domingo, febrero 19, 2017

¿CAOS MENTAL O WINDOWS 10?



Ayer fui testigo de la manifestación azul - "Casa nostra, casa vostra"- y quiero mostrar mi gratitud y solidaridad con la misma y sus promotores. Algunos enturbiaron el color azul del mediterráneo con otros colores de enseña ajenos a la misma y que TV3 se encargó de subrayar, pero creo que sus tomas capciosas no engañaron a nadie. Al menos, a los asistentes directos, que no eran pocos... Incluso decían que tal movida iba exclusivamente contra el gobierno español. Mentira saducea. Los manifestantes exigían dignidad política a los gobiernos europeos, incluido el español y el catalán de acuerdo con sus respectivas competencias. Otro mito es del "derecho a decidir". Desde el 2010 en Cataluña se han votado en nueve elecciones diferentes - sin contar con el 9 N - y en ninguna de ellas, los partidos independentistas han podido superar el 50 % de los votos y, sin embargo, se interpretan dichos resultados perdedores como un mandato democrático para avanzar hacia la independencia...Podría hacer referencia a más mitos, ¿eh? El color de la manifestación, insisto, fue azul, como el del Mediterráneo, enturbiado este por la sangre de los que perdieron la vida en busca de lo que no tienen en sus países de origen: paz y solidaridad.  Ayer me reconcilié con la sociedad catalana. Estoy convencido de que los manifestantes pertenecen a toda la gama ideologías que hay en esta tierra, y si la historia la avala como tierra de acogida, ¿por qué no pocos se empeñan en elevar fronteras? La sentencia del caso Nóos ha provocado, como no podía ser de otra manera, una polvareda de opiniones encontradas. Dominan las decepcionadas que dan pie a lo de que la justicia no es igual para todos - algo que difícilmente se puede rebatir - pero también los había que pensaban que Urdangarín y Cristina no llegarían a sentarse en el banco de los acusados o que en el peor de los casos, saldrían, si acaso, con una condena casi exculpatoria. A veces me deprime verificar que en buena parte de España hay muchos que no se sienten concernidos por lo que ocurre en Catalunya. Solo desde la ignorancia y el egoísmo puede entenderse el alto nivel de indiferencia que suscita fuera de esta comunidad la tensión interna que estamos padeciendo los aquí residentes. Hasta los hay que nos reprochan que solo sepamos hablar de este asunto, como si fuese el ombligo del mundo o no hubiese otras prioridades. La condena a seis años de prisión del ínclito Iñaki no está nada mal. Pienso. Que Cristina haya sido prácticamente exonerada es otra cosa. Nos creemos que estaba en el limbo o no nos lo creemos. Ahí está la cuestión...Para encontrar un Borbón con algo de luces, tengo que remontarme hasta Carlos III. Por eso tengo mis dudas sobre la infanta...Esta sentencia no avala a los que promueven la desobediencia a las Leyes  ni a los que dicen que esto sigue siendo una dictadura de las de siempre. Muy mejorable, sí es. Entre los jueces de Palma y el exjuez Vidal, adalid del independentismo, no tengo la menor duda de con quienes quedarme...Hablar del Barça en estas circunstancias puede parecer más que frívolo,  pero a los culés también nos afecta  y de qué manera. Hemos quedado sometidos a una especie de shock postraumático, aunque un servidor de Vdes. no ha visto  perturbado su sueño para nada. El Barça, que ya venía mostrando indicios preocupantes, se derrumbó con estrépito en París. Dio la sensación de estar aletargado, envejecido y sin recursos físicos ni futbolísticos, para oponerse a un equipazo en todos los sentidos. La crisis está abierta y lo previsible es que este lance deportivo pase una factura considerable. Me temo que esta temporada solo podemos aspirar a la Copa del Rey. Un fracaso a todos luces visto el pasado más reciente...Es muy significativo que el argumento del expolio fiscal - "España nos roba" - haya desaparecido del repertorio independentista. No es que quieran rectificar, a pesar de las aclaraciones de  Mas-Colell que rebaja la supuesta cifra a menos de la cuarta parte, es que dicha falacia ya se ha convertido en un mito. Los mitos, como bien se sabe,  se hacen indestructibles y dejan de ser vulnerables a cualquier crítica racional, además de convertirse en fuerzas capaces de lograr movilizaciones extraordinarias... Pesa demasiado la actualidad como para evadirse de la misma y adentrarse por vericuetos más profundos y estéticos... 

P.D.: Creo que tengo que asumir la responsabilidad de esta publicación un tanto caótica y desestructurada,  pero Windosw 10 no es ajena a la misma...


viernes, febrero 10, 2017

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL TUMBA TODAS LAS INICIATIVAS DEL "PARLAMENT" CATALÁN




Una ex compañera y amiga independentista, a la que tengo en gran estima, me envía por WhatsApp esta especie de manifiesto en el que se muestran los múltiples agravios que recibe Cataluña por parte del Tribunal Constitucional español. No es fácil entablar diálogo o debatir con independentistas. No tengo la menor duda de que ellos piensen lo mismo de los que no están en esa órbita...Los sentimientos y emociones alumbran por una y otra parte y se nubla y enmudece lo que debería imperar: la racionalidad argumental. Esa y no otra  es la razón de que la división entre independentistas y unionistas se vaya acentuando cada vez más y la convivencia de este país, antaño de acogida y cosmopolita, se vaya ensombreciendo. No es excepcional que, para evitar la confrontación, se eluda el tema, mirando hacia otro lado o abordando temas de lugares más comunes: tiempo, fútbol, la familia, la salud, etc.

Siento no alcanzar a apreciar la bondad del texto del periodista Jofre Llombart, "Un escrit senzillamemt boníssim". En mi opinión, la dimensión formal, aunque secundaria,  deja mucho que desear. Es reiterativa, monótona y cansina. Me gustan los sonidos de percusión, pero cuando los toques son los mismos no puedo evitar una sensación de hastío...

a).- Versión traducida:

Un escrito sencillamente buenísimo
Jofre Llombart

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar un impuesto a los bancos para grandes fortunas y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba proteger a los ciudadanos que han sido estafados por hipotecas o preferentes y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba garantizar que las familias pobres tengan luz, agua y gas en los meses de invierno y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar un impuesto por cada piso vacío y dedicarlo a alquiler social y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba hacer políticas de igualdad entre hombres y mujeres y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba que el catalán es la lengua vehicular en la escuela y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar un impuesto a las centrales nucleares y destinar su importe a la protección ambiental y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba prohibir el fracking y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar una tasa a las operadoras de Internet para dedicarlo a la cultura y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba prohibir las corridas de toros y el TC lo tumba.

Este resumen se lee en dos minutos, pero la lista -que podría ser el triple de larga- se ha ido gestando con años.

Faltan las becas universitarias, las infraestructuras ferroviarias, las matrículas a los coches, los horarios comerciales, y un centenar de competencias más en las que se le ha dejado claro que, por más mayorías que haya en el Parlamento, a la hora de la verdad quedarán en papel mojado porque la última palabra la tiene siempre Madrid.

Después de 38 años de Constitución y de inicio de la presunta descentralización, el legado jurídico nos deja bien claro el modus operandi: se traspasa la competencia a la Comunidad Autónoma, se ejerce, pero si la ley no gusta a la administración estatal, una de dos: o el TC la tumba o se redacta una ley española que, como dice la Constitución, tiene un rango superior a la autonómica que, en la práctica, queda anulada.

Y cuando te preguntas si vale la pena continuar con un estado así, resulta que preguntártelo también está prohibido. Como también está prohibido -y con riesgo de prisión- permitir hacer un debate en el Parlamento sobre cómo podría ser un estado que no prohibiera tanto.
Esto también está prohibido.

Y así, de prohibición en prohibición, cada vez hay más personas que en lugar de hacerse la pregunta prohibida empiezan a tener ya la respuesta. Sin que nadie se lo haya preguntado porque está prohibido.

Y cuando después de una pregunta prohibida tienes una respuesta convencida? entonces ya no hay tribunal que lo tumbe.

B).- Versión original:

Un escrit senzillamemt boníssim

Jofre Llombart

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova cobrar un impost als bancs per a grans fortunes i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova protegir els ciutadans que han estat estafats per hipoteques o preferents i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova garantir que les famílies pobres tinguin llum, aigua i gas els mesos d’hivern i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova cobrar un impost per cada pis buit i dedicar-lo a lloguer social i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova fer polítiques d’igualtat entre homes i dones i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova que el català és la llengua vehicular a l'escola i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova cobrar un impost a les centrals nuclears i destinar-ne l’import a la protecció ambiental i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova prohibir el fracking i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova cobrar una taxa a les operadores d’Internet per dedicar-lo a la cultura i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova prohibir les corrides de toros i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Aquest resum es llegeix en dos minuts, però la llista –que podria ser el triple de llarga- s’ha anat gestant amb anys.

Hi falten les beques universitàries, les infraestructures ferroviàries, les matrícules als cotxes, els horaris comercials, i un centenar de competències més en les que se li ha deixat clar que, per més majories que hi hagi al Parlament, a l’hora de la veritat quedaran en paper mullat perquè la última paraula la té sempre Madrid.

Després de 38 anys de Constitució i d’inici de la presumpta descentralització el llegat jurídic ens deixa ben clar el modus operandi: es traspassa la competència a la Comunitat Autònoma, s'exerceix, però si la llei no agrada a l’administració estatal, una de dos: o el Tribunal Constitucional la tomba o es redacta una llei espanyola que, tal com diu la Constitució, té un rang superior a l’autonòmica que, a la pràctica, queda anul·lada.

I quan et preguntes si val la pena continuar amb un estat així, resulta que preguntar-t’ho també està prohibit. Com també està prohibit –i amb risc de presó- permetre fer un debat al Parlament sobre com podria ser un estat que no prohibís tant.

Això també està prohibit.

I així, de prohibició en prohibició, cada vegada hi ha més persones que enlloc de fer-se la pregunta prohibida comencen a tenir ja la resposta. Sense que ningú els ho hagi preguntat perquè està prohibit.

I quan després d’una pregunta prohibida tens una resposta convençuda? llavors ja no hi ha tribunal que ho tombi.

sábado, febrero 04, 2017

MONOLOGUEANDO SOBRE EL MONÓLGO



El ser humano es sociable y necesita comunicarse, pero con frecuencia se encuentra solo. Entonces, habla consigo mismo. A eso, y a partir del siglo XX,  se le viene llamando “monólogo interior”. Es, pues, tan antiguo como la humanidad. A los que monologan en voz alta se les llama algo peor, salvo que estén hablando con el móvil camuflado.  Conviene ser libres, pero discretos. Hay mucha incomprensión y demasiados prejuicios.  El monólogo pretende combatirlos. En la práctica se trata de una conversación, más o menos audible o incluso silenciosa, que mantiene una persona consigo misma, fingiendo que es su interlocutor. Una manera de consolarse o de hacerse compañía como otra cualquiera. A veces el monólogo es más ambicioso y pretende reflexionar en voz alta y a solas. El monólogo se ha hecho famoso desde el momento en que se convierte en técnica literaria que trata de reproducir los mecanismos del pensamiento en el texto, tales como la asociación de ideas, el pensamiento libre verbalizado, caótico, quebrantamiento de la lógica, dispersión, pasear por los ámbitos desconocidos de la mente, dar cauce al inconsciente, ejercicio de salud mental, asociaciones libres de ideas desordenadas y palabras sin control, fluir de conciencia, soledad, escritura automática, ausencia de prejuicios y censura, expulsión de obsesiones, de demonios... El Ulises joyciano puede resultar insufrible, pero el monólogo de Molly Bloom, mujer espléndida y procaz, es único, tiene entidad propia. Igual que las Olas y la Dalloway de Wolf con personajes desbocados que vomitan sus depresiones por la violencia bélica y el menosprecio que sufría la mujer. ¿Qué decir de las cinco horas flagelantes ante el féretro del  Mario de Delibes con reproches que esconden la necesidad de expiar la propia culpa? ¡Pobre Carmen! Examen de la condición humana, mirar hacia dentro, escuchar y expresar la voz interior, increpaciones exaltadas e insultos incontenidos, imaginación desbordada, conciencia en movimiento, tal vez invención literaria, creatividad sin límites ni aduanas, ruptura de reglas morales, sociales, ortográficas. Todo eso y más es el monólogo. Con frecuencia practico el monólogo interior. Para escuchar las sandeces y exabruptos de según quienes, me quedo con los propios...


domingo, enero 29, 2017

Catalunya, 2017: Vaticinios



JUAN-JOSÉ LÓPEZ BURNIOL viene manifestando desde hace tiempo que los temas territoriales exigen reformas profundas y urgentes. En un artículo (1) que publicó ayer en La Vanguardia se atreve a hacer vaticinios sobre lo que va a ocurrir en Cataluña durante 2017. Lo sintetizo:

Uno. La política catalana vendrá definida durante el 2017 por tres hechos:

1)No habrá referéndum pactado ni unilateral.
2)No habrá independencia.
3)No habrá choque de trenes. Habrá manifestaciones y movilizaciones, con posibles y esporádicos episodios de confrontación de gravedad imprevisible. Los juicios contra varios líderes secesionistas serán su caldo de cultivo.

Dos. Las causas de este triple “no” son dos: la división de la sociedad catalana, respecto al tema de la independencia, en dos partes iguales, y la falta de respaldo internacional a una hipotética secesión catalana.

Tres. Esta división es evidente, sostenida e indiscutible, y hace imposible forzar una negociación para la independencia y, menos aún, para una proclamación unilateral de esta.

Cuatro. La falta de respaldo internacional al intento secesionista catalán ha sido confirmada por la reciente sentencia del Tribunal Constitucional alemán, contraria a la celebración de un referéndum de autodeterminación en Baviera

Cinco. Los “no” que marcarán la política catalana en el 2017 no deben hacer pensar al Gobierno central que ha ganado la partida y que el movimiento secesionista se diluirá como un azucarillo. No. El independentismo ha venido para quedarse.

Seis. Los independentistas sienten tal desdén por todo lo hispánico, por España y por el Estado que la articula jurídicamente, que muchos de ellos creen que lograr la independencia será cosa de nada, dependiendo sólo de su querer. Olvidan que, pese a sus defectos, España es una vieja nación con una mala salud de hierro, ni mejor ni peor que otras, cuya inercia –la voluntad de seguir siendo– no puede minusvalorase. Hay que contar con ella

Siete. Sólo hay una salida: la convocatoria de elecciones autonómicas. Su resultado es previsible: ganará Esquerra, que podrá formar gobierno coaligándose con otros dos partidos (uno será, tal vez, el de los comunes; el otro es imprevisible). Oriol Junqueras será el próximo presidente de la Generalitat de Catalunya y, siendo un político reservón como es (dícese reservón, en la jerga taurina, del toro tardo en arrancarse pero que, cuando lo hace, embiste con fuerza y peligro), puede que sea propicio a un pacto con el Gobierno central, siempre que este vaya más allá de una oferta de diálogo incolora, inodora e insípida, y se faje con una realidad que no puede eludir más y que cabe concretar en una quíntu­ple demanda ca­talana:
1)Recono­cimiento de la identidad nacional de Catalunya.
2)Competencias identitarias exclusivas.
3)Tope a la aportación al fondo de solidaridad (principio de ­ordinalidad) y Agencia Tributaria compartida.
4)Partici­pación en la toma de decisión sobre cuestiones de carácter general a través del Senado.
5)Consulta a los ca­talanes sobre si aceptan estas re­formas.

Ocho. Esto no exige una refor­ma constitucional de cuajo. Buena parte puede lograrse –como dice Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón– por medio de una dis­po­­si­­ción adicional. El problema es ­querer.

martes, enero 24, 2017

CONVULSIONES EN LA ENSEÑANZA




Se podría hablar de muchas - mala educación de los alumnos, descrédito de la función docente, proteccionismo de los padres, cambios de leyes de educación sin consensuar, valores en decadencia, adicción a las nuevas tecnologías, recortes, etc. - pero de eso ya se ha encargado la profesora Eva María Romero Valderas. Yo  me voy a centrar en un asunto menor y que pasa un tanto desapercibido, pero que también tiene su enjundia. Al menos, para mí...

Por asociación de ideas, recuerdos que estaban hibernados vuelven a cobrar vigencia en la memoria por razones o sinrazones un tanto insospechadas. Paso a relatar uno de ellos:

Durante la Edad Media se crearon las universidades, pero todavía no existían libros. Tomar apuntes de lo que explicaba el profesor estaba prohibido porque se consideraba una falta grave de respeto ya que no se escuchaba adecuadamente la palabra del maestro, que acostumbraba a leer un texto manuscrito, único. Por lo tanto, los alumnos se veían obligados a memorizar lo escuchado en el aula y, al finalizar la clase, antes de que se olvidaran aún más cosas, había que reunirse en grupo para reconstruir la lección impartida en el aula.

La invención de la imprenta en 1450 por Gutenberg supuso una auténtica convulsión. Con su aportación, cada alumno universitario podía contar con el mismo libro que utilizaba el profesor. La alarma saltó de inmediato: si los alumnos tenían acceso al mismo libro que leía o comentaba el profesor, ¿para qué servía este?

Por supuesto que algunos profesores pueden sobrar dada su inutilidad e incompetencia, pero todos tenemos la experiencia que, por muchos libros que se hayan publicado desde aquel entonces, la figura del profesor y todo lo que entraña su figura presencial continúa vigente y plena de sentido entre nosotros.

¿A cuento de qué viene esta historia? Pues resulta que las circunstancias y las convulsiones que se viven hoy en el mundo de la enseñanza muestran un cierto paralelismo con la historia anterior. Hoy existen tecnologías audiovisuales que nos aportan toda la información que deseamos y que cuestionan la necesidad de los libros. En muchos centros de enseñanza, a partir de la Secundaria obligatoria, los libros de texto clásicos, que en su día convulsionaron las estructuras de la enseñanza, se están dejando de utilizar y parece ser que esto no hay quien lo pare...

Ante esta evidencia no puedo dejar de rememorar con cierta nostalgia el placer que me deparaban el aroma y la pulcritud de los libros de texto nuevos al inicio de curso...Supongo que hoy, un móvil o un ordenador nuevos pueden provocar también sensaciones harto placenteras.

lunes, enero 16, 2017

Debate: ¿CÓMO HABLAN LAS MUJERES?


Care Santos, la reciente ganadora del Premio Nadal con la novela Media Vida, manifiesta que dicha obra es poco amable con las mujeres. Y añade que son las mujeres las que tienen que hablar duramente de las propias mujeres. En coherencia con este principio describe cómo y de qué hablan las mujeres cuando conversan entre ellas. La entrevista que se le hizo recientemente en La Vanguardia ha pasado un tanto desapercibida. Tengo la certeza de que si esas declaraciones las hubiese hecho un hombre conocido habrían escandalizado e indignado a muchas. ¿Me equivoco? Y si la respuesta es sí, pregunto: ¿Por qué? Aprovecho la coyuntura para manifestar con pleno convencimiento que lo que dice Care Santos es, si acaso, más la excepción que la norma. Y que conste que lo que dice de los hombres, aunque los envidie, tampoco es nada gratificante para los mismos...A lo mejor, no hay que descartarlo, manifiesta todo esto con pretensiones publicitarias y de notoriedad...



jueves, enero 12, 2017

¿GILIPOLLAS, EL QUE SE CREE LOS TÓPICOS?




Toni Martín, cargo del PP andaluz, se siente abrumado por la repercusión que ha tenido en Facebook su declaración en la que manifestaba que "se sentía gilipollas después de visitar Cataluña"  y comprobar la falsedad de los tópicos malignos que circulan por ahí sobre la idiosincrasia de los catalanes. Por eso, concluye que vuelve a Andalucía "con sensación de ser gilipollas" por haber creído en los estereotipos y razona que con estos tópicos "malignos" solo se contribuye a "extender el odio y el rechazo".

Manifiesta que no ha tenido oportunidad de conocer a ese que le saludas con un "buenos días" y te responde en catalán. Le dices "perdón, es que no le entiendo" y te sigue hablando en catalán. Añade que "buscaba también al que no te mira o lo hace con cara de asco cuando ve que eres de otra parte de España. Pero oye, ni rastro", declara. De esta forma explica que solo ha encontrado "gente muy amable y muy simpática" y afirma que "ha recibido más sonrisas y educación que en mucho tiempo". "Me han preguntado por mi ciudad, por si me lo estaba pasando bien, me han ayudado en lo que han podido y he necesitado"

Creo que esta anécdota merece una reflexión sobre esos lugares comunes de carácter verbal conocidos y transitados por todos o por muchos y que reciben el nombre de tópicos o frases hechas.

El tópico, es bien sabido, no dice nada nuevo a nadie, sino más bien lo que todos saben. Se trata de frases prefabricadas, ya terminadas y dispuestas para uso de cada cual. O sea, expresan pensamientos que no hemos pensado nosotros mismos, sino que nos vienen ya cocinados y aderezados. Hay mucho de gregarismo en el uso de los tópicos. Orwelll ya lo expresó:

"Mi lema es "gritar siempre con los demás". Es el único modo de estar seguro".

Esa y no otra es la función primera de los tópicos: acomodarnos al grupo, arroparnos con "lo que se lleva", hacer uso de la moda verbal en ciernes a fin de llegar a ser de los nuestros.

El tópico, admitámoslo, es hijo de la pereza intelectual y primo hermano del prejuicio. (Otro que tal...) A base de usar una y otra vez esos lugares comunes, construimos nuestra comunicación más impersonal y automática. Decir lo que se acostumbra a decir en determinadas circunstancias evita el esfuerzo de aprender y opinar con criterio personal. El clásico "no somos nada" expresado en un funeral nos puede granjear afecto y nos evita hacer meditaciones más hondas sobre la condición mortal de los seres humanos. Los tópicos vienen a ser algo así como los dichos congelados que nos ahorran pensar. Además el uso de los tópicos facilita la comprensión de los receptores porque también son componentes de su código verbal.

Nuestros tópicos delatan las creencias dominantes en nuestra sociedad y los prejuicios colectivos:

"El vasco, bruto y directo. Al aragonés, tozudo y cabezón. El andaluz, gracioso y vago. El catalán, agarrado. El madrileño, chulo. El gallego, indeciso..."

Los tópicos han alimentado y alimentan durante generaciones la imagen que tenemos unos de otros. Por eso triunfó "Ocho apellidos vascos". No puedo decir lo mismo de "Ocho apellidos catalanes"...No hay la menor duda de que si se viajara más, se documentara con más rigor y se conocieran las cosas en directo, la opinión que nos merecen los demás sería muy otra y mucho menos simple.

Sea como fuere, los tópicos se detectan lo mismo en la derecha que en la izquierda, igual en los políticos que entre los demás ciudadanos. Con escasas diferencias los pronuncian jóvenes y viejos, educados y analfabetos, ricos y pobres... Aparentan ser inofensivos, facilitan la tarea de opinar sin pensar, pero engañan y son peligrosos.

Si Toni Martín, el inspirador de esta reflexión, se considera gilipollas por haber dado crédito a las cosas que se dicen de los catalanes, los demás  -y respondo a la pregunta del título- también lo somos. Solo nos diferencia a unos de otros... el grado.

domingo, enero 08, 2017

CICLISTAS INCÍVICOS: URGEN NORMAS




Peatones y ciclistas son los mayores infractores de las normas de tráfico en Barcelona. Doy fe de ello. Sin embargo, en porcentaje, son muchísimos más los ciclistas que no respetan las señales de tráfico.  Al lado de ellos, el resto de conductores de otros vehículos parecen más que ejemplares.


Se está convirtiendo lo que debería ser excepcional en una norma: la mayoría de los ciclistas se saltan los  semáforos en rojo con total impunidad y sortean con más o menos habilidad a los peatones que están cruzando por los  pasos de cebra.  Incluso en calles o avenidas que tienen carriles exclusivos, algunos optan por invadir las aceras aunque tengan menos metros de los estipulados. A varios de estos infractores les he llamado ¡INCÍVICOS!,  obteniendo como respuesta una especie de mirada indiferente, conmiserativa o un gesto digital harto conocido...


Ni el ayuntamiento de la Sra. Colau ni los anteriores están tomando cartas en el asunto. Todo en pro de incrementar el número de usuarios de las bicicletas. Y lo más lamentable es que ya se han producido algunos accidentes graves.


El RACE -ya era hora que algún organismo autorizado se pronunciase- propone que los ciclistas también tengan carnet por puntos y se les obligue a tener un seguro y una matrícula. Me parece genial y lo aplaudo.


También hay ciudadanos partidarios de incrementar el uso de estos vehículos que proponen que los ciclistas puedan interpretar un semáforo en rojo como un ceda el paso...


Planteo este tema como debate a un grupo de alumnos. Hay opiniones encontradas. La mayoría reacciona atacando a conductores de coches, motos, transeúntes... Selecciono la más original: "Cuando vamos en bici nos sentimos más peatones que vehículos. Y si como paseantes cruzamos la calle cuando no hay coches, aunque el semáforo esté en rojo, al ir en bici nos comportamos de la misma manera. Igual que los  peatones, vamos en sentido contrario y vamos por las aceras como Pedro por su casa. Es guay sortear a la gente...".

miércoles, enero 04, 2017

"Lobby" ThinkCat: Operación diálogo





El asunto que ameniza las redes sociales  y la prensa en general es el referente a la campaña que están llevando a cabo la ANC y el Omnium Cultural para que las cabalgatas de los Reyes Magos en Vic y alguna otra localidad catalana se conviertan en manifestaciones de apoyo y reclamo de la independencia de Cataluña. De dicha campaña se me ocurren dos opiniones:
a).- Adoctrinar y utilizar a los niños con fines políticos del signo que sean es una barbaridad, impropia de una democracia, que hace evocar pasados históricos indeseados.
b).- Las dos instituciones mencionadas, encargadas de adoctrinar a los que no piensan por cuenta propia, se han convertido en el hazmerreír de las redes. Solicitar a unos Reyes por muy Magos que sean, que no se sabe muy bien  si provienen de Oriente o de Tartesos, que traigan la República es, además de un oxímoron, una paradoja impropia de entidades que como la de Omnium lleva el apellido de Cultural...
Al lado de esta noticia que, como otras, nos distrae de los asuntos más importantes, leo esta mañana que tres personajes catalanes de notoriedad y de diferentes ideologías se proponen crear el Lobby ThinkCat con el fin de iniciar la "operación diálogo" entre los gobiernos de Cataluña y de España. Los impulsores de esta idea son Josep Piqué, exministro de Asuntos Exteriores con el Gobierno de Aznar, Francesc de Carreras, catedrático emérito de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Barcelona y simpatizante e ideólogo de Ciudadanos y Josep Piqué, ministro de Obras Públicas del Gobierno de Felipe González, Presidente de Parlamento Europeo y coautor de un libro - Las cuentas y los cuentos de la independencia (2015)- que cuestiona los argumentos que esgrimen la independencia de Cataluña como panacea universal. Es evidente que este grupo, con la presencia de un  nacionalista catalán dialogante, habría sido mucho más representativo...
Los tres protagonistas de esta iniciativa defienden la "operación diálogo", critican la insuficiencia de la vía jurídica contra el independentismo y pretender llevar a cabo lo que no ha sabido hacer el Gobierno del PP: pedagogía en Cataluña  para combatir el independentismo con argumentos académicos y alejados de la emocionalidad que tanto ponen de manifiesto unos y otros y apoyar a los que, rechazando el independentismo, no se han sentido arropados en los últimos años.
Contrastando con estos objetivos, ponen de manifiesto que el nacionalismo catalán lleva años de ventaja en pedagogía que han llevado a cabo en tres ámbitos: en el sistema educativo, en los medios subvencionados y en la incompetencia del Estado en Cataluña. (Por eso, la reciente iniciativa de enviar a la vicepresidenta Soraya a dialogar con Cataluña llega tarde. Cabe, si acaso, negociar).
No sé si esta iniciativa tendrá o no incidencia, pero rebatir con argumentos a quienes defienden la independencia y apoyar más inversiones y un Corredor Mediterráneo, como dicen que harán, puede resultar positivo. Al tiempo...
Tampoco ocultan que este diálogo tiene un límite: la soberanía y el futuro de España es cosa de todos...

miércoles, diciembre 28, 2016

ELOGIO DE LA INFELICIDAD (Emilio Lledó)






El conocimiento del autor es fundamental, pero en más de una ocasión he adquirido un libro por la información que se expone en su solapa.

En Elogio de la infelicidad de Emilio LLedó figura este texto:

La palabra felicidad, escribía recientemente Lledó, es una idea casi trivial y, a la vez, una aspiración insoslayable, medio perdida «en ese horizonte de sueños, ideales, deseos, utopías, amenazas y dolores» que nos atrapa y nos envuelve. Así que esa escurridiza palabra «nos hace pensar que estar en el mundo es estar en la insuficiencia, en la insatisfacción». En consecuencia, si la felicidad es un proceso, una lucha en distintos frentes, otro tanto sucede con la desdicha, motivo de este libro inédito suyo, que reúne escritos entre 2000 y 2005. 

Por todo ello, su Elogio de la infelicidad tiene varias ramificaciones: va desde el reconocimiento activo del dolor y de la corporeidad hasta la interiorización de los conflictos, desde el reconocimiento de la amistad hasta el ideal ciudadano y la lucha contra la ferocidad que hoy nos acosa con una violencia fatalmente aceptada. 

Pero también desafía nuestra capacidad para reflexionar sobre estos «combates», si sabemos leerlos, interpretarlos a partir de diversos relatos clásicos y traducirlos a nuestra experiencia del presente.

Veremos si la lectura del mismo responde a las expectativas que me despierta dicho texto...

También tengo la certeza de que si el título hubiese sido  Elogio de la felicidad  no me habría resultado  sugerente. No sé si me aparto de lo convencional, pero no me gustan nada los autores que se declaran felices y presumen de tener la fórmula para alcanzar ese logro... Me resultan un tanto cínicos.