lunes, junio 19, 2017

Demagogia y  populismo





Demagogia es dar soluciones simples a problemas complejos. La demagogia ha existido siempre, la suelen practicar todos los partidos con intensidad variable. Se puede hacer demagogia sin hacer populismo.

El populismo,  que lleva años afianzado en los gobiernos de América Latina, tan de moda últimamente en España, es un discurso anti elitista en "nombre" del pueblo soberano. La oposición de una entidad soberana y plena de virtudes, que es el pueblo, frente a otra entidad homogénea y corrupta que son la casta, la oligarquía, los ricos...En este paquete puede ir lo que venga en gana. Algunos próceres del populismo dicen que éste es el partido gestado por la indignación. ¿Oportunistas? Los populismos  son parientes más o menos próximos de los totalitarismos del pasado; también les caracteriza el odio hacia el neoliberalismo o su obsesión igualitarista, entre otros aspectos.

Aunque ahora vivamos su primavera, el populismo no está tan extendido como la demagogia. ¿Y por qué ha florecido ahora? Sin duda alguna, por el malestar causado por la crisis tras varios años de crecimiento global ininterrumpido. Los movimientos migratorios también han provocado una especie de ansiedad identitaria que nos ha hecho caer en un egocentrismo o etnocentrismo con sesgos palpables de nacionalismos radicalizados. 

Otro factor fundamental de la tradición populista es la hegemonía cultural, el rol de los intelectuales y el uso del lenguaje en la creación de opinión a través de los medios de comunicación.

Por otro lado, la vulnerabilidad que han experimentado los ciudadanos ha sido en parte real, qué duda cabe, pero también inducida por los agentes populistas. Por eso, aunque ahora estamos saliendo de la crisis económica, según se nos dice, se agrava la crisis política.

¿Quiénes son víctimas propiciatorias de demagogos y populistas? Una gran mayoría. Prefiero no ponerles adjetivos para no faltarles al respeto...

PD. No he leído el libro cuya portada ilustra esta entrada. La he elegido porque, aunque no están todos,  me ahorra citar nombres propios.

lunes, junio 05, 2017

La vida sigue y poder contarla no es poco...



La moto que provocó el accidente



    La síntesis de lo ocurrido consta en el recorte de prensa expuesto. Resta añadir que los ocupantes del coche éramos Carmina y yo. Tras el brutal impacto de la moto de alta cilindrada que salió disparada contra nuestro vehículo, éste dio dos o tres vueltas de campana hasta quedar en posición invertida como muestra la foto.

   Resultado: mi esposa, varias contusiones y una vértebra machacada y fracturada que requerirá bastante tiempo tanto de hospitalización como de convalecencia. Es lo que más me preocupa y hago votos por su plena recuperación. Yo, una simple fractura de esternón que casi me permite hacer vida normal. El consumo de calmantes, disparatado. Como consecuencia de este suceso imprevisto también quiero destacar consecuencias positivas: mi familia, más unida que nunca, si cabe. Y el amor a la vida ha subido muchos enteros.

La vida sigue. Nunca perdimos la serenidad y hasta damos las gracias a la diosa Fortuna, a la sombra que nos acompaña, al airbag, a los cinturones de seguridad, a la barras  protectoras...porque la "cosa" no haya tenido consecuencias más fatales.  La lesionada de la otra moto, leve también. Siento mucho que el joven causante de este accidente se halle hospitalizado en Zaragoza en estado grave.