miércoles, enero 09, 2013

¿ACTOR O ESPECTADOR?


40 comentarios:

  1. Quizás seamos todos actores secundarios en una representación en la que no pensábamos actuar. Quizás seamos actores noveles, meritorios como se llamaba antes a los actores que empezaban en la profesión. ¿Es acertado en ti el calificativo de meritorio?

    ResponderEliminar
  2. No sé si tengo en mi haber algún mérito para merecer ese calificativo...

    ResponderEliminar
  3. Creo que todos, en algún momento de nuestra vida, hemos sido espectadores, como también actores, porque la vida es un teatro en el que cabe de todo, y ahora, ante lo que está sucediendo en nuestro país, cada día que pasa, más miedo tengo, igual siendo espectadora que actora, porque dá pánico ya que estamos en medio de la incertidumbre, de miedos, de oscuridad, de niebla...

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Participo de esos temores que expones y por eso pienso que podemos y debemos hacer más, pero...

      Besos, María

      Eliminar
    2. A veces todo puede ser poco, pero también a veces la incertidumbre nos bloquea.

      Un beso.

      Eliminar
  4. Segun los momentos de la vida:en unos eres espectador y en otros tienes que actuar.Que los roles que te asigna la vida los hagas bien y encuentres un público que lo entienda o lo acepte: ya eso es otro cantar.Pero en estos momentos me encuentro mas como espectadora, porque no se: en que carril tengo que meterme...simplemente voy observando hacía dónde tengo que pisar...Aveces creo que ser un actor secundario no es tan malo, porque te permite rectificar a tiempo y no estas en punto de mira:claro! que eso depende de la vanidad de cada uno.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me embargan las mismas dudas que a ti, pero me temo que en este Teatro del Mundo interpretar un papel, aunque sea de secundario, no está al alcance de cualquiera...

      Abrazos, Bertha

      Eliminar
  5. Creo que todos somos actores y todos espectadores de la actuación del resto, y no creo que hagamos del todo mal ni una cosa ni otra, quienes lo hacen mal, franca y rotundamente mal son los directores de la obra, pero tan ocupados como andamos en observar y actuar no nos queda tiempo ni coraje para enfrentarnos a ellos y buscar nuevos directores o autores para la representación, o serlo nosotros mismos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el colectivo de espectadores es infinitamente superior al de actores. Y así nos va..

      Besos

      Eliminar
  6. Yo creo que todos jugamos ambos roles. Unas veces voluntariamente, otras sin darnos cuenta y otras por obligación. Lo importante es vivir y disfrutar del espectáculo, estemos en el lado que estemos en cada momento.

    Un beso, Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me negarás, estimada Novicia, que el espectáculo que se nos ofrece últimamente da escasas, por no decir nulas, satisfacciones...

      Besos, Novicia

      Eliminar
  7. Pues bienvenido al club más numeroso del mundo mundial, querido.
    Es lo que hay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que hay, pero uno no se resigna...

      Besos

      Eliminar
  8. No nos dejemos ganar por el desánimo: protagonicemos nuestra vida, que eso no puedan quitárnoslo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El protagonismo en la vida personal no nos lo quita nadie, pero...¿es suficiente?

      Eliminar
  9. Comprendo perfectamente tu malestar, Luís Antonio. Yo a veces pienso que, más que actores o espectadores, somos marionetas manejadas por distintos hilos invisibles que nos manejan a su antojo.

    Por otro lado, también creo que en este teatro de marionetas en el que vivimos, en ocasiones podemos tener algún papel protagonista y otras solo nos queda asistir al triste espectáculo que nos ofrece la realidad.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me resisto al papel de marioneta, pero me temo que no encuentro otro por temor, por impotencia... No sé.

      Abrazos, Cristal

      Eliminar
  10. Que al menos seamos intérpretes en el teatro de nuestra propia existencia,de esa de puertas adentro,porque en el otro teatro nos mueven,no nos movemos...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es en el otro teatro donde se están burlando de la inmensa mayoría de los espectadores y algunos todavía no se han enterado...Y los que nos hemos dado cuenta tampoco hacemos mucho más...

      Besos

      Eliminar
  11. ¿Puedes hacer más y sin embargo...? ¡Tengo que hacer algo al respecto! - Te dices en ciertas ocasiones sin que luego obedezcas a ese impulso...

    Que en ocasiones ciertos eventos de la vida cotidiana te supongan un malestar en exceso incómodo acompañado de la siempre desmoralizadora sensación de impotencia es, en sí, muy positivo; mucho más de lo que puedas creer. Esa indeterminación de la que hablas, para empezar, ya no lo es tal; pues viene a aseverar tu convicción de que lo que sucede alrededor sí va contigo, sí te concierne y que por lo tanto importa lo que puedas hacer. Esto solo ya te confiere el papel de actor; y no el de un actor cualquiera, sino bastante principal; pues no son todos los que son capaces de llegar hasta aquí. En este punto valdría el comentario que te dejé en la entrada donde dudabas si seguir o no con esta bitácora; Obviando, pues, aquel comentario por no repetirme, te dire que no considero tan importante el qué hacer como el cómo hacerlo y, por supuesto, aun mucho más importante es el qué no hacer. Estos tres aspectos dan para hablar y reflexionar mucho y muy tendido; mas aún nos queda otro: ¿Que estoy haciendo? A menudo no llegamos a formularnos esta pregunta porque tenemos demasiado clara la impresión de que estamos haciendo muