viernes, marzo 19, 2010

BEST-SELLERS: LISTA DE ÉXITOS EN VENTAS


El fenómeno best-seller nace en la última década del siglo XIX en EEUU, gracias a la iniciativa de la revista “The Bookman”, que comenzó a publicar en 1895 la lista de los libros más vendidos en varias ciudades norteamericanas. Las obras acogidas bajo este término pasarán pronto a ser consideradas como un producto cultural directamente relacionado con el influjo de los medios de comunicación de masas. Seguramente ha sido la publicidad, en primera instancia, la que ha colocado a según qué títulos en las anheladas listas. Y a partir de ahí, se multiplican las ventas. La lista de los más vendidos es, en definitiva, un fenómeno publicitario que se concibe como un estímulo para el contagio, para la sugestión, que aspira a ser, fundamentalmente, el desencadenante de un impulso mimético. Las listas de éxitos no dejan de ser verdaderos cantos de sirena.

Mucha gente se siente perdida, desorientada, al entrar en una librería y los dependientes, por regla general, no están preparados para asesorar con fundamento. Para este tipo de personas carentes de criterio es un alivio que se les dé, ya seleccionadas, las obras que mejor pueden ajustarse a sus gustos, a su mentalidad. Borges dice que “No hay hombre que, fuera de su especialidad, no sea crédulo”. La inmensa mayoría de los lectores de best-seller no son especialistas en temas literarios, y por tanto nada les mueve a cuestionar los títulos que encuentran en la lista de superventas. Creen en esa lista y punto. Esta iniciativa, con más de un siglo de vida, sigue en plena vigencia. Para muchos, el mejor reclamo de todo producto cultural es el número de unidades vendidas. Pero la lista es sólo una lista y, aunque la anime una intención publicitaria, no entra en cuestiones valorativas sobre las obras que figuran en ella. El libro – mejor dicho, el editor y el autor - que figura en esta lista puede considerarse afortunado y cuanto más arriba esté más prestigio adquirirá.

Vicente Verdú dice que detrás del fenómeno best-seller se descubre el comportamiento alienado característico de los agentes de un fenómeno de masas. Hasta compara este hecho con “el juego de hacer la ola en los estadios deportivos”.

Si dijera que de esta agua nunca he bebido, mentiría. Personalmente, acostumbro a documentarme sobre las novedades que quiero leer mediante críticas solventes y recomendaciones de expertos (Vargas Llosa nunca me ha fallado, ni como escritor ni como crítico literario), etc, pero también he hecho alguna que otra lectura furtiva, ¿inconfesable?, de esas que no están bien vistas en según qué ámbitos donde se reúnen los “meapilas literarios”, como dice un profesor mío al que tengo en gran estima. Algún que otro best-seller cae de vez en cuando, tanto para disfrutarlo como para denigrarlo si se tercia. Algunos especialistas consideran que esta literatura popular es basura y que supone una suerte de amenaza para las obras consagradas. De ahí que se haya intentado neutralizar su influjo. No me atrevo a secundar ese adjetivo porque, además de faltar al respeto a los lectores que beben en esas fuentes, a veces, hay gratas sorpresas: “Cien años de soledad”, por ejemplo, fue/es un best-seller apreciado por públicos heterogéneos sin excluir a los más exigentes y especializados. Sólo con ese precedente, y no es el único, ya hay base para hacer un llamamiento a la prudencia.

Bibliografía: El enigma best-seller.- David Viñas Piquer.- Ariel.- Madrid, 2009

33 comentarios:

  1. No estoy contra los Bets-Sellers, es mas los compro y los leo.
    La sombra del viento, La trilogia de Larsson,Los pilares de la tierra y alguno mas por ejemplo El Quijote.
    El Quijote fue, antes que un clásico, un libro de gran éxito de ventas que está trufado de sabiduría popular, que no es una novela compleja con voluntad de llegar a los “elegidos”, sino que Cervantes consiguió renovar –e instaurar la novela moderna- casi sin darse cuenta, basándose siempre en el sentir popular y con una clara vocación de llegar al máximo número de lectores posible. ¿Es eso malo, querer pretender llegar a los lectores? No, no tiene por qué serlo. Porque se escribe para comunicar, para hacernos entender, para emocionar, hacer pensar. En definitiva se escribe -y se lee- para estar y sentirse vivos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Bajo el concepto de best-seller se engloban, a mi modo de ver, libros de los más dispares, con calidades y atractivos diferenciados. Creo que el fenomeno no es tan simple como parece. No basta con un lanzamiento espectacular para que el éxito de ventas esté garantizado. Hay editoriales que han perdido mucho dinero si el producto no sintoniza con el gran público. Y aunque es cierto que hay obras que se venden como churros siendo malas, en su mayoria las obras con gran proyección siempre tienen algo que las avala: el nombre del autor, el tema abordado, el momento histórico, la oportunidad del tema, las redes sociales que lo difunden, la relación con el cine. En suma, por encima de los fuegos de artificio siempre hay un factor que explica la difusión de una obra y autor bien porque ha sabido consolidarse o porque ha tenido la habilidad de situarse oportuna (u oportunísticamente) en el tiempo y el espacio. La literatura negra sueca es un ejemplo de ello. Un abrazo, Luis

    ResponderEliminar
  4. Pues nada,Luis, por el purismo literario quememos todos los libros y empecemos de nuevo.Me gustaria ver la cara de los críticos literarios.
    Del escritor al lector hay un camino muy largo.Y mucho dinero invertido. Los más vendidos permiten a las editoriales mantener un fondo de publicaciones que de otra forma no existiría.

    ResponderEliminar
  5. Mucho se ha debatido sobre el tema de los best sellers, incluyendo rasgado de vestiduras por los puristas, como si eso que llaman cultura no fuera un producto más del mercadeo subyacente a la sociedad.
    Para no repetir comentarios sobre el tema, a mi hay un aspecto que me parece muy preocupante en la actualidad, y es el predominio en los best sellers de ensayo de obras de la nueva extrema derecha española: el exGRAPO Pio Moa, el exmaoísta Jiménez Losantos, Cesar Vidal etc... Individuos que pretenden darle un sesgo revisionista a nuestra historia: exaltando a los caudillos carismáticos incluso al propio Franco, minusvalorando la acción popular, despreciando al pensamiento progresista o a las figuras que desde posiciones progresistas han tenido tanto que ver en la historia española. Es una vuelta preocupante a todo aquello que pensábamos que no volvería nunca más.

    ResponderEliminar
  6. La gente (hablo en general, y asumo su peligro) es muy borrega. Y de eso se aprovecha el marketing. Y así pasa que si una obra está en los primeros lugares del ránking, por inercia, venderá más. Tienes razón al afirmar que estas listas de ventas no suponen una garantía para el lector que busca buena literatura, pero estamos en un mundo mercantilista...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Lucas -Argentina-2:20 a. m.

    Luis Antonio! Cómo anda???
    Perdón ya que lo que voy a decir no tiene relación directa para con la entrada...pero un hablando de BEST...qué decir de Lionel Messi!!!! Lo que está jugando ese chico, no? En la semana miraba los goles y me acordaba de usted...cómo lo estaría disfrutando...
    Espero que siga asi de bien, potenciando al Barca, que parece estar recobrando la imagen del año anterior...el 4-0 al Sttutgart fue hermoso! Ahora la clasificatoria pone al Arsenal como duro rival...ya quiero estar viendo esos partidos!!!!
    Bueno le mando un abrazo desde la tierra de Lio, ARGENTINA!
    Saludos!
    Lucas

    ResponderEliminar
  8. Yo he leído best-seller, de hecho de vez en cuando me encanta merendarme alguno. El hecho de que un libro venda mucho no puede presuponer su calidad. Los hay muy buenos y terribles. Creo que coincido con tu criterio y lo he expuedsto alguna vez en mi blog.
    Algo que has expuesto sobre los dependientes de librerías (sobre todo grandes superficies) es completamente cierto, no tienen ni idea de lo que venden, y despachan com el que vende un kilo de carne. En fin, para criterio, prefiero el de los lectores como yo, que no están influídos por nadie. El tuyo por ejemplo.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Por regla general para comprar libros acudo a mi librería de cabecera. Confío plenamente en su librera, una mujer que además realiza presentaciones de libros y tertulias literarias. Siempre que me ha recomendado un libro, ha acertado.

    Me gusta estar al día de lo que se publica y para ello leo los suplementos literarios de los diarios, y si encuentro algo que me gusta o me atrae, también lo busco en la librería. Otras veces me dejo llevar por el instinto y lo que me sugiere la solapa de los libros. Lo que no me pierdo son las publicaciones de mis escritores preferidos.

    En cuanto a los Best-Sellers, alguna vez he leído alguno sin ningún sentimiento de culpabilidad, y por supuesto leí en su día "Cien años de soledad".

    Interesante entrada, Luís.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Luis Antonio, este verano decidí leer a Stieg Larson, un escritór sueco que escribió tres novelas de corte policial, muriéndo cuando recién se había publicado la primera. Se han vendido millones de ejemplares en todo el mundo, y acá en Chile lleva meses figurando sus tres libros entre los diez más vendidos. Leí los tres durante el mes de febrero (alrededor de 1.300
    páginas entre los tres) y me parecieron buenos muy entretenidos. Con lo cual en mi caso, echa por tierra eso de que las novelas best-seller son malas.

    ResponderEliminar
  11. Buenas tardes Luis, paso a dejarte como unico comentario, un saludo muy cordial, soy mas de imagenes que de letras, tan solo me fijo en libros que editen obras pictoricas o historia del arte, antes si que me preocupaba por leer mas y variado, de los que mas me acuerdo.... Kafka, Herman Hesse, Marx, de filosofias, ciencias, incluso novela. He perdido el gusto por leer libros...
    ¡Eh! y el Quijote, tambien....
    Saludos cordiales.
    Jesus

    ResponderEliminar
  12. Esas listas, como dices, hacen su papel. Yo también he caido, un varias veces en la tentación y no me arrepiento. A veces sale mejor y otras peor. Lo único que hago, desde hace ya muchos años, es NO leerme los premios planeta. Me fío mucho más de las listas de best-sellers, que de determinados premios. Hay otros, a su vez, como los Goncourt, que los leo y no suelen fallar. Pero todo entraña un riesgo...

    ResponderEliminar
  13. Cuando un libro me dice léeme, me importa, y perdóname la expresión, un pito que guste a muchos o a ninguno...

    Con los libros, músicas, películas y zapatos,... por mencionar algunos ejemplos susceptibles de navegar entre tendencias y bombardeos sean o no publicitarios... siempre me gana el "me lo llevo puesto, porque este es el mío"...

    Dejo junto a mis pasos, unos esos...

    Veo que aquí también llegó primavera... ;)))

    ResponderEliminar
  14. Pues yo creo que es como todo, que la lectura es algo subjetivo. Las listas de ventas mandan, no sólo en lo que se publica, también en lo que se ve en el cine, en lo que se viste, en lo que se come... Todo está manipulado por el marketing, la publicidad y esos rankings que igual se engordan con intereses comerciales, pero que ahí están, para quien los quiera consumir.
    Yo sí leo best-sellers. Unos me llenan y otros no, pero todos me entretienen, y ese es el condicionante fundamental. Si luego además me hacen pensar, o me llevan a replanteamientos más profundos, o me enseñan, entonces ya si que me doy por super contenta.
    Para mí la lectura que llevo encima depende sobre todo de mi momento anímico. Ha habido libros que he empezado y que he tenido que dejar para mejor momento, y que después, en su momento justo, he devorado....

    Un beso y feliz semana, Luis

    ResponderEliminar
  15. No tengo yo muy claro que Cien años de soledad sea un best-seller.
    Hay dos aspectos esenciales: lo que se compra y lo que luego se lee. ¿Cuántos libros se compran para no ser leídos?
    Está bien que la industria editorial genere negocio. Yo suelo buscar en librerías con fondo, de esas que no devuelven los libros pasados dos o tres meses.
    Buena reflexión.

    ResponderEliminar
  16. A Groucho:

    Yo diría que “El Quijote” se vende por la calidad contrastada que sigue manteniendo vigencia desde su primera publicación hasta nuestros días. Es un clásico. Que un libro clásico llegue a ser un superventas es algo extraordinario y que dice mucho e favor de sus lectores.
    He leído “Los pilares de la tierra” con mucho agrado y, sin embargo, no he podido con la 2ª parte, “Un mundo sin fin”. El de “La sombra del viento” lo compré no porque fuese superventas, sino porque lo escribió un exalumno mío, Carlos Ruíz Zafón.

    ResponderEliminar
  17. A Fernando Manero:

    Estoy de acuerdo contigo Fernando. Sin embargo no deja de llamar la atención que para figurar en esa lista de superventas no haya más baremo que el nº de ejemplares vendidos. Hay listas de películas clasificadas según los espectadores que asisten a las salas de cine y otras paralelas, según la opinión de la crítica especializada. En el caso de los libros como el de los CDs o DVDs de música sólo cuenta el factor venta...Eso no impide que entre los títulos los haya también de calidad contrastada. García Márquez, Vargas Llosa y varios más de indiscutible calidad literaria también han figurado en dichas listas.Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Al Dr. Vitamorte:

    Los críticos literarios llegan a un público muy limitado: escritores, otros críticos, editoriales y lectores especializados. Las reseñas literarias suelen tener más adeptos. Lo importante, sin embargo, es que la gente lea. Con la práctica de la lectura se va adquiriendo criterio propio y no hay necesidad de recurrir a esas listas de superventas. Creo

    ResponderEliminar
  19. Al Dr. Dr. Krapp:

    Comparto totalmente tu preocupación por tales autores. En Alemania también hay una suerte de neo-nazismo que oculta el holocausto y presenta a esa corriente como, otra vez, la esperanza para afrontar el futuro...Hasta se han llegado a incendiar dependencias de campos de exterminio para que no queden huellas de lo que se hizo allí... Los ciclos vuelven a hacer acto de presencia y ¿la memoria histórica?...

    ResponderEliminar
  20. Creo que es bueno leer de todo, para poder comparar y valorar. Creo que selecciono en función de lo que me gusta y en otras ocasiones según mi estado de ánimo. Hay ocasiones en que necesito vaciar la mente de cosas y evadirme y ahí no busco lo espeso, desde luego. Ahora estoy leyendo el libro de un amigo,nadie conocido, toda una experiencia porque conociéndole, a veces parece que le estoy viendo, tiene un humor fino muy suyo. Él dice que escribe para aprender, eso me llamó mucho la atención.
    Bueno, te diré que escribo esto desde la biblioteca. Estaba escribiendo yo tranquilamente, cuando ha salido un aviso de que la batería de mi miniportátil estaba baja y decía que si no me enchufaba rápidamente perdería todo lo escrito. Así que para asombro de los que estaban cerca he salido corriendo como loca a enchufarme al primer sitio que he pillado.
    Ya te contesto desde aquí a lo del cangrejo: se quedó enredado en los pelos de la fregona. Inservibles ambos: fregona y cangrejo, una pena.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  21. A Miguel:

    Coincido con lo que manifiestas. Eso no quita que, tras documentarte y asesorarte sobre una obra concreta que pueda interesarte, puedas hallarla en esa misma lista...De todas formas, sigo pensando que lo importante es leer...El espíritu selectivo basado en criterios propios se va adquiriendo con la experiencia. Como todo...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. A Lucas - Argentina:

    Un placer saber de ti, Lucas. Lionel Messi es hoy el “notición” deportivo de todos los medios, tras el partidazo de ayer y los tres nuevos goles que metió – uno, increíble - y que van camino de convertirlo en el mayor goleador de Europa (Bota de Oro)

    Sólo una sombra, se los endosó al Real Zaragoza, equipo por el que siento gran simpatía y cuya permanencia en 1ª División peligra...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. A Anabel:

    Un placer volver a saber de ti, después de tanto tiempo. Siempre serás bienvenida a este espacio. Por supuesto, comparto tu opinión totalmente

    Besos, Anabel

    ResponderEliminar
  24. A Cristal:

    De esas libreras que orientan ya quedan pocas. Tengo curiosidad por conocer quiénes son tus escritores preferidos. ¿Me lo contarás? En cuanto a la culpabilidad, yo la tendría si, sabiendo leer, no leyera...lo que sea.

    Gracias por tus palabras y un gran abrazo, Cristal.

    ResponderEliminar
  25. A Héctor Aguilera:

    Stieg Larson está teniendo, igual que en Chile y en otros países, el mismo éxito en España. En casa todos han leido las tres novelas, menos yo. No tengo prejuicio alguno, pero no me atrae mucho esa temática. Vi una de las películas basada en el primer tomo y no me desagradó. Tampoco me gustan las obras de ciencia ficción. Cada uno tiene sus manías. Me encantan las obras de literatura que cuidan, sobre todo, el estilo literario. Si, además, tienen un fondo interesante, “miel sobre hojuelas”...

    Un cordial saludo, Héctor

    ResponderEliminar
  26. A Jesús y Encarna:

    Vuestro espacio (Creaciones) es un museo de arte y un auditorio de música. La belleza y el buen gusto están presentes por todos los rincones. Y por si fuera poco, una hija concertista con mucho futuro por delante. Os felicito. Es un placer visitaros.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  27. A Sujari Bejarive:

    Los premios Planeta no gozan de ningún prestigio entre los amantes de la literatura y la honestidad profesional. Sin embargo, de cualquier libro que obtenga ese galardón se venderán miles y miles de ejemplares. Publicidad, marketing y poco más...

    Una abrazo

    ResponderEliminar
  28. A Borraeso:

    Sin duda, eres una chica con personalidad y criterio. Pocos pueden alardear de esas virtudes. Lo fácil y cómodo es dejarse llevar y decir “beeeeeeeeeee”...

