sábado, diciembre 19, 2009

TAUROMAQUIA: ¿SÍ?, ¿NO?, NI LO UNO NI LO OTRO...


El “Parlament de Catalunya”, al aceptar la iniciativa legislativa popular avalada por 180.000 firmas, admitió ayer a trámite la ley que propone acabar con las corridas de toros. A decir verdad en Cataluña sólo hay una plaza activa – la “Monumental” de Barcelona – en la que sólo se celebraron 16 festejos el año pasado. El debate parlamentario se produce en un momento en que el declive de la fiesta en Cataluña es más que evidente. No pocos de los asistentes a estos festejos testimoniales son turistas curiosos que, en ocasiones, abandonan la grada del ruedo un tanto conmocionados por lo que el espectáculo tiene de cruento. La tradición del “correbou” goza de más apoyo popular en varias localidades catalanas. Una comisión de parlamentarios se ocupará del tema y posiblemente antes del verano se llevará a cabo la votación definitiva. Se prevé un debate muy reñido.

Tanto partidarios como detractores están radicalizando sus posiciones de una manera absurda y visceral. El enconamiento entre unos y otros es irracional. Como si no hubiera problemas más graves y acuciantes...A decir verdad, la llamada "fiesta nacional" está en franco declive y su futuro más o menos lejano es morir de inanición. Creo.

La tauromaquia siempre ha tenido partidarios y detractores. A unos y otros no les duelen prendas a la hora de esgrimir justificaciones religiosas, morales, económicas, estéticas, políticas y culturales... Hoy, los defensores de los derechos de los animales capitanean la crítica a la celebración de estos eventos taurinos.

Barcelona ya se declaró ciudad antitaurina en un pleno del Ayuntamiento de 2004, tras una petición popular con más de 245.000 firmas recogidas en todo el mundo. La declaración carece de efectos vinculantes, ya que la competencia para prohibir las corridas de toros pertenece de forma exclusiva a la Generalitat.

¿Qué pienso yo? Si esta pregunta me la hubiesen hecho hace unos años habría manifestado inequívocamente mi adhesión a toda suerte de festejos taurinos. He asistido a no más de dos o tres corridas de toros, pero he presenciado muchas por televisión. Y siempre me han gustado los festejos populares como la “Vaquilla” de Teruel, los “Sanfermines” pamplonicas y los toros embolados y de fuego de las Fiestas de Aliaga. Hasta un año me dio un “restregón” un toro embolado, cuya huella violácea en el muslo izquierdo tardó varios meses en desaparecer. Desde hace seis o siete años ya no asisto a este festejo.

Hoy, sin embargo, albergo tantas dudas a tal respecto que si tuviese que votar, ME ABSTENDRÍA... Conozco las razones y sinrazones de partidarios y detractores. Me molestan las vejaciones que se hacen a los toros en las fiestas populares y alguna suerte – la de picar al toro, sobre todo – del festejo taurino, pero me encantan lances como los que últimamente nos ofrece José Tomás y la suerte de matar al toro de una certera estocada. Como muchos, silbo al torero cuando falla una y otra vez en ese momento crucial del festejo.

Me van a llover “bofetadas” de unos y de otros. Algunas, más que merecidas. La tauromaquia no admite ambigüedades. Estás a favor o en contra. Yo, como en tantas otras cosas, me muevo en esa duda agónica tan consubstancial a la condición humana. A los que alardean de estar en posesión de la verdad absoluta, tanto de una posición como de la contraria, no sé si compadecerlos o envidiarlos...

30 comentarios:

  1. Me parece muy interesante lo que comentas, y sin entrar en ningún debate ni por supuesto afirmar que estoy en posesión de la verdad absoluta, si quiero dejar mi opinión; ni la fiesta de los toros, ni ninguna donde se cree espectáculo a costa de exaltar una muerte provocada, tendrán jamás mi beneplácito. Y si opino esto, es por una cuestión meramente de principios, causar daño de cualquiera de las maneras posibles, (por muy estética y artística que pueda resultar a algunos) y además jalear este hecho, solo me causa estupor.

    Y lo digo sin ningún tipo de airado resentimiento por aquellos que piensan diferente; creo que es posible, que algún día entiendan que el sufrimiento no se puede contemplar como espectáculo.

    Un beso (Sin acritud…jajaja…)

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Te felicito por el atrevimiento de esta entrada.Y ya que has abierto la puerta de toriles, saldré a la arena:

    El final, como en todo, se trata de un asunto, no tanto de argumentos racionales (que como dices, existen para defender las dos posturas), sino de escala de valores:

    Grupo 1: Quien en su escala de valores, la cultura, el arte y la tradición estén por encima del sufrimiento gratuito (otra cosa sería como alimento, etc...)de un animal, no tendrá nada contra la fiesta.

    Grupo 2:Por el contrario, quien en su escala de valores, valga más la vida y el sufrimiento de un animal que la diversión y el espectáculo, (por muy artístico y cultural que éste sea) entonces no aprobará nunca la fiesta de los toros.

    Yo, personalmente, siempre he estado en este segundo grupo.

    Otra cosa, es hablar de su ilegalización. Eso es otro cantar... aunque el día que eso ocurra, lo festejaré, no cabe duda...

    ResponderEliminar
  4. En este tema, como en todos, no se trata de verdades absolutas.

    Cuando salen adelante leyes incómodas, gracias a mayorías ajustadisímas... ¿es porque ellos tienen la verdad absoluta? ¿o simplemente tenemos que tragarnos los sapos que nos toquen ya que vivir en democracia significa aceptar el resultado de la mayoría, aunque no nos guste?

    A mí me aburren hasta el bostezo los argumentos archiconocidos que los dos bandos esgrimen para dilucidar si los toros son arte, fiesta, tradición identificatoria... y no sé cuantas patrañas más para justificarse.

    Es un espectáculo -porque espectáculo si que lo es, espero que nadie lo ponga en duda- lamentable, de los más crueles y absurdos que soy capaz de entender que hayamos aceptado hasta el siglo que nos ocupa.

    La bravura y el talento de torero -porque hay que ser valiente y hábil para hacer lo que ellos hacen- queda desmerecida ante el insoportable espectáculo de la agonía de su rival. El toro es un rival vencido desde mismo momento que sale a la plaza. Esa ya es una lucha despreciable. Saberse ganador. Incluso en el caso de que un torero sea cogido, malherido o muerto.

    Si uno quiere tragarse la truculencia de los sufrimientos del toro en cada corrida, puede leerla en cualquier enlace, como en el que copio al final,si quiere por supuesto. Tal vez cambie de opinión a partir de ese momento.

    También es cierto que toreros, ganaderos, y patrocinadores (todos los que tienen intereses económicos en el asunto) niegan ese sufrimiento. ¡Tamaña desfachatez! No somos capaces ni siquiera de entender (acompañar sí, entender-compartir, no) el dolor de cualquiera que tengamos al lado, vamos a entender el dolor de ese animal sometido a una tortura durante tan largo período de tiempo.

    Es cierto que este debate tal vez sea oportunista, como todos, para despistar del enorme desaguisado que tenemos en la política nacional y autonómica en este nuestro variopinto país. Pero bueno es que se oigan esas voces, que no interesaron tiempo atrás.

    Yo sí me pronuncio abiertamente en contra de ese abominable espectáculo. Y no me movería de esa posición ni tras un millón de argumentos históricos, artísticos, económicos y demagogias varias. A no ser, bajo coacción o tortura. Una tortura, que en mi caso, para cambiar de opinión, no necesitaría ser ni un 5% de horrible de la que sufre el toro.

    http://www.latortura.es/index.php?c=n.php&id=209&paraula='cadiz'&paraula2='gaditana'

    http://ecosofia.org/2006/03/11_argumentos_contra_corridas_toros

    ResponderEliminar
  5. Para mi es un espectáculo horrible, deprimente,desfasado en el siglo XXI,NUNCA podré entender a las personas que dsifrutan con el martirio y muerte de un ser vivo,no solo estoy en contra de las corridas, tambien de las peleas de gallos o de perros... de cualquier manifestación en la que unos animalitos sufran para el beneplácito del mirón u otros beneplácitos que producen la masacre de las focas en Canadá, la caza de la ballena....besos.

    ResponderEliminar
  6. Luis, vaya ahora resulta que hasta has hecho pinitos de maletilla.
    Si esta es para tí una duda agónica y consustancial, no te preocupes demasiado, estás salvado.
    Yo creo que es más una cuestión política que otra cosa.Por cierto, ¿está prohibido el boxeo en Cataluña?, ¿Está prohibido en Cataluña romper los escaparates de las tiendas que tienen el rótulo en castellano?
    Cuando quieras te invito a las corridas de El Pilar, y eso que no soy aficinado.

    ResponderEliminar
  7. No es cuestión de alardear de poseer la verdad absoluta, Luis Antonio. Es simplemente expresar la propia verdad, la que sale de dentro, la única posible en esta clase de asuntos.
    Yo ya he manifestado en varias ocasiones que soy radicalmente antitaurino en cada una de sus múltiples manifestaciones y que me parece una pura memez todo el ropaje etnológico-antropológico-folklorico y turístico con el que quieren vender esa carnicería absurda

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Groucho dijo...
    A MI ME GUSTARON LOS TOROS, VISTOS POR LA TELE, HASTA QUE FUI A LA PLAZA DE TOROS A VER UNA CORRIDA...
    NO HE VUELTO Y DESDE ENTONCES NO ME GUSTA EL SUFRIMIENTO QUE SE LAS PROVOCA A LAS NOBLES BESTIAS.
    DE TODAS FORMAS ESTOY CONTRA LA PROHIBICIÓN DE LAS CORRIDAS DE BRAVOS, PIENSO QUE AL SER UNA RAZA TAN CARA DE MANTENER Y QUE SOLO "SIRVE" PARA SER TOREADA, SI NO HAY CORRIDAS NO HAY TOROS.

    SOY DE LA OPINION DE QUE DONDE SE PONGA UNA BUENA CORRIDA QUE SE QUITE EL FUTBOL... Y LOS TOROS.

    DOS PREGUNTAS PARA VITAMORTE:
    1ª ¿ESTA PROHIBIDO PINCHAR RUEDAS DE COCHES CATALANES EN ZARAGOZA?
    2ª ¿A QUE TE PARECE UNA MEMEZ ESTA PREGUNTA?
    PUES ESO.

    ResponderEliminar
  10. Hola Luis!!! Cómo estas??
    Te comento que hoy por la mañana te habia escrito en tu anterior entrada, pero algo salio mal evidentemente...ahora no veo mi comentario!!! Te consultaba si esas frases eran de tu autoria...En el sur me contaste que solias despuntar el vicio de la escritura...

    Te decia tambien que iba a tener el corazón partido en la final del Barca - Estudiantes. Pero, pidiendo las disculpas del caso al Gral Don Jose de San Martin -Libertador de Argentina, Chile y Peru en el siglo XIX- iba a hacer fuerza por el Barca...
    Finalmente somos CAMPIONS DEL MON!!!! :)

    Por otro lado, te cuento para tu interes que esta noche en Buenos Aires se celebra la "Noche de las librerias": todas las librerias de la calle Corrientes permanecen abiertas por la noche y hay promociones y espectaculos por doquier. Un dato: Buenos Aires tiene más de 350 librerías, lo que la convierte en la ciudad con mayor concentración de librerías de la región: una cada 6.000 habitantes; sólo en Bs As hay más locales de venta de libros que en todo Brasil (este dato me parece inverosimil pero eso dicen las fuentes del Gobierno de la ciudad)...
    Te dejo que me voy a disfrutar de este evento!!
    Un fuerte abrazo cule!!!
    Lucas
    PD: no tengo posición tomada sobre las corridas de toro...prefiero no opinar sin fundamentos...

    ResponderEliminar
  11. GROUCHO, Sí está prohibido pinchar ruedas en Zaragoza sean catalanas o no. No me parece una memez tu pregunta. Por aquí acostumbramos a decir las cosas como son y con su nombre.Y mira por donde, ahora tenemos el catalán como lengua cooficial. Te invito también a la feria del Pilar.

    ResponderEliminar
  12. Como vos no creo en las verdades absolutas.

    Sobre esto no necesito argumentos de uno y otro lado y sólo esgrimiré una verdad, la de mis sentimientos ante la tortura y el maltrato de un ser vivo, llámese hombre, animal o árbol. Votaría por el NO.

    No comprendo esa soberbia humana de sentirse superior en el orden de la vida, disponiendo a su antojo de las otras especies, y lo que es peor, muchas veces de sus mismos semejantes.
    Igual sentir tengo hacia los zoológicos o cualquier ámbito que prive a un animal de vivir en su hábitat y en libertad.

    Me enorgullezco de vivir en una ciudad que fue pionera en prohibir zoológicos y desautorizar la entrada a circos que traigan espectáculos con animales.

    Sin tener la verdad absoluta, las bofetadas tampoco me producen duda agónica, no creo en su utilidad...así que te doy un gran y cariñoso beso.

    ResponderEliminar
  13. Uhhhh, perdón, dije una barbaridad. Aunque pensara que las bofetadas son útiles, no las daría.

    Otro beso igual al anterior.

    ResponderEliminar
  14. Creo que algún día deberíamos hacer un referendum (en Cataluña a lo mejores más vinculante)para prohibir las guerras, las religiones, la corrupción política y sobre todo la empresarial, la explotación de las personas por otras...
    Los derechos de los animales serán importantes cuando a todas las personas se les otorguen pirmero...

    ResponderEliminar
  15. A TODOS LOS QUE OS HABÉIS MANIFESTADO EN CONTRA DEL ESPECTÁCULO TAURINO:

    Muchísimas gracias por vuestros comentarios que he leído con suma atención.

    No tengo ninguna objeción que haceros. Supongo que el día que acuse mucho más el dolor cruento que se causa a los toros que el placer que me provocan algunos aspectos estéticos de la lidia pasaré a engrosar el colectivo de los antitaurinos que se va engrosando día a día... Algo he avanzado y confío en salir de este punto muerto más pronto que tarde. Creo.

    AL DR. VITAMORTE:
    A esas preguntas que planteas podría responder con otras similares referentes a otros ámbitos que no conducirían a nada. En todos sitios hay algún que otro descerebrado, pero sacar conclusiones genéricas sobre catalanes, madrileños o zaragozanos...sería cometer una injusticia, ¿no?
    Prefiero que me invites a tomar algo en “El Plata”, ¿vale? Creo que lo han renovado aunque sigue fiel a su estilo

    A LUCAS:
    Supongo que te refieres a la “gragea” anterior. Cuando se reproduce un texto ajeno es obligado acompañarlo de la cita bibliográfica. Para bien, mal o regular consideración, esta gragea como las que almaceno en la correspondiente carpeta, son mías. La foto, sin embargo, la tomé prestada de otro blog. Pedí permiso, pero no me han contestado. No te negaré que me habría gustado tomarla personalmente.

    El Barça es campeón de campeones, pero no hay que caer en eso que tanto reprocho a los rivales: la prepotencia. Saber ganar es tan importante como saber perder.

    Otro cordial abrazo

    A GROUCHO: Coincido contigo en deferenciar y valorar de forma diferente unas u otras “corridas”. Sin olvidar las pedrestes...

    ResponderEliminar
  16. Este es uno de los temas en los que no albergo ninguna duda, Luís Antonio: Estoy totalmente en contra de cualquier clase de tortura y las que sufren los animales para servir de diversión a los humanos, me parecen aberrantes.
    Así que ya tengo un argumento más para pedir asilo político en Cataluña.
    Estoy encantada ante la idea de que se prohiban los espectáculos taurinos que supongan maltrato a los animales.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  17. El sufrimiento como espectáculo no es aceptable. Asistí a una corrida de toros por ver qué era aquello y qué sentía y pasé verdadero miedo tanto por el torero como por el toro, pero el toro está sentenciado a muerte desde el principio.

    ResponderEliminar
  18. No creo en las verdades absolutas.
    No acuerdo con el sufrimiento de cualquier ser vivo, por lo tanto mi posición está del lado de los que se oponen a las corridas, mi padre estando en Barcelona, tuvo la opotunidad de ir a una fiesta taurina; todo muy bien, el espectáculo con su música y colorido pero en el momento de la faena, de la estocada final se levantó y se fue...creo que haría lo mismo que hizo mi padre, me gustaría vivir la experiencia de esa fiesta popular pero no me "bancaría" ver la muerte
    del toro...contradictorio, no?

    ResponderEliminar
  19. A CRISTAL, ANGIE Y RICHARD:

    Como he manifestado antes, nada que objetar a lo que manifiestáis. Sólo me atrevo a pedir un poco de comprensión con los que albergamos dudas...

    Un gran abrazo para todos

    ResponderEliminar
  20. P Vázquez "ORIENTADOR":

    Todo esos temas son importantes, pero a veces los jerarquizamos de manera ilógica.

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Como creo que soy el único que va a darte la razón, me sumo a la cola de los comentarios.
    Todos los que hablan de "la muerte de un ser vivo" deberían pasar el dedo por la lista de animales que matamos, a ver dónde empieza su sensibilidad. ¿Sólo es intolerable la muerte de mamíferos o también de los otros bichos? ¿No será que no queremos matar a aquellos animales que nos duele ver morir? No queremos ver matar a un perro (yo el primero), y consideramos salvajes y cruentos a quienes lo hacen. Con respecto a los cazadores, depende: si matan codornices, lo aceptamos; si matan elefantes, nos horroriza. ¿Será cuestión de tamaño?
    Lo que quiero decir a todos los que se manifiestan contra la abominable tortura es lo siguiente: cuando sean vegetarianos y jamás usen el insecticida, aunque se los coman las moscas, podrán emplear el argumento que emplean. De momento, el único razonable es que no les gusta que la gente presencie la muerte de un mamífero superior. Si se trata de otro bicho y se hace de un modo más discreto, entonces no se ponen tan agresivos.
    Un abrazo, maestro.

    ResponderEliminar
  22. A BERNARDINAS:

    Todos sabemos que en la sociedad hay partidarios, detractores y dudosos... A tenor de los comentarios expuestos en este espacio, parecía que la tendencia era monocolor. Tu comentario, Bernardinas, ha venido a poner de manifiesto que el debate está abierto y que hay argumentos muy interesantes para defender lo uno y lo contrario.

    A ti, como a todos los demás, muchas gracias por vuestra inestimable colaboración.En cierto modo me has liberado un poco y no me siento tan estigmatizado.

    Un abrazo, paisano

    ResponderEliminar
  23. Bueno, me ha gustado este último comentario. Pone un punto discordante.

    Siempre es interesante rebatir intentando destapar las contradicciones de los demás. Pero en este tema, como en otros, corremos el riesgo de acogernos a esas contradicciones para permitir una barbaridad, aduciendo que justificamos otras. Eso siempre es peligroso.

    Tenemos la suerte de vivir una época blanda, donde la gente no ahonda en casi nada, por eso las discusiones no van más allá de un simple devaneo dialéctico inofensivo. Además somos volubles, hoy nos interesa un tema, mañana otro y pasado ninguno.

    Comemos carne, no somos vegetarianos y matamos moscas molestas. Todo eso procede de una cadena biológica que ya nadie cuestiona donde solo sobreviven los fuertes.

    Comer o ser comido. Esa es una de las crudas realidades a la que todos los seres vivos se ven sometidos.

    La caza como deporte me parece igual de abominable, por mucho que también se argumente a favor de la denominada caza ecológica.

    http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=51519

    La diferencia entre matar por supervivencia y matar para divertirse, tal vez no sea muy relevante, pero no debe obviarse a la hora de posicionarse en un tema como éste, donde seguir aceptando ese espectáculo nos rebaja como personas.

    No creo que el tamaño del animal sea importante. También son abominables las peleas de gallos como espectáculo, y los gallos no son demasiado grandes.

    La gente miente cuando dice que sólo quiere ver los lances del torero. No, se exalta también con la sangre y la agonía del toro. Se comprueba en cada corrida. El espectador está enardecido ante ese espectáculo sangriento. De hecho, si se toreara sin sangre y sin matar, no habrían ni la mitad de espectadores. Se utilizan como trofeos las orejas o el rabo; una simbología realmente repulsiva.

    No creo que en este tema sea cuestión de sentirse culpables por posicionarse en un bando u otro. El espectáculo es muy antiguo. No lo hemos inventado nosotros. Por tanto es legítimo que cada cual sienta diferente.

    http://www.prou.cat/

    ResponderEliminar
  24. Soy absolutamente antitaurina, y ninguno de los argumentos de los fans de esta animalada me convence. Soy inflexible en este tema.

    Un beso, Luis

    ResponderEliminar
  25. No entiendo cómo, en pleno siglo XXI haya que prohibir un espectáculo que es voluntario y minoritario en Cataluña. Hay otros temas más importantes de los que preocuparse.
    Sólo he asistido a tres o cuatro corridas de toros y he salido con un sabor agridulce: emocionado por la estética de un espectáculo popular y lamentando tres momentos de la corrida: los puyazos del picador, los tres pares de banderillas y la estocada final.
    Tal vez se debería pensar en una solución intermedia como en Portugal: que no se matara a los animales en el ruedo. ¿Tanto perdería la fiesta?
    Aunque soy aficionado desde siempre a los toros y a los espectáculos taurinos, pienso que la prohibibión no es el mejor camino. Si la fiesta desaparece algún día, que sea por inanición, es decir, porque ha dejado de atraer a los aficionados.

    ResponderEliminar
  26. A ATALAYA:

    Yo no hablo en representación de la gente porque nadie me ha dado esa potestad ni osaré ejercerla. Por eso no estoy de acuerdo con este párrafo tuyo:

    "La gente miente cuando dice que sólo quiere ver los lances del torero. No, se exalta también con la sangre y la agonía del toro. Se comprueba en cada corrida. El espectador está enardecido ante ese espectáculo sangriento. De hecho, si se toreara sin sangre y sin matar, no habrían ni la mitad de espectadores. Se utilizan como trofeos las orejas o el rabo; una simbología realmente repulsiva"

    Tengo la sensación de que consideras a todos los espectadores hechos con el mismo patrón. Del toreo como de cualquier espectáculo hay cosas que gustan y otras que no gustan nada. Ejemplo: me gusta el fútbol, pero no el juego antideportivo y violento.

    De la fiesta taurina, no me enardece ni agrada nada lo que tiene de cruenta, pero si me gustan, como ya he dicho anteriormente, los lances artísticos de la faena taurina.

    No me importaría nada que la fiesta, antes que prohibirla, se modificase, aunque disminuya el público asistente.

    También tengo claro que el tiempo acabará colocando a este festejo donde le corresponda. Nadie ignora que la afición está en franco declive. Amen

    ResponderEliminar
  27. A NOVICIA DALILA:

    Sobre gustos no hay nada escrito. No seré yo quien ose modificar el tuyo.

    Besos, Novicia

    ResponderEliminar
  28. Bueno, Luis, no te pongas así. Por eso a veces me abstengo de participar, aunque un tema como éste me interese mucho, ya que estoy a favor de lo que ha hecho esa plataforma Prou, de hecho conozco a gente que está implicada en ella muy directamente.

    Siempre hablo a nivel general, pero no sé porque razón, la mayoría de la gente, acaba personalizando todo.

    No tengo ni idea que clase de espectador taurino eres tú. Por lo que llevo leyéndote, me pareces una persona muy sensible y delicada. Por lo tanto no te imagino gozando con la sangre en el espectáculo. Supongo que lo consideras un daño colateral inevitable si quieres disfrutar de la fiesta.

    A mí, al contrario que a ti, ni siquiera me gusta la estética de esa fiesta. Ni los trajes de luces, ni los rituales, ni los tipitos toreros, ni ná de ná. O sea, aún en el supuesto de que torearan un toro de cartón me parecería un espectáculo aburrido y absurdo. Pero no me pronunciaría en contra, pues hay millones de divertimentos absurdos y no por ello dejan de ser legítimos. Pero en este espectáculo hay verdadera crueldad. Y eso es suficiente para posicionarme.

    Creo que has abierto un tema muy interesante y vigente. Lo has expuesto muy bien, has invitado a posicionarse. Y eso es lo que libremente hemos hecho. Todo el mundo ha argumentado muy bien su postura, incluso aquellos con los que no estoy de acuerdo. Sobre todo Bernardinas, que ha abierto la veta de las contradicciones que todos tenemos.

    Los que estamos en contra de este espectáculo no somos Mahatmas Gahdhis (yo al menos, no) y no vamos abrazando arañas, ni habilitando camitas para gatitos abandonados. Las contradicciones existen. Pero el debate debe ser concreto y prescindir de ellas. Por eso esa plataforma se ha ceñido exclusivamente al tema.

    Leo que en Las Vegas ha salido un empresario que propone corridas de toros sin sangre, incluso con banderillas de velcro. ¡Será divertido!

    http://www.lavanguardia.es/ciudadanos/noticias/20090730/53755411731/el-futuro-de-los-toros-son-las-corridas-sin-sangre-las-vegas-enrique-ponce-ortega-cano-barcelona-san.html

    Yo sigo pensando lo mismo de ti antes de leer este tema; me pareces una persona muy conciliadora y con talante. Y eso del talante es una virtud, no un flanco como algunos malintencionados utilizan para burlarse de nuestro presidente Zapatero, que si precisamente tiene una virtud destacable es ese talante encajador, algo imprescindible en una democracia y del que no pueden presumir sus rancios y anquilosados adversarios.

    Así que te invito a que no sientas obligación de contestarme si no quieres, ya que todo está clarísimo y aprovecho para desearte unas Felices Fiestas y un Feliz Año Nuevo.

    ResponderEliminar
  29. A ATALAYA:

    Gozar de tus comentarios es un privilegio para esta bitácora. Ni se te ocurra abstenerte de nada porque, al margen de que podamos coincidir más o menos, leer tus comentarios resulta enriquecedor.

    Como bien sabes hay cosas que nos agradan, aunque objetivamente sean dañinas. A lo mejor ahí está su encanto... Yo no presumo de que me gusten los toros y no dejo de reconocer lo que tienen de cruento y el malestar que provocan en muchas sensibilidades. De hecho, hoy no pienso igual que ayer sobre dicho tema. Por eso me ubico en una posición indefinida: “Entre Pinto y Valdemoro...” Supongo que será un estado temporal. No sé.

    También es cierto que la actitud beligerante de algunos antitaurinos me trae a colación recordar episodios de asociación inevitable. ¿Has contemplado, estimada Atalaya, alguna matanza de un cerdo? Supongo que puedo obviar la descripción...y que no ignoras la duración de la agonía... Y no me negarás que semejante ritual también se las trae... Recuerdo que a los niños nos permitían sujetar al toro del rabo y el día que te confiaban una pata, es que ya te consideraban mayor... Cosas de pueblo... Nunca me lo había planteado, pero a partir de ahora voy a tener que psicoanalizarme sobre muchas vivencias que en los tiempos en que vivimos son “políticamente incorrectas”...Perdona, pero creo que estoy divagando.

    También te deseo lo mejor para ti Atalaya y con tu permiso te diré que te estimo. Debe ser la Navidad que me enternece

    ResponderEliminar
  30. A JOSEMARCO.

    Tu comentario enriquece este foro. Muchas gracias.

    Espero que Pedro, a quien conoces más que bien, no tenga acceso a este foro porque me va a cerrar de por vida el acceso a su Museo Taurino...

    Un abrazo, José Mª

    ResponderEliminar