lunes, marzo 09, 2015

PENSAMIENTO: SUEÑOS IMPOSIBLES



27 comentarios:

  1. Eso se consigue a base de madurez y estropicios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se aprende más de los estropicios que de los aciertos. Fijo.

      Eliminar
  2. Esto es la madurez de la vida, conformismo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El día que caiga en el conformismo pensaré que estoy, más que maduro, senil...

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Y...la perfección existe, o es, una quimera que nos da sentido mientras la perseguimos?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, es una quimera. Por eso resulta tan inaccesible...

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Y sin embargo, aunque no me preocupa, me gustaría acercarme a ella como un cántaro que derrama palabras que no caben en ningún recipiente. Me gusta creer que podemos ser imperfectamente perfectos (o al contrario).

    No serás perfecto pero sí desprendes sabiduría.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí creo que podemos ser mejores... Eso ya motiva de por sí... Otra cosa es que lo consigamos.

      Hoy derramas, además de bonitas palabras, generosidad. Lo de llegar a la conclusión de que no existe la perfección es fruto del paso del tiempo y del sentido común. La palabra sabiduría me desborda...

      Abrazos, Luna

      Eliminar
  5. ¿Para qué perseguir la perfección cuando en la imperfección es lo más real que puede existir?

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando llegas a la conclusión de que no existe la perfección, te vuelves más realista. Eso no impide que sigas teniendo aspiraciones positivas...

      Besos, María

      Eliminar
  6. Eso es lo que llamo "madurez". Bien por ti. Lo celebro. Yo aún no escapo de la neurótica manía de perseguirla...

    Un fuerte abrazo, Luis Antonio.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras creas en ella, estás obligada a perseguirla. Ya me dirás cómo te va...Cualquier actitud es positiva, menos la resignación y el conformismo...

      Abrazos, Fer

      Eliminar
  7. Jaja a mi eso nunca me ha preocupado lo más mínimo, siempre tuve claro que la perfección jamás estaría a mi alcance, nunca ha sido uno de mis sueños... los míos son mucho más sencillos y nada complicados... ser feliz la mayor parte de ratos que me fuera posible y... a veces se me cumple! jaja

    Muaaaaaaaaaaaaaaaaaakkss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ser feliz a ratos está al alcance de todos. Prolongar dichos ratos y multiplicarlos también es un bonito motivo para seguir luchando y viviendo.

      Tus prolongados besos y tus atenciones me hacen feliz. No lo olvides.

      Lo que me ha sorprendido de tu comentario es la concisión. Espero que estés bien. Lo de perfecta vamos a dejarlo...

      Muchos besos, María

      Eliminar
  8. Y mira que lo dijo Machado, una y otra vez: caminante no hay camino se hace camino al nadar (cometí un error al escribir la palabra esperada pero creo que así queda bonito)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de "nadar" queda genial, Dr. Krapp. Si nadáramos tanto como caminamos, tendríamos un físico inmejorable.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Jajajajaj, qué bueno.
    Me alegra mucho que no te importe en absoluto, ya que de lo contrario lo pasarías muy mal, sobre todo...
    Porque no existe la perfección por mucho que creamos a veces rozarla. Por tanto, jamás la alcanzarías.
    Así que te aplaudo por la inteligente resolución.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confieso que de joven lo pasé mal porque, a pesar de intentar mejorar, no avanzaba mucho...Cuando descubres que perseguir imposibles no tiene sentido, descansas...Más que cuestión de inteligencia, es de sentido común...

      Besos, Marinel

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  11. Pues yo, así, tal como lo pintas lo encuentro perfecto.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos, Angie

      Muchos besos y abrazos

      Eliminar
  12. Parece que has encontrado el equilibrio perfecto.Cuando uno va por la vida, sin grandes sobresaltos, disfrutando cada instante es como de verdad sabe .La perfección no existe pero si que hay un orden y unas reglas que te pueden dar muchísima satisfacciones dentro de los posibles de cada uno.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que nada es perfecto, ni siquiera el equilibrio. Las reglas pueden ser necesarias en muchos casos, pero nos limitan. Lucharemos, si acaso, por mejorar dentro de unos límites...

      Abrazos, Bertha

      Eliminar
  13. Eso me parece "perfecto" :)

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  14. Muy bien puestas esas "comillas", Carmen.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Yo, a día de hoy, con los datos que tengo, no sé qué es la perfección, por lo tanto no sé cómo se consigue... sólo aspiro a aprender a ser y a estar y de momento cometo muchíiiiiiisimos errores...

    Bueno, nada que pueda ser pensado es imposible, creo... siempre me hizo gracia esa frase que, escrita en un azulejo, adorna alguna barra de bar que dice: "lo imposible al momento, los milagros ya tardamos más"... tal vez la perfección sea imposible, ya conoces la paradoja de la omnipotencia...

    Como señala Kavafis en su poema, lo que importa es el camino y las experiencias que en él vivimos...

    Supongo que procurar ser mejor persona cada día tiende a la perfección...

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar