martes, julio 28, 2009

"EL VIAJE DEFINITIVO" (Juan Ramón Jiménez)


Juan Ramón Jiménez es un grandísimo poeta, pero no me gusta como persona por la vida triste y amarga que dio a su esposa, Zenobia Camprubi. La anuló como mujer y se aprovechó miserablemente del amor y entrega que ella le profesó durante toda su vida. Ahí están sus diarios póstumos, como prueba testimonial de lo expuesto.

"El pusilánime, hipocondríaco, depresivo y neurasténico poeta se habría hundido en un pozo sin fondo" sin la entrega de su esposa, mujer abnegada y generosa como pocas. Zenobia fue para Juan Ramón todo: su musa, agente, traductora, secretaria, enfermera...

He grabado el poema "Viaje definitivo". Siempre me ha conmovido por su belleza sencillez, cercanía, melancolía y profundidad...(El sonido es aceptable con auriculares, pero flojea el volumen sin ellos. Es un problema técnico que no sé cómo resolver. Se admite colaboración...)



14 comentarios:

  1. Es un poema tremendo, me pone los pelos de punta.

    Ya lo conocía, me encanta Juan Ramón y ha sido un lujo escucharlo de su voz

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es un poema tremendo, me pone los pelos de punta.

    Ya lo conocía, me encanta Juan Ramón y ha sido un lujo escucharlo de su voz

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. No puedo escucharlo aquí, pero en casa lo haré.
    Sabes que me pasa a mí con estas cosas Luis? Que a mí la gente así de egoista y de egocéntrica, me da repelús y me caen mal. Tanto que no me interesa ninguna cosa que hagan, por geniales que sean.
    Valoro mucho más sus capacidades como persona que como cualquier otra cosa.
    Un beso fuerte, Luis

    ResponderEliminar
  4. Y tantos otros... que se aprovecharon de sus compañeras como vampiros... Si investigas un poco en la vida del gran Einstein, ocurre lo mismo y aun más. Hasta el punto de que sus hijos biológicos se cambiaron el apellido. O los Curie. La Historia está llena de esas injusticias.
    Gracias, por estar siempre al loro, en el tema del género Luis Antonio. Sólo conseguiremos el cambio con vuestra ayuda. Por lo menos mucho más rápido y sin el enfrentamiento habitual.
    Aún así,que la poesía vivía en Juan Ramón se hace innegable al escuchar sus versos. Al César...
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Luis,
    me ha encantado!!! El poema, que ya es bonito, crece en tu voz y en tu forma de recitarlo. Felicitaciones!!!

    Tranquilízate. Se escucha a la perfección.

    A Juan Ramón Jiménez lo conocí desde muy niña, con Platero y Yo. Luego me interesé por su poesía y cada vez lo admiré más como poeta. Pero fíjate que nunca investigué sobre su vida y todo lo que sabía eran unos pocos datos biográficos. Desconocía totalmente esta faceta que cuentas y estoy impactada. Ahora tengo deseos de volver a leer y ver qué me pasa con ello. Tal vez suceda como me ocurre con Shiele, su obra me conmueve aún sabiendo los entretelones oscuros de su vida. Ya te contaré.

    Coincido con Cristal00K, Einstein, Heidegger, y el mismo Manzi del cual he hablado, tal vez no hubiesen desarrollado todo su potencial intelectual y poético, sin una compañera que los sostuviera y los inspirara. Sin embargo, las menospreciaron, aunque algunas no fueron tan sumisas y desafiaron esa actitud.

    Me gusta mucho que acompañes estos excelentes recitados, con tus conocimientos y opinión que los enriquece.

    Un beso enoooooorme.

    ResponderEliminar
  6. Un placer, aunque habite la tristeza. un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Un placer, aunque habite la tristeza. un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Desde que supe que el genio de la pareja era ella y que el machismo de Juan Ramón la hizo habitar las sombras,he perdido el encanto y cuando el encanto se quiebra....hasta el musgo pesa como piedras....

    Abrazo

    ResponderEliminar
  9. Luis Antonio, Juan Ramon Jímenez fué uno de los que me hizo amar la poesía y también él que me hizo odiarla, de joven empecé a leerle y por sus poemas entré a un género que me sedujo, todavía guardo en mi casa mi primer libro de poemas, subrayado, con marcas en sus páginas, gastado de leerlo, luego llegué a conocer cosas de su vida, entonces yo era un joven que creia saberlo todo y odié a aquel que había sido mi ídolo, me hizo odiar un género que permitía que alguien a quien yo consideraba odiable pudiera escribir cosas que me llegaban al alma, tiempo después aprendí a diferenciar al autor de la persona, pero eso no hace sino acercarme más a aquellos autores que son a la vez, grandes escritores y grandes personas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. No sé de la biografía de Juan Ramón y familia, tampoco conozco sus circunstancias... Pero me pregunto si una persona anulada puede ser tanto al mismo tiempo ¿musa, agente, traductora, secretaria, enfermera?.

    Adopté este poema como uno de mis favoritos cuando llegué a la adolescencia... y ahí sigue tan simple, tan real y a la vez tan poético... entre el llegar y el irse del fuego.

    Dos besos.

    ResponderEliminar
  11. este autor lo estoy estudiando yo juas!

    ResponderEliminar
  12. Anónimo3:39 a. m.

    Necesito la biografía de Juan Ramón Jimémez por si alguien me podria ayudar a enccontrarla.
    Muchas Gracias

    ResponderEliminar
  13. LES ENSEÑABA A MIS ALUMNOS ESTE POEMA, Y LO MEMORIZABAN TAMBIÉN. A LAS NIÑAS ( 15, 16 AÑOS) LES ENCANTABA, A LOS VARONES NO TANTO. POR OTRA PARTE, HAY TODAVÍA TANTOS HOMBRES MACHISTAS, SOBRE TODO ACÁ EN ARGENTINA!

    ResponderEliminar
  14. LES ENSEÑABA A MIS ALUMNOS ESTE POEMA, Y LO MEMORIZABAN TAMBIÉN. A LAS NIÑAS ( 15, 16 AÑOS) LES ENCANTABA, A LOS VARONES NO TANTO. POR OTRA PARTE, HAY TODAVÍA TANTOS HOMBRES MACHISTAS, SOBRE TODO ACÁ EN ARGENTINA!

    ResponderEliminar