miércoles, mayo 05, 2010

MUJERES Y SUBMARINOS


Salvo en Noruega, Australia, Canadá y España, todos los ejércitos de mar siguen aplicando restricciones para embarcar a mujeres en buques de guerra e incluso prohibirlo en el caso de los submarinos. En 1995, la Armada Real Noruega se convirtió en la primera en designar a una mujer como capitán/a de un submarino. En 1998, Australia pasó a ser el segundo país del mundo en permitir que las mujeres sirvieran en submarinos de combate. Canadá y España los siguieron. Las razones dadas en la actualidad para excluir a las mujeres son la falta de privacidad, la estrechez de los espacios y los «camastros calientes», una práctica común en los submarinos, donde tres marineros comparten dos camastros por turnos para ahorrar espacio.

Mientras la armada estadounidense junto a la de otros países siguen deshojando la margarita argumentando que la adaptación de los submarinos supondría un coste de unos 300.000 dólares por camastro, en España la marinería masculina, haciendo gala de un espíritu abierto y sin exigir gastos extraordinarios, dada la crisis actual,  no ha puesto ningún tipo de objeción para que las mujeres se integren en todos los buques de la flota. 

15 comentarios:

  1. Pues yo me apunto a lo del submarino, que arreglen el tema que me voy, que me gustaría decir eso de "arriba el periscopio, abajo el periscopio".
    Te mando muchos muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. ¿No es mucho suponer que la marinería española de la que formo parte durante 18 meses el creador del Dr. Krapp es más digamos más libertina y fogosa que la del resto del mundo mundial?

    ResponderEliminar
  3. O sea, que las "camas calientes" de hoy tienen su origen bajo el mar???
    Tú fíjate la evolución:
    Primero los vikingos, luego los aborígenes australianos...
    Y después nosotros. ¿querrá decir esto algo??
    Bueno, al menos en esto vamos a la cabeza del resto del mundo, y para mí es un placer que así sea, la verdad.
    A mí no me encontrarán allí abajo nunca. Me da un agobio horrible imaginarme encerrada en un chisme de esos cerrado herméticamente, pero de haber sido hombre, es muy probable que hubiera hecho la mili con Krapps, bueno, unos años después, que él es menos joven que esta monja :P

    Un beso Luis

    ResponderEliminar
  4. A Angie:

    Tengo una duda, “periscopio” ¿es una metáfora?
    Deduzco, por otro lado, que no eres claustrofóbica ni te preocupan los espacios exiguos...
    Besos para ti, Angie

    Al Dr. Krapp:

    Ahora que sé que tu creador estuvo unos cuantos meses sumergido o navegando bajo/por el mar comprendo muchas cosas...En el futuro seré más comprensivo contigo. Una mili tan larga y de las de antes deja huella indeleble...

    A Novicia Dalila:

    No confundas a Krapp con su creador, Novicia. Pues yo, aunque menos joven que él y, por supuesto, que tú, también me habría gustado coincidir contigo, pero mejor en el portaviones “Príncipe de Asturias” que en un submarino. Me agobio en un ascensor, imagínate bajo el agua...
    Veo que el tema estrechez, tan peculiar de los submarinos, no te afecta en demasía...

    Besos, marinera

    ResponderEliminar
  5. Aquí, uno que no lo pasaría bien dentro de un submarino independentiemente del sexo de la marinería.
    Me alegro por el ejército español.

    ResponderEliminar
  6. No deja de sorprenderme todas las cosas en las que los españoles somos pioneros... pero lo de esta noticia, teniendo los protagonistas que tiene, todavía es más sorprendente...

    ResponderEliminar
  7. ¡¡¡CAMAS CALIENTES!!!
    PARECE EL TITULO DE UNA PELI PORNO.

    ResponderEliminar
  8. Pues que quieres que te diga Luis me parece bien que la mujer se incorpore a todo lo que eso suponga igualdad.. pero a mí va a ser que no me encontrarían bajo el agua!! Uyyy que miedo!!
    Besos mi querido Luis

    ResponderEliminar
  9. A Pedro Ojeda Escudero:

    Observo que los claustrofóbicos somos mayoría...

    A Sujari Bejarive:

    Un país capaz de sorprender es que aún está vivo...

    A Groucho:

    A ti, al menos, parece que la noticia te regocija...

    A Lisebe:

    Pues yo a veces te identifico con las sirenas.

    Besos, Lisebe

    ResponderEliminar
  10. ¿En qué metáforas de periscopios estás pensando, L.A.?
    ¿Qué más da meterte en un submarino que en un avión?. Lo del avión ya me lo sé, lo del submarino no. Si es posible uno amarillo, como el de los Beatles, mejor que mejor.
    Besos otra vez.

    ResponderEliminar
  11. A Angie:

    Eso de responder a una pregunta con otra, ¿es un juego?

    Más besos

    ResponderEliminar
  12. Pero es que aquí somos ahora cuatro gatos, y las mujeres en la Armada ...hasta hacen bulto.

    ResponderEliminar
  13. A eso se le llama escurrir el bulto, sí señor.

    ResponderEliminar
  14. ME REPUGNA, COMO TODO LO QUE TENGA QUE VER CON LAS ARMAS. POR OTRO LADO VIVA LA IGUALDAD.
    EL COMENTARIO PRETENDIA SER SOCARRÓN, NO DE REGOCIJO... COMO OTRAS MUCHAS VECES NO CONSIGO TRANSMITIR MI OPINIÓN...
    ¡¡¡QUE DESASTRE DE COMUNICADOR!!!
    SALUD.

    ResponderEliminar
  15. A Tesa:

    Estoy espeso y no acabo de pillar tu comentario

    A Angie:

    ¿Y quién comenzó a escurrirlo?

    A Groucho:

    La entrada - Debate y Humor - pretendía provocar ambos objetivos, pero quiero que sepas que tu socarronería me encanta. La vida sin sentido del humor es muy gris.

    ResponderEliminar