sábado, julio 25, 2009

ALIAGA: EL RIESGO DE DEVASTACIÓN TOTAL, CONJURADO

Vista aérea de los pinares de Aliaga, pasto de las llamas

Tras cuatro días de incendio devastadoramente progresivo, la evolución de los fuegos de las localidades turolenses de Corbalán, Alloza, Los Olmos, Valdeltormo, Morés y Mazaleón ha permitido reforzar los efectivos aéreos y terrestres que están actuando sobre el foco más intenso que es el de Aliaga donde ya son más de 7.000 las hectáreas de pinares calcinados. El cielo de esta localidad, mientras escribo estas lineas y desde esta mañana, se ve surcado por un incesante ir y venir de helicópteros y aviones.

La sensación de que éste es el principio del fin anhelado se va abriendo paso a paso. Epicuro ya se lo dijo hace siglos a un joven que quería suicidarse: “ A un presente nublado, sucede muchas veces un día soleado”

Al operativo hoy desplegado por el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, hay que sumar la colaboración de efectivos de la Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Asturias, además de efectivos del Ejército (UME). A todos los miembros especializados en estos difíciles menesteres que vienen colaborando en este titánico esfuerzo por conjurar este incendio infernal hay que agradecerles el ímprobo esfuerzo llevado a cabo y rendirles tributo merecido. La contemplación de sus caras tiznadas y uniformes ahumados evidencian la labor heroica que vienen desarrollando.

Tiempo habrá para analizar la eficacia y la logística llevada a cabo. Hacer conjeturas sin datos son especulaciones que no proceden...todavía.

Mentalmente estoy preparado para contemplar un paisaje dantesco, porque todo ha sucedido en torno a los casi últimos 20 km. de la carretera que transito cuando vengo de Barcelona y retorno. De los pinares que suavizan el mal estado de esa carretera entre Ejulve y Aliaga me temo que va a quedar un espectáculo desolado e irreconocible. Ojalá esté equivocado y toda esta pesadilla haya sido fruto de un mal sueño...

NOTA: Agradezco en el alma las muestras de solidaridad recibidas y lamento que las limitaciones técnicas de Internet Móvil no me permitan ser más generoso.


7 comentarios:

  1. Anónimo7:15 p. m.

    Vivimos de espaldas a la Naturaleza desde hace unos 30 ó 40 años. Nos fuimos a las ciudades en busca de una ¿vida mejor?. Abandonamos la Naturaleza, los campos dejaron de labrarse, los montes se cubrieron de broza por que las ovejas ya no entraban como antes. Sólo acudimos unas semanas y unos fines de semana al año a reavivar añoranzas. No nos extrañe que de vez en cuando la Naturaleza nos de estas bofetadas.
    Saludos a todos los aliaguinos y en especial a Gonzalo de un condiscipulo de La Salle.

    ResponderEliminar
  2. EPICURO TENIA RAZON, ESPERO QUE PRONTO SALGA EL SOL.
    ESPERO QUE TENGAS RAZON Y TODA ESA RUINA SE ESTE ACABANDO.
    SALUD LUIS

    ResponderEliminar
  3. ESTOY MUY MUY REDUNDANTE.
    ESPERO QUE NO TE DES CUENTA.

    ResponderEliminar
  4. Creo que si se tiene en cuenta la fortuna que se gasta en atacar estos incendios y ni que hablar de las vidas que se pierden, sería mucho más barato hacer prevención.
    Los especialistas sabrán mejor que yo, lo que se puede hacer, pero creo que poniendo más guardabosques o vigilantes civiles se puede prevenir o detectar a tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Es una pena que tardemos años y años en darnos cuenta, en el mejor de los casos, de que una acción nuestra de un par de minutos se cargue un trabajo que a la naturaleza le ha costado siglos y que tardará otros tantos en reconstruir....
    No somos eternos. Nosotros ya no volveremos a verlo como lo recuerda nuestra memoria....

    Un beso Luis

    ResponderEliminar
  6. Buenos Dias Luis, triste vison en esos parajes nos espera, la vida continua, como bien dice el visitante Anonimo, dejamos la Natura para vivir en las ciudades, antes los Payeses desbrozaban el bosque y las cosas estaban mas equilibradas, hay mucho parque natural pero los recursos para los mantenimientos son escasos, amen de los locos piromanos que disfrutan con sus actos de fuego y no reparan en el sufrimiento que probocan.
    Si los Dioses quieren Mama Natura volvera a llenar de verde y vida esas tierras calcinadas, aunque tengan que pasar algunos años.
    Tambien seria ideal que se destinaran recursos para repoblar esas zonas, con alguna que otra accion de los pueblos con tan solo plantar un arbol por persona.
    Saludos de esperanza.
    Jesus

    ResponderEliminar
  7. Ojalá pase todo pronto amigo.
    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar