sábado, septiembre 08, 2012

De nuevo en la urbe...


Contrastes



De nuevo en la urbe, ya siento añoranza del pueblo. Y cuando estaba allí, lo mismo, pero al revés. ¿Hay quién lo entienda? Siempre echamos a faltar lo que no tenemos a mano... Y cuando por fin lo agarramos, el desinterés, por no decir la frustración,  se ponen de manifiesto. De niño soñaba con los Reyes Magos y me encandilaban los juguetes de los escaparates... Era lo mejor. Los sueños cumplidos pierden identidad y poder de seducción... Por eso sigo soñando. Sin más.

A decir verdad, las escasas expectativas que me llevé en la maleta han quedado un tanto insatisfechas. Me pasa siempre. Y eso que cada vez las restrinjo más. Las sombras de los chopos cabeceros del Guadalope en las que esperaba cobijarme se han mostrado impotentes ante canícula tan desmedida...Y en la casa había que refugiarse en la planta baja para esquivar al despiadado dios solar. Menos guiñote, menos bici y menos lectura de la planificada. Hasta el río se hallaba más agostado de lo temido..¡Qué pena contemplar su cauce reseco, enmudecido y con los guijarros desnudos...!

Y por si fueran escasas tales penurias, el efecto secundario de un medicamento que tomaba puede ser la causa de que el sentido del gusto me haya abandonado parcialmente... Espero que retorne, porque la vida ya conlleva bastantes sinsabores como para añadirle uno más... Fijaros lo penoso que resulta tal carencia o mengua  que hasta disfruto más degustando un “tinto de verano” que uno de crianza del Somontano. Si se entera el docto sumiller que me impartió un curso de degustación de vinos...me retira el saludo, me exilia a los Emiratos árabes donde el vino brilla por su asencia y me confisca el certificado. El "haz" de este episodio es que he perdido los tres quilos que me sobraban. Estoy hecho un "figurín"...

Sí me he mantenido desenchufado de bitácoras propias y ajenas. Las limitaciones de mi iPad por falta de cobertura han sido la causa y no el desinterés. Pero en modo alguno he olvidado a los buenos amigos que estos medios facilitan. Espero reiniciar poco a poco la comunicación y el intercambio de afectos, pensamientos e inquietudes.

Sí he pecado de algo ha sido de jugar demasiado  a APALABRADOS. Para mí, este juego es algo más que colocar letras donde más puntúan... El “chateo” es la salsa del mismo, sobre todo cuando tienes la fortuna de hallar contrincantes de “altos vuelos”... Dicho esto en la mejor y más loable de las acepciones.

Prefiero no hacer referencia a las incertidumbres y a los problemas que nos depara el curso en ciernes, suma y sigue de los que quedaron anclados, pero no olvidados, del pasado. Tiempo habrá para denunciar, debatir y manifestarse. Aunque sea como clamar en el desierto, pero la dignidad y la conciencia nos lo exigen.

Espero incorporarme poco a poco en los menesteres, casi siempre placenteros, que depara este mundo de las bitácoras, pero con cierta laxitud porque la abulia que provoca el estío aun domina el ánimo... Al menos, el mío.

40 comentarios:

  1. Hay si siempre fuera verano y la fruta madura¡¡¡¡¡
    Yo he pasado por ese pueblo, creo que se llama aliaga, íbamos a visitar una espacie de río o desfiladero, pero yo era muy pequeño....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ALIAGA, efectivamente.
      El desfiladero se llama Boca Infierno.
      Saludos, dapazzi

      Eliminar
  2. El pueblo mucho mejor que la ciudad, por lo menos para mí. Bienvenido al bullicio de la urbe y un abrazo Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber de ti, estimada Lola.
      Prefiero un cóctel de pueblo/ciudad...
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Feliz regreso.
    Lo bueno es poder vivirlo ¿verdad, Antonio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, estimada poetisa.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Buen regreso a la urbe de las infinitas posibilidades.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Bienvenido y gracias
    Igualmente te dseo lo mejor

    ResponderEliminar
  6. Feliz regreso y el lunes al ruedo otra vez:).Esta menda después de un mes de ganserio y ensoñaciones. He comenzado el curro el lunes con las recuperaciones pero ahora viene cuando la matan...!

    Es verdad que cuando se rompe la rutina cuesta volver a ella.

    Un abrazo y bienvenido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencido de que te sobran energías para afrontar el nuevo curso con entereza y buen ánimo.
      Un abrazo fuerte y muchas gracias por los ánimos. Me los quedo todos...

      Eliminar
  7. Bienvenido, querido Luis Antonio: se te ha extrañado. Lamento los sinsabores de todo tipo. Y entiendo las decepciones: me pasa igual con las vacaciones, aunque también intento que mis expectativas no sean demasiado altas. Lo que sí son cada vez más altas para mi gusto son las temperaturas estivales... Espero que eso del gusto, sobre todo por el buen vino, se componga pronto.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, estimada Fer. Yo también os he extrañado a muchos, pero este paréntesis servirá para retomar los afectos con más entusiasmo. Confío en ello.
      Gracias por tus buenos deseos que son mutuos. Espero que afrontes esta etapa venidera con confianza y con buen ánimo. Los tiempos que nos tocan en ¿suerte? requieren de todas nuestras capacidades para asumirlos.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  8. Espero que el paladar vaya retornando a ti,en vistas de las posibles y devastadoras decisiones que podría tomar ese sumiller profesor tuyo.
    Yo,la verdad es que de vino entiendo poquísimo y sólo sé del blanco bien frío para el pescado o aperitivo y el tinto para las carnes. Los otros los tomo cuando me los ponen y saben los demás que es oportuno el momento.
    ¡Qué ignorante,Dios!
    En fin,que excederse en las expectativas puede traer estas cosas de las sorpresas inesperadas y no siempre gratificantes,pero no pasa nada...
    Poco a poco irás metiéndote de lleno en la misma vorágine de sentimientos y vivencias,llegadas de la mano de la cotidianidad.
    Que sea para bien.
    ¿Ves?
    Expectativas,siempre expectativas...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus buenos deseos, Marinel. No te preocupes por los conocimientos limitados que puedas tener sobre el vino. Seguro que siempre habrá algún acompañante que sabrá recomendarte. Pero no tengas la menor duda de que el mejor vino es el que más gusta. Sea de reserva, crianza o joven. Sea Rioja, Ribera del Duro, Somonano o docenas de D.O. más que existen en este país. Ojalá sus gentes tuvieran el nivel de sus vinos...
      Sigue deleitándonos con tus poemas y las sugerencias y seducciones que se desprenden de los mismos. Los necesitamos. La vida real se pasa de prosáica y desaborida...


      Besos, Marinel

      Eliminar
  9. ¡¡Qué quejica, Luis¡¡¡ :P
    Anda, disfruta de los recuerdos guardados en la memoria y verás como de aquí a pocos meses estás loquito por volver al pueblo.
    No te preocupes por la ausencia temporal del gusto. Es eso, temporal. A mí me ha pasado con un medicamento que tomaba y al final vuelve todo a su cauce.
    Rebienvenido y mucha fuerza para el curso que se avecina.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has animado, estimada Novicia. Dejaré de quejarme y recobraré la confianza en que "todo vuelva a su cauce".
      Lo de volver al pueblo me tienta a poco de perderlo de vista. Somos así de incoherentes... Algunos.
      Me encanta saber de ti y de que sigas en plena forma. Así nos beneficiaremos todos los privilegiados por el hecho de conocerte.
      Besos, Novi

      Eliminar
  10. Ha sido un verano extremo y nos espera un otoño caliente, aunque en otro sentido.
    !Ánimos para la vuelta¡


    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que tus vaticinios sobre el otoño van a dar en la diana.
      Me alegra saber de ti, amigo De cenizas. Seguiremos disfrutando de tu arte poético y fotográfico.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Me alegro mucho de tu vuelta -y sentí tu despedida aunque no lo dijese, pero como imaginaba que sería temporal, lo tomé más como una nota que otra cosa-. A mí también me está costando la tira reengancharme. Más que nada porque como han cambiado un montón de cosas, pues hasta que me habitúe, supongo.

    Un besote, Luis Antonio.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  12. Evidentemente se trataba de una despedida vacacional. Poco a poco se irá entrando en una dinámica más activa. Es signo de vida.
    Vivo tus avatares y proyectos con mucho interés y con el deseo ferviente de que sean para tu bien. Eres valiente y te sobran méritos para salir adelante. Fijo.
    Nos leemos, Vero
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  13. Bienvenido José Luís :)

    Me encanta el hecho de regresar a tu rincón, y encontrarme con esta íntima reflexión; un resumen de algo que quizá no ha cumplido las expectativas que tenías, pero escrito con romanticismo, estilo y calidez.

    Siento lo de tu sentido del gusto :S y....el Apalabrados dichoso! Me resisto a engancharme a algo más!!!! jajajaja qué bastante tengo con lo mio :))

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida siempre. Esta es tu casa. No te cortes nunca. Me encantan los debates y se aprende de la disidencia y de su contra también...
      Podemos intercambiar adiciones...Tú, Apalabrados y yo...¿...?
      Lo del gusto es cuestión de tiempo. Creo.
      Abrazos

      Eliminar
  14. Luís Antonio, disculpa el lapsus...te cambié el nombre!!!

    ResponderEliminar
  15. Tu nunca perderás el buen gusto, Luis Antonio, de eso estoy seguro. Lo que te ha pasado es temporal y recuperable.
    Es posible que no se pueda vivir sin expectativas ya que el anhelo tapa las dificultades del presente, pero al menos deberíamos poder refrenarlas, saber que tipo de lagunas cubren y por lo tanto llevar el paracaídas puesto cuando llegue la previsible decepción. Si fuéramos más conscientes del proceso que nos lleva a determinados pensamientos éstos no nos turbarían tanto y no nos generarían tantas dificultades.
    Un abrazo (para que luego no te quejes)

    ResponderEliminar
  16. Si revisas las expectativas que tenía...Eran tremendamente asequibles. Ya pasó el tiempo de soñar quimeras...
    Lo del abrazo me ha conmovido. Es el primero en 4 o 5 años... Te estás ablandando, amigo Krapp...
    Ahora no te lo envío yo para que no te sientas obligado.
    Salud, que no es poco...

    ResponderEliminar
  17. Pues bienvenido a la ciudad maldita, o bendita, como tú prefieras. Siempre ocurre lo que cuentas sobre las perspectivas; se dan desilusiones, porque el tiempo va pasando y los ríos van bajando más secos cada vez en verano porque se sobreutilizan o porque el año ha sido más seco, el viejo pinar que querías ver ha desaparecido y en su lugar han construido unas torres unifamiliares pareadas, etc. Yo, un año, cuando fui a Logroño por Navidad, me encontré que la casa en que nací había desaparecido; habían derribado el edificio. Imagínate mi decepción. Espero que te mejores y recuperes el gusto. Ya ves, tú perdiendo peso, y yo me he puesto como una foca. Ahora estoy intentando adelgazar, pero estoy por encima de los 85 kilos, cuando mi peso normal es 62. O sea, que es más fácil saltarme que rodearme. Y luego dicen que dejar de fumar es bueno.
    ¡En fin!, ya irás entrando en caliente según pasan los días.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus buenos deseos, Carlos. Voy recuperando el sentido del gusto y esta "insípida" experiencia ha servido para valorarlo en lo que se merece. Espero que tu proyecto de adelgazar no te resulte muy pesaroso. Ten paciencia. Poco a poco...
      Me está costando, después de 4 años ininterrumpidos en estos menesteres blogueros, volver a la marcha. No pasa nada. Es un entretenimiento enriquecedor y esto irá suavizando la abulia que todavía me embarga.Nos seguiremos leyendo...
      Un abrazo, Carlos

      Eliminar
  18. Pues eso demuestra lo que yo pienso: siempre se vuelve. Yo estaba seguro que otra vez te hallaría en este espacio virtual. Y aquí estás. El verano es una época del año donde surgen los buenos propósitos (como a principios de año) pero rara vez se llevan a cabo todos los objetivos. En cualquier caso estoy seguro que la experiencia te habrá resultado enriquecedora.
    Bienvenido otra vez a este mundo virtual.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad sólo se trataba de unas vacaciones temporales aunque de tiempo indefinido. Todavía encuentro más razones para seguir en estos espacios que para abandonarlos... Sobre todo porque se entablan lazos de intercambio ideológico, estético, lúdico y afectivo...
      Nos seguiremos leyendo, Miguel.
      Un abrazo y gracias por tu cordial bienvenida

      Eliminar
  19. solo vengo a carreras a dejarte un besito, a darte la bienvenida y a decirte que eres un cielo ... pero, eso ¡¡ya lo sabes de sobra!! luego vuelvo...¡¡prometido!! aaaayyy no me hables de la vuelta que a mi casi me mata el miedo que me entró solo pensar en ella... luego, pues bueeeno no ha sido tan terrible como suponía... ¿sabes que yo desde hace años no huelo naada de nada? ¿tú sabes la pena que me da? recuerdo los olores, están en mi cerebro, pero solo eso... jajaja vivo de recuerdos olorosos... paladar, paladar... nunca tuve demasiado la verdad...


    Muaaaaaaaaaakss inmeeenso LUIS ANTONIO... luego te doy otro ratito la murga y...¡¡ánimo!! si hasta yo, he remontado mi hundimiento pre/post vacacional:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría que esos placeres perdidos de que me hablas retornen, aunque conlleven servidumbres... Yo estoy feliz porque voy recuperando el sentido del gusto y esta experiencia me ha servido para valorarlo como se merece.
      Agradezco muchísimo tus muestras de afecto. Tienes la virtud de transmitir vitalidad y alegría. Y eso no tiene precio. GRACIAS, UNA VEZ MÁS POR SER TAL Y COMO ERES...
      Puede darme toda la "murga" que te venga en gana...María.
      Te mando un largo besooo y te visito en cuanto pueda porque últimamente no acabo de llevar los "deberes" al día...

      Eliminar
  20. Mira LUIS ANTONIO, es taaan tardísimo que mejor que decirte alguna tontería de las mías te voy a dejar a unos que siempre recuerdo cuando la cosa se me pone cuesta arriba, la vuelta sieempre se hace dura, por más que las vacaciones no hayan sido tan de libro como suponíamos antes de empezarlas, duele decirles adiós joooo nada menos que hasta el año que vieneee aaaaaaaayyy mejor escucho ESTO, CONTIGO Y SONREÍMOS JUNTOS EN NUESTRAS RESPECTIVAS CRUCES:-)


    Muuchos besos llenitos de sueño ya


    Dulces sueños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de escuchar esta canción y leer atentamente los subtítulos, las "cruces" parecen perder las connotaciones peyorativas que acostumbramos a adjudicarles... Ojalá no hubiese cruces en la vida de nadie...
      Gracias por tus generosas intenciones, María. Eres un sol. ¿No te lo había dicho todavía?
      Ahí te mando otro largo y cálido abrazoooo...

      Eliminar
  21. Es lo que tiene la edad... todo parece más pequeño o insignificante o lo que es peor, te das cuenta de que cualquier esfuerzo por cambiar el mundo en nuestro beneficio, es inútil...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin embargo, hay que seguir confiando en que todo tiene un final, incluso lo negativo, ¿no?
      Saludos, Orientador

      Eliminar
  22. Como sea, aquí estamos de nuevo... comenzando un nuevo curso y a verlas venir, que por lo que parece, movimiento no nos va a faltar...
    En fin! un abrazo y bienvenido de nuevo a tu "goodmorning Vietnam" particular.
    P.D.: Me encanta esa foto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta saber de ti, cristal00k. Espero que no se confirmen los nubarrones que se atisban en el horizonte o que, al menos, sean más grises que negros...Hasta ahí hemos llegado: ya conos conformamos con un mal menor...
      Espero y deseo seguir la intercomunicación que venimos manteniendo desde hace tiempo.
      La foto en blanco y negro es de un lugar emblemático del publo:los porches...
      Un fuerte abrazo y hasta lueguito

      Eliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  24. Siempre hay cosas que nos atan a uno u otro sitio. El que eches de menos el pueblo o la ciudad significa que ambas tienes espacios y gentes a los que quieres.
    Y ya comenzó el curso y dentro de poco el otoño...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es: el amor al pueblo y a la ciudad son compatibles porque en ambos hay afectos irrenunciables.
      Un abrazo y feliz curso, Pedro

      Eliminar