sábado, diciembre 22, 2012

QUE NUNCA TE FALTEN AMADISES O DULCINEAS



Las restricciones que estamos padeciendo parecen hacerse extensibles a todos los órdenes. No descarto que alguna culpa tenga el gobierno de turno, pero mi imaginación, como tantas otras capacidades, está en hora bajas. Por eso, me permito repetir una felicitación del año 2009 (inspirada en El Quijote) que me dejó buen sabor y la consiguiente nostalgia.

Observo con pesar que la mitad de los comentaristas de esta entrada de aquel entonces ya han desaparecido del espacio cibernético. De algunos sé algo; de otros, absolutamente nada. Por estas fechas la presencia de los ausentes se hace más palpable. Sabor agridulce navideño... Como siempre.

Quiero que en estas celebraciones:

En tu hogar haya lumbre y afecto;
en tu mesa, más “palominos que duelos y quebrantos”
y en tu entorno, sanchopanzas que te escuchen y ofrezcan lealtad por tan poco como el humo de una “ínsula” ignorada.

Deseo también que el Año Nuevo, 2013, a pesar de los malos presagios;

Comience para ti como el alba de nuestro ilustre hidalgo cuando “salió de la venta tan contento, tan gallardo, tan alborozado por verse ya armado caballero, que el gozo le reventaba por las cinchas del caballo”;
te colme de proyectos y ansias renovadas para “desfacer agravios y sinrazones”;
te proteja con una sólida “adarga” de los flacos rocines y de los molinos sujetos “a continua mudanza”;
te sea cicatero en dolencias del cuerpo y penas del alma y pródigo en  “bálsamo de Fierabrás” por si hubiera menester...
y, para terminar,
que en tus fantasías no falten amadises o dulcineas” por los que valga la pena luchar...

miércoles, diciembre 19, 2012

MONÓLOGO: Joan Prunés, crítico político, indignado con el ministro Wert





Trata sobre la propuesta de ESPAÑOLIZAR 
a los niños catalanes (Dura poco más de  6 minutos, pero vale la pena. Creo...)


Yo también pensaba, como Joan Prunés, que español es todo aquel que ha nacido en España, independientemente de que se trate de una u otra comunidad, y que tenga reconocida oficialmente dicha nacionalidad en el DNI. Pero, por lo visto, no basta con eso. Hay que ser español según los cánones ideológicos del P.P. Por eso, los sospechosos de estar afectados por el virus de otras lenguas o identidades, aunque también sean españolas,  ajenas a  la “imperial” predominante, deben someterse a un proceso de españolización como Dios manda... El Sr. Wert, ministro de Educación y Cultura es el brazo armado de esta “cruzada”... Y FAES, la fuente doctrinaria...


sábado, diciembre 15, 2012

SEGUNDA ENMIENDA DE LA CONSTITUCIÓN DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA: OTRA MASACRE EN UNA ESCUELA INFANTIL DE ESTADOS UNIDOS




He recorrido las dos costas de los EEUU y ambas experiencias turísticas me dejaron un gratísimo recuerdo tanto de la geografía humana como de la física. Tengo que hacer mención, sin embargo, a dos aspectos que me desasosegaron bastante: pensar que cualquier ciudadano podía llevar armas y la vigencia de la condena a muerte en muchos estados.

Hoy volvemos a despertarnos con la trágica noticia de otra masacre en una escuela infantil de Estados Unidos. Por si alguien lo ignora, el promedio de muertes diario por armas de fuego es de 80 (En este artículo de EL PAÍS se recogen datos escalofriantes)

Me sorprende la obstinación de este pueblo, manipulado por intereses económicos e ideologías extremistas disfrazadas de patrioterismo radical, en mantener la Segunda Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos de América. (Carta de Derechos aprobada el 15 de diciembre de 1791). Simple y corta, da el derecho a la posesión de armas

No tengo la menor duda de que los americanos no son mejores ni peores que los ciudadanos de cualquier otra parte del mundo, pero me temo que esta nueva masacre y las noticias de homicidios que cada día salpican la prensa norteamericana no se traducirán en cambios profundos. Por más que ahora prorrumpan en emotivos llantos y hagan llamamiento a poner coto a estos asesinatos incalificables. Nunca es el momento adecuado, y menos bajo la influencia emocional de estos sucesos, para abordar estos temas en profundidad... Ojalá me equivoque. Dudo también de que el presidente Obama haga algo a tal respecto, aparte, claro está, de las declaraciones que proceden en estos casos...

lunes, diciembre 10, 2012

SMS y emoticones (No sé, no sé...)



La esencia del sms (servicio de mensajes cortos) es la concisión, pero este objetivo puede y debe lograrse sin necesidad de cometer faltas de ortografía y de sintaxis. Sobre todo si tales mensajes se dirigen a personas que a lo mejor tienen dificultades para descodificar las abreviaturas y los símbolos al uso. A veces  el ahorro de caracteres que se consigue es muy relativo:


Wapo,  knd akb voy xa aya. Bsts.

Guapo, cuando acabe voy para allá. Besitos



Los emoticones (emoción+icono) sirven para representar emociones o intenciones. Cada emoticón es una secuencia de signos (puntos, letras, números...)  que crean dibujos (iconos). Estos sí que ahorran mucho espacio porque representan lo que querríamos expresar con el rostro si estuviéramos en presencia del receptor del mensaje. Pero, qué queréis que os diga... Son tremendamente... infantiles.

L :-(
Tristeza

Acepto que entre amigos y colegas se pueda hacer uso de códigos varios y complicidades, pero más allá de esa relación se impone pasar por el tubo de la normativa. En aras de una comunicación correcta, claro... Pero como también me gusta respetar a los que piensan diferente, y las muestras de afecto siempre agradan,  podéis elegir una de estas despedidas:

Estoy feliz y os mando besitos
J :-) bsts


martes, diciembre 04, 2012

El tonillo ese...



Todos sabemos la incidencia del tono en la expresión oral, pero con harta frecuencia lo olvidamos. Al menos, yo. Y los problemas que acarrea... El tono con el que se expresan las cosas, me digo una y otra vez, forma parte esencial de la comunicación y su repercusión en el plano afectivo puede ser positiva, negativa y... hasta nefasta. El desentono puede influir en la comprensión objetiva hasta extremos insospechados. Hay tonos simpáticos, bordes, afectuosos, irónicos... Cuando desentonamos se provocan situaciones indeseadas. Y más aún si el receptor peca de susceptibilidad...

Sin ir más lejos, el otro día le espeté al dueño de  un comercio, que por tres veces había incumplido su promesa, la siguiente frase: “Usted no ha cumplido su palabra una y otra vez y esto me hace dudar de su seriedad y de su competencia profesional”. Y me respondió con manifiesta crispación que le había insultado. “Dónde está el insulto”, le inquirí con tono templado. Y me respondió: “El tonillo ese...es insultante”

El proceso de la escritura te permite pensar, elegir  y rectificar si hace falta. En el lenguaje oral es muy difícil aplicar esa actitud reflexiva. Lo que sí deberíamos hacer, al menos yo, es poner más empeño en entonar de forma adecuada y correcta. Pero qué complejo resulta, sobre todo,  a los que acostumbran, como Mafalda, o acostumbramos a hacer frecuente uso de la ironía... 

martes, noviembre 27, 2012

DAR EJEMPLO NO BASTA



Siempre he creído en el valor educativo de la conducta ejemplar en todos los sentidos. ¿Cuántas veces hemos escuchado aquello de que “la palabra convence, pero el ejemplo arrastra”? Y por eso he tratado de transmitir este principio, siempre mejorable,  tanto en mi vida profesional como familiar. Los padres, los educadores y toda suerte de profesiones que impliquen un cierto grado de relación social deben, debemos, dar ejemplo. Pero no basta con esto y bien que me pesa afirmarlo con rotundidad, ponerlo en cuarentena y hasta cuestionar el conocido aforismo de Albert Eistein que encabeza esta entrada.

Quienes contemplan tales comportamientos, supuestamente modélicos, lo mismo pueden reaccionar imitándolos que rechazándalos. Todos conocemos a hermanos que se han educado en un mismo entorno familiar y escolar y resultan ser diametralmente diferentes. Es posible, pienso yo, que algunos modelos de conducta, ajenos a los vividos  en tales entornos, les hayan resultado más atractivos... Y están en su derecho a elegir, claro.

miércoles, noviembre 21, 2012

Relaciones afectivas entre autores de bitácoras





Aldos Huxley, profeta contemporáneo, ya afirmó hace tiempo que "el mundo lo cambian las tecnologías, no las ideologías...

Anoche, mientras intentaba conciliar el sueño,  le di vueltas a este asunto: la singularidad de las relaciones afectivas entre autores de bitácoras (1). Y llegué a la conclusión de que, además de positivas, carecen de algunos prejuicios que caracterizan a las relaciones directas.

¿Por qué? Me interpelaba a mí mismo.

Porque, a diferencia de lo que ocurre en la vida real, en el mundo de las bitácoras el conocimiento físico de los interlocutores no existe o, como mucho, se reduce a la mínima expresión. Y todos sabemos la relevancia condicionante que tiene en la vida real... Tengo la convicción de que la atracción, la indiferencia o el rechazo que provoca el conocimiento físico directo de otra persona nos dificulta en gran medida el acceso a otros aspectos de la condición humana... La casi inexistencia de este prejuicio en el mundo de las bitácoras facilita la aproximación al fondo de las personas a través del intercambio de ideas, información, afectos, emociones, dudas, enojos, etc., que habitualmente apenas protagonizan la comunicación en la vida real. Algunas personas que nos agradan y hasta cautivan por obra y gracia de esta herramienta cibernética nos pasarían totalmente desapercibidas en la vida cotidiana.   

Otro aspecto, más discutible, que caracteriza a esta modalidad del mundo virtual  es que facilita la manipulación de nuestra imagen. Con harta frecuencia mostramos rasgos de nuestra personalidad que habitualmente tenemos en estado de hibernación  y esto facilita la creación de una identidad posiblemente mejor y, por supuesto, diferente a la que tenemos en la vida real. Dicho de otra manera, Internet permite explorar facetas de nuestra personalidad que en la vida real permanecen ocultas o camufladas. ¿Mentimos, entonces? Más que mentir, lo que sí hacemos es ocultar parte de la verdad que mostramos en la vida real, pero también nos permite mostrar parte de la misma verdad que ocultamos en la vida real... ¿Me estoy haciendo un lío? Me temo que sí. Sin embargo yo me entiendo. Tú, no sé...

De la amistad y del enamoramiento virtuales podría hablarse largo y tendido, pero mejor lo dejo para otra ocasión... Adelanto una idea: algunos (2) piensan que el afecto y hasta la pasión surgen más fácilmente a partir de la ignorancia y la indefinición... Ahí queda eso.

(1).- Ya sé que bitácora no es lo mismo que blog, pero no me gusta esta palabra y menos aún, bloguero... No entro en otro tipo de redes sociales, ¿eh?
(2).- Creo que algo parecido manifiesta Francesco Alberoni en “Enamoramiento y Amor”

miércoles, noviembre 14, 2012

LA CONCISIÓN EN LA ESCRITURA



Cada vez aprecio más la concisión en la escritura y el tamaño generoso de la letra. Evidencias, ambas, de que me estoy haciendo mayor... Reproduzco esta entrada de diciembre del 2007 que, salvo un comentario estupendo e ilustrativo de José L. Ramírez que añado al final,  pasó por estos lares un tanto desapercibida


"LO BUENO, SI BREVE, DOS VECES BUENO, 
Y AUN LO MALO, SI BREVE, NO TAN MALO"


Este conocido refrán, sentencia o aforismo se acostumbra a decir sesgado, es decir, sin la segunda parte. Grave omisión porque esta segunda parte tiene un significado claro y sin doblez interpretativa. Mientras cuesta aceptar que lo bueno sea mejor si es breve, sobre todo si se aplica a cuestiones ajenas a la literatura, no cuesta nada comprender y aceptar que lo malo cuanto más breve sea, será menos malo. Yo acostumbro a destacar la ejemplaridad y sabiduría de esta frase, pero no acabo de ser coherente con sus principios porque me cuesta sobremanera aplicarlos. Algunos dicen que a las mujeres les cuesta ir directamente al grano... No sé...

La frase es clara, breve, concisa y sencilla. Todo un prodigio de virtudes conceptistas. El autor, Baltasar Gracián (1601-1658), jesuita, aragonés y de carácter un tanto inconformista es uno de los clásicos menos divulgados de nuestra literatura, pero quizás uno de los más citados merced a este célebre dicho: “Lo bueno, si breve...” En algún sitio he leído que el libro de Gracián: El oráculo manual y arte de prudencia, una colección de trescientas máximas para alcanzar la perfección, con otro título, está teniendo muy buena acogida entre el empresariado japonés... Y no me extraña. Hay libros de cabecera y libros que nos traen de cabeza. Los primeros sirven para ayudar a conciliar el sueño. Los otros, para permanecer despiertos y agudizar el ingenio. Existe una razón, sospecho, para que la obra haya tenido tan buena acogida. Y es que, pese a contar más de trescientos años, su visión de la vida humana pareciera ser de este siglo. El mundo es un engaño, viene a decir Gracián, y todo hombre sagaz debe descubrir la verdad entre las mentiras que lo disfrazan. También ha de ser astuto y realista y saber acomodarse al mundo mediante el sabio uso de la prudencia que, en nuestro autor, es arte antes que virtud.

P.D. Ruego a los comentaristas que no regatean palabras, tiempo y espacio que no se dejen influir por esta entrada...

Comentario: 
José L. Ramírez:

Me agrada ese comentario acerca de Baltasar Gracián. El que su libro tenga éxito en Japón no quiere seguramente decir que la experiencia de los japoneses coincida con la de Gracián. El mérito de un clásico reside en haber logrado decir algo que se puede interpretar de manera constructiva en diferentes situaciones humanas. 

En cuanto a lo de que la prudencia es arte antes de virtud, suena bien, pero supondría poder aclarar lo que queremos decir con "arte", "técnica", "virtud" y "prudencia". Se ha hecho difícil. Yo pretendo que el arte sea "ar(e)té", jugando con el español y el griego. Arte es virtud y se adquiere por hábito. La acción crea el órgano, no al revés como en los órganos corporales. 

Y la frase de Gracián de que lo breve es mejor ... depende. Hay cuestiones que necesitan verse y explicarse desde varias perspectivas, para que estemos seguros de que se han entendido. Estamos constantemente expuestos a creer que entendemos sin que sea así. Lo único que es aceptable es que una frase breve y bien constru+ida puede aplicarse a muchas situaciones. Al igual que una herramienta buena puede tener diferentes usos.



jueves, noviembre 08, 2012

PALABRAS COMODÍN, BAÚL O MULTIUSO





Al final de mi entrada anterior decía: “Odio tanto la palabra super como la de guay. A mis alumnos les he dado una lista de palabras cuyo uso está prohibido en mis clases. Estas dos figuran en dicha lista”

Retiro la palabra odio porque, además de resultar excesiva,  no quiero que nadie se sienta aludido ni que se enfade conmigo.  Sería más correcto y preciso decir que, más que odiar,  me aburren estas palabras por el uso abusivo que se hacen de ellas hoy en día. Lo mismo podría decir de todos esos comodines, tolerados en el lenguaje oral, pero que trasladados al escrito, lo empobrecen. Nadie está libre de cometer errores y yo soy el primero en descubrir que cada vez que releo uno de mis textos encuentro fallos de toda índole... Este texto va dirigido tanto al prójimo como a uno  mismo. Por si sirve...

Palabras comodín, también llamadas baúl, (o multiuso, como las llamo yo), son aquellos nombres, adjetivos o verbos de carácter polisémico que empleamos cuando no se nos ocurren otras o no nos esforzamos lo más mínimo en buscar alternativas más  variadas, adecuadas y precisas en un determinado contexto. El abuso de estas palabras, por más que se tenga conocimiento de otras más acertadas, denota dejadez, pobreza léxica y monotonía fónica, pero lo más grave es que descoloran la prosa y la vacían de contenido. El problema de usar este tipo de palabras de forma reiterada que, como bien dice el cliché, lo mismo sirven para un roto que para un descosido, siempre ha existido, pero actualmente se ha agudizado más, si cabe...

Algunos ejemplos:

Nombres: cosa....(Cosificación: todo tiende a ser cosa: un lápiz, un armario, el amor, la envidia,  la política...)

Verbos: decir, hacer, realizar, poner, tener... (Con estos verbos  se puede hacer referencia a todo tipo de acción)

Adjetivos: bueno, interesante, positivo... Actualmente arrasan super y guay (Todo lo que merezca un cierto grado de excelencia puede calificarse con estas palabras)


Posibles causas:
Hoy está de moda escribir como se habla. Si, al menos, se hablara bien...
En la actualidad la pauta la marcan los medios de comunicación, el cine, los que hablan en público y no la literatura o  los que saben.


Soluciones:
Sobre todo, leer para enriquecer el léxico y pensar antes de escribir.
También hay diccionarios que permiten encontrar las palabras adecuadas, tales como el Diccionario del uso del español, de María Moliner y  REDES, de Ignacio Bosque. 

P.D. Igualmene abordo este tema en TERUELANDIA, pero en clave de humor



miércoles, octubre 31, 2012

Me he “colado” en el Metro de BCN



Tras una noche de lluvia pausada, pero incesante, salgo a la calle pertrechado contra toda suerte de inclemencias otoñales. Esquivando paraguas ajenos observo que una chica joven y guapa viene absorta: con una mano sujeta el paraguas y con la otra manipula un móvil. Me pasma la destreza  que tienen los jóvenes para manejar estos artilugios... Aunque intento esquivarla, la chica se da de bruces conmigo. Por un momento, y de manera instintiva, la sujeto por los brazos. Me pide perdón y yo le digo que preste atención porque el impacto podía haber sido con un poste, con un árbol, con un contenedor de la basura...Y me contesta: “es que este juego de APALABRADOS me tiene enganchada, es tan superguay...”(1)  Yo le digo que también juego, pero sin llegar a esos extremos. Tras despedirnos me arrepiento de no haberle pedido la dirección para entablar alguna que otra contienda “palabrera”... Siempre se me ocurren las buenas ideas a posteriori...

Llego al Metro y me encuentro con todas las ranuras de las tarjetas obturadas con silicona. Todos saltan por encima de los tornos. Un señor más joven que yo lo intenta en vano y opta por entrar por las salidas. Yo dudo, pero siempre me han motivado este tipo de retos. Me apoyo a ambos lados de los brazos del torno, me impulso al tiempo que encojo las piernas y, aun golpeando el tentáculo  superior del torno con mis pies, consigo a duras penas saltar al otro lado flexionando las rodillas...Estoy hecho un chaval, me digo para mis adentros... He rejuvenecido 10 años como mínimo. En la  zona lumbálgica, sin embargo, noto cierta contracción...

El andén, colapsado de gente por culpa de la dichosa huelga. Afortunadamente solo faltan 3 minutos para la llegada del próximo convoy. La entrada en los vagones hace desistir a mucha gente. Yo, enardecido por la hazaña anterior, empujo y sufro empujones. A duras penas consigo entrar mientras las puertas se cierran con extrema dificultad. Pidiendo perdón y rogando por favor me escabullo de la zona de las puertas. No sé por qué me viene a la memoria  lo del “metro de Tokio en horas punta”. Nunca he estado en Japón, pero esa frase forma parte de mi vocabulario convencional... Un joven amable y gentil me ofrece su asiento. Declino con amabilidad, como acostumbro siempre, aunque me muera de ganas por aceptar tal invitación. Recupero los 10 años que me restó mi hazaña anterior... Supongo que mi perilla blanca y mi gorra escocesa le han hecho pensar que soy mayor de lo que aparento...

Un pasajero con pajarita floreada y apretujado por todos los puntos cardinales levanta La Vanguardia con los brazos y va pasando las páginas a duras penas. Ojeo furtivamente los titulares mirando hacia arriba. La portada y varias páginas interiores tratan con exclusividad del paso del huracán Sundy por EEUU: 39 muertes y desolación por doquier. Luego, en letra pequeña, alcanzo a leer que el mismo huracán dejó 52 muertos en Haití. Pero estos muertos son de otra categoría. Inferior, claro... Además que ocurran desgracias en este desgraciado país ya no es noticia...

A la salida del Metro, un joven alto y bien vestido extiende la mano diciendo, “per mangare”... Me encanta la fonética de la lengua italiana. No conozco otra igual de bella, pero la presencia de ese joven pidiendo me deja confundido. Le habrán robado, será víctima de la crisis, no sé...

Llego al cole y lo primero que hago es tomar un diplofenaco. La lumbalgia va a más... Sin embargo, estoy contento. La verdad es que no me aclaro...

Ilustración: MERITXELL GIL

Parece ser que la celebración de la “castanyada” (2) tendrá que hacerse en el interior y no en el patio como estaba previsto. Algunos alumnos y padres vienen solicitando que se introduzca el “halloween” en estas celebraciones. El claustro de profesores, cosa rara, se mantiene unido en mantener la tradición sin aditamentos foráneos...

(1).- Odio tanto la palabra “super” como la de “guay” A mis alumnos les he dado una lista de palabras cuyo uso está prohibido en mis clases. Estas dos figuran en dicha lista...
(2).- Fiesta tradicional catalana (“superguay”) que consiste en comer castañas  y boniatos asados, “panellets”...para celebrar la festividad de Todos los Santos..

jueves, octubre 25, 2012

Personajes históricos: sentimientos encontrados



Duque de Wellington


Felipe V

George Square es el centro neurálgico de Glasgow. La plaza está rodeada de edificios victorianos y, como las mayoría de su época, tiene gran número de estatuas. Quiero destacar la de Walter Scott, autor de la novela histórica, Ivanhoe, porque fue una de las lecturas que más me impactaron en mi infancia. Hay estatuas, sin embargo, que no me merecen ninguna consideración por dedicarse a personajes que despertaron amores y odios encontrados.

Tras visitar la renacentista y majestuosa City Chambers, en cuyo interior brilla la extravagancia y la desmesura,  (en ocasiones se ha utilizado como localización cinematográfica para recrear el Kremlin o el Vaticano) me dirigí a la Gallery of Modern Art que se halla al lado de dicha plaza. No entiendo de arte moderno, pero acostumbra a dejarme atónito y también a divertirme. Y eso no es poco.  En este museo elegante y de estilo neoclásico,  sin embargo, lo que más me sorprendió fue la estatua ecuestre del Duque de Wellington que se halla delante de la fachada principal. Resulta que sobre la cabeza de este insigne personaje han colocado, a manera de gorro, un cono de señalización de obras con franjas de colores naranja y blanco. Parece ser, según me dicen, que los habitantes de esta ciudad son famosos por un sentido del humor un tanto irreverente. Aunque el Ayuntamiento los quita de vez en cuando,  siempre hay alguien que vuelve a recolocarlos con nocturnidad y alevosía... La estatua, con este jocoso adorno, se ha convertido en un símbolo oficioso de modernidad y clasicismo.  El Duque de Wellington, uno de los  más prominentes generales ingleses durante la Guerras Napoleónicas, llegó a ser dos veces Primer Ministro del Reino Unido. Ignoro si alguna de sus decisiones políticas fueron ingratas para los glaswegians en particular o los escoceses en general...

He contado este episodio porque, por esas azarosas y caprichosas asociaciones de ideas, me vino a la memoria un retrato de un rey de España que también se hizo, y se sigue haciendo,  merecedor de la mofa de los habitantes de una localidad valenciana.

El retrato de Felipe V cuelga boca abajo en el museo de l´Almodí de  Xàtiva (Valencia) como venganza por decretar el incendio de la ciudad que secundó la causa del archiduque Carlos en la Guerra de Sucesión. Además, durante la represión borbónica, se destruyeron cerca de cuatro mil casas, su habitantes fueron deportados a Castilla y el nombre de la ciudad se cambió por el de San Felipe, en honor al rey conquistador. Desde entonces sus habitantes son conocidos con el apelativo de “socarrats”, es decir, “chamuscados”...

Parecida simpatía se le tiene al nieto del Rey Sol en muchos de los territorios de la Corona de Aragón donde la represión no fue sólo política sino también cultural y lingüística. El absolutismo de este monarca liquidó la monarquía hispánica plurinacional y dio lugar a un proceso homogeneizador que tantos problemas viene acarreando desde aquel entonces... Muchos, sin embargo, aplaudieron estas medidas y así nos hallamos, desde entonces, hechos unos zorros...

Posiblemente resten infinidad de estatuas o retratos merecedores de parecidas irreverencias, por no decir escarnios...

jueves, octubre 18, 2012

CARTA AL VISITANTE SILENCIOSO





Estimado Manuel:

Tu comentario en la entrada anterior me sorprendió y agradó mucho. Por eso te dedico esta  breve, pero sentida carta.

Los blogueros que ya llevamos cierto tiempo por estos menesteres sabemos que la mayoría de las visitas que llegan a nuestras respectivas bitácoras son fruto del azar y de los designios de buscadores todopoderosos  (Google, Yahoo, etc)  que reconducen las consultas sobre diversos asuntos  a las numerosísimas páginas webs, blogs, etc. existentes y  que puedan haberlos abordado o simplemente mencionado. Esas visitas, que recoge el contador que se pueda tener activado, no tienen ninguna relevancia. Presumir del número, por muy elevado que sea, es pecar de presunción.

Las visitas que sí cuentan y agradecemos de verdad son las de los que dejan comentarios que, por fortuna, acostumbran a ser muy positivos mayoritariamente. Incluso aunque sean discrepantes, pero que saben guardar las formas. Tan gratas resultan que se llega a establecer  una suerte de  lazos de carácter ideológico y hasta afectivo con quines las protagonzan. A veces, este conocimiento propicia otro tipo de comunicación que puede desembocar en el conocimiento directo y personal. Mi experiencia, en este sentido, ha sido muy gratificante.

Pero tú, estimado Manuel, con tu emersión inesperada, te has convertido en la personificación de esos visitantes silenciosos que, con fidelidad y constancia, estáis ahí leyendo nuestros escritos. En silencio... Asintiendo o discrepando, pero en voz baja.  Algunos, como es tu caso, estáis lejos; otros pueden pertenecer a entornos más próximos   (familiares, amigos, compañeros...), pero que no dejan huella escrita de su presencia. Sus  razones tendrán.  A ellos y a ti, mi más sincero reconocimiento. Tanto los que comentan como los que no sois en gran medida nuestra razón de ser y de estar aquí. Gracias, una vez más. (Una emersión de vez en cuando aunque solo sea para saludar también se agradecerá, ¿eh?)

Un fuerte abrazo, Manuel (extensible a todos los demás)

Luis Antonio


P.D. Pienso seguir en la brecha, aunque de forma menos activa, por dos motivos: porque necesito expresarme y porque esto acarrea un premio, vuestra presencia activa o tácita

miércoles, octubre 10, 2012

DESUBICADO: agradecerá sugerencias




En algunos países latinoamericanos, las personas desorientados y fuera de lugar acostumbran a decir que se hallan desubicadas. Lo que me está pasando en los inicios de este curso tiene que ver bastante con la más clamorosa de las desubicaciones. O quizás con la confusión, la duda, el desconcierto, el despiste, la abulia... Podría hacer más larga la lista, pero todas, más o menos, serían palabras de la misma desafortunada cosecha. Creo que pasar de la canícula ibérica al destemplado frío, ventoso y húmedo clima de las islas Hébridas me trastocaron las neuronas y me ofuscaron, un tanto, el cerebro... Así estoy y así me siento.

La cuestión es que, más que andar o caminar, deambulo un tanto desorientado y cansino en algunos menesteres, pero solo voy a referirme al de esta dichosa bitácora... A decir verdad, me la estoy replanteando y mientras llego o no a alguna conclusión, me dejo arrastrar por la apatía hacia ninguna parte. Siempre se me han ocurrido infinidad de temas (casi 800 entradas en esta bitácora) y la duda que solía atenazarme era si valían o no la pena, pero ahora no sé de qué escribir porque acabo cuestionándolo todo. Absolutamente.

Me resisto a seguir abordando la  actualidad política y social porque me aburre y hay infinidad de personas que lo hacen más y mejor, pero sobre todo, y eso es lo más grave,  porque tengo  la certeza de que nuestras voces, salvo honrosas excepciones,  son baldías. O sea, no sirven para nada.  Si acaso, y como mucho,  para tranquilizar las propias conciencias o para alimentar la vanidad, siempre necesitada de fuegos fatuos. Pero escribir sobre el sexo de los ángeles, sobre la singularidad de este otoño y la posible relación con el cambio climático o sobre el repetido éxito de los Castellers  de Vilafranca me parece una frivolidad de tomo y lomo.

Este desubicado, mientras recupera su norte, agradecerá sugerencias y propuestas temáticas. Las seguirá o no, pero al menos  tendrá... chivos expiatorios a quienes culpar.

domingo, septiembre 30, 2012

Cariño, siempre. Exigencia, también.


Si continuamente estamos complaciendo a los niños en casi todos sus caprichos...
Si los premiamos por hacer "lo que toca"... 
Si los sobreprotegemos ... 

¿Por qué nos sorprendemos de que protesten cuando les exigimos algo que requiere esfuerzo?

miércoles, septiembre 26, 2012

¿ESPAÑA NOS ROBA?


Hoy, 26/IX/2012, Francesc de Carreras publica el siguiente artículo en La Vanguardia. Creo que vale la pena leerlo. En este período histórico que acabamos de entrar con el adelantamiento de las elecciones para calibrar el respaldo al Estado propio no faltarán opiniones encontradas de políticos y personajes relevantes a los que se dará más o menos crédito en función de las propias convicciones o de la poca o mucha simpatía que les tengamos. Me temo que la verdad objetiva brillará por su ausencia, incluso a la hora de esgrimir algo tan objetivo como son los números. Ante estas previsibles carencias informativas, la decisión de muchos dependerá más de cuestiones afectivas que razonables. Intuyo una campaña en la que va a imperar el catastrofismo de unos frente al idealismo de los otros. Y eso, sin lugar a dudas, es más que preocupante. Personalmente tengo mucho interés en que se despejen incógnitas y se cuantifique el grado de adhesión que despierta la propuesta independentista, pero si no se da luz al ciudadano para que vote con criterio... no sé a dónde puede conducir esta encrucijada... 

LO SIENTO, NIEGO LA MAYOR 
Francesc de Carreras 
Catedrático de Derecho Constitucional de la UAB 

”Los razonamientos deductivos se fundan en una o varias premisas que, a través de un proceso argumentativo, conducen a una determinada conclusión. Si la premisa es falsa contamina todo el argumento e invalida la conclusión.

Hasta hace pocos años, el independentismo catalán se basaba en la idea de que Catalunya es una nación, en el sentido identitario del término y, por tanto, tiene derecho a un Estado propio. Últimamente, a esta premisa se le ha añadido otra que es considerada como la causa de su éxito actual. Me refiero, naturalmente, al llamado "expolio fiscal", o en términos todavía más burdos, pero habituales en las tertulias diarias de los medios de comunicación, a la denuncia de que "España nos roba", que los catalanes estamos pagando excesivos impuestos que benefician al resto de España y no a Catalunya. 

Estas tremendas acusaciones, repetidas machaconamente día tras día, han logrado que una gran parte de ciudadanos catalanes hayan interiorizado que, efectivamente, España nos roba, debemos poner fin a este expolio y la mejor manera de lograrlo es separarnos de España y constituirnos como Estado independiente. Al tradicional nacionalismo de Prat de la Riba se le ha sumado, pues, el de Umberto Bossi, el líder de la Liga Norte italiana: las zonas más pobres viven a costa de las más ricas, no hay derecho a esta desigualdad, hay que poner topes a la solidaridad. 

Pues bien, creo que esta premisa, la del "expolio fiscal" y del "España nos roba", es falsa: no hay expolio, no hay robo, no hay discriminación ni maltrato fiscal a Catalunya. Y si la premisa es falsa, las conclusiones forzosamente son equivocadas. 

Debe partirse primero de una base indiscutible, no por repetida esencial para entender esta cuestión: quienes pagan impuestos no son los territorios, las comunidades autónomas, sino las personas, tanto físicas como jurídicas, es decir, los individuos y empresas. Además, si dejamos de lado al País Vasco y a Navarra -que son capítulo aparte-, las quince comunidades autónomas restantes, entre las que se encuentra Catalunya, están sometidas a la misma ley, a la Lofca, que se revisa periódicamente y cuya última reforma fue impulsada precisamente por el Govern de la Generalitat y aprobada a fines del 2009, aún no hace tres años. Pues bien, esta ley es igual para todas las comunidades, el porcentaje de cada uno de los impuestos que estas perciben es el mismo -respetando las modificaciones que pueden llevar a cabo dichas comunidades en virtud de su autonomía fiscal- y las reglas para calcular las cantidades que les corresponden son idénticas. Por tanto, con independencia de si es o no un sistema adecuado de financiación, no es discriminatorio ya que trata a todas las comunidades por igual. 

Cuestión distinta es que el volumen total de rendimientos tributarios en las comunidades donde hay un grado mayor de riqueza sea más elevado que en aquellas otras en que esa riqueza es menor. Es la consecuencia del justo principio según el cual tributa más quién más tiene. Si en Madrid, Baleares y Catalunya, la renta media, el gasto por habitante y el beneficio empresarial es mayor, el volumen recaudado también lo será. A partir de este hecho, dado que uno de los fundamentos de todo Estado moderno es garantizar la igualdad entre los ciudadanos, es justo e inevitable que los poderes públicos gasten más entre los sectores más desfavorecidos que, normalmente, están concentrados en determinadas zonas y territorios. 

Pongamos un ejemplo. En toda ciudad, los habitantes de ciertos barrios tienen, por lo general, rentas más altas que en otros: hay barrios ricos y barrios pobres. Aún tratando la ley a todos bajo el mismo criterio, las cantidades tributarias recaudadas en los barrios ricos forzosamente deben ser más elevadas que en aquellos que lo son menos. Si comparamos, en Barcelona, la zona de Sarrià-Sant Gervasi con la de Ciutat Vella, lo podemos comprobar. A su vez, el gasto público en los barrios pobres es justo que sea mayor -en enseñanza, sanidad y servicios sociales, por ejemplo- que en los barrios ricos y la única manera de financiarlo es mediante los impuestos generados en estos. Sin embargo, nadie de Sarrià-Sant Gervasi, a menos que sea un perfecto egoísta, puede considerar razonablemente que los de Ciutat Vella le roban y expolian. Simplemente se redistribuyen rentas por razones de estricta justicia: no se trata de solidaridad sino de igualdad. 

Esto es lo que sucede entre comunidades autónomas. Hay que decir que las diferencias entre ingresos y gastos de unas y otras no es muy grande y que las que más contribuyen son, por este orden, Madrid y, a bastante distancia, Baleares y Catalunya. No he escuchado en los medios de comunicación de Madrid y de Baleares la terrible acusación de "España me roba" aunque, utilizando los mismos criterios de los nacionalistas catalanes, aún tendrían más razones para hacerlo. 

Por tanto, esta premisa en que ahora se basa la independencia no parece muy convincente y, en consecuencia, las razones para pedirla, desde este punto de vista, tampoco parecen justificadas. Lo siento, pero niego la mayor”. 

Leer más: http://www.lavanguardia.com/opinion/articulos/20120926/54351867981/lo-siento-niego-la-mayor-francesc-de-carreras.html#ixzz27ZpfzMqi 
Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia

viernes, septiembre 21, 2012

REFERÉNDUM, ¿POR QUÉ NO?



El cuerpo me pide escribir sobre mi reciente viaje a Escocia y las singularidades que la caracterizan, pero la conciencia considera que, dada la convulsa situación política que sufrimos en este país, sería una frivolidad. Con esta entrada, a diferencia de otras, no pretendo mas que “mojarme” y poner de manifiesto lo que pienso. Sin más...

Es palpable que la celebración de la Diada del pasado 11 de septiembre en Barcelona, donde multitud de manifestantes se manifestaron a favor de la independencia de Cataluña, ha convulsionado todavía más, si cabe, la realidad social y política de esta denostada “piel de toro”. La dicotomía entre separarse de España o no es un gravísimo problema que, añadido al que venimos sufriendo de carácter económico y laboral,  aumenta hasta límites insospechados la temperatura de la epidemia de conflictos de toda índole que nos vienen acechando.

Antes de entrar de lleno en la cuestión, y para que no se me malinterprete,  quiero sintetizar algunos principios de carácter personal que vengo manifestando desde hace unos años en esta misma bitácora:

No creo en los nacionalismos excluyentes, llámense catalán, vasco, gallego, español...

Prefiero derribar fronteras que levantarlas. (Siempre he admirado a Demócrito – fundador de la escuela atomista – y hay una frase que se le atribuye que me encanta: “La patria del sabio es el mundo entero")

Me preocupan los separatistas, pero mucho más los separadores...

Soy partidario de una solución federalista o de un pacto fiscal.

La Constitución Española clama reformas urgentes para abordar problemas que no admiten demora. Como éste.

Al margen de estas discutibles consideraciones personales, hay algo que respeto totalmente. Me estoy refiriendo a la máxima, quasi sagrada,  que caracteriza a la democracia: LA SOBERANÍA RESIDE EN EL PUEBLO. Y a éste le corresponde la última y definitiva palabra...

La discusión sobre el incremento del número de independentistas está en los medios y en las conversaciones. Cuantificar a los partidarios a partir de los asistentes a dicha manifestación o de encuestas y estados de opinión es un craso error que no provoca más que discusiones confrontadas. Para resolver dicho problema, y no somos pocos los que pensamos así, solo hay una solución: convocar un referéndum o adelantar las elecciones autonómicas donde los partidos se manifiesten a favor o en contra de la independencia de Cataluña. Los votantes tienen la palabra y los números resultantes del escrutinio de lar urnas serán los que clarifiquen hasta dónde llegan unos y otros. A partir de ese momento, se impondrá una negociación. Y si ésta se hace con espíritu constructivo y digno, mejor que mejor... La duda, más que fundada,  es si los políticos que nos gobiernan sabrán estar a la altura de las circunstancias...

Ya está bien de “marear la perdiz”... Referéndum, ¿por qué no? ¿A Alguien se le ocurre otra solución? Los que no respetan el principio democrático dirán que no es el momento. La eterna cantinela...


sábado, septiembre 08, 2012

De nuevo en la urbe...


Contrastes



De nuevo en la urbe, ya siento añoranza del pueblo. Y cuando estaba allí, lo mismo, pero al revés. ¿Hay quién lo entienda? Siempre echamos a faltar lo que no tenemos a mano... Y cuando por fin lo agarramos, el desinterés, por no decir la frustración,  se ponen de manifiesto. De niño soñaba con los Reyes Magos y me encandilaban los juguetes de los escaparates... Era lo mejor. Los sueños cumplidos pierden identidad y poder de seducción... Por eso sigo soñando. Sin más.

A decir verdad, las escasas expectativas que me llevé en la maleta han quedado un tanto insatisfechas. Me pasa siempre. Y eso que cada vez las restrinjo más. Las sombras de los chopos cabeceros del Guadalope en las que esperaba cobijarme se han mostrado impotentes ante canícula tan desmedida...Y en la casa había que refugiarse en la planta baja para esquivar al despiadado dios solar. Menos guiñote, menos bici y menos lectura de la planificada. Hasta el río se hallaba más agostado de lo temido..¡Qué pena contemplar su cauce reseco, enmudecido y con los guijarros desnudos...!

Y por si fueran escasas tales penurias, el efecto secundario de un medicamento que tomaba puede ser la causa de que el sentido del gusto me haya abandonado parcialmente... Espero que retorne, porque la vida ya conlleva bastantes sinsabores como para añadirle uno más... Fijaros lo penoso que resulta tal carencia o mengua  que hasta disfruto más degustando un “tinto de verano” que uno de crianza del Somontano. Si se entera el docto sumiller que me impartió un curso de degustación de vinos...me retira el saludo, me exilia a los Emiratos árabes donde el vino brilla por su asencia y me confisca el certificado. El "haz" de este episodio es que he perdido los tres quilos que me sobraban. Estoy hecho un "figurín"...

Sí me he mantenido desenchufado de bitácoras propias y ajenas. Las limitaciones de mi iPad por falta de cobertura han sido la causa y no el desinterés. Pero en modo alguno he olvidado a los buenos amigos que estos medios facilitan. Espero reiniciar poco a poco la comunicación y el intercambio de afectos, pensamientos e inquietudes.

Sí he pecado de algo ha sido de jugar demasiado  a APALABRADOS. Para mí, este juego es algo más que colocar letras donde más puntúan... El “chateo” es la salsa del mismo, sobre todo cuando tienes la fortuna de hallar contrincantes de “altos vuelos”... Dicho esto en la mejor y más loable de las acepciones.

Prefiero no hacer referencia a las incertidumbres y a los problemas que nos depara el curso en ciernes, suma y sigue de los que quedaron anclados, pero no olvidados, del pasado. Tiempo habrá para denunciar, debatir y manifestarse. Aunque sea como clamar en el desierto, pero la dignidad y la conciencia nos lo exigen.

Espero incorporarme poco a poco en los menesteres, casi siempre placenteros, que depara este mundo de las bitácoras, pero con cierta laxitud porque la abulia que provoca el estío aun domina el ánimo... Al menos, el mío.

viernes, agosto 03, 2012

DESENCHUFE “SINE DIE”



Mañana marcho hacia las estribaciones del Maestrazgo en busca del sosiego que nos niega la urbe y del fresco que caracteriza a las casas de un pueblo que se halla  a casi 1200 m. de altitud.  También espero cobijarme en  esas sombras hospitalarias de los chopos cabeceros que siguen permaneciendo vigilantes y leales a uno y otro lado  del río Guadalope a pesar del abandono en que se les tiene. Él río, escaso de aguas, según me dicen... por culpa de la “pertinaz” (1) sequía que viene azotando esta tierra desde tiempo casi inmemoriable.  Pocos paisajes resultan tan desoladores como los ríos secos, sin vida y sin música...

Con la biblioteca  iBooks atiborrada de libros y alguno de papel para no perder los buenos hábitos y aromas, amén de música, naipes de última generación, mi colección de gorras y sombreros veraniegos y algún que otro artilugio... me dispongo a desconectar de la rutina, incluida la bloguera... Mi ausencia de la bitácora LUIS ANTONIO es imprecisa – sine die – porque no descarto que “el mono” haga acto de presencia y me obligue a reconsiderar esta decisión. Después de casi 800 entradas en este espacio, ya toca desenchufarse un poco. La presumible limitación de cobertura que voy a tener por esos tranquilos y angostos  espacios turolenses también se halla, en cierto modo, en el trasfondo de  esta decisión.

Os debo visitas y pienso llevarlas a cabo, pero el ritmo de los comentarios también tenderá a la baja. Lo presiento. No sé cuándo, pero volveré porque estos menesteres blogueros  son más aditivos que cargas onerosas...


Abrazos, besos y más...

(1).- Esta palabrita tiene unas connotaciones un tanto ingratas. ¿Por qué será...?

lunes, julio 30, 2012

La inteligencia y el “toque” de los naipes.



Tuve un profesor en la Normal de Magisterio que siempre nos estaba machacando con las mismas ideas sobre la educación,  la inteligencia y el provecho que podía o no sacarse de ella. “La inteligencia – nos decía con énfasis – no sirve de nada si no se utiliza para resolver problemas concretos que nos plantea la vida”. Y a continuación, el reiterado símil con los juegos de cartas: “En la vida ocurre lo mismo que en el juego del guiñote (1). Nos reparten unas cartas al azar y puede ocurrir que sean buenas, malas o regulares. Es mejor tenerlas buenas, pero al final  el que las sabe jugar es el que gana”. Y acostumbraba a finalizar su perorata diciendo que en la escuela se pretende enseñar a jugar bien las cartas que a cada uno le han tocado en suerte...

En el guiñote  como en cualquier otro juego de naipes es evidente que, a igualdad de cartas, gana el que mejor sabe jugarlas. Sin embargo cuestiono lo que nos decía dicho profesor, pues  la experiencia me viene poniendo de manifiesto una y otra vez que a poco que se sepa “tocarlas”... es muy difícil perder con buenas cartas.

Pero con el principio que albergo más dudas – y bien que me pesa -  es con el de que en la escuela se enseña a jugarlas...

(1). Guiñote: Según el Estatuto de Aragón (oficioso) de Joaquín Carbonell y Alberto Miranda y en su artículo 16:

“El guiñote es el juego por excelencia de Aragón. En él se manifiesta el brío y la prosopoya·

“El guiñote para el aragonés es una demostración de talento, como para el ruso el ajedrez, para el argentino el psicoanálisis o para el alemán la física nuclear”

martes, julio 24, 2012

ESPAÑA, Auto suicidio



Xavier Sala i Martín es un profesor de Economía de la Universidad de Columbia. También ha ejercido la docencia en Yale, Harvard y la Pompeu Fabra de Barcelona. Es columnista de La Vanguardia, hace apariciones semanales en Radio RAC1, así como en el programa de televisión Divendres de TV3.
Sala-i-Martin es reconocido como uno de los economistas líderes en el campo del crecimiento económico y está considerado entre los economistas más citados del mundo para las obras producidas en la década de 1990. Una de sus obras más conocidas es la titulada “La economia liberal para no economistas y no liberales”
En su día leí este artículo, pero al enterarme que ha sido retirado de la versión on-line de La Vanguardia  no he dudado nada en colgarlo en esta bitácora porque vale la pena dedicarle unos minutos. La ironía brilla por doquier...

Auto suicidio, de Xavier Sala i Martín en La Vanguardia 17-06-2012 
A ver. Pensemos... 
Si el peor enemigo de un país diseñara un plan para destruir su economía, ¿qué haría? 
Pues supongo que intentaría desacreditar sus instituciones más importantes para sembrar la desconfianza entre los ciudadanos y que estos dejaran de consumir e invertir. 
La estrategia podría empezar por desprestigiar a la primera autoridad (sea rey o presidente de la república) llevándole a cazar elefantes con una señorita alemana. 
En medio de la cacería le obligaría a resbalar y a romperse la cadera para que tuviera que volver urgentemente a su país. 
Así todo el mundo vería cómo se gasta decenas de miles de euros en un momento en que sus conciudadanos se hunden en la miseria. 
Para rematar la faena, forzaría a un familiar próximo (por ejemplo, un yerno) a apropiarse de millones de euros explotando su influencia y luego expondría sus travesuras a la luz pública. 
Es importante empezar sembrando dudas sobre la conveniencia de mantener en el poder a la primera familia del país. 
A continuación exigiría a los miembros del Parlamento que siguieran una regla simple: 
“Vota siempre lo contrario de tu adversario incluso cuando tiene razón e incluso cuando propone lo mismo que proponías tu en la anterior legislatura”. Es crucial que la ciudadanía pierda la confianza en su clase política. 
Seguiría con los más altos órganos del poder judicial. 
Por ejemplo, haría que el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial se gastara dinero público para pasar fines de semana románticos en la Costa del Sol con su chófer (masculino). 
Una vez malversado el dinero filtraría las facturas para desatar el escándalo y, acto seguido, haría que los jueces compañeros pusieran trabas a la investigación para proteger a su amigo. 
Intentaría que eso pasara justo en el momento en que alcaldes, presidentes de comunidades y parlamentos y altos cargos de las administraciones del Estado están siendo juzgados por corrupción… ¡por esos mismos tribunales! 
La desconfianza en la justicia es el mecanismo más seguro para hundir a un país. 
Una vez desacreditado el jefe del Estado, las altas esferas de la política y la justicia, iría a por las élites económicas. 
Aquí se podría lanzar un ataque contra uno de los empresarios más prestigiosos del país, posiblemente un banquero, destapando unas cuentas con miles de millones de euros en Suiza y, una vez destapado, haría que el Gobierno no le castigara. 
Además, indultaría a uno de sus altos ejecutivos previamente condenado por sentencia firme (SANTANDER). 

El siguiente paso consistiría en dilapidar miles de millones de euros de dinero público para evitar la quiebra de unos bancos y cajas por amigos, parientes y correligionarios políticos. 
Y lo haría justo en el momento de pedir sacrificios y recortes de miles de millones a los ciudadanos. 
Es esencial que la gente confunda libre mercado con amiguismo incestuoso entre poder empresarial y político. 
Sin abandonar el terreno económico, obligaría al Banco Central y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores a autorizar la salida a bolsa de uno de los mayores Bankios del país, a sabiendas de que estaba arruinado.
Eso haría que miles de ciudadanos perdieran sus ahorros comprando acciones de una empresa que ya estaba muerta antes de nacer. 
Para hundir a un país, hay que conseguir que la gente de a pie pierda sus ahorros y que las entidades supervisoras que (en teoría) les protegen, contribuyan a su ruina. 
Y finalmente, pondría a un gobierno incompetente a la hora de gestionar problemas económicos. 
De hecho, lo haría durante dos legislaturas seguidas y con partido distinto en cada una de ellas. 
Eso demostraría que la incompetencia no es de un solo partido sino de la clase política en su conjunto. 
Los sucesivos gobiernos negarían las crisis económicas y echarían la culpa de todo a los extranjeros malignos. 
Como traca final, haría que las autoridades europeas rescataran al sistema bancario del país y obligaría al presidente del Gobierno a negar repetidamente que se trata de un rescate. 
También le forzaría a mentir argumentando que el rescate no tiene condiciones (o sólo “condiciones favorables”), cosa que los mismos europeos negarían unas horas más tarde. 
Eso refrescaría la memoria de todos, recordándoles que quienes mandan son los mismos que mintieron con los “hilillos de plastilina” y las “dos vías de investigación”. 
Es más, cuando la sociedad pidiera la comparecencia del presidente ante el Parlamento para dar explicaciones, le obligaría a decir (sin que se le escapara la risa) que su agenda internacional está tan llena que no hay tiempo para ir al Parlamento… y acto seguido cogería una avión oficial y me lo llevaría a ver un partido de fútbol con cargo al contribuyente. 
La mofa y el escarnio llegarían a todos los rincones del planeta: “You say tomato, I say bailout”. 
Esa sería la puya final ya que, unida al desprestigio de todas las grandes instituciones del país, eliminaría toda esperanza de salir del profundo agujero. 
Los ánimos de la ciudadanía se hundirían, por fin, en la más profunda depresión. 
Y ese sería el plan que diseñaría el peor enemigo de uno. 
¡Sí! Ya sé que es tan retorcido, maquiavélico y exagerado que parece improbable que nadie nunca lo pueda llevar a cabo… 
Pero nunca digas nunca porque siempre puede aparecer un país de pandereta cuyo peor enemigo sea él mismo y cuyas instituciones, todas y cada una de ellas, estén dispuestas a desprestigiarse a sí mismas ante el asombro del mundo entero, para conseguir el objetivo común: ¡el autosuicidio! 


www.salaimartin.com