jueves, febrero 28, 2013

POBREZA INFANTIL




La infancia y la vejez son los dos ciclos vitales más dependientes. Los regímenes de bienestar denominados socialdemócratas muestran ratios de pobreza infantil muy bajos a causa de políticas que favorecen el empleo de las madres y a las generosas prestaciones en metálico que sus gobiernos transfieren a los hogares con menores de edad. En el extremo opuesto, Irlanda,  Italia, Grecia, Portugal y España, con riesgos de pobreza más elevados para toda la población, ofrecen mayor protección relativa a los jubilados que a los menores de edad. El resto de los países de regímenes conservadores ocupan una posición intermedia tanto en riesgo de pobreza para el conjunto de la población como en el riesgo relativo de jubilados y niños.

En España, la inexistencia de una cobertura universal de prestaciones monetarias para las familias con hijos menores de edad y las limitaciones de las existentes dejan desamparados a los menores de edad que se hallan en situación de mayor riesgo.

Consecuencia de todo ello: decrecimiento demográfico, cierre de líneas escolares en los ciclos de Educación Infantil y en Primaria tanto en centros públicos como en privados concertados. Y, por si esto fuera poco, cuando esta generación menguada llegue a la edad laboral generará una evidente carencia de recursos humanos...

Puesto que en España  no se ha arbitrado ninguna medida paliativa para evitar dicha pobreza, a fecha de hoy ha aumentado en un 45 % y nos sitúa a la cabeza de la UE donde más riesgos sufren los menores de edad.

Me pregunto: ¿Habrá que reducir las pensiones para auxiliar a los menores que se hallan en semejante trance?

LA INFANCIA EN ESPAÑA (Documento aportado por María)

Fuente: El impacto de la crisis en las familias y en la infancia.- Observatorio Social de España.- Vicenç Navarro (Dir.) y Mónica Clua-Losada (Codr.).- Ed. Ariel

33 comentarios:

  1. el inocente, el que no tiene voz, necesita de todos los que tenemos facultades de decir, movilizarnos, de ofrecer
    .
    todo por los niños
    .
    mi solidaridad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese y no otro es el propósito de esta entrada. Gracias, enletrasarte (omar)

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Me temo que este problema se va a agrandar en el futuro próximo. El mundo que nos viene deja a los más frágiles fuera del sistema de coberturas mínimos. Por mucha legislación que se haga....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto ese temor, pero no hay que resignarse nunca...

      Eliminar
  3. En España, con la crisis, la pobreza infantil sigu aumentando, según he leído en los medios de comunicación, cada año en 200.000 niños, y es que son los niños los más afectados, los que menos culpa tienen de lo que hagan los políticos, pero yo me pregunto...¿qué hacen por los más necesitados, especialmente los niños? deberían poner todos los medios para que los niños no sufran las consecuencias de esta maldita crisis y los fallos de los políticos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que no se conmueve ante la imagen de un niño hambriento es que no tiene corazón...

      Besos, María

      Eliminar
  4. Comprendo que los que participáis en el mundo de la educación veáis con alarma el decrecimiento demográfico, pero no deja de ser una opción voluntaria ya que por muchos incentivos económicos la gente no está dispuesta a volver a los tiempos de nuestros padres y abuelos. Es un hecho demostrado que hoy la gente no quiere asumir responsabilidades familiares hasta muy tarde y eso no hay gobierno que lo mueva.
    Siendo pues algo incontrolable por lo gobiernos sería un despropósito reducir las pensiones cuando cada vez hay más viejos, la mayoría de ellos en condiciones lamentables, con pensiones misérrimas y abandonados a la buena de Dios.
    Por otro lado ¿no estamos con 6 millones de parados? Por pura lógica, más allá de la crisis actual, el decrecimiento demográfico favorece que haya en el futuro más puestos de trabajo para todos.
    La cuestión de la infancia está excesivamente sobrevalorada en este llamado Primer Mundo. Pongámosla en sus justos términos. Para mi, al menos, el valor de un ser humano no depende de su edad.
    Vivimos en un mundo global, dejemos de pensar dentro de nuestras cuatro paredes y favorezcamos la inmigración y el intercambio de personas. Si la gente libremente opta por no tener hijos démosle oportunidades a los de fuera que deseen establecerse entre nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del decrecimiento demográfico tiene, como bien dices, la solución que apuntas. No era este el tema central de esta entrada.

      Lo que me ha hecho abordar este tema es que me han llegado testimonios de que el hambre empieza a hacer mella en los niños. Y no se trata de casos aislados. Niños que sólo comen en la escuela. Niños que, por falta de recursos de los padres y de becas de comedor, llevan un bocadillo sin más relleno que unas gotas de aceite; niños que contemplan con envidia a otros...

      Este es el drama...

      Eliminar
  5. Espero que el gobierno español haga algo concreto y efectivo por su niñez, es decir, por el futuro del país.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si el gobierno está por la labor...

      Saludos

      Eliminar
  6. Lo que tendríamos que hacer con el dinero público es priorizar y eso quiere decir que habría que gastarlo en las cosas importantes lo primero de todo. Los ancianos y los niños deberían ser los primeros en estar cubiertos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que salvar a los bancos y a las cajas de ahorros es una de las primeras preocupaciones del gobierno que estamos sufriendo...

      Un abrazo, Lola

      Eliminar
  7. No acabo de entender el concepto de pobreza infantil, pues la pobreza es pobreza en todos los estadios y salvo en casos excepcionales sólo es pobre el niño cuya familia ha alcanzado ese mismo y aún mayor grado de pobreza. Recordemos que una familia típica siempre se desvivirá por el bienestar de sus miembros más jóvenes...

    El problema es aún mayor y más desesperado, pues la pobreza infantil implica que el entorno próximo (familiar) de un niño se ha empobrecido hasta el punto de reajustar/recortar necesidades llamemos complementarias o, y esto es lo peor, hasta tal punto que ya no es capaz de cubrir las necesidades básicas (sí, esas que recoge esa constitución que tachan de intocable).

    En fin... no sé cómo será el futuro, pero el presente es desalentador.

    Un millón de besos, Luis, y otros tantos a los bloggeros admirados que corren por aquí!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que la pobreza familiar se refleje en la infancia es lo que se entiende por pobreza infantil. Cuando no se puede preservan a los niños de esta lacra, imagínate la precariedad de tales familias...Y no son casos puntuales, las estádisticas están ahí. Échale un vistazo al documento que he incorporado al final de la entrada...

      Un placer que de vez en cuando aparezcas por aquí. Siempre se te ha tenido y se te tiene en grandísima estima, Borraeso

      Millón + 1 besos para ti

      Eliminar
  8. Los gobiernos causan los estragos y luego se desentienden de ellos. Este triste sistema también alcanza a Argentina.


    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco Argentina y me consta que también es así. Nunca olvidaré las imágenes de las "villas miseria..."

      Bienvenida por este espacio, María Rosa.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. El descenso de la natalidad no es una consecuencia de la crisis, es un mal endémico de la sociedades civilizadas. A mi lo que realmente me preocupa LUIS ANTONIO, es escuchar que en muchos centros se han tenido que aumentar las raciones en los comedores escolares porque en muchos casos es la única comida decente que reciben algunos niños, las ayudas para libros han desaparecido, las becas reducidas a la mínima expresión...sin duda esto sí que debiera ser observado muy de cerca por las autoridades competentes y sociedad en general, porque estamos abandonando a su suerte a toda una generación de niños que son menos culpables que nadie de todo lo malo que sufrimos, sin tener siquiera voz para ser escuchados. Como tristemente cuenta este informe de UNICEF ellos ya son la cara más amarga de esta maldita crisis


    Así que un beso grande de parte de ellos y muuuchos más de mi parte LUIS ANTONIO.

    Feliz finde, a pesar de todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Añado a lo que dices que se han reducido las becas de comedor y hay niños que llevan para comer un miserable bocadillo sin más relleno que unas gotitas de aceite. Los que vivieron la postguerra saben de esto...

      He añadido al final de la entrada el documento que adjuntas en tu comentario. Muchas gracias por la información. Los números asustan y, aunque fríos, te hacen estremecer...

      Pocas cosas conmueven tanto como la cara de un niño hambriento...

      Muchos besos, María

      Eliminar
  10. Es cierto que son los mas desfavorecidos de los 15 en políticas sociales.Los niños y los ancianos :son los mas vulnerables y si encima son niños con problemas pués mucho más.A quien se le tiene que reclamar una respuesta es a la Administración de este pais...Primero ,la lacra del paro: amedida que las familias pierden poder adquisitivo es normal que se desestabilice la balanza del bienestar familiar.Mas malnutrición,desescolarización,y el problema de acceso a la sanidad pública.-Por ej. los talleres ocupacionales de un plumazo han quitado 7 monitores y han sobrecargado las aulas(son niños con problemas mentales,motrices,y casi todos dependientes), y otro tanto con los ancianos.

    -En los comedores los mísmos profesores servin la comida y entre todos ayudan pero: cuanto más va a durar esto eh!

    Un abrazo Luis Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al gobierno parece importarle más la flaqueza de los bancos y de las cajas da ahorros que la de los niños que están pasando por el trance doloroso de pasar hambre...

      Un abrazo, Bertha

      Eliminar
  11. Quiero pensar que esto es pasajero, como nos dicen.
    Yo soy un niño (o era) nacido durante la dictadura, donde esto que nos relatas estaba a la orden del día. Así que si el mundo se mueve por ciclos, ya solo queda revertirse.
    Estoy con Borraeso, la pobreza no es infantil es familiar.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los síntomas de que el ciclo va a revertirse brillan, de momento, por su ausencia. No recuerdo una crisis como esta, la verdad...Y lo que la hace mas trágica es que no se ve el final del túnel...

      Bienvenido a este espacio, Avanti

      Un abrazo

      Eliminar
  12. Los recortes son tan graves que los niños los sufren tanto directamente - por los recortes en todo tipo de ayudas y becas - como indirectamete a través de sus familias, la precariedad laboral, el paro y el poco tiempo que muchos padres les pueden dedicar. Esto hace que se críen y eduquen sin rumbo, sin límites y muchos de ellos son condenados a la exclusión social.

    Estoy segura de que se recortarán las pensiones -en ello están- pero no será para auxiliar ni a los menores ni a nadie, será para dejar en la cuneta a muchos más. Ya han metido bien la tijera en las ayudas para la dependencia. Esto resulta ideal para los que piensan que hay que morirse pronto para salir baratos al estado.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría encontrar argumentos para rebatir tu pesimismo, pero no se me ocurre ninguno...

      Besos, Angie

      Eliminar
  13. Anónimo1:26 a. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  14. ¿Habrá que reducir las pensiones para auxiliar a los menores que se hallan en semejante trance?
    ¿LAS PENSIONES DE QUIEN?. !A POR LOS CHORIZOS¡ Y LA BANCA.
    ESTO NO ES NADA NUEVO, MIRA LA FRANCIA DE LUIS FELIPE
    (La corrupción económica en favor de un pequeño grupo social, identificado falsamente con el liberalismo) LAS HISTORIAS DE CHARLES DICKENS.

    ResponderEliminar
  15. Tienes toda la razón, pero con la actitud pasiva que venimos manteniendo la inmensa mayoría de los ciudadanos de este país, me temo que los culpables van a seguir medrando a costa de los demás...Me gustaría ser más optimista, la verdad...

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Hay que prestas auxilio allí donde sea necesario, sin ridículas generalizaciones. LO que no es lógico es entregar cheques bebé, por igual, a una familia con unos ingresos de 800 € que al mismísimo hijo de un rico empresario o a un principito/a; o proporcionar medicamentos gratis tanto a un pensionista de 500 € como a uno de 3000; lo mismo opino de becas, de subvenciones y de tantas otras cosas, cada caso es distinto y habría que estudiarlo de forma independiente.

    Por supuesto, si a alguien hay que bajar el sueldo y quitarle privilegios es a nuestros políticos, y muy especialmente a los que lo fueron y ya no lo son, pues siguen cobrando lo que nos les conrresponde (sueldos vitalicios) y sumándolos a los beneficios de sus profesiones actuales, obtenidas, a menudo, precisamente gracias a los contactos (por llamarlos de alguna forma) y a los favores prestados durante su época como tales políticos.

    ResponderEliminar
  17. No me consta que existan pensionistas de 3.000 €. Salvo, supongo, esa minoría prepotente y corrupta de políticos y gobernantes...

    Estoy totalmente de acuerdo con que las cargas recaigam de manera proporcional a los ingresos... Y, en teoría, así es, pero los "sobres" y otra suerte de "triquiñuelas" no cotizan...

    Besos, Narci

    ResponderEliminar
  18. No me refiero a que tengan 3000€ de pensión, que no sé si alguien los tiene, sino de ingresos totales, contando con propiedades en alquiler, participación en negocios, etc., que supongo constan o deberían constar en sus declaraciones como tales ingresos, -y que en más de un caso superarían esos 3000 € que he mencionado por decir algo-, y por consiguiente se pueden permitir pagar un porcentaje de sus medicamentos mejor que cualquier padre de familia con un sueldo base o en paro y sin ningún otro tipo de ingreso.

    Por no hablar ya de los medicamentos que se conseguían de forma gratuita sin ser para los jubilados, sino para hijos o nietos que podían pagárselos sin ningún problema. En fin, que como decía en otra entrada, ocasiones de ser deshonestos hay a miles.

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Aclarado. Por lo demás, totalmente de acuerdo, pero si no presionamos más...

    Besos

    ResponderEliminar