sábado, marzo 22, 2008

DIANA KRALL, LA CANTANTE-PIANISTA CANADIENSE DE JAZZ


Cry Me A River



Live in Paris: I Love Being Here With You



La cantante-pianista canadiense, Diana Krall, es hoy, sin duda alguna, la mejor voz del jazz de este incipiente siglo XXI. Tengo casi todos sus CDs. Fuera de los clásicos, Elle Fitgerald, Armstrong, Duke Ellingtom, The Platters, es la cantante de jazz cantado que más me gusta, sin olvidar a Nina Simone. Me relaja y me serena. Su música y sus canciones son compatibles con la lectura y con el ensueño. Educada musicalmente en su ciudad natal de Nanaimo, su primera clase de piano clásico la tomó cuando tenía 4 años, y en el instituto donde estudia, forma parte de una banda de jazz, y emula a su padre al tener una gran colección de grabaciones para piano. El padre de Diana Krall es la principal influencia de esta mujer a la hora de decidir hacer jazz.

En 1990 se asienta en Nueva York, donde toca con un trío a la vez que canta. Su primer álbum, "Stepping Out" fue un extraordinario debut que hacía presagiar un prometedor futuro. Su segundo trabajo, el magnifico: "Only Trust Your Heart". El tercero, un tributo al trío de Nat King Cole titulado "All for You". Este álbum le dio el espaldarazo definitivo en la escena jazzística y desde entonces, sus discos, con algún pequeño altibajo, son de una brillantez inigualable entre las cantantes vivas de jazz.

Se consolida cuando en 1977, graba "Love Scenes", un extraordinario registro exquisitamente jazzístico. Tras un breve desliz hacia el comercialismo - decide sacar un disco de canciones navideñas, al estilo de Bing Crosby o Frank Sinatra- graba el extraordinario: "When I Look in Your Eyes", un álbum con el que se presenta al Festival de Jazz de San Sebastián de ese año y que tiene la virtud de romper las barreras minoritarias del jazz para llegar al gran publico, convertirse en un "superventas" de éxito, y todo ello sin renunciar al canto jazzístico. Con este disco, Diana Krall, ganó en 1999, un premio Grammy al mejor disco de jazz. Tras este enorme éxito, la cantante canadiense obtuvo patente de corso de su productor y manager para sacar al mercado el disco menos jazzístico de su breve, pero espléndida carrera, y sin embargo el que mas éxito comercial obtuvo en su época. Tanto que estuvo pujando por el ser el mejor disco del año 2000, en todas las categorías y estilos. "The Look of Love" fue un disco mediocre que hacia presagiar un escorzo de la artista hacia latitudes musicales de mas éxito comercial.

Su siguiente disco desmintió todos nuestros temores y Diana Krall sacó un "Live in Paris" inconmensurable, lleno de swing, de belleza y de las mejores dotes artísticas de una gran cantante de jazz. (Escuchad la grabación seleccionada)

Últimamente, y bien que lo lamento, Diana Krall ha dejado de interesarse por el jazz y ha pasado a ser sólo una magnífica intérprete de baladas. No tengo nada contra las baladas, pero no es fácil que surja una intérprete de jazz tan buena como ella era y sin embargo cantantes de baladas las hay a cientos. Demasiados violines y demasiado almíbar en las canciones de sus discos últimos...

Web oficial: http://www.dianakrall.com/

4 comentarios:

  1. Anónimo1:48 a. m.

    te leo decir

    'Diana Krall, es hoy, sin duda alguna, la mejor voz del jazz de este incipiente'

    y opino que es muy OSADO decir eso de que es la mejor voz de jazz que hay

    aunque te entiendo dado que KRALL nos cautiva a los hombres con lo que hace

    por ejemplo, escucharla y verla en el video de "why should I care"

    saludos desde méxico

    ResponderEliminar
  2. Estimado, lo invito a mi blog: dedicadoadianakrall.blogspot.com

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  3. A Anónimo:

    La susodicha frase no deja de ser una mera opinión personal de un humilde aficionado al jazz...

    Gracias por la visita


    A SERGIO E.BENÍTEZ:

    Visitaré su espacio con mucho gusto.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar