miércoles, julio 29, 2009

ALIAGA: TRAS EL FUEGO, LA DESOLACIÓN

.
Esta es la "Muela (1) Cerra" totalmente calcinada. Si amplías la foto podrás observar en la parte inferior algunas ramas verdes que han sobrevivido. (Cerra es también, curiosamente, mi segundo apellido...)


Esqueletos de pinos verticales y calcinados sobre un mar ceniciento:
Puerto de MAJALINOS

Placa calcinada donde todavía se vislumbra el nombre
de la comarca a la que pertenece Aliaga:
CUENCAS MINERAS
.
Tras la tempestad, la calma. Tras el fuego, además de la calma, la desolación más absoluta. Esta es la sensación que se experimenta cuando te acercas con ansiedad temerosa a los lugares donde un cielo crispado vomitó cientos de rayos que provocaron unas llamas insaciables y rebeldes que alimentaron su hambre de destrucción durante seis largos días, arrasando los pinos, los abetos, el monte bajo, algunas casas de "La Cañadilla", pedanía de Aliaga, y muchos recuerdos de lugares y vivencias...Y lo que es peor, acabando con la vida de un abnegado bombero de la Diputación Provincial de Teruel...

Llegarán tiempos mejores y el color ceniciento del suelo reverdecerá con los albores de otras primaveras...Lo dicen los más optimistas. Otros, con los surcos del tiempo marcados en sus rostros, se preguntan si sus vidas se prolongarán hasta la llegada de ese milagro...
.
(1).- Cerro escarpado, alto y con la cumbre plana

11 comentarios:

  1. Madre mía que tragedia ...
    Te quedas sin palabras e impotente .

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:00 p. m.

    Luis, qué le dirias al pino de Cobatillas en estas circunstancias...
    Ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Y el silencio... ¿has oido el silencio de un monte quemado...?

    ResponderEliminar
  4. Terrible...Duele verlo hasta en foto. No puedo ni imaginarme verlo in situ.
    Ánimo, el tiempo pasa deprisa.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. El fuego cedió... lo que ya es parte del milagro.

    Muéstranos las fotos de estos mismos parajes el año que viene, para que podamos seguir creyendo en él.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Si no somos tan cafres de reincidir, piensa que la naturaleza reconstruirá lo destruído... Eso sí, nosotros es probable que no lo veamos.

    Un beso, Luis

    ResponderEliminar
  7. El ser humano es el más destructivo de la naturaleza, no nos adaptamos a ella como el resto de seres vivos sino que la modificamos, para mal en muchas ocasiones, a nuestro antojo. Inconsciencia, descuido...lo peor de lo peor es cuando los incendios son provocados. La naturaleza es un bien de todos y no admite un quita y pon de un día para otro, esa es la pena, todos perdemos aunque hay mucha gente que no se da cuenta.
    Besitos, Luis, y un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  8. No sabes cuánto me he acordado de ti y de tu tierra desde que, a través de los medios, me enteré del incendio. Yo estaba en Galicia, que como sabrás, es la campeona de este tipo de desastres, la mayor parte de las veces intencionados. He visto muchos incendios a lo largo de los muchos años que llevo en contacto con esta comunidad (mi famililia política es gallega) y no sabes la capacidad de regeneración que tienen los bosques, antes de lo que imaginas irás viendo señales de recuperación. De todas maneras entiendo perfectamente cómo te sientes y por eso deseo mandarte desde aquí todo mi apoyo y mi cariño, Luís. Un abrazo muy, muy fuerte.

    ResponderEliminar
  9. Me enteré por ahí fuera de lo que pasó en tu tierra, lo lamento.
    Quizás más que echarle la culpa a las llamas traicioneras haya que hacerlo al abandono de los bosques. Los campesinos siempre respetaron los montes como fuente de sabiduría y subsistencia. Bien sabían que no eran un simple pulmón verde y decorativo. Ahora están medio abandonados, crece el follaje por todas partes y las mentalidades primarias que los ven como medio de ganancia inmediata a través de la tala indiscriminada o la replantación con especies inapropiadas de crecimiento rápido, es la que prevalece.

    ResponderEliminar
  10. ¿Se te ha pasado ya un poco el disgusto forestal? Yo ya estoy por las inglaterras, intentando adaptarme a las alcachofas de ducha fijas y al concepto de limpieza de los ingleses, y procurando, cómo no, que me pongan pocos deberes. Los dos primeros días han sido muy intensos, mañana por la tarde voy a descansar.
    Quería enviarte un saludito porque hace mucho que no pasas página.
    Besos, que no se me olvidan.

    ResponderEliminar