miércoles, febrero 24, 2010

"Momento efímero"



La gota,
la belleza,
la pasión,
la felicidad,

aunque efímeras,

existen.

16 comentarios:

  1. Claro q existen. Y pueden ser el motivo de la vida.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  2. Una gota no efímera, sería un rio.
    La belleza se transforma, de efímera pasa a intemporal.
    La pasión que se estanca deja de ser pasión.
    Y lo mejor de la felicidad suele ser el anhelo de alcanzar otro instante, por muy efímero que sea.

    Y sobre todo, de no existir, tendríamos que inventarlas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Algo ocurre cuando la impermanencia pasa de ser un castigo a ser un gran regalo, y eso es lo que me recuerdan hoy tus palabras....

    ResponderEliminar
  4. ¿Cuál es la gota más hermosa que has visto? Yo voto por la del Aguador de Sevilla de Velázquez.

    ResponderEliminar
  5. Existen, claro que sí. Puede que la belleza de un objeto, como la obra de Velázquez que cita Bernardinas, perdure; la satisfacción que provoca observarla es efímera, en esto sí se parece a la felicidad y a la pasión, atravesadas por lo emocional. Y qué suerte que existan y sean efímeras, para poder vivirlas renovadas, la felicidad de hoy, la pasión de hoy, la belleza de hoy...quién quiere la de ayer que ha pasado o la de mañana que es ilusión?

    El hoy fugaz es tenue y es eterno;
    otro Cielo no esperes, ni otro Infierno.

    J.L. Borges, El instante.

    Besos nuevos.

    ResponderEliminar
  6. Existir está claro que existen, si no, no escribiríamos sobre ellas. Y ese carácter efímero es lo que las hace más apreciadas. Sin fueran constantes, si fueran eternas, no las apreciaríamos tanto.

    Un beso, Luis

    ResponderEliminar
  7. Come un delicioso manjar. Siente un cálido abrazo, una caricia, saborea un beso... Bebe un trago de aire. Saluda. Da un paso. Dibuja una palabra...

    Qué no es efímero si un momento sucede a otro momento?
    Y sin embargo,... todo momento cuando es, existe.

    Besos de a uno y uno sobre otro...

    ResponderEliminar
  8. Consideremos los lirios del campo cuya fragancia es efímera; nosotros somos como ellos, la flor desaparece y se pierde el aroma.
    (Christina Rosetti)

    ResponderEliminar
  9. Yo sé que las gotas existen ¿si no a que este derroche al que estamos asistiendo en estos días a riesgo de convertirnos en ranas?
    Lo que no sé es si lo otro es real o solo un placebo para ilusionarnos en la espera.

    ResponderEliminar
  10. Tan efímeros como nosotros mismos, tan reales como la vida que vivimos.

    ResponderEliminar
  11. Lo efímero existe. Y de momentos efímeros vivimos. La felicidad, ese pájaro esquivo, sabe mucho de eso. De gotitas felices es de lo que se va llenando el saco de la felicidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. A Sara Royo, petitapetitesa, Sujari Bejarive, Bernardinas, maracuyá, Novicia Dalila, borraeso, Groucho, Dr.Krapp, Angie, y Miguel :

    Muchísimas gracias por todas vuestras recreaciones y comentarios. A decir verdad, salvo el ¨Dr. Krapp que sólo cree en las gotas de lluvia tan pródigas en su tierra galega, todos los demás me habéis levantado la moral. Lo bonito existe, aunque en pequeñas dosis. Por eso hay que estar al tanto y aprovecharlo cuando se tercie...

    Un abrazo cordial y afectuoso para todos

    ResponderEliminar
  13. A pesar de los cáusticos comentarios de nuestro buen Krapp, la belleza existe y está presente en multiples realidades y formas.

    Afortunadamente.

    Muchos besos, Luís.

    ResponderEliminar
  14. A Cristal:

    Estoy de acuerdo contigo, Cristal. Y Krapp también lo sabe, per ya sabes...

    Besos, Cristal

    ResponderEliminar
  15. Gotas para el alma
    un beso
    un abrazo
    una caricia
    una flor
    son pequeñas grandes esencias.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. A Marìa:

    Con esas gotas me gustaría que no dejase de llover nunca..
    Gracias por derramarlas con tanta generosidad, María.
    Besos

    ResponderEliminar