lunes, abril 13, 2009

LA FELICIDAD A RAS DEL SUELO Y CON MINÚSCULAS, POR FAVOR

Hay días que toca colmarse de sueños y esperanzas; otros, los más, procede aterrizar en lo cotidiano que podrá ser mediocre y rutinario, pero también es real y eso es lo que cuenta. Si se aborda ignorando al “piloto automático”, mejor. Lo malo es cuando no hay alternancia. En esos casos es difícil expresar preferencias porque no hay posibilidad de comparar. Hoy, por ejemplo, no es día de “grageas de palabras” que pudieran ir desde la desmesura utópica y grandilocuente hasta el más sangrante de los desgarros. Hoy toca prosa, simple, llana y paladina. Y con minúsculas. De esa que no se aparte más de un palmo del suelo porque de lo contrario podría alzarse en forma de tupido bosque de palabras o socavar la tierra en pos del averno. En uno y otro caso, faltaría la luz y sobrarían tinieblas.

Hasta bien avanzado el siglo XX, en nuestro mundo, y salvo contados casos de heroicos trasgresores y rebeldes, el hombre pensaba que el modelo de las tres “P” era el que conducía a la plenitud: preñar, proteger y proveer. El de la mujer, cómo no, era el inverso: ser preñada, estar protegida y tener las necesidades de ella y su prole cubiertas. Y la que se salía de madre: repudio, hoguera o lapidación. Desgraciadamente, en algunos ámbitos todavía no ha llegado el siglo del cambio.

Hoy, por fortuna, la felicidad no tiene que ver con las tres “P” y en la búsqueda de nuevos horizontes, andamos hombres y mujeres un tanto a la deriva. Unos identifican la felicidad con el placer, otros con el bienestar, los más con la alegría, los menos, con el dar...Y la lista podría ser considerablemente extensa.

Pero quiero que me ayudes a elaborarla. Sin cortapisa alguna. Lo que complementa, matiza y enriquece las entradas de estas bitácoras son los comentarios. Por eso, sin más demora, quiero invitarte a participar en esta tarea: ¿qué es para ti la felicidad? Repito, sin florituras literarias ni extremismos quiméricos. J. L. Borges, autor complejo donde los haya, también sabe colocarse a la altura del común de los mortales – por eso es tan grande - y lo dice así: es feliz...

“Un hombre que ha aprendido a agradecer
las modestas limosnas de los días:
el sueño, la rutina, el sabor del agua”

22 comentarios:

  1. La alegría,
    de despertar, sin sobresaltos
    cada día.

    ResponderEliminar
  2. Según el diccionario R.A.E. dice que:
    La felicidad es " un estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien" 2) Satisfacción, gusto, contento.
    3) Suerte de ser feliz..

    Y según la Biblia:
    Dice que "Hay más felicidad en dar que la que hay en recibir"

    Yo me quedo con ésta definición última, No hay mayor satisfacción que la de dar sin esperar nada a cambio..

    Aunque no creo en felicidad absoluta, si que creo que se puede obtener satisfacción haciendo por los demás lo que podamos..

    Besos Luis

    ResponderEliminar
  3. Volver cada noche a mi casa, besar a mi mujer y a mi hija pequeña y hablar por telefono con los dos mayores.
    NO SOY J.L. BORGES PERO TAMBIEN SOY MODESTO.
    UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:31 p. m.

    Un estado de felicidad para mí, es:
    Hacer el máximo bien posible, a mis semejantes.
    Estar en armonía, con mi conciencia.
    Disfrutar de salud, junto a mis seres queridos.

    ¡Que Semana Santa! El viernes pasado amanecimos, con cuatro dedos de nieve, en mi pueblo. Brerrrr...., que frío he pasado.
    Besos, Luis.
    Etel.

    ResponderEliminar
  5. -Escuchar “hola mami” con voz cantarina.
    -Arroparme entre mis frazadas con un libro.
    -Caminar por la orilla del río.
    -Recibir noticias de gente querida.
    -Los viernes por la tarde.
    -La música que me gusta.
    -Hacer un regalo.
    -El cariño de los niños.
    -Los mimos, los abrazos espontáneos.
    -La alegría de los otros.
    -Saber que pude animar a alguien.
    -Preparar una sorpresa.
    -Compartir lo que me gusta.
    -Cocinar para compartir.

    Son algunas de las cosas que, al menos una vez cada día, me hacen feliz.

    Besitos Luis...y vos ¿nos contarás qué?

    ResponderEliminar
  6. Mucho de lo que dice Mara es común pero se me mezclan las definiciones de Felicidad y alegría.
    Sera la felicidad un estado de alegría?
    Entonces alegría sería una parte constitutiva de la felicidad.
    Me da alegría que un alumno de los duros, un día haga ese click que le deja ver las cosas que antes le costaban.
    Tirarme a golpearnos con los almohadones en la cama con mis hijas, verlas crecer.
    En fin...no pude cumplir con la simpleza Luis, te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Bon día Luis A. para mi la felicidad es encontrarme bien conmigo misma,cosa que no siempre consigo pero estoy en ello. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. El simple hecho de pensar en ella nos provoca un poc de felicidad, gracias.

    Un maletín lleno de millones y millones de euros.

    Después no se si me daría felicidad pero al encontrarlo seguro que si, vamos que si.

    ResponderEliminar
  9. Las pequeñas cosas, las que ya se han mencionado, las que hacen girar el mundo: Un beso, una caricia, una palabra, una sonrisa, un sonido, un sabor, un color, un olor... hay miles de sensaciones felices que se alternan con las otras, las ingratas, las ácidas, las amargas, las antipáticas... Nos topamos con unas y otras todos los días...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. "He that chooses his own path needs no map"
    "El que elige su propio camino no necesita mapa"
    (Queen Kristina of Sweden)
    Esta cita la tengo en un "magnet". Me llamó la atención en su momento y me sigue gustando tropezarme con ella.
    Hoy llueve por aquí y no tengo un día muy fino, además, se me han acabado las torrijas.
    Ya sé que hoy no es día de Haikús, pero yo te mando beso haikuquero.

    ResponderEliminar
  11. Después de leer los comentarios anteriores hay que reconocer que el nivel hoy está muy alto. Suscribo al cien por cien el pensamiento de Borges:el que es capaz de valorar y disfrutar de las cosas buenas que nos ofrece la vida día a día ya tiene mucho ganado. Me han gustado mucho las apreciaciones de Mara Cuya y de Groucho. También hay cosas que me hacen especialmente feliz:
    -Los abrazos de mis seres queridos.
    -Percibir el interés por aprender y el cariño de mis alumnos.
    -Hacer felices a los que me rodean, o intentarlo.
    -Apoyar la cabeza en la almohada cuando estoy muy cansada.
    -Mirar por la ventana escuchando la música que me gusta.
    -Leer un buen libro bajo un árbol.
    -Tomar un café con buena compañía.
    -Ver una buena película.
    -Pasear, sobre todo al lado del mar.
    Y miles de cosas más que tienen que ver con los placeres de la carne y el pescado.
    Aunque lo que me hace poder disfrutar de todas esas cosas es el sentirme tranquila, bien conmigo misma y en paz. Un abrazo grande, Luís.

    ResponderEliminar
  12. En mi opinión la felicidad completa no existe. Existen momentos agradables, que nos llenan, que nos aportan bienestar con nosotros mismos y con nuestro entorno y que si se dan a menudo pueden formar un periodo feliz de nuestra vida.
    Creo que con la edad, nuestras necesidades para sentirnos así van cambiando. Lo que nos hacía felices de jóvenes, ahora nos puede parecer banal... Creo que esto va cambiando, evolucionando, a medida que vamos adquiriendo experiencias vitales y se van incorporando personas a nuestra vida.
    Para mí ahora mismo, la felicidad me la da ver felices, sanos y alegres a mis hijos. Verles sonreir, hablar con ellos, ser consciente cada día de su evolución... Me hace feliz tener a mis padres vivos y a mi lado. Creo que el día que me falte alguno de ellos moriré un poco yo también y esa tristeza se instalará en mi vida para siempre...
    Me hace feliz tener un hermano que me quiere y al que quiero. Me aporta mucho a pesar de la distancia física que nos separa.
    Soy feliz cuando veo amanecer cada día y estoy ahí para contarlo.
    Soy feliz amando y siendo amada.
    Y poco más. Lo material me ayuda a vivir, es imprescindible, pero no me hace más o menos feliz.

    Muy bonito el post Luis. Me ha encantado.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Yo no quiero hablar de la felicidad solo quiero hablar de la necesidad de volar bajo cuando llegan esos lunes interminables en que todo placer está aplazado. Es decir, como el día en que escribiste esta entrada y que leo hoy miércoles lo que significa que cuando leas este comentario, tendrás un poco más de esperanza.

    ResponderEliminar
  14. Sentir que soy fiel a mí misma.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. A TODOS LOS COMENTARISTAS DE ESTA ENTRADA:

    Mara y Cuyá, en su trabajado y sugerente comentario, me formula esta pregunta con acento rosariño: “y vos ¿nos contarás qué?

    Yo, de alguna manera, me camuflaba tras las sencillas palabras de Jorge Luis Borges que hacía mías, pero trataré de ser más explícito y para ello me tomaré la confianza de seleccionar algo de todos vosotros que también me hace feliz cuando lo alcanzo:

    “La alegría de despertar (P. Vázquez “ORIENTADOR”9)
    “Haciendo por los demás lo que podamos” (Lisebe)
    “Besar a los míos” (Groucho)
    “Estar en armonía con mi conciencia” (Etel)
    “Compartir lo que me gusta” (Mara y Cuyá)
    “Que un alumno de los duros, un día haga ese clic que le deja ver las cosas que antes le costaban” (Gamar)
    “Encontrarme bien conmigo mismo” (M. Eugenia Creus-Piqué)
    “Pensar en ella” (Luz de Gas Radio Blog)
    “las pequeñas cosas” (Borraeso)
    “Un beso haikuquero” (Angie)
    “Tomar un café en buena compañía” (Cristal)
    “ Amando y siendo amado” (Novicia Dalila)
    “Esperando sobrevivir a los lunes” (Dr. Krapp”

    Y también añadiría qye me hace feliz:
    "Jugar al guiñote con los amigos" y, sobre todo,
    “Mantener esta bonita relación virtual con todos vosotros”

    El abrazo que hago extensivo para todos me gustaría que fuese real...la verdad

    ResponderEliminar
  16. A Mamen:
    La fidelidad, como bien dices, y la autoaceptación, es fundamental para estar bien con los demás.
    Gracias, maña, por tu visita

    ResponderEliminar
  17. Gracias por la respuesta...y por el abrazo.

    ResponderEliminar
  18. En cuanto a la felicidad (cosa no excesivamente habitual)estoy de acuerdo con Freud: “La felicidad es la remisión del dolor”.
    Nótese que Freud dice “remisión”, no “ausencia”. La felicidad no es no tener dolor de muelas. La felicidad es padecer dolor de muelas y que este dolor desaparezca.
    Pero también sospecho, Luis Antonio, que en ella tiene mucho mucho que ver el estoicismo y el sentido del humor.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. A Sirena Varada:

    Estoicismo, sentido del humor y visión positiva de la vida. Buenos ingredientes para sacarle más partido a la vida.

    Otro abrazo

    ResponderEliminar
  20. Me ha encantado tu respuesta a todos los comentarios, Luís, incluso me ha emocionado. Comparto contigo ese sentimiento de amistad virtual y también te abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Me ha encantado tu respuesta a todos los comentarios, Luís, incluso me ha emocionado. Comparto contigo ese sentimiento de amistad virtual y también te abrazo.

    ResponderEliminar
  22. A Cristal:
    Muchas gracias. Lo de tu emoción me enternece.
    Otro grandísimo y cáslido abrazo

    ResponderEliminar