lunes, julio 13, 2009

CUEVAS TROGLODITAS DE MATMATA (Túnez)


La cueva se ha venido utilizando desde los albores de la humanidad por grupos de población que aprovechaban las condiciones del medio natural en el que directamente excavaban su vivienda.

Las llamadas viviendas trogloditas están excavadas en los montes de Matmata (Túnez) Se trata de pozos cuadrados o circulares de hasta diez metros de profundidad que conducen a un patio central al que dan las distintas dependencias: cocina, habitaciones, graneros... El objetivo es la isotermia, una temperatura estable durante todo el año. Como si fuesen, lo que hoy llamamos, edificios inteligentes, pero naturales, sin artilugios tecnológicos, y que existen ya desde hace siglos en pleno desierto del Sahara y en otras latitudes. Las habitaciones son amplias, encaladas y el techo en forma de bóveda. Algunas familias las muestran a los turistas a cambio de algunos dinares. Los habitantes de esta zona son mayoritariamente bereberes. En todas las casas, en la puerta, tienen pintada la mano de Fátima y algún animal, generalmente peces, para protegerse del “mal de ojo”. Aunque la sequía es lo que caracteriza a esta comarca, años atrás varias de estas viviendas sufrieron inundaciones por causa de unas lluvias un tanto torrenciales.
.
.
Estas viviendas pasan desapercibidas y el entorno en que se hallan es como un paisaje lunar, motivo por el que fue elegido para rodar los exteriores de la película "La Guerra de la Galaxias". En algunas de ellas se han enclavado algún restaurante y hasta un recinto hotelero.

No hay necesidad de visitar Túnez con el objetivo de descubrir esta modalidad de vivienda troglodita. En la ciudad de Granada (España) las cuevas habitadas se localizan al este del casco urbano, dando lugar a los barrios trogloditas de Sacromonte, S. Miguel, Barranco de la Zorra, Cuevas del Beiro, etc. que, en su día, formaban un grupo reducido y muy miserable. Tras varias décadas de deterioro, en los últimos años se han revalorizado algunas de ellas, sobre todo en el Sacromonte granadino, siendo utilizadas para uso residencial turístico. En algunas también se celebran espectáculos de flamenco.



15 comentarios:

  1. Luis...
    estoy maravillada con esta descripción que haces de estas viviendas tan particulares y no puedo desprender mis ojos de esa foto, ansiando ver más allá, lo que cuentas.

    Me ha dejado pensando la comparación que haces con los edificios inteligentes, y la facilidad conque en las ciudades se construyen torres y más torres, con detalles y lujos por demás de inncesarios, que implican excesivos consumos de energía. En como el hombre despliega su creatividad para adaptarse a ambientes hostiles, en comunión con la naturaleza mientras nosotros la hostigamos.

    La foto de la cabecera me hace sentir como en casa, podría tomarse una muy parecida en los bonitos palmares entrerrianos.

    Atrapante tu entrada de hoy.

    Y como vengo todavía impresionada de la poesía de la anterior, este tema cavernario me ha traído a la mente las bellas palabras que una vez dijo Tumulario, sobre como hacer agradable una noche en la cueva...digo yo, sin agredir a la naturaleza, vinculándose con ella. Con su permiso, las dejo aquí:

    ....es fría, es húmeda,
    pero si pones un fuego,
    si tienes buena compañía,
    si acercas tu frío a su calor,
    si conviertas cada hueco
    de su piel en un rincón
    en el que perderte,
    si mezclas tu aliento con su sudor,
    la noche puede convertirse en algo cálido y agradable.


    Besitos subterráneos

    ResponderEliminar
  2. Tienes un premio en mi blog, espero que te guste navegante..

    ResponderEliminar
  3. estás confirmado, porque te sorprendes?, me gusta tu blog..un beso navegante.

    ResponderEliminar
  4. Las cuevas, fueron el lugar donde buscamos refugio, nos permitieron encontrar un sitio en el resguardarnos del clima y nos garantizaban un mínimo resguardo de lo que estaba fuera.
    Por eso colocamos en las entradas imágenes y símbolos que nos protejan, que mantengan fuera aquello que nos puede hacer daño, encendiamos un fuego en la entrada para alejar a las fieras y eso nos hacía sentir seguros.

    Un bello relato de un precioso lugar.
    ¿Nunca habeis dormido en una cueva?, probar a hacerlo con la compañía adecuada.

    Un abrazo desde el túmulo

    ResponderEliminar
  5. Guardo imágenes en mi memoria de esas cuevas en Granada, como huecos excavados en la montaña... pero es que esto son pozos, o entiendo mal...

    Crece algo por esos lares? Chumberas?

    A indagfar me toca, que ando interesada...

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Bonitas fotos, incluido el palmeral.
    Digo lo que borraeso, parecen agujeros en el suelo pero debe de dar esa impresión porque la foto está tirada desde muy arriba.¿Es eso?
    ¿Ay Granada! ¡Qué bonita! Me has traído un grato recuerdo a la memoria.Te lo cuento, es un tesoro. Visité esas cuevas hace un par de años, era invierno. Bajábamos de ver la Abadía, en lo alto del barrio del Sacromonte. No había nadie por allí. Es un camino sinuoso y se agradecían los rayos de sol cuando te topabas con ellos de cuando en cuando. Iba hablando con una amiga cuando vi a un niño y una niña que subían hacia nosotros, su paso era rápido. Pensé: "mira qué dos" Él debía de tener unos 10 años y ella era algo más pequeña. Sobre todo hablaba él y ella le escuchaba atentamente. Me dejó de interesar mi conversación porque quería escuchar lo que decían cuando me cruzara con ellos, así que intenté estar a las dos a la vez. Ahí va:

    Ella: -Y te pueden matar?
    Él: -Pues claro
    Ella: -¿Y cómo?
    Él: - Pues te quitan toda la vida y te mueres.

    Me pareció una respuesta tan diferente y preciosa que intenté retener las palabras exactas en mi mente sin perder la conversación en que andaba. En cuanto llegamos a las cuevas saqué mi agenda y escribí literalmente las palabras que había escuchado, no quería olvidarlas. Siguen ahí en mi agenda, pero no necesito echar mano de ella para recordarlas.
    Me pregunto cómo seguiría esa conversación.
    Ni que decir tengo que esto me ha marcado mucho más que lo del sabor a albañil.

    Besos folklóricos.

    ResponderEliminar
  7. A MARACUYÁ:
    Otro aspecto que me sorprendió fue la sobriedad de los muebles. No hay nada superfluo en aquellos habitáculos. Lo estrictamente necesario y nada más. Esto, sin duda, también se debe a la falta de recursos, pero te hace reflexionar sobre la cantidad de cosas que tenemos en las casas y que son prescindibles.
    ¿Qué son los palmares entrerrianos?
    Tumulario tiene toda la razón del mundo. Con esos ingredientes: calor y buena compañía con piel sugerente, ¿qué más puede pedirse? Lo malo es que es más fácil tener un electrodoméstico que la compañía soñada...
    Besos trogloditas

    A VIOLETA:
    Gracias por el premio.
    Los besos navegantes ¿son los que van y vuelven?

    A TUMULARIO:
    Para ello es necesario la compañía adecuada y una cueva...
    “Caro me lo fiáis”, Tumu.”

    A BORRAESO:
    Son pozos, en cuya pared están excavadas las habitaciones. Suelen estar al borde de una ladera para facilitar la evacuación de las hipotéticas lluvias.
    Crece alguna chumbera y alguna palmera aislada. Poco más...El turismo ha revitalizado el mantenimiento de estas viviendas trogloditas.
    Besos

    A ANGIE:
    Interesante y conmovedora historia la de esos niños...Veo que eres muy observadora, Angie.
    Caben mil hipótesis sobre cómo empezó o cómo seguiría esa conversación.
    Besos trogloditas. ¿Te han gustado?

    ResponderEliminar
  8. Maravilloso lo que nos muestras.
    Y muy importante darse cuenta, lo poco que se necesita para vivir.
    Te lo cuenta, alguien que siempre desde que se casó, vivió de manera austera, sencilla,gasolera.
    Un deleite lo tuyo, para el alma y los ojos.
    abrazos muchos

    ResponderEliminar
  9. A NERINA:
    Tú eres la gentileza personificada. Cómo me gustaría poder escuchar tu programa en las noches de Rosario...Lo digo porque tengo referencias de todo crédito.
    Una abrazo grande

    ResponderEliminar
  10. Estimado Luis Antonio o a partir de ahora te tenemos que llamar "Escipion el Turolense".
    Antes que nada un saludo y trifelicidades, aunque con tanta "copa" os van a terminar llamando "los borrachuzos".
    ¿Dónde demonios tienes escondido al Sr.Miller? No hay forma de conectar con la entrada ¿no será que lo ha fichado el Madrid?
    Espero pronta respuesta.

    ResponderEliminar
  11. A FÉLIX: Qué alegria tan grande saber de ti. Pensaba que ya te habías olvidado. Espero que ya estés disfrutando de las vacaciones.

    Gracias por felicitarme por los triunfos del Barça a estas alturas que no se habla de otra cosa que no sean los fichajes multimillonarios del R. Madrid

    El Sr. Glen Miller está programado para salir dentro de unos días, pero cometí un error y no he sabido borrarlo... Pero Areta F,no está mal, ¿verdad?

    Me gustaría que no perdamos la comunicación, Félix

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Lo de la compañía adecuada depende de lo exigente que se sea, no diré como el otro que para un rato cualquiera vale, pero hay mucha gente a la que si la das una oportunidad te demuestra que no estabas equivocado al dársela. Probar, un fuego, una guitarra, una buena historia y un poco de ternura a veces son suficientes.

    Se me acaba de ocurrir un haiku para esa ocasión:

    Cantándote,
    saboreando tu piel
    descubriéndote.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Es cierto Luis, pero cómo se acostumbra uno, no? Y hasta cree que son imprescindibles todas esas cosas, que cuando no funcionan nos perdemos.

    Bueno, a lo que yo venía es a invitarte que vayas aquí. En un clic, sabrás qué son los Palmares entrerrianos y vas a ver una foto muy parecida. Después me cuentas.

    Y ahora qué me pasa? Otra vez Tumulario me sorprende con su habilidad para el haikú...qué bonito!!! Y yo que estaba tan contenta preparando uno para los Capítulos.

    Gracias por los besos trogloditas...serán salvajes?...o prehistóricos? Bueno, en todo caso son muy bien recibidos.

    Y hoy yo te mando besos, más autóctonos que nunca, de licor de yatay.


    Excelente Tumu...puedes continuar que yo disfruto.

    Besitos para vos también.

    ResponderEliminar
  14. Veo que esto sigue con un subidón poético increíble ¿será el verano? ¿será el calor?
    Me encanta la sinceridad y naturalidad de los niños, lástima que la vida nos cambie tanto. Creo que me quedo con ese pedazo de conversación tal cual, sin un antes y un después.
    A mí me gustan todos los besos, Luis Antonio, los puedes variar cuando quieras.
    Más besos trogloditas para ti.

    ResponderEliminar
  15. Estuve hace unos años en Matmatah y buscando algo más de información dí con la entrada de tu blog.

    Me gustó ver la imagen y y que haya despertado el lugar valor suficiente como para tus comentarios y el interés de tus seguidores.

    Un saludo.

    ResponderEliminar