jueves, noviembre 15, 2018

VICTIMISMO CRÓNICO




El que más y el que menos, en alguna situación de su vida, ha tenido que asumir el rol de víctima. En general, este papel se asume en base a hechos objetivos que sirven de justificación de dicho desamparo. Sin embargo, existen personas que alardean hasta la presunción de una especie de victimismo al que podríamos catalogar de crónico. Se hallan en un estado permanente de quejas y lamentos sin fundamento alguno. Estas personas se escudan en una personalidad victimista. Algunos, es posible, que adopten dicha actitud de manera inconsciente. Así se liberan de cualquier responsabilidad en sus acciones y culpan a los demás de lo que les ocurre.

Este modo de afrontar la vida cotidiana puede traer consecuencias negativas. Una de ellas es la visión pesimista de la vida. Esta actitud crea malestar y desconfianza tanto para  la persona "quejica" como para el entorno.

Los victimistas suelen deformar sistemáticamente la realidad y creen, con pleno convencimiento, que la culpa de lo que les sucede es responsabilidad de otras personas no escatimando exageraciones, quizás inconscientes, de lo negativo de las mismas. El rol de victimistas les quita responsabilidad y muestran un deseo incontrolable de llamar la atención sin ejercer el mínimo atisbo de autocrítica. Suelen mostrarse intolerantes ante los errores de otras personas, pero sus propios fallos los perciben como nimios y, en cualquier caso, plenamente justificables...

El objetivo de los victimistas es que otros sean y se sientan culpables. Utilizan una retórica cuyo objeto es ridiculizar y descalificar cualquier argumento de sus "enemigos" huyendo de refutar a los mismos en base a datos y argumentos mejores. Los adversarios siempre son autoritarios, carentes de empatía y agresivos. 

Una de las estrategias que más frecuentemente usan los victimistas crónicos es el chantaje emocional. Cuando conocen bien las virtudes y defectos de su "adversario", no dudan en manipular sus emociones para intentar salirse con la suya y mostrarse como víctimas. Las personas que van de víctimas suelen tener una gran capacidad para reconocer emociones, y usan las dudas y flaquezas de las otras personas en su propio beneficio.

Pienso que la única manera de lidiar con estas personas es la de intentar no ser enredadas en ese juego de manipulación. Hay que hacerles saber que sus lamentos siempre son los mismos y que lo valiente en esta vida es intentar hallar soluciones. Si están dispuesto a encontrar salidas a sus problemas, debemos echarles una mano y hacerles notar que estamos con ellos, pero también hay que dejarles claro que no vamos a perder el tiempo escuchando sus quejas reiteradas. En cualquier caso, lo que procede es evitar en lo posible que te contagien las malas vibraciones...

miércoles, noviembre 07, 2018

¿Las dudas y las rectificaciones ennoblecen?



Me cuesta aceptar a las personas que se manifiestan intolerantes, autoritarias  e incapaces de adaptarse a las metamorfosis que el tiempo y el entorno nos provocan. Ignoran que las rectificaciones y las dudas dignifican a quienes las practican.
Me apena también que no pocos sientan una especie de alergia a admitir algo tan elemental como que, a medida que las circunstancias cambian, pueda uno también experimentar la misma mutación.
La flexibilidad es signo de inteligencia y no de debilidad. Demuestra capacidad de adaptación a nuestro entorno y rebeldía contra el maniqueísmo inmovilista de las doctrinas.

sábado, octubre 27, 2018

Debate: CATALUÑA, UN OCTUBRE DESPUÉS








La teoría sobre cómo moderar un debate es conocida: distribuir el uso de la palabra de manera equitativa entre los participantes en la mesa y saber poner orden en el caso de que todos quieran hablar a la vez. El moderador, además de mostrar una imparcialidad con los ponentes de la mesa, también debe garantizar que se hable de lo que se ha planteado sin desviaciones hacia otros derroteros Y por si eso fuera poco o baladí, el moderador también debe controlar al público asistente en el momento de los ruegos y preguntas. 

El debate que me tocó moderar el pasado jueves 25, y como era de prever, dada la naturaleza temática del mismo, despertó ideas y sentimientos confrontados tanto entre los ponentes como entre el público asistente y no fue fácil aplicar la teoría expuesta anteriormente. Afortunadamente no me contagié de los sentimientos exaltados de algunas personas del público a las que en más de una ocasión hubo que recordarles que respetasen las reglas y  guardasen las formas.

El debate sobre CATALUÑA, un octubre después pretendía hacer una reflexión sobre ese episodio. Con este propósito se invitaron a cuatro personas de diferentes ámbitos ideológicos. El representante de ERC, Isaac Albert,  ni se presentó ni se disculpó. ¡Allá él! Sí lo hicieron los tres restantes:

Elàlia Reguant (CUP), diputada del Parlament de Cataluña, licenciada en Matemáticas y actualmente regidora del Ayuntamiento de Barcelona,  justificó el episodio del 1 - O y puso de manifiesto las profundas convicciones antioligarquícas y anticapitalistas que caracterizan a su partido. Trató de legitimar el hecho de ser independentistas y no regateó críticas a la Monarquía y a la represión policial del 1 - O. A pesar de la contundencia de sus palabras, sus formas fueron moderadas y en el momento más animado del acto, mostró una actitud más receptiva que participativa.

Antonio Robles (CIUDADANOS), profesor de Filosofía, periodista y fundador de algunas asociaciones, ex secretario general  de Ciudadanos,  se mostró muy crítico con el nacionalismo catalán que se venía gestando desde hace tiempo llegando al extremo de considerar a Jordi Pujol como un alumno aventajado de Franco porque uno y otro identificaron  respectivamente a España y Cataluña con su propia ideología.  Criticó, igualmente, el adoctrinamiento que se imparte en la escuela catalana, la parcialidad de algunos medios, la política lingüística y la manipulación del pasado y del presente. También hizo una firme defensa de la Constitución Española. 

Joan Coscubiela, secretario general de CCOO (1995-2008) y diputado en el Congreso (2011-2015) tuvo una participación lúcida, matizando que estaba a título personal sin ánimo de representar a nadie más que a él mismo. Sitúo el conflicto catalán dentro de un contexto más amplio al que denominó "crisis mundial". Manifestó que el conflicto España/Cataluña obedecía a un problema viejo de encaje de esta comunidad en el conjunto del Estado por incompetencia y falta de diálogo entre ambos gobiernos. Hizo votos por desinflamar el conflicto y  buscar una solución en lugar de avivar el fuego. Aunque con otras palabras vino a repetir la frase que tiempo atrás pronunció en Congreso de los Diputados. "Estoy aquí porque mis padres me enseñaron a luchar por mis derechos. No quiero que mi hijo Daniel viva en un país donde la mayoría pueda tapar los derechos de los que no piensan como ella". Sin duda alguna,  fue el orador más aplaudido por los asistentes. 

P.D. Joan Coscubiela, durante el debate, acariciaba un libro que acaba de publicar. Se titula Empantanados: Una alternativa al sóviet carlista . En un momento dado lo tomé en mis manos y echando una ojeada rápida tome nota de este fragmento: ¿Es posible superar el empantanamiento de la situación actual? A la incapacidad de gestionar las grandes ilusiones y expectativas creadas por el independentismo se ha sumado el inmovilismo del Gobierno del PP y la reacción del españolismo más rancio e intolerante, en un cóctel de difícil digestión del que solo se saldrá pactando el desacuerdo."




miércoles, octubre 17, 2018

¿El independentismo es retrógrado?



Lo que se lleva hoy y me parece un avance - siglo XXI - va por otros derroteros: desnacionalizar lo más posible a la ciudadanía, desligarla del pasado y centrarla en algo que da vuelta y media al secesionismo, o sea, en los deberes y derechos, en la igualdad de oportunidades,  en las garantías del futuro... Plantear una ciudadanía basada en la patria chica, en la identidad y en la lengua única es dar un paso hacia atrás. Sólo hay que echar un vistazo a los efectos ya provocados: desestabilización, frustración y división de la sociedad.

domingo, octubre 14, 2018

Constitución de 1978: es lo que hay



Según la Constitución vigente, lo que quiera ser España o una de sus partes en el futuro es una decisión que deben tomar conjuntamente todos los españoles y no una parte de ellos. Los que hacen un planteamiento distinto no conocen la Carta Magna mencionada, ignoran qué es un Estado de Derecho o hacen caso omiso de lo que se votó democráticamente en 1978. 
La solución al problema de Cataluña no puede ser otra que la aplicación de la Ley y la defensa del Estado de Derecho. No puede haber, por lo tanto, un referéndum vinculante para la independencia, si esta consulta se lleva a cabo únicamente en una parte de España. Otra cuestión es que se plantease un referéndum a nivel estatal, convocado por el Gobierno de turno, que es quien tiene atribuciones para hacerlo, y que todos los españoles decidamos si queremos que una comunidad tan apreciada como Cataluña deje de formar parte o no de España. 
Así están las cosas: lo tomas o lo dejas. Y si esta Constitución se ha quedado desfasada con la actualidad o no ha sabido abordar el tema territorial con inteligencia y equidad... que se pongan los expertos a renovarla y que  sea, una vez más, el conjunto del pueblo español quien le dé o no su beneplácito...


martes, octubre 09, 2018

Aniversario del 8 de octubre de 2017




Ayer hizo un año de la manifestación en Barcelona a favor de la Constitución, la unidad de España y en contra del nacionalismo independentista catalán. Esta manifestación sorprendió a los más optimistas de sus organizadores y sirvió para dar voz  y presencia física a esa otra Cataluña que venía manteniendo un silencio y una pasividad que hacían dudar de su existencia y de la pluralidad identitaria de sus gentes. Tengo constancia de que algunos todavía no se han recuperado del impacto sorpresivo que supuso este evento. Sirvió también para demostrar que las calles no son exclusivas de nadie, si acaso, son de todos...

Los manifestantes, aun siendo simpatizantes de diversos partidos, coincidían en creer en la democracia, en la libertad, en el Estado de derecho y en la Constitución de 1978. Ese era su común denominador.

Cualquiera que tenga nociones de historia contemporánea sabrá que la pasión nacionalista ha causado grandes estragos en la historia. El nacionalismo, y algunos parecen haberlo olvidado, ha llenado la historia de Europa y de España de cruentas guerras. ¡Nunca más!

De los distintos oradores que hicieron uso de la palabra, quiero destacar a Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura, que se expresó en estos términos:

"Queridos amigos. Todos los pueblos modernos o atrasados viven en su historia momentos en los que la razón es barrida por la pasión. Y es verdad que la pasión puede ser generosa y altruista cuando inspira la lucha contra la pobreza y el paro. Pero la pasión puede ser también destructiva y feroz cuando la mueven el fanatismo y el racismo

Y además de catalanes, hay aquí, esta mañana, miles de hombres y mujeres venidos de todos los rincones de España —e incluso del Perú—, a decirles a los amigos catalanes que no están solos, que estamos con ellos, que queremos dar juntos con ellos la batalla por la libertad. Estamos armados de ideas, de razones y de una convicción profunda de que la democracia española está aquí para quedarse. Y que ninguna conjura independentista la destruirá.

No queremos que los bancos y las empresas se vayan de Cataluña como si fuera una ciudad medieval acosada por la peste. No queremos que los ahorristas catalanes retiren su dinero por la desconfianza, por la inseguridad jurídica que les merece el futuro de Cataluña. Queremos, por el contrario, que los capitales y las empresas vengan a Cataluña para que vuelva a ser, como tantas veces en su historia, la capital industrial de España, la locomotora de su desarrollo y su prosperidad.

Queremos que Cataluña vuelva a ser la Cataluña capital cultural de España, como era cuando yo vine a vivir aquí, en unos años que recuerdo con enorme nostalgia. Eran los últimos años de la dictadura franquista. La dictadura se deshilachaba y hacía aguas por todas partes. Y ninguna ciudad española aprovechó tanto como Barcelona esos resquicios de libertad para volcarse al mundo y traer del mundo las mejores ideas, los mejores libros, todos los grandes logros de la vanguardia. Por eso venían los españoles a Barcelona. Porque aquí los aires eran ya los de Europa. Es decir, los de la democracia y la civilización.

Aquí, en esa Cataluña se reunieron, después de haberse dado la espalda desde la guerra civil, los escritores españoles y los escritores latinoamericanos. Aquí, yo he visto llegar a Barcelona a muchachas y muchachos de toda América Latina, con vocaciones artísticas y literarias, que venían porque aquí había que estar si uno quería triunfar en el mundo de las artes, del pensamiento, de la literatura. Venían aquí como nosotros en las generaciones anteriores íbamos a París. Queremos que Barcelona, que Cataluña, vuelvan a ser la capital de la cultura de España.

Queridos amigos. España es un país antiguo. Cataluña es un país antiguo. Hace 500 años sus historias se juntaron y se juntaron con las historias de vascos, de gallegos, de extremeños, de andaluces, etcétera. Para crear esa sociedad multicultural y multilingüística que es España. Ahora, desde hace 40 años, además de recuerdo de un pasado grandioso y a veces trágico, España es también una tierra de libertad, una tierra de legalidad. Eso el independentismo no lo va a destruir.

Se necesita mucho más que una conjura golpista de los señores Puigdemont y Junqueras, y de la señora Forcadell, para destruir lo que han construido 500 años de historia. No lo vamos a permitir. Aquí estamos ciudadanos pacíficos, que creemos en la coexistencia, que creemos en la libertad. Vamos a demostrarles a esos independentistas minoritarios que España es ya un país moderno, un país que ha hecho suya la libertad y que no a va a renunciar a ella por una conjura que quiere retrocederlo a país tercermundista."

No tengo la menor duda de que muchos independentistas harían suyos muchos de los deseos expresados por Vargas Llosa. Otra cosa es que se atrevan a manifestarlo públicamente... 


jueves, octubre 04, 2018

MÁS DE UN CENTENAR DE PROFESORES DE CATALUÑA FIRMAN UN MANIFIESTO POR LA LIBERTAD IDEOLÓGICA EN LA UNIVERSIDAD



Piden que se respete el principio de neutralidad de las adinistraciones y que se garantice y promueva en la Universidad la libertad de expresión, así como que se repruebe cualquier actuación que denigre a personas o colectivos por razón de sus ideas.

Más de un centenar de profesores universitarios de Cataluña han firmado un manifiesto en "defensa de la libertad ideológica y contra la presión política" en los campus y facultades catalanas, según los impulsores de esta iniciativa, Universitaris per la convivència.

En el manifiesto, los firmantes reclaman a la Generalitat que se respete el "principio de neutralidad" de las administraciones públicas y "el derecho fundamental a la libertad ideológica de profesores, alumnos y personal" de la universidad catalana "absteniéndose de promover o realizar comunicados de carácter partidista y de permitir que se impongan en las instalaciones universitarias símbolos ideológicos con carácter excluyente".

También que "garanticen y promuevan en los campus la libertad de expresión de todos los miembros de la comunidad universitaria, respetando el principio de igualdad, sin discriminación, y reprobando con contundencia cualquier actuación que denigre a personas o colectivos por razón de sus ideas".

Del mismo modo, los profesores firmantes reclaman medidas "para concienciar al personal universitario sobre la importancia de respetar en todo momento las distintas sensibilidades políticas existentes, especialmente las de los alumnos que, por razones obvias, están en inferioridad de condiciones para mostrar su discrepancia".

Para los firmantes, estas peticiones son "esenciales" para ejercer la labora docente e investigadora y para que las universidades "contribuyan, fomentando en su seno un debate racional de ideas, a la articulación de una opinión pública diversa y plural, esencial para una verdadera convivencia democrática".
En el texto del manifiesto se denuncia que en 2017 "muchos órganos de gobierno de las universidades catalanas emitieron comunicados claramente alineados con el poder político de la Generalitat" y "proliferaban" con "amparo institucional" en los edificios universitarios "pintadas y otros símbolos de carácter independentista y en ocasiones excluyente, mientras que algunos colectivos de estudiantes constitucionalistas sufrían amenazas y agresiones sin recibir ningún tipo de respaldo por parte de las autoridades académicas".
"Las declaraciones partidistas de una administración educativa en modo alguno pueden ampararse en la libertad de expresión, que es un derecho exclusivamente individual. Por el contrario, constituyen una instrumentalización inaceptable de las instituciones que contribuye a acrecentar la espiral de silencio que padecemos, generando así una sensación de pensamiento único en la esfera pública, que limita el intercambio libre de ideas", denuncian en el manifiesto.

lunes, octubre 01, 2018

CATALUÑA/ESPAÑA: ¿Se podrán todos alguna vez de acuerdo?


Resumir la historia de Cataluña en un vídeo de 8 minutos de duración puede resultar simplista, nada riguroso, parcial y más que temerario. Sin embargo, algo de lo que ocurre actualmente en Cataluña se comprende mejor tras dedicar tales minutos a esta grabación firmada por Memoria de Pez...

miércoles, septiembre 26, 2018

La Real Academia Española ha presentado hoy las más de 3.000 enmiendas y adiciones a la edición digital del Diccionario de la Lengua Española.


2

Las lenguas están vivas y evolucionan. Los hablantes son los artífices de esos cambios. La Academia de la Lengua los recoge, una vez consolidados, y los incorpora a las sucesivas ediciones de su Diccionario.


La Real Academia Española ha presentado hoy las más de 3.000 enmiendas y adiciones a la edición digital del Diccionario de la Lengua Española. / EUROPA PRESS 

'Buenismo', 'postureo', 'posverdad' y 'aporofobia' son algunas de las nuevas palabras incluidas desde este miércoles en el Diccionario en red de la Real Academia Española, según han anunciado hoy el director de la institución, Darío Villanueva, y la directora del texto, Paz Battaner. Las academias de la lengua española, tanto la RAE como las latinoamericanas, han ido incorporando a lo largo del año 2017 3.345 modificaciones entre nuevos artículos, nuevas definiciones en artículos ya existentes o matizaciones en las definiciones, además de supresiones de vocablos que ya no se utilizan.

Entre estos cambios se encuentra también la matización de que "sexo débil" se trata de una expresión "despectiva o discriminatoria", como ya anunció que haría el pasado mes de marzo. 'Sexo débil' es una expresión que existe en inglés, en francés y en italiano, ha recordado Villanueva, y que en su día "se utilizó positivamente", contexto que con el tiempo se ha modificado. El director de la RAE ha insistido en que el diccionario "no crea o inventa palabras y no es "una fotografía del vocabulario de hoy, sino también del que hemos heredado".

Dentro del ámbito del debate sobre sexo, feminismo y lengua, respecto a la inclusión del término "heteropatriarcado" el director de la Real Academia ha indicado que están "en ello" y que esperarán a la consolidación de su uso ya que uno de los criterios para introducir neologismos es la frecuencia en su utilización. El director de la RAE ha insistido en que "jamás" harán un Diccionario "políticamente correcto" ya que sería "destruirlo" pero ha explicado que están trabajando en que sea el "más igualitario" hasta la fecha.
Cambios de criterio

En el Diccionario se ha revisado la denominación de "oficios" que solo estaban en género masculino, como "jueza", que se recogía hasta ahora como "mujer de juez", o "embajadora", como "mujer de embajador". El diccionario también distingue ahora entre carácteres sexuales primarios y secundarios y modifica las definiciones de 'macho' y 'machismo'.

El diccionario ha incorporado términos que reflejan nuevas realidades sociales o conceptos que han entrado en el lenguaje común, como 'acoso escolar', 'antropocentrismo', 'aporofobia' ("fobia a las personas pobres o desfavorecidas"), 'buenismo' ("actitud de quien ante los conflictos rebaja su gravedad, cede con benevolencia o actúa con excesiva tolerancia"), 'especismo' ("Discriminación de los animales por considerarlos especies inferiores") o 'posverdad' ("distorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales").  
También entran términos vinculados a las nuevas tecnologías: 'audiolibro', 'clic', 'cliquear' y 'cliqueo', 'craker', 'hacker', 'holter', 'pinchar' 
La incorporación de los usos del español en América Latina también ha dejado su huella, con entradas nuevas o modificadas como 'chicano', 'chusmear', 'vallenato', 'juan', 'lacho', 'ña', 'ño',  'latino', 'leche asada', 'macegual' o 'niguatoso'. También se van incorporando, a medida que la academia considera que ya están acuñadas, palabras de uso coloquial: en esta nueva versión, por ejemplo, 'bocas', 'notas', 'pasada' y 'postureo'. Algunos campos temáticos han entrado también en el diccionario, como el yoga, con palabras como 'asana' y 'chakra'. 
Anglicismos

Villanueva ha aprovechado la presentación de la nueva versión de Diccionario en línea para hacer un llamamiento contra la incorporación "indiscriminada" de anglicismos en la lengua castellana. "Si bien la Academia no está cerrada a la incorporación de extranjerismos, sí nos preocupa la reiteración excesiva del uso de palabras en inglés sin que sea necesario", ha apuntado.
La 'versión 23.1' del diccionario incorpora algunos anglicismos ('clic', 'táper', 'trávelin' y, aunque en estos casos en cursiva,  'craker' , 'hacker', 'fair play' y 'holter') y palabras procedentes de otras lenguas, como 'halal', 'hummus', 'kosher', 'umma' o 'sharía'.

Entre los anglicismos innecesarios, por tener un equivalente en castellano, el director de la RAE ha puesto como ejemplos 'black friday', 'take away', 'save the date', 'dress code', 'prime time', 'streaming', 'product manager' o 'community manager'. 
Actualización continúa 

La RAE no ha publicado una versión impresa del Diccionario desde el año 2014, y no tiene fecha fijada para hacerlo: sin embargo, la revisión anual de la versión en red equivale ya a una nueva edición de la obra. Así, si la última edición impresa es la 23ª, la actual versión en línea puede ser considerada la 23.1. La obra está disponible gratuitamente en la web de la academia con el patrocinio de la Obra Social La Caixa. El año pasado el diccionario en línea recibió 600 millones de consultas, y en el 2017 se espera superar ampliamente los mil millones.
En su intervención, Paz Battaner ha recordado que «la RAE ha actualizado su Diccionario desde 1780. Por tanto, el que hoy presentamos, es un trabajo que viene condicionado por la actividad normal de funcionamiento de la corporación». La novedad de esta versión es que «una vez digitalizado el DLE, estas actualizaciones se harán de manera continua».
Más allá de la posibilidad de que anualmente vayan incorporándose en línea versiones 23.2 o sucesivas, la RAE y la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) han iniciado la redacción de la 24ª edición del diccionario, que renovará completamente su estructura y, ha indicado Villanueva, "será digital desde su misma concepción". 

miércoles, septiembre 19, 2018



Me imagino a los independentistas dolidos y hasta indignados con la ducha de agua fría que acaban de recibir de mano del expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien ha pronosticado en un diario flamenco que la secesión no llegará antes  de 20 o 30 años. Una generación entera. Y eso que se propuso situar a Cataluña en la independencia en solo 18 meses. Algunos dirigentes secesionistas ya han levantado el pie del acelerador: Gabriel Rufián aboga por "pinchar la burbuja del independentismo mágico" y Joan Tardá  que decía que estaba en el Congreso para unos meses, ahora ve "estúpido" creer que se puede imponer la independencia al 50% de la ciudadanía.

A los no independentistas nos congratula esta noticia y los afines ya tienen otra derrota que añadir a la que se acostumbra a celebrar durante la Diada del 11 de septiembre. Todos contentos (Esta frase pretende ser irónica pero no sarcástica. Que conste)

El Doc Krapp, al que considero un gran amigo y del que aprendo mucho, comenta esta noticia con esta memorable frase: "En 20 o 30 años, tal cómo va el planeta con el cambio climático, será más importante salvar el pellejo que agarrarse al asta de una bandera". 

No pocos seguirán con la misma "martingala". Están en su derecho. Otros derivaremos nuestra atención hacia asuntos más relevantes y prioritarios desde el punto de vista social y político. Sin obviar la lectura, claro...