jueves, julio 03, 2008

HACIENDO EL “GUIRI” POR HOLLYWOOD Y BEVERLY HILLS (Julia Roberts no estaba en el hotel de "Pretty Woman")

(0)
(1)
(2)

(3)

Me hice de rogar un poco, pero al final accedí a interpretar el papel de “guiri”. Así, pues, fuimos a echar el inevitable vistazo a la zona de Los Ángeles que se conoce con el nombre de Hollywood, que hoy está presidida por la decadencia y la nostalgia porque hace tiempo que los estudios fueron trasladados a otros barrios. Quedan las “estrellas” en la acera con el nombre de los famosos. Se trata del “Paseo de la Fama”. Frente al Teatro Chino se hallan plasmadas también las pisadas de los astros. La estrella indiscutible sigue siendo Marilyn Monroe. Las mujeres hacen fotos y los hombres...suspiramos. Igualmente venerado es James Dean. Me pregunto hasta qué punto ha influido la muerte prematura de ambos en provocar esta mitificación. Y conste que a mí me encanta Marilyn a pesar de ser una actriz muy limitada. Muchos “guiris” españoles en torno a la estrella de Antonio Banderas...Yo me hice el “sueco”.

Tras las fotos de rigor y observar cómo la policía detenía a una joven, ignoro el porqué, nos trasladamos al inevitable barrio de Beverly Hills. Mi hija pequeña me había encargado visitar el hotel donde se rodó “Pretty Woman” y las tiendas exclusivas donde le hicieron la “pelota” a petición del Richard Gere.

Entramos, cómo no, en el hotel en que se rodó la película. Se trata del “Regent Beverly”(1). El portero, un hispano simpático, nos dijo –mientras guiñaba un ojo con picardía- que estaba prohibido hacer fotos en el “Loby”. Naturalmente, hice una foto sin flash y la sensación que nos causó fue de que no era tan grande como aparentaba ser en la película (2). Intenté identificar a alguna de las mujeres que se hallaban por allí con Julia Roberts, pero no resultó...Julia es única (0).

La película –mito moderno de la cenicienta- encandiló a toda una generación demostrando que los cuentos de hadas pueden seguir seduciendo a los espectadores de hoy en día. En mi casa, es de las pocas películas que se ha visto hasta 3 veces, por lo menos. Y nadie protesta. La banda sonora de Roy Orbison resulta simpática. Yo soy más partidario de la Julia de “Erin Brockovich”...

Tras salir del hotel, paseamos por “Rodeo Drive” (3), - entre los boulevares de Santa Mónica y Wilshire Beverly Hills- la zona comercial más selecta y cara de la Costa Oeste. Modelos y complementos de primeras firmas...Como todavía no habían empezado las rebajas, no traspasamos el umbral de las puertas. Qué queréis que os diga, la verdad, yo me encuentro mas a gusto en los mercadillos...de cualquier sitio, incluido “Chinatown”.

1 comentario:

  1. ¡Que envidia sana!!!!

    Me encanta tu viaje, explica más cositas que yo tomo nota.

    Besos

    ResponderEliminar