no tengo nada más que añadir salvo que yo no me consideró en posesión de ninguna verdad y que si es lector de Anselmo Lorenzo (al que he leído y conozco, además de haber escrito junto con otros historiadores/as en el centenario de su fallecimiento) sabrá que a quienes nos movemos en el ámbito del anarquismo no nos molesta la controversia y el debate.

      Salud-os!!

      Eliminar
    7. A Laura Vicente y Galanygarciah: Muchas gracias a ambos por el debate de altísimo nivel que habéis mantenido. De ambos he aprendido mucho. De verdad.

      Eliminar
  2. Comparo un aspecto concreto que está en el candelero de la actualidad política. No he entrado en más valoraciones porque no soy un experto en estas lides.

    Sí te diré que voté la Constitución en 1978 con conocimiento de causa y con ilusión. Algunos de los padres de ésta me merecían gran consideración: Jordi Solé TuravMiguel Roca Junyent, Gregorio Peces-Barba, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, etc

    Está Constitución es la única de todas las que ha habido que se elaboró desde un amplio consenso de casi todas las fuerzas políticas de la época. Todas las anteriores, desde "la Pepa" de 1812 hasta la de la República de 1931 habían impuesto la línea ideológica de quien ostentaba la mayoría, alternándose durante el siglo XIX las constituciones liberales con las conservadoras...

    La de 1978 es el fruto de la Transición política y en su día fue considerada modélica. Ahora, la moda es "cargársela", olvidando el contexto en que se elaboró y la amplia aceptación que tuvo. Sobre todo, en Cataluña...Evidentemente se ha quedado desfasada de la realidad y urge renovarla para que pueda afrontar los problemas de carácter territorial y otros muchos. ¡Vayamos a ello....!

    Un abrazo, estimado amigo

    ResponderEliminar
  3. A veces pecamos de papanatismo y magnificamos lo de afuera....¿Qué pensariáis si en la Constitución española figurase esta enmienda de la de EEUU: "La Segunda Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos de América (o Enmienda II) protege el derecho del pueblo estadounidense a poseer y portar armas. Asi, Estados Unidos es uno de los países con menores limitaciones para adquirir y portar armas de fuego"

    ResponderEliminar
  4. Estoy completamente de acuerdo contigo Luís Antonio. Una Constitución de un estado que venía de una guerra y una dictadura, y que recoge el consenso de todos, perdedores y ganadores de la guerra, tiene un mérito inmenso. Un mérito que ahora, no sé bien por qué, algunos y algunas no quieren verlo.Por una vez los habitantes de un estado llamado España se pusieron de acuerdo para vivir en paz. ¡Bendita sea! ¿Qué se pretende ahora? ¿Cambiarla? ¿Tú que cambiarías? La respuesta es individual. Cada cual incidiría en una cosa. Cada cual arrimaría el ascua a su sardina. Y así no se va a ninguna parte. Si por una vez, como decía más arriba, fue posible aceptar y compaginar las distintas ideologías en un bien común, ¿por qué no seguir por ese camino?
    Por otra parte me parece de risa que en un estado serio se escriba en su Constitución un artículo que venga a decir que si algún trozo de dicho estado quiere organizar un estado para independizarse, que lo haga, que organice un referéndum... y ¡hala...! ¡a votar!
    Seamos serios...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual que se repintan las viviendas, las Constituciones deben renovarse periódicamente. A ser posible, con el mayor de los consensos. La nuestra necesita actualizarse en algunos aspectos, por ejemplo:

      Diferenciar los conceptos de nación y nacionalidadeds.

      Monarquía o República. Y en el supuesto de que se opte por la primera, que se reconozca la igualdad de derechos de varones y hembras.

      ¿El Ejército garante de la soberanía y de la integridad territorial? Eso suena a décimo-nónico...

      El Tribunal Constitucional ha de ser mucho más independiente.

      La distribución de competencias entre autonomías y Estado .

      Supongo que se podrían añadir algunas más. Achacar a la actual Constitución los problemas actuales es injusto. La culpa, si acaso, es de la falta de voluntad de los partidos políticos para reformarla cuando ésta lo requiera...

      Por cierto, eres el único que has hecho referencia en tu comentario al tema que planteo.

      Un abrazo, Miguel

      Eliminar
  5. Me acaban de insultar dos soberanistas en el Facebook por poner el enlace que pusiste de Vicenç Navarro esta mañana ¿y sabes de que me he dado cuenta? De que no quieren oír, ni ver nada. Se tapan los oídos si les dices las verdades. Quieren seguir ilusionados con esa idea aunque la ceguera les lleve al precipicio. Es cuestión de fe o de no tenerla. Por eso admiro tanto aquellos ilustrados del Siglo XVIII que tuvieron el coraje suficiente para decirles a sus contemporáneos que la razón es más importante que la fe. Que la razón nos humaniza y la fe nos convierte en un manso rebaño camino hacia su autodestrucción.
    Las constituciones con todos sus fallos son un producto de la razón ya que un grupo de gente de ideas diferentes se reúne para hacer algo en común. No se pide militancia, no se pide obediencia, no se pide fe, se pide racionalidad y cierto sentido común, eso que no es patrimonio de Rajoy ni de sus aliados, eso que es producto de todos y que tanto cuesta mantener amparados por el atractivo de otras pasiones más poderosas pero más efímeras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ Que es la FE ? La fe es no querer saber la verdad

      Eliminar
    2. Amigo "galanygarciah", el conocimiento de la verdad siempre ha tenido enemigos acérrimos, sobre todo los que son reacios al uso de la razón y devotos de las emociones. Sin embargo, hay que desconfiar también de los que dicen haberla encontrado...

      Eliminar
    3. A propósito de rebaños, cito el titular de La Vanguardia de hoy, 11 de septiembre: PUIGDEMONT FIA EL FUTURO DEL 1-O A LA RESPUESTA EN LA CALLE. Por más que lo pienso, menos entiendo la fe que se tiene en el proyecto independentista. No tengo la menor duda de que la coreografía de hoy será masiva y bien organizada. Ignoro si los participantes serán más o menos que en pasadas convocatorias. Espero que, como siempre, siga siendo ejemplar en todos los sentidos.

      Por supuesto, es inimaginable otra de semejante afluencia con objetivos unionistas. Los que nos hallamos ahí no tenemos algo que nos una y haga olvidar las diferencias y sobre todo carecemos de la fe que tanto caracteriza a los "otros"

      A veces envidio a los que tiene fe inquebrantable en algo, llámense dioses, patrias, naciones...Otras, las más de las veces, me dan cierta pena. Allá ellos y sus sueños de glorias...Yo me conformo con menos.

      Me encanta tu prudente párrafo final sobre las constituciones. Lo aplaudo y lo comparto.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Estimado Luis Antonio... entiendo el tema que planteas y la valoración que haces de esta Constitución que nos rige (o eso nos creemos que sucede)... tal vez en un contexto de superficie y de época (1936-1978) esa Constitución nos parezca un gran logro... y tal vez lo fuera por sus aparentes y pacíficos efectos... pero si le metes un poco de profundidad al asunto, ya en las primeras capas de sus entrañas, se va viendo que oculta más que enseña... considero que dicha Constitución, que respeto como Español, pero que también en tal condición analizo y critico, tiene más de blindaje de lo que la precedió que de ruptura... pero bueno, cada cual puede verla como quiera y creérsela más o menos...

    Por otra parte, estando su contenido muy calculado por "sus padres" (y abuelos)... los derechos que atañen a los de abajo se vulneran de forma continua con absoluta impunidad hasta por quienes debieran ser los primeros en defenderlos y cumplirlos (sé de lo que hablo y tengo pruebas que dan fe de mis palabras)...

    Este medio no es el más apropiado para discusiones profundas sobre este tema, es poco fluido y está supercontrolado por el "gran ojo que todo lo hurga"...

    Yo estoy plenamente de acuerdo con Laura...

    ¿El tema catalán? Ya he dicho muchas veces que no soy nacionalista sino todo lo contrario... ni siquiera soy federalista si tal cosa significa, y casi siempre ese es su significado de facto, feudal...

    El tema catalán se ha complicado de narices... todas las partes en conflicto lo están haciendo muy mal... es evidente que de un callejón sin salida soló se puede salir dando marcha atrás y saliendo por donde se entró... sentarse en esa encrucijada y darle una oportunidad a la razón, a la negociación y al entendimiento... lo que no se puede hacer es hacer llamamientos desde los pedestales de la prepotencia para que los seguidores de cada bando se meta también en ese estrecho callejón donde tarde o temprano morirán de asfixia todas sus expectativas y esperanzas...

    No sé si el afán de marcar territorio y parcelar los recursos es connatural al hombre o fue adquirido, por alguna razón desconocida o mal ponderada, allá por la revolución neolítica... no lo sé, aunque intento hacerme preguntas que me permitan entender esté afán tan febril de los humanitos por marcar territorio, parcelar, esquilmar, etc.

    En fin... nuestra Constitución por definición, es extensa, codificada y rígida... y es esta última "característica" lo que la hace tan particular que "cuando llueve" consigue que algunos no se mojen ni de casualidad...

    En cuanto al tema catalán... todavía puede ponerse peor si los dos bandos siguen tirando de la cuerda hacia su postura...

    Supongo que como siempre habré dicho muchas tonterías, pero es lo que pienso...

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pregunta es: en las circunstancias que se elaboró esta Constitución, ¿cabía otra mejor y que fuese de consenso? Tengo mis dudas. Evidentemente, de unos años para acá está mostrando sus carencias y requiere de reformas varias, pero dudo que haya un acuerdo tan generalizado como entonces para afrontar ese reto...

      Lo verdaderamente lamentable es que, como bien dices, se "vulnere de forma continua con absoluta impunidad" en perjuicio de los "de abajo".

      No me sorprende que estés plenamente de acuerdo con Laura Vicente. He tenido la fortuna de conocerla y de leer algunos de sus libros. Es una gran historiadora, escritora, oradora, profesora, feminista y experta en anarquismo. Y, por si eso fuera poco, es una gran persona.

      Coincido en rechazar toda suerte de nacionalismo. Unos pueden caernos peor que otros, pero todos pecan de los mismos defectos.

      El tema catalán, con los nefastos dirigentes que tenemos en Madrid y en Barcelona, puede enquistarse. No creo que sean capaces, y bien que lo siento, de "dar una oportunidad a la razón, a la negociación y al entendimiento"...Ojalá me equivoque.

      Supongo que el afán por levantar fronteras y parcelar los territorios beneficia a algunos. A mí, supongo que igual que a ti, me gustaría que se hundiesen todas...

      Muchas gracias y bienvenido. Espero seguir contando con tus aportaciones siempre juiciosas, profundas y llenas de sabiduría.

      Un gran abrazo

jueves, diciembre 03, 2020

Libro imprescindible para comprender el auge de Madrid y la decadencia de Barcelona, como argumenta J.M. Martí Font.


Un amigo de Madrid me recomienda encarecidamente que lea este libro. Dice que me ayudará a tener una visión más objetiva del litigio entre ambas metrópolis y lo que representan. Además, añade, el autor es catalán. No sé qué quiere decir con este dato. Fiabilidad, subjetividad... Confieso que el debate Madrid/Barcelona no me apasiona ni motiva mucho actualmente. Ambas ciudades me encantan. No ignoro los defectos y miserias de una y otra... Otra cosa son las connotaciones políticas y deportivas... En lo que sí podemos coincidir muchos es en que son las dos grandes ciudades españolas, con importancia a nivel global, en especial en el ámbito europeo.

P.D. Por si esta entrada suena a publicidad de dicha obra, añadiré que no tengo intención de leerla. Me limito a mencionarla para propiciar un debate constructivo si se tercia.

LA OBRA

Aunque la refriega política que nos abruma se envuelva en banderas, pugne por el control del territorio y reclame nuevas fronteras, la corriente de fondo que transforma el mundo en el siglo XXI es el fenómeno urbano. J.M. Martí Font dibujó en La España de las ciudades esta clave, el paisaje social y político, que emergía de la gran recesión.

El país que se mostraba tenía poco que ver con la política estatal y mucho más con la textura real de la sociedad española. Del mismo modo, en el momento actual, la relación entre Madrid y Barcelona –los dos grandes imanes del país— puede proporcionar muchos más elementos de juicio para entender el presente e intentar imaginar el futuro.

Barcelona y Madrid llevan desde el último tercio del siglo XIX pugnando por todo tipo de hegemonías en equilibrio inestable. Según datos de 2013, el área metropolitana de Madrid cuenta con 7,3 millones de habitantes, frente a los 5,5 millones de la de Barcelona. Madrid es radiocéntrica; ha crecido en forma de anillos en torno al núcleo central. Como Londres y París.

El modelo de Barcelona es radicalmente distinto, más parecido al de las grandes conurbaciones de las cuencas del Rin y el Ruhr, en Alemania, o la de Randstad en Holanda.

Esta pugna, sin embargo, parece haberse decantado definitivamente, tal y como ya advirtió a principios de este siglo el gran alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, en dos artículos titulados Madrid se va y Madrid se ha ido. Una de las razones es puramente administrativa y tiene más que ver con la propia dinámica de Cataluña que con las maniobras del adversario “jacobino”.

La otra razón la observamos en el hecho que mientras Madrid ha desplegado un proyecto de ciudad sin casi oposición política, Barcelona se ha visto envuelta en una serie de crisis económicas, políticas e identitarias que la han debilitado.

La relación entre Madrid y Barcelona nos proporciona suficientes elementos de juicio para afirmar que nos encontramos en un momento donde el auge de Madrid enfatiza la decadencia de Barcelona.

LA CRÍTICA

José Antonio Zarzalejos en El Confidencial: «Los datos están ahí: el crecimiento del PIB madrileño es del 2,3%, siete décimas por encima de la media nacional y su demografía crece rápidamente, tanto que desbanca a cualquier otra ciudad o región española. Barcelona ha cedido en empuje y en ambición. Y el proceso soberanista ha desplazado sedes empresariales a Madrid como una opción refugio fiable».