domingo, diciembre 23, 2007

LA SABIDURÍA Y LA FELICIDAD



Decíamos ayer que la cantidad de conocimientos no nos hace mas sabios. Ni los títulos, ni las vanaglorias...La sabiduría es un tema tan recurrente que muchos personajes singulares no han resistido la tentación de definirla. Hay manuales que recogen frases y definiciones sobre infinidad de temas, incluido el de la sabiduría. Son muy divertidos. Selecciono algunas sobre la sabiduría, pero sin ser exhaustivo. Napoleón dice que los sabios son los que buscan la sabiduría, pero los necios piensan ya haberla encontrado. Más conocida es la frase de Confucio –muy citada en los ámbitos docentes, sobre todo en las clases de Filosofía- según el cual saber es saber que no sabes nada, ese es el significado de la verdadera sabiduría. Lao Tse identifica la sabiduría con el conocimiento y la comprensión de los demás. Da Vinci, sin embargo, la identifica con la experiencia. Alguna cosa buena ha de tener la edad...Hay un proverbio árabe que mejora la definición de Da Vinci: libros, caminos y días –años diría yo- dan al hombre sabiduría. Terencio la identifica con la capacidad de prever lo que va a venir. Aristóteles la asocia con la prudencia y el sentido común cuando dice que el sabio no dice nunca todo lo que piensa, pero piensa todo lo que dice. Y así podría seguir seleccionando infinidad de frases a cual más ingeniosa. También las hay estúpidas. Por ejemplo el Eclesiastés dice que quien añade sabiduría añade dolor. También puede ser que no la haya entendido y que el estúpido sea yo...

Para terminar, tengo que confesar que ninguna me ha convencido plenamente. Y eso que los firmantes son personalidades ilustres. No me atrevo a decir personalidades sabias porque el concepto que yo tengo se halla lejos de sus definiciones, Sólo una se aproxima a lo que yo pienso y es de autor anónimo. Dice así: la prueba más clara de sabiduría es una alegría continua. Pero lo digo con reparos porque puede ser que, con lo crueles que somos a veces, identifiquemos al alegre con el alelado, o sea, con el imbécil. Y tampoco es eso...

Para terminar, yo también quiero añadir una definición de sabiduría a esos manuales que las coleccionan y no tengo constancia de haberla leído en ningún sitio. Por lo tanto reclamo la paternidad de la misma salvo que algún comentarista de este post diga lo contrario y lo argumente fidedignamente. Para mí

La sabiduría es saber encontrar la felicidad

Y añado más: Si el sabio que alcanza la felicidad la comparte, además es un santo.

4 comentarios:

  1. Anónimo6:19 p. m.

    Sobre lo que no se puede hablar es mejor callar - (Ludwig Wittgenstein)

    Aplicate esta frase y antes de aporrear el teclado escribiendo sandeces para publicarlas en tu blog documentate un poco. La frase "Solo se que no se nada" se atribuye a Socrates, no a Confucio:

    http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%B3crates

    Tu debes ser el figura que le soplaba las respuestas por el pinganillo a esta joven aspirante a furcia:

    http://www.youtube.com/watch?v=kk8ETsjmjrc

    ResponderEliminar
  2. Efectivamene, la frase es de Sócrates y pido disculpas por el error. Seguro que he cometido otros muchos.

    Del resto de su comentario prefiero no opinar...porque es muy evidente lo que se pone de manifiesto.

    ResponderEliminar
  3. Discrepo rotundamente en las definiciones que consideras como más acertadas,ya que la sabiduria en principio es muy gratificante y sobre todo enriquecedora; sin embargo, llegará un momento en el que tu conocimiento te supere y revase tus límites y te plantees que podrías alcanzar el conocimiento de tu propia destrucción. Por esta razón la respiración o el latido de nuestro corazón es función de nuestro inconsciencia.
    Somos seres imperfectos, por eso se nos permite la existencia, porque el exceso de sabiduría puede destruirte.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:16 p. m.

    QUE BUENO QUE MANTIENES ESTE BLOG....SÍGUELE....PERO LO QUE YO OPINO ES LO CONTRARIO A LO QUE TU DICES. PRECISAMENTE LA SABIDURÍA NIEGA LA FELICIDAD, ES DECIR, NO EXISTE. LA PERSONA QUE ESTÁ EN BUSCA DE LA SABIDURÍA, NO CREE EN LA FELICIDAD, NO LA NECESITA. YO PREFIERO BUSCAR LA SABIDURÍA SABIENDO QUE NUNCA SERÉ SABIO PERO QUE EXISTE Y NO BUSCAR ALGO QUE NO EXISTE, SI YO CREYERA EN LA FELICIDAD ME BASTARÍA SENTARME A VER LA TV PARA SENTIRME FELIZ O VER EL FUTBOL QUE ES LO QUE HACE FELIZ A LAS MASAS.
    CREO QUE LO QUE PIENSO ES MÁS IMPORTANTE QUE MI NOMBRE, POR ESO PUBLICO COMO ANONIMO

    ResponderEliminar