jueves, julio 18, 2019

LO "POLÍTICAMENTE CORRECTO" ME ESCAMA...



La expresión "políticamente correcto" está muy de moda y me escama...En su fuero interno se esconde, sin apenas disimulo alguno, un nuevo ejercicio de intolerancia no exenta de resentimientos que provoca la autocensura y el afloramiento de los sempiternos prejuicios. Algunos, frente a la ortodoxia uniformante que nos pone la mano con intención obstaculizadora, preferimos lo contrario: la rebeldía, el intercambio de ideas, el debate, la duda,  la libertad de seguir pensando por cuenta propia y dejar de lado el temido "qué dirán"...

martes, julio 16, 2019

GORDOFOBIA




La gordofobia se define como un sentimiento de repulsa hacia quienes sufren sobrepeso considerable y se apartan de los patrones estéticos establecidos. La sociedad en la que vivimos acostumbra a enseñar que lo valioso y saludable es lo ágil, lo rápido, lo dinámico... Así pues, todo lo que se asocie a lento, pesado y voluminoso es percibido con cierto menosprecio. No sé si es una impresión excesivamente subjetiva, pero tengo la sensación de que la obesidad va en aumento y no tengo inconveniente en afirmar que no me complace nada. Partiendo del respeto que se debe a todo el mundo y a que "cada uno es libre de hacer de su capa un sayo",  habría que hacer una reflexión, ¿no?

sábado, julio 13, 2019

LLAMAR A LAS COSAS POR SU NOMBRE


"Con la verdad se llega a todas partes" Con esta frase, seguramente hayamos recorrido parte de nuestra enseñanza más arraigada. Decía Platón que "hay que tener valor de decir la verdad, sobre todo cuando se habla de la verdad". Sin embargo... 
Llamar a las cosas por su nombre, dar la cara y decir lo que se piensa son constituyentes de un oficio de alto riesgo. A la mayoría nos asustan estas actitudes y acostumbramos a pecar de manifiesta cobardía. La verdad, y no solo en verano, parece estar de vacaciones. El problema no es actual, tiene historia...Triste y penoso consuelo.

Como consecuencia de ello terminamos acostumbrándonos a las medias verdades, a la rumorología incómoda y a la conjura de la mediocridad.


lunes, julio 01, 2019

Las bicis siguen en las aceras de BCN y avivan el conflicto con los peatones



Desde el pasado 1 de enero, las bicicletas no pueden circular por las aceras de las calles de Barcelona. Sin embargo, pese a la prohibición, numerosas personas siguen haciendo uso de las mismas y se aviva el conflicto entre ciclistas y peatones. Yo soy de esos ingenuos transeúntes que llaman "incívicos" a los ciclistas infractores, pero la verdad sea dicha, estos "pasan olímpicamente" de mis moderadas exclamaciones y no pocos me miran con cara de estupor. No sé si un lenguaje más agresivo serviría para algo, pero la  pasividad de la inmensa mayoría de transeúntes tampoco ayuda nada.
Cualquiera que transite por la vía pública puede verificar  que las bicicletas siguen en las aceras, principalmente en aquellas que no tienen cerca un carril bici. En distintas ocasiones, los ciclistas circulan por aceras estrechas, esquivando a los peatones u obligando a estos a que se hagan a un lado. En calles como la Rambla de Catalunya es habitual ver subir y bajar a ciclistas por el paseo central, donde desde hace años hay señales en el suelo con la prohibición expresa. Lo mismo pasa en las aceras de los alrededores de la Plaza de la Universitat y en el centro de la citada plaza, donde el paso de bicis está normalizado pese al veto de pedalear si no existen tres metros de espacio libre.
Al Ayuntamiento de Barcelona corresponde la obligación de abordar este asunto, pero la Sra. Colau tiene prioridades que poco tienen que ver con estos asuntos tan triviales... 

miércoles, junio 19, 2019

ROBINSÓN CRUSOE: PEDAGOGÍA VIGENTE



El tercer centenario de Robinsón Crusoe me trae bellos recuerdos. Es posible que esta obra fuese para Defoe una especie de instrumento que le permitió expresar sus ideas un tanto conservadoras y moralizantes a partir de un protagonista que se superaba a sí mismo y lograba sobrevivir. No pocos educadores, tal es el caso de Rousseau, la recomendaban vivamente a los jóvenes al considerarla una obra básica en todo proceso educativo.
Su trascendencia ha sido de tal calibre que hasta en el Diccionario de la RAE encontramos los términos "robinsón", "robinsonismo" y "robinsoniano", dos sustantivos y un adjetivo pertenecientes a aquel que, "en soledad y sin ayuda ajena llega a bastarse por sí mismo". Y esto es lo que le había ocurrido al marinero Alexander Selkirk, el verdadero náufrago en que Daniel Defoe basó su inmortal relato de aventuras.
Robinson ejemplifica al hombre que lucha contra un entorno natural e inhóspito y que ha de fabricarse una civilización a su manera, construyéndola de la nada, e incluso integrando en ella a un indígena, lo cual simboliza el colonialismo y el imperialismo británico. 
Defoe lograría construir un relato de algo que, en apariencia, sonaba a pura utopía que un hombre permaneciera veintiocho años en una isla desierta. Y sin embargo, era la recreación de algo posible: levantar una cabaña, aprender a subsistir en un entorno salvaje, soportar el  abatimiento de tanta soledad y carencia de recursos de toda clase. El héroe de Defoe, lejos del hundimiento que le pudo conducir a un destino fatal, se esfuerza en la creación de un micromundo que le proporcione seguridad, calor, incluso comodidad. La razón, una vez más, se impone al caos; la capacidad inventiva a la poderosa naturaleza, la fe en uno mismo a la previsible tristeza...

Bibliografía: Qué leer, nº 252

viernes, junio 14, 2019

ELLAS HABLAN MÁS Y VIVEN MÁS


En general las mujeres de todos los lugares del planeta tienen niveles superiores de extroversión y de conciencia que los hombres, dos componentes esenciales de la personalidad de la longevidad. El psiquiatra Luis Rojas Marcos manifiesta - Somos lo que hablamos - que el cerebro femenino ya al nacer tiene un mayor número de áreas relacionadas con el lenguaje que el masculino. Y por si fuera poco, los trastornos del lenguaje, incluyendo las afasias y el tartamudeo, afectan con mayor frecuencia al sexo masculino. La mayoría de los estudios comparativos sobre el número de palabras que utilizan los hombres y las mujeres revelan que, en general, ellas articulan al día hasta diez mil palabras más que ellos.
Supongo que los hombres poco tenemos que hacer en cuanto a modificar nuestro cerebro, pero quizás tengamos que aplicarnos bastante en la tarea de hablar más...

viernes, mayo 31, 2019

¿CUALQUIER TIEMPO PASADO FUE MEJOR?




Está claro que la nostalgia funciona: nos gusta recordar épocas que con toda probabilidad no fueron tan maravillosas como en nuestra memoria e incluso estamos dispuestos a gastar dinero en discos, películas y colecciones que nos traigan un trozo de ese pasado idealizado, además de seguir perfiles en redes sociales que se dedican a evocar estos recuerdos. Con harta frecuencia me pregunto ¿por qué nos dejamos llevar tan fácilmente por la nostalgia?

La verdad es que tenemos tendencia a olvidar con más facilidad lo negativo, quedándonos con los recuerdos positivos. 

No sé de quién es la frase, pero más o menos dice así: "La memoria no es fidedigna, sino que se modifica constantemente"

Cuando algún pesimista exclama aquello de que "Cualquier tiempo pasado fue mejor" evidencia su desconocimiento de los impresionantes avances logrados por la humanidad en todos los campos. 

Curiosamente, cuando se pregunta a esas mismas personas si hubiesen preferido nacer cien años atrás, la respuesta es un rotundo "¡No!" Pienso que un breve repaso a nuestra historia es el mejor antídoto contra esa nostalgia un tanto contradictoria...

viernes, mayo 24, 2019




No tengo la menor duda,  el lenguaje verbal es el factor que más influye en la imagen que presentamos en sociedad. Al hablar nos dejamos ver, expresamos nuestros sentimientos, ideas, compartimos aspectos importantes de nuestra vida y revelamos nuestra manera de ser. Siempre lo he pensado, pero ahora que leo algo parecido en el libro Somos lo que hablamos de Luis Rojas Marcos, me reafirmo en ello con más autoridad.

viernes, mayo 17, 2019

INDULTAR A LOS PRESOS POLÍTICOS CATALANES




A los jueces del Tribunal Supremo del llamado "Procés" hay que dejarles trabajar con tranquilidad, sin interferencias y respetando la función que desempeñan, pero en el caso de que decidan condenar a los presos políticos con una sentencia firme a la pena que sea, el Gobierno, haciendo uso de las prerrogativas legales, debe concederles la medida de gracia del  INDULTO. La larga prisión preventiva que llevan sufriendo sin haber sido enjuiciados es más que suficiente. Por si hubiera lugar a equívocos, debo expresar que no tengo ninguna afinidad ideológica ni simpatía alguna por tales presos y la causa que defienden. El indulto, compartido por unos y denigrado por no pocos, puede significar - así lo espero - un descenso de la tensión y confrontación que estamos viviendo en Cataluña. No sé si los que están fuera de esta comunidad se hacen clara idea de lo que significa esto...

P.D.:Me temo que tales presos y su entorno no van a solicitar el indulto y también tengo la certeza de que van a persistir en sus demandas. Todo esto alimenta mis dudas...