martes, julio 15, 2008

MOTEL “ MADONNA INN”: LA ESTRELLA DEL “KITSCH” MUNDIAL






“KITSCH es un término de origen alemán que se utiliza para clasificar el arte inferior, que copia un estilo existente, que carece de originalidad y que se caracteriza por ser pretencioso hasta el punto de rayar en el mal gusto. Dicho arte tiende a la exageración de lo sentimental o melodramático. Para según quiénes, el kitsch” es sinónimo de glamour, teatralidad y creatividad. No sé cómo se traduce al castellano.

El motel “Madonna Inn” no tiene nada qué ver con los moteles convencionales con los que nos tiene familiarizados el cine norteamericano. Es un motel de estilo flamígero que se halla en en San Luis Obispo, California. Sin embargo, a pesar de lo “hortera” que pueda resultar, recibe infinidad de visitantes. En USA estas “cosas” tienen mucho éxito. La prueba es que este motel ha ido incrementando sus instalaciones por la gran demanda, a pesar de los precios y las mofas. Los “guiris” vamos de listillos y guasones, pero también les hacemos el juego con nuestras visitas...porque como dicen algunos lo kitsch” mola... Todos los hombres acudimos en tropel –con o sin problemas de próstata- al famoso rock cascada orinal”. Un auténtico placer...desahogarse allí. Siento que la privacidad del ámbito y la constante concurrencia no me permitiesen hacer una foto...

En el salón principal: butacas tapizadas con un rojo subido; paredes y techos del mismo color; moquetas floridas con rosas descomunales; barandas doradas; flores en abundancia por todos lados; una chimenea con piedras descomunales; lámparas retorcidas y en exceso; infinidad de luces navideñas; relojes inquietantes... Parece un prostíbulo de película en el que todo es excesivo. Sólo faltan las protagonistas...y la consiguiente “madame”
.
Una de las habitaciones más famosas es la llamada “El Hombre de las Cavernas” que exige reserva con mucho tiempo de anticipación. En el catálogo –donde están descritas y fotografiadas las 109 habitaciones- podemos observar que simula una cueva prehistórica con piedras – algunas enormes- incrustadas en el techo panchudo y en todas las paredes. La cama está cubierta con una piel de leopardo. No dice nada del colchón. ¿Será una losa gigante? El baño es una cueva más pequeña con el water escondido tras una gran roca, las estanterías igualmente de piedra... Aterroriza pensar que pueda uno caerse en esta caverna, en paños menores, aunque el suelo sea de losas más planas...

4 comentarios:

  1. La idea del "Rock cascada orinal" me subyuga ¿podría dar más información Luis Antonio?

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué estilo más deprimente! Lo que es capaz de crearse cuando falta la imaginación del buen gusto!

    Con razón llegan a triunfar en los USA algunos de nuestros más eminentes horteras.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Dios!! Esto sería el santuario de Marujita Díaz. Seguro que le encanta... :-PP

    ResponderEliminar
  4. El reino del exceso. Pero a veces viene bien pasar un rato en semejante jungla decorativa, ¿no?

    ResponderEliminar