    Y el criterio de los demás, ¿no cuenta para nada? ¿No confías en nadie que pueda asesorarte? ¿No te asaltan las dudas ante dieciocho pares de zapatos juntos?

    Por ahora, la primavera sólo es virtual...

    Esos y los otros para ti.

    ResponderEliminar
  29. A Novicia Dalila:

    Sin duda es difícil sustraerse a la influencia del marketing, la publicidad y esas listas de superventas que, sin duda, no tienen más que intereses comerciales, pero sin dejar de ejercer el derecho a la elección personal, al margen de esté bien o mal considerada por los demás. El entretenimiento o el deseo de evasión son legítimos a la hora de seleccionar un título. Y en definitiva, lo esencial es leer lo que sea. Sólo dejaría de lado esas lecturas o similares que menciona nuestro común amigo. Dr. Krapp.

    Un fuerte abrazo, Novicia

    ResponderEliminar
  30. A Pedro Ojeda Escudero:

    Si entendemos por “bestseller” obra contemporánea vendida considerablemente, no hay que objetar nada a que “Cien años de soledad” y algunas de Vargas Llosa, lo sean. Creo. Afortunadamente, muchas obras de calidad también se venden...

    He leído las normas para escribir “bestseller” en tu bitácora. Muy divertidas, pero no creo que sea tan fácil colocar un libro en esas listas. Seguro que la inmensa mayoría de los escritores y editores lo quisieran...

    Un cordial saludo, Pedro

    ResponderEliminar
  31. A Anmgie:

    Corres como una loca, se te esconde el cangrejo en la fregona. Te lo pasas bien, ¿eh, Angie?
    Ya me dirás qué lees cuando el ánimo está a - Oº ... ¿Por qué no cuentas estos avatares en tu bitácora?
    Por lo demás, estoy de acuerdo con lo que expresas.
    Muchos besos, Angie

    ResponderEliminar
  32. Como de costumbre llego algo tarde y casi todo está dicho. Por no abundar en opiniones ya reflejadas en algún comentario y que coinciden más o menos con la mía, dire que, los habemos que leemos de todo. Independientemente de ese ránking de ventas, que de alguna forma obliga a los profesionales del ramo a promocionar más o menos una obra o un autor en concreto. Y por cierto que los hay excelentes.
    Uno de mis primeros trabajos, cuando estudiante, fue dependienta en una buena librería ya desaparecida en el (Drugstore de Paseo de Gracia). Ahí aprendí, que además de libros y autores, hay lectores, y los hay de muchas clases. En empatizar con cada uno de ellos a la hora de asesorarles, está el secreto. No es lo mismo recomendar a un lector avezado y siempre al día sobre las novedades editoriales que a un lector novel u ocasional. Eso lo aprendí de dos grandes libreros ( los hermanos Castells, de la librería homónima y también desgraciadamente ya desparecida en Ronda Universidad). Hoy casi no quedan ya de ese tipo de establecimientos y mucho menos entendidos, quizás algún sabio en la Herder, en la Catalonia... incluso en La Casa del Llibre... pero tienes que "pillarlos" con tiempo, ganas y caerles bien jeje! Yo he conseguido auténticas joyas en algunas contadas ocasiones.
    Y luego están esas librerías de lance de Ciutat Vella o el Call, perderse ahí, es un maravilloso viaje a otro mundo y un auténtico placer, en donde no escoges tú a los libros, sino ellos a ti. ¿A que sí?
    Algo que estoy "casi" segura que practicas a menudo en los "preliminares" previos a la elección de cualesquiera la obra. Muchas veces acostumbra a ser tanto o más "sabroso" ... que la propia lectura.
    En fin... hablar de libros y de esa sensación previa a sumergirse en otro mundo, es siempre gratificante, así que gracias por traerla hasta aquí.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  33. A Cristal00k:

    Tarde, pero ha valido la pena. Me ha encantado tu comentario lleno de recuerdos y lugares comunes. Además de otras razones para visitar el Drugstore de Paseo de Gracia, algún libro adquirí allí...¿Te imaginas? Intento recordar esa mirada que tan bien describe Sirena Varada en tu bitácora.

    “la mirada inquieta de una niña aguerrida, soñadora, alegremente sabia”

    pero me pierdo en la cada vez más espesa bruma del tiempo.

    Al menos tú haces una interpretación diferente del haikú “Preliminares”. Eres más lista que el hambre.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar