viernes, febrero 08, 2008

APRENDIZ DE MASOVERO (I).- LAS MASADAS



Dondequiera que esté, la contemplación serena o fugaz de cualquier masada abandonada me trae añoranzas de tiempos pasados y recuerdos de palabras, vivencias, paisajes y paisanajes de mi tierra turolense. Cuanto más solitaria y alejada se halle, de lo que comúnmente se entiende por progreso –habría que discutir si lo es- más intensas son las sensaciones y menos lejana, la juventud perdida.

Aquellas casas rústicas adosadas a corrales con música de relinchos, gallinas ponedoras y gallos engreídos; con aromas de ciemo caliente y olivicas de oveja; con pajares repletos de heno, hierba y alfalze; con la era inmaculada, el rodillo clavado en tierra y la aventadora dormida y polvorienta. Aquellas masadas, humildes alcázares sin almenas, hoy sobreviven a duras penas, con los tejados hundidos por el peso del tiempo y hasta cardos y alguna que otra aliaga anidan insultantes en sus canaletas atascadas; el trillo astillado y podrido con sus aceros de orín y sus pedernales sin colmillos; las albardas de las mulas olvidadas y los bancales, un día mares escalonados de mieses, hoy yermos, casi confundidos con el monte y profanado su silencio por perros nerviosos y cazadores de ciudad desesperados.

Evocación nítida de la oscura cocina de una masada -el nombre no importa- más de Campos que de Aliaga, ventana escasa, tarabilla (1) rota, chimenea sin esfullinar y amplia campana de corta chimenea, cadieras desvencijadas, fregaderos sin grifos con pozal sediento y platos radidos, puchero con tape impenitente entre cenizas y rescoldos y un candil de carburo colgando del bajo techo, esperando impaciente la llegada del ocaso. La despensa contigua con tinajas de conserva, patatas añejas desparramadas y colgando con soguetas: zancarrones descarnados, tabillas en rosario y una jaula mosquitera con libianos resequidos entre moscas al acecho...Y en el rincón más oscuro, un serón roto con cañamones desparramados en el suelo..

Revivencia imborrable del esquilo de las ovejas: cocina alborozada, esquiladores procaces, masovera joven con mejillas de ababol, ovejas quejumbrosas y mojadas esperando ser trabadas para que las tijeras implacables las desnudasen de sus mugrientas lanas, cal viva para restañar heridas, vellones amontonados y recontados una y otra vez por el nieto del amo. Los hierros de marcar rusientes... Día del esquilo. ¡Fiesta grande en las masadas!

Recuerdo aquel tendedero de alambres empalmados con sus prendas agitadas por el viento y cubiertas de polvo de la era; enaguas, calzoncillos marianos, mandiles para el mondongo, viejo mantón ¿de manila?, refajos, miriñaques chafados, ajuares, polisones casi de nardos y en el suelo, papeles voladores y arrugados del diario "Lucha".

Pocas masadas quedan con vida como aquellas de antaño. La guadaña del tiempo implacable las ha ido mermando, arruinado o transformando en granjas de aguas de purinas pestilentes. Quedan algunas testimoniales por esta tierra, antaño llamada la Sierra, más tarde Maestrazgo y ahora, paradojas de la vida, con las minas de vientres extenuados, bocas tapiadas o museos de nostalgias, la llaman... Cuencas Mineras.

Los masoveros, quejosos y hartos de mirar al cielo con más temor que esperanza, las abandonaron y se fueron al pueblo, a la capital, al asfalto... Los cardos campeando enhiestos con sus púas belicosas en los campos en barbecho, las cuadras sin relinchos ni rebuznos, las cortes sin puercos y los corrales sin balidos con las tapias destripadas. Y yo sigo con mis recuerdos. Cuando contemplo una masada me vienen remembranzas y nostalgias de aquellas donde la trilla era una fiesta para los zagales, el esquilo un día grande, el matapuerco un festín para todos y el cielo una zozobra... como siempre.
.
(1) Las palabras en cursiva negrita son localismos.
(Fragmento de REMEMBRANZAS TUROLENSES)

7 comentarios:

  1. J.M. Legemate12:41 a. m.

    En Uruguay, "tape" significa indio guaraní- ¿Y en España?
    Saludos dede Montevideo

    J.M. Legemate

    ResponderEliminar
  2. Luis Antonio12:44 a. m.

    En Aliaga (Teruel-España) tape es abreviatura de tapadera (de cacerola, etc.)
    Me ha sorprendido que este post haya interesado a una persona de un país tan lejano. Gracias y un afectuoso saludo

    ResponderEliminar
  3. He disfrutado esta tarde, Luis, con la lectura de este fragmento nostálgico y evocador de tus "Remembranzas tulolenses". Es un dechado de estilo y una buena muestra de prosa poética. Se nota que estabas muy inspirado. Espero nos sigas regalando más fragmentos de este tipo y nos deleites con su lectura en Aliaga el próximo verano.
    Un abrazo,

    José María

    ResponderEliminar
  4. Vaya! No te hacia yo esquilando, no. Mis abuelos paternos tenian algunos animales en su "corralito" en galicia, porque media docena de ovejas no se puede llamar ganado ni nada por el estilo. Es estuvieramos separados por la peninsula y no pudiera disfrutar mas de ese ambiente, sobre todo porque la naturaleza y la vida de campo se me resisten, soy raton de ciudad, me temo.

    ResponderEliminar
  5. A Candela:
    Yo era un chaval y desde luego no era de los que esquilaban porque no sé...
    Me ha sorprendido, Candela, encontrarte por estos ámbitos... Gracias por el comentario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¿por que te ha extrañado? Yo te leo a menudo, y estaba repasando algun post antiguo... que te descubri solo muy recientemnte...

    ResponderEliminar