sábado, noviembre 17, 2007

MEDITERRANEANDO SIN PRETENSIONES








Yo no nací en el Mediterráneo y eso se nota. No sé si es justo generalizar, pero creo que los de las tierras en barbecho, los secarrales del interior y las aliagas de púas -no me gusta lo de la España profunda- carecemos de sensibilidad para expresar las sensaciones y los sentimientos que nos provoca la contemplación y vivencias del mar. Nuestro corazón, un tanto encallecido por la sed insatisfecha o por la intransigencia del tiempo, no sabe captar la vida y el misterio del mar ni leer los signos que trazan sus olas ni entender las metáforas de la continua mudanza de su gama de colores imprevisible, infinita... Sin embargo ,me gusta del mar la ausencia de fronteras y de caminos trazados. Me gusta del mar el misterio de su historia. Extraño el mar cuando me alejo de él y hasta siento una cierta claustrofobia cuando tengo conciencia de su ausencia, pero lo ignoro y hasta le doy la espalda ingrata cuando está a mi lado meciéndome con sus olas y sus cantos monótonos, aunque llenos de candencias. Y cuando intento reconciliarme con él, consciente de mi culpa, y salgo en busca de palabras que le hagan justicia para que olvide mis desplantes, me encuentro reproduciendo músicas y versos ajenos. Versos y palabras cantadas de Joan Manuel Serrat, que él sí nació junto al mar en el barrio del Poble Sec de Barcelona y que supo heredar lo bueno de su padre catalán y lo mejor, que no fue poco, de su madre aragonesa. Por eso, pienso, canta al Mediterráneo y a Machado. A ambos y a lo que representan los lleva en la sangre.

Un hombre, un poeta, Joan Manuel Serrat, hizo el milagro de convertir ese mar en un símbolo generacional, de pertenencia, de identidad y de amor. Esa canción, Mediterráneo, ha crecido con nosotros, sirvió para que nos diéramos cuenta de que la contemplación de los lugares de la infancia y de la juventud nunca se desprenden de la mirada, y siguen siendo motivo de inspiración, de canto o de silencio nostálgico. Es una canción que llena espacios de nuestra biografía cotidiana. Es una canción que te dice que uno no es de aquí o de allá, sino que es de una sensación, de un modo de relacionarse con la realidad cuando ésta se propone también como símbolo. Nadie puede ignorar que en esas estrofas late y palpita un sentimiento aún más hondo que el que se tiene tan solo cuando se mira el mar. Ese sentimiento es el de una identidad, abierta a otros, abierta al mundo, cosmopolita diría yo. Es la mejor canción, la que nos dice que estamos vivos, mirando al mar, recibiendo de él el pálpito del amor a la vida que fue y a la vida que viene.

Las fotos que encabezan este escrito son de la playa del Bogatell de Barcelona y del Puerto Olímpico. Las he tomado esta misma mañana. Y la canción de Serrat me sirve para expresar lo que no sé, pero que, a veces, sí siento.

3 comentarios:

  1. CresceNet1:21 p. m.

    Oi, achei seu blog pelo google está bem interessante gostei desse post. Gostaria de falar sobre o CresceNet. O CresceNet é um provedor de internet discada que remunera seus usuários pelo tempo conectado. Exatamente isso que você leu, estão pagando para você conectar. O provedor paga 20 centavos por hora de conexão discada com ligação local para mais de 2100 cidades do Brasil. O CresceNet tem um acelerador de conexão, que deixa sua conexão até 10 vezes mais rápida. Quem utiliza banda larga pode lucrar também, basta se cadastrar no CresceNet e quando for dormir conectar por discada, é possível pagar a ADSL só com o dinheiro da discada. Nos horários de minuto único o gasto com telefone é mínimo e a remuneração do CresceNet generosa. Se você quiser linkar o Cresce.Net(www.provedorcrescenet.com) no seu blog eu ficaria agradecido, até mais e sucesso. If is possible add the CresceNet(www.provedorcrescenet.com) in your blogroll, I thank. Good bye friend.

    ResponderEliminar
  2. Luis
    hoy que tenía un tiempo para mí, de esos que nos llevan a disfrutar de la soledad, he venido a hacer algo que me debía, y es leerte...podría opinar sobre la competencia docente, decirte cuánto me gusta Gelman y que acuerdo totalmente contigo sobre no generalizar sobre las personas y menos por su lugar de origen, contarte que me espanta ver en qué se despilfarra la creatividad en pos del consumo, porque mira que pasar a retirar al marido "depositado" y cargarlo como una bolsa más me da una "cosita" rara...pero bué, el caso es que mira dónde he llegado, me habías preparado un premio. Ya no se trata sólo del Mediterráneo; la identidad, tan presente en las letras del Nano, la pertenencia, las raíces, nos dan un lugar como personas desde podemos contemplar con respeto la diversidad. Y volvemos al post de la xenofobia ves...Amigo, un placer andar por aquí, te has ganado un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Susi. Eres muy gentil y te estoy sumamente reconocido por el trabajo que te estás tomando recorriendo los rincones de esta bitácora. Y en cuento al afecto que sientes por J. M. Serrat, quiero que sepas que lo compartimos muchos. No a tu nivel, claro... Un abrazo cariñoso

    ResponderEliminar