viernes, marzo 24, 2017

YO TAMBIÉN ESTOY HARTO DE...



Laura Freixas, escritora y periodista, publicó un artículo recientemente en La Vanguardia en el que manifestaba su hartazgo con el  "Procés" que desde hace cinco años gira y gira como una noria hacia un objetivo desnortado; con un Govern que no gobierna y que alardea de desobedecer y engañar además de preparar una ley sin debate parlamentario; con el hecho de identificar la democracia con el referéndum; con el  enfrentamiento  y la  división que provoca esta intención en la sociedad catalana; con identificar el "poner las urnas" con la democracia al tiempo que pisotean las normas que emanan de las urnas anteriores; con que a cualquier crítica, el independentismo conteste: “Y tú más”; con que estén en contra de la corrupción de los demás ignorando la propia; con unos planes independentistas que aspiran a distraernos del caso Pujol, el caso Palau, el caso 4%; con que piensen que los charnegos son idiotas y que se creerán que el voluntario de la ANC que llama a sus puertas con pretensiones doctrinarias les pagará la pensión de su bolsillo; con la amenaza de que la transición no será pacífica por culpa de los otros; con la desconsideración que manifiestan asignando a la mitad de Cataluña que no comulga con sus ideas un mero papel de rehén; con la convicción de que en esta lucha el David es un héroe que lucha contra el malvado Goliat español...

Pues bien, además de compartir todas las razones que justifican sobradamente su hartazgo, también se me  ocurren añadir algunas otras. 

YO TAMBIÉN ESTOY HARTO DE: 

1.- Que el Gobierno presidido por el Sr. Rajoy peque de tancredismo, confíe en la providencia del tiempo, carezca de liderazgo y muestre su ineptitud para abordar este asunto desde una actitud política bien entendida que hace uso del diálogo, de la negociación y deja de recurrir a las leyes como única opción.  

2.- Que el  Gobern de Catalunya, al que no considero como propio,  utilice los recursos que aportamos todos los contribuyentes en aventuras partidistas muy alejadas del bien común más generalizado.

3.- Que muchos independentistas atribuyan todas las desgracias de Cataluña a Madrid  como si en esta capital se pasaran las noches de claro en claro y los días de turbio en turbio pensando en cómo amargarnos la vida a los catalanes.

4.- Que la tolerancia que para unos equivale a un reconocimiento recíproco entre iguales, para otros consiste en que un grupo dominante señorea las instituciones catalanas y la vía pública, mientras que los demás bastante tienen con un gueto, en una especie de reserva india de su propia identidad, sin salir de sus veredas...

5.- Que se manipulen palabras como "tolerancia", "derecho a decidir" y otras aunque se invoque su concepto. El Sr. Mas acostumbra a decorar sus desatinos y desafíos a la ley con los adjetivos "democráticos y pacíficos"... Como si las palabras tuviesen más incidencia que los actos.

6.- Que las emociones y los sentimientos tan peculiares de los nacionalismos dejen de lado a las razones.

7.- Que dejen de narrarnos cuentos y milongas, como que con la independencia tendremos una renta per cápita igual a los países más ricos de la U.E., que esto será Jauja y ataremos los perros con longanizas de Vic. Y hasta hay quienes se los creen. Los cuentos siempre han tenido mucha audiencia... entre los niños.

8.-  Que - como acaban de hacer el conseller Sr. Romeva y el ínclito diputado   Sr. Rufián  en el Parlament - llamen falangistas y estigmaticen a los miles de personas que se manifestaron pacíficamente el domingo pasado en Barcelona.

9.- Que se siga manifestando que la lengua catalana está perseguida - ¿como en la época franquista? -  cuando todos sabemos que se empezó a ensayar como lengua vehicular en 1983 y que las leyes posteriores de Política Lingüística y Educación han ido ampliando la protección del catalán y fomentando su uso en todos los espacios de la sociedad hasta rozar o traspasar los límites. Tanto es así que los recientes autos del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, que exigen al Gobierno catalán la introducción de una cuota del 25 % de horas lectivas en castellano, han sido recibidos como una agresión contra  la inmersión lingüística.  Nunca en la Historia de Catalunya el catalán había gozado de tanta protección y desarrollo como ahora.

10.- Que unos y otros manifiesten interés por negociar, pero no estén dispuestos a ceder en nada. 

Podría añadir unos cuantos apartados más, pero hoy he abusado y mucho me temo que esta entrada se haga insoportable. Y con razón...

Prometo no volver a tocar el dichoso tema del independentismo hasta... la próxima vez.

martes, marzo 14, 2017

"Refléjate a ti mismo"



Decíamos en la anterior entrada que el "Conócete a ti mismo" debería ser una de las mayores metas de todas las personas, si no la mayor, y así lo han recogido los sucesivos pensamientos filosóficos hasta nuestros días. Tarea, harto difícil de lleva a  cabo. Pocos, sin embargo, han defendido que la sabiduría pudiera alcanzarse a través de lo que se sugiere en una frase como "Refléjate a ti mismo". Puede parecer que entre conocerse y reflejarse hay cierto antagonismo, puesto que apuntan a metas diferentes: una hacia el interior y otra hacia  el exterior, pero no es así, aunque las diferencias son notables.

Cuando nos reflejamos acostumbramos a mezclar lo que somos con lo que quizás quisiéramos ser, y también con lo que los otros pensarán que somos. Creo que en el intento de mostrarnos a los demás recurrimos a la fantasía, a la hipocresía, al enmascaramiento en pro de alcanzar nuestro propio mito personal. Sin embargo,  y al lado o mezclado con lo anterior, también nos reflejamos según nuestras circunstancias personales, con algunas convicciones, con muchas incertezas, con la cara descubierta mirando de frente o de soslayo...Por eso "reflejarse" no es lo mismo que "conocerse", pero sí puede significar algo así como una fuente de conocimiento...

Creo que en los blogs, en las redes y en el trato directo o indirecto con los demás algo de lo que somos se pone de manifiesto. La pregunta pertinente es si lo que pensamos que somos tiene algo que ver con lo que piensan los demás de nosotros o si lo que expresan estos es coherente con  lo que piensan. Mejor ignorarlo, ¿no?


domingo, marzo 12, 2017

"Conócete a ti mismo" me dice Sócrates...




"Conócete a ti mismo"
me dice Sócrates y
reitera Platón...
Y por si olvidas
dicho aforismo,
ahí está inscrito
en el Oráculo de Delfos...
Y solo si consigues,
conocerte a ti mismo,
encontrarás a Dios...

No sé de dónde vengo,
ni sé quién soy,
moriré no sé cuándo
e iré a no sé dónde.


Me resigno a quedarme
sin saber de mí y
sin hallar a Dios,
pero seguiré esbozando
alguna que otra sonrisa...

lunes, marzo 06, 2017

"Cuando uno no es nada....


Esta profunda y escueta frase que publicó recientemente Susana Camps Perarnau en Facebook me llamó poderosamente la atención. La encontré muy sugerente. Tanto es así que  no dudé un ápice en solicitar la amistad de la autora.  Supongo que el contexto en el que uno se halla condiciona la interpretación de la misma. A los que rechazamos cualquier forma de nacionalismo excluyente nos reconforta y nos reafirma en nuestras ideas. 

sábado, marzo 04, 2017

Blogs: Seamos breves, por favor


Me encantan los textos de blogs que van directamente al meollo de la cuestión. No es fácil lograr este objetivo.  Fuera de los blogs también hay escritores que han cultivado la brevedad en la literatura: Quevedo, Gracián, Galeano, Monterroso, Benedetti, Cortázar, Max Aub, Quim Monzó, Ana Mª Matute, Javier Tomeo... Aforismos, dichos, adagios, apotegmas,  sentencias, greguerías, chistes, fábulas, microcuentos, haikús... ¡Qué maravilla!  Dar salida libre a la incontinencia verbal es más sencillo, pero propicia cometer más errores y cansar a los lectores. Fijo.

Lo ideal es que un artículo pueda leerse de una "sentada". Los párrafos, extensión moderada. Lo mismo se puede decir de la longitud de las oraciones. Las frases largas  y ampulosas no tienen sitio en Internet. Y lo mismo podríamos decir del vocabulario. Si alguna idea se puede expresar con una palabra, no lo hagamos con dos.  Es una muestra de cortesía con los lectores.

Habría que llegar al extremo de optar por las palabras más breves en detrimento de las más extensas: "ya", mucho mejor que "inmediantamente". Nos quedaremos con las formas menos breves, si acaso, cuando aporten más precisión semántica...

La corrección de los textos, además de subsanar los errores, ha de consistir en eliminar lo que sobre, pero sin olvidar que el contenido es prioritario.

Todo tiene un límite, ¿eh? Hasta el mismo Borges se pone en guardia  contra la "charlatanería de la brevedad"

domingo, febrero 19, 2017

¿CAOS MENTAL O WINDOWS 10?



Ayer fui testigo de la manifestación azul - "Casa nostra, casa vostra"- y quiero mostrar mi gratitud y solidaridad con la misma y sus promotores. Algunos enturbiaron el color azul del mediterráneo con otros colores de enseña ajenos a la misma y que TV3 se encargó de subrayar, pero creo que sus tomas capciosas no engañaron a nadie. Al menos, a los asistentes directos, que no eran pocos... Incluso decían que tal movida iba exclusivamente contra el gobierno español. Mentira saducea. Los manifestantes exigían dignidad política a los gobiernos europeos, incluido el español y el catalán de acuerdo con sus respectivas competencias. Otro mito es del "derecho a decidir". Desde el 2010 en Cataluña se han votado en nueve elecciones diferentes - sin contar con el 9 N - y en ninguna de ellas, los partidos independentistas han podido superar el 50 % de los votos y, sin embargo, se interpretan dichos resultados perdedores como un mandato democrático para avanzar hacia la independencia...Podría hacer referencia a más mitos, ¿eh? El color de la manifestación, insisto, fue azul, como el del Mediterráneo, enturbiado este por la sangre de los que perdieron la vida en busca de lo que no tienen en sus países de origen: paz y solidaridad.  Ayer me reconcilié con la sociedad catalana. Estoy convencido de que los manifestantes pertenecen a toda la gama ideologías que hay en esta tierra, y si la historia la avala como tierra de acogida, ¿por qué no pocos se empeñan en elevar fronteras? La sentencia del caso Nóos ha provocado, como no podía ser de otra manera, una polvareda de opiniones encontradas. Dominan las decepcionadas que dan pie a lo de que la justicia no es igual para todos - algo que difícilmente se puede rebatir - pero también los había que pensaban que Urdangarín y Cristina no llegarían a sentarse en el banco de los acusados o que en el peor de los casos, saldrían, si acaso, con una condena casi exculpatoria. A veces me deprime verificar que en buena parte de España hay muchos que no se sienten concernidos por lo que ocurre en Catalunya. Solo desde la ignorancia y el egoísmo puede entenderse el alto nivel de indiferencia que suscita fuera de esta comunidad la tensión interna que estamos padeciendo los aquí residentes. Hasta los hay que nos reprochan que solo sepamos hablar de este asunto, como si fuese el ombligo del mundo o no hubiese otras prioridades. La condena a seis años de prisión del ínclito Iñaki no está nada mal. Pienso. Que Cristina haya sido prácticamente exonerada es otra cosa. Nos creemos que estaba en el limbo o no nos lo creemos. Ahí está la cuestión...Para encontrar un Borbón con algo de luces, tengo que remontarme hasta Carlos III. Por eso tengo mis dudas sobre la infanta...Esta sentencia no avala a los que promueven la desobediencia a las Leyes  ni a los que dicen que esto sigue siendo una dictadura de las de siempre. Muy mejorable, sí es. Entre los jueces de Palma y el exjuez Vidal, adalid del independentismo, no tengo la menor duda de con quienes quedarme...Hablar del Barça en estas circunstancias puede parecer más que frívolo,  pero a los culés también nos afecta  y de qué manera. Hemos quedado sometidos a una especie de shock postraumático, aunque un servidor de Vdes. no ha visto  perturbado su sueño para nada. El Barça, que ya venía mostrando indicios preocupantes, se derrumbó con estrépito en París. Dio la sensación de estar aletargado, envejecido y sin recursos físicos ni futbolísticos, para oponerse a un equipazo en todos los sentidos. La crisis está abierta y lo previsible es que este lance deportivo pase una factura considerable. Me temo que esta temporada solo podemos aspirar a la Copa del Rey. Un fracaso a todos luces visto el pasado más reciente...Es muy significativo que el argumento del expolio fiscal - "España nos roba" - haya desaparecido del repertorio independentista. No es que quieran rectificar, a pesar de las aclaraciones de  Mas-Colell que rebaja la supuesta cifra a menos de la cuarta parte, es que dicha falacia ya se ha convertido en un mito. Los mitos, como bien se sabe,  se hacen indestructibles y dejan de ser vulnerables a cualquier crítica racional, además de convertirse en fuerzas capaces de lograr movilizaciones extraordinarias... Pesa demasiado la actualidad como para evadirse de la misma y adentrarse por vericuetos más profundos y estéticos... 

P.D.: Creo que tengo que asumir la responsabilidad de esta publicación un tanto caótica y desestructurada,  pero Windosw 10 no es ajena a la misma...


viernes, febrero 10, 2017

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL TUMBA TODAS LAS INICIATIVAS DEL "PARLAMENT" CATALÁN




Una ex compañera y amiga independentista, a la que tengo en gran estima, me envía por WhatsApp esta especie de manifiesto en el que se muestran los múltiples agravios que recibe Cataluña por parte del Tribunal Constitucional español. No es fácil entablar diálogo o debatir con independentistas. No tengo la menor duda de que ellos piensen lo mismo de los que no están en esa órbita...Los sentimientos y emociones alumbran por una y otra parte y se nubla y enmudece lo que debería imperar: la racionalidad argumental. Esa y no otra  es la razón de que la división entre independentistas y unionistas se vaya acentuando cada vez más y la convivencia de este país, antaño de acogida y cosmopolita, se vaya ensombreciendo. No es excepcional que, para evitar la confrontación, se eluda el tema, mirando hacia otro lado o abordando temas de lugares más comunes: tiempo, fútbol, la familia, la salud, etc.

Siento no alcanzar a apreciar la bondad del texto del periodista Jofre Llombart, "Un escrit senzillamemt boníssim". En mi opinión, la dimensión formal, aunque secundaria,  deja mucho que desear. Es reiterativa, monótona y cansina. Me gustan los sonidos de percusión, pero cuando los toques son los mismos no puedo evitar una sensación de hastío...

a).- Versión traducida:

Un escrito sencillamente buenísimo
Jofre Llombart

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar un impuesto a los bancos para grandes fortunas y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba proteger a los ciudadanos que han sido estafados por hipotecas o preferentes y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba garantizar que las familias pobres tengan luz, agua y gas en los meses de invierno y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar un impuesto por cada piso vacío y dedicarlo a alquiler social y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba hacer políticas de igualdad entre hombres y mujeres y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba que el catalán es la lengua vehicular en la escuela y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar un impuesto a las centrales nucleares y destinar su importe a la protección ambiental y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba prohibir el fracking y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar una tasa a las operadoras de Internet para dedicarlo a la cultura y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba prohibir las corridas de toros y el TC lo tumba.

Este resumen se lee en dos minutos, pero la lista -que podría ser el triple de larga- se ha ido gestando con años.

Faltan las becas universitarias, las infraestructuras ferroviarias, las matrículas a los coches, los horarios comerciales, y un centenar de competencias más en las que se le ha dejado claro que, por más mayorías que haya en el Parlamento, a la hora de la verdad quedarán en papel mojado porque la última palabra la tiene siempre Madrid.

Después de 38 años de Constitución y de inicio de la presunta descentralización, el legado jurídico nos deja bien claro el modus operandi: se traspasa la competencia a la Comunidad Autónoma, se ejerce, pero si la ley no gusta a la administración estatal, una de dos: o el TC la tumba o se redacta una ley española que, como dice la Constitución, tiene un rango superior a la autonómica que, en la práctica, queda anulada.

Y cuando te preguntas si vale la pena continuar con un estado así, resulta que preguntártelo también está prohibido. Como también está prohibido -y con riesgo de prisión- permitir hacer un debate en el Parlamento sobre cómo podría ser un estado que no prohibiera tanto.
Esto también está prohibido.

Y así, de prohibición en prohibición, cada vez hay más personas que en lugar de hacerse la pregunta prohibida empiezan a tener ya la respuesta. Sin que nadie se lo haya preguntado porque está prohibido.

Y cuando después de una pregunta prohibida tienes una respuesta convencida? entonces ya no hay tribunal que lo tumbe.

B).- Versión original:

Un escrit senzillamemt boníssim

Jofre Llombart

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova cobrar un impost als bancs per a grans fortunes i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova protegir els ciutadans que han estat estafats per hipoteques o preferents i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova garantir que les famílies pobres tinguin llum, aigua i gas els mesos d’hivern i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova cobrar un impost per cada pis buit i dedicar-lo a lloguer social i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova fer polítiques d’igualtat entre homes i dones i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova que el català és la llengua vehicular a l'escola i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova cobrar un impost a les centrals nuclears i destinar-ne l’import a la protecció ambiental i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova prohibir el fracking i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova cobrar una taxa a les operadores d’Internet per dedicar-lo a la cultura i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova prohibir les corrides de toros i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Aquest resum es llegeix en dos minuts, però la llista –que podria ser el triple de llarga- s’ha anat gestant amb anys.

Hi falten les beques universitàries, les infraestructures ferroviàries, les matrícules als cotxes, els horaris comercials, i un centenar de competències més en les que se li ha deixat clar que, per més majories que hi hagi al Parlament, a l’hora de la veritat quedaran en paper mullat perquè la última paraula la té sempre Madrid.

Després de 38 anys de Constitució i d’inici de la presumpta descentralització el llegat jurídic ens deixa ben clar el modus operandi: es traspassa la competència a la Comunitat Autònoma, s'exerceix, però si la llei no agrada a l’administració estatal, una de dos: o el Tribunal Constitucional la tomba o es redacta una llei espanyola que, tal com diu la Constitució, té un rang superior a l’autonòmica que, a la pràctica, queda anul·lada.

I quan et preguntes si val la pena continuar amb un estat així, resulta que preguntar-t’ho també està prohibit. Com també està prohibit –i amb risc de presó- permetre fer un debat al Parlament sobre com podria ser un estat que no prohibís tant.

Això també està prohibit.

I així, de prohibició en prohibició, cada vegada hi ha més persones que enlloc de fer-se la pregunta prohibida comencen a tenir ja la resposta. Sense que ningú els ho hagi preguntat perquè està prohibit.

I quan després d’una pregunta prohibida tens una resposta convençuda? llavors ja no hi ha tribunal que ho tombi.

sábado, febrero 04, 2017

MONOLOGUEANDO SOBRE EL MONÓLGO



El ser humano es sociable y necesita comunicarse, pero con frecuencia se encuentra solo. Entonces, habla consigo mismo. A eso, y a partir del siglo XX,  se le viene llamando “monólogo interior”. Es, pues, tan antiguo como la humanidad. A los que monologan en voz alta se les llama algo peor, salvo que estén hablando con el móvil camuflado.  Conviene ser libres, pero discretos. Hay mucha incomprensión y demasiados prejuicios.  El monólogo pretende combatirlos. En la práctica se trata de una conversación, más o menos audible o incluso silenciosa, que mantiene una persona consigo misma, fingiendo que es su interlocutor. Una manera de consolarse o de hacerse compañía como otra cualquiera. A veces el monólogo es más ambicioso y pretende reflexionar en voz alta y a solas. El monólogo se ha hecho famoso desde el momento en que se convierte en técnica literaria que trata de reproducir los mecanismos del pensamiento en el texto, tales como la asociación de ideas, el pensamiento libre verbalizado, caótico, quebrantamiento de la lógica, dispersión, pasear por los ámbitos desconocidos de la mente, dar cauce al inconsciente, ejercicio de salud mental, asociaciones libres de ideas desordenadas y palabras sin control, fluir de conciencia, soledad, escritura automática, ausencia de prejuicios y censura, expulsión de obsesiones, de demonios... El Ulises joyciano puede resultar insufrible, pero el monólogo de Molly Bloom, mujer espléndida y procaz, es único, tiene entidad propia. Igual que las Olas y la Dalloway de Wolf con personajes desbocados que vomitan sus depresiones por la violencia bélica y el menosprecio que sufría la mujer. ¿Qué decir de las cinco horas flagelantes ante el féretro del  Mario de Delibes con reproches que esconden la necesidad de expiar la propia culpa? ¡Pobre Carmen! Examen de la condición humana, mirar hacia dentro, escuchar y expresar la voz interior, increpaciones exaltadas e insultos incontenidos, imaginación desbordada, conciencia en movimiento, tal vez invención literaria, creatividad sin límites ni aduanas, ruptura de reglas morales, sociales, ortográficas. Todo eso y más es el monólogo. Con frecuencia practico el monólogo interior. Para escuchar las sandeces y exabruptos de según quienes, me quedo con los propios...


domingo, enero 29, 2017

Catalunya, 2017: Vaticinios



JUAN-JOSÉ LÓPEZ BURNIOL viene manifestando desde hace tiempo que los temas territoriales exigen reformas profundas y urgentes. En un artículo (1) que publicó ayer en La Vanguardia se atreve a hacer vaticinios sobre lo que va a ocurrir en Cataluña durante 2017. Lo sintetizo:

Uno. La política catalana vendrá definida durante el 2017 por tres hechos:

1)No habrá referéndum pactado ni unilateral.
2)No habrá independencia.
3)No habrá choque de trenes. Habrá manifestaciones y movilizaciones, con posibles y esporádicos episodios de confrontación de gravedad imprevisible. Los juicios contra varios líderes secesionistas serán su caldo de cultivo.

Dos. Las causas de este triple “no” son dos: la división de la sociedad catalana, respecto al tema de la independencia, en dos partes iguales, y la falta de respaldo internacional a una hipotética secesión catalana.

Tres. Esta división es evidente, sostenida e indiscutible, y hace imposible forzar una negociación para la independencia y, menos aún, para una proclamación unilateral de esta.

Cuatro. La falta de respaldo internacional al intento secesionista catalán ha sido confirmada por la reciente sentencia del Tribunal Constitucional alemán, contraria a la celebración de un referéndum de autodeterminación en Baviera

Cinco. Los “no” que marcarán la política catalana en el 2017 no deben hacer pensar al Gobierno central que ha ganado la partida y que el movimiento secesionista se diluirá como un azucarillo. No. El independentismo ha venido para quedarse.

Seis. Los independentistas sienten tal desdén por todo lo hispánico, por España y por el Estado que la articula jurídicamente, que muchos de ellos creen que lograr la independencia será cosa de nada, dependiendo sólo de su querer. Olvidan que, pese a sus defectos, España es una vieja nación con una mala salud de hierro, ni mejor ni peor que otras, cuya inercia –la voluntad de seguir siendo– no puede minusvalorase. Hay que contar con ella

Siete. Sólo hay una salida: la convocatoria de elecciones autonómicas. Su resultado es previsible: ganará Esquerra, que podrá formar gobierno coaligándose con otros dos partidos (uno será, tal vez, el de los comunes; el otro es imprevisible). Oriol Junqueras será el próximo presidente de la Generalitat de Catalunya y, siendo un político reservón como es (dícese reservón, en la jerga taurina, del toro tardo en arrancarse pero que, cuando lo hace, embiste con fuerza y peligro), puede que sea propicio a un pacto con el Gobierno central, siempre que este vaya más allá de una oferta de diálogo incolora, inodora e insípida, y se faje con una realidad que no puede eludir más y que cabe concretar en una quíntu­ple demanda ca­talana:
1)Recono­cimiento de la identidad nacional de Catalunya.
2)Competencias identitarias exclusivas.
3)Tope a la aportación al fondo de solidaridad (principio de ­ordinalidad) y Agencia Tributaria compartida.
4)Partici­pación en la toma de decisión sobre cuestiones de carácter general a través del Senado.
5)Consulta a los ca­talanes sobre si aceptan estas re­formas.

Ocho. Esto no exige una refor­ma constitucional de cuajo. Buena parte puede lograrse –como dice Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón– por medio de una dis­po­­si­­ción adicional. El problema es ­querer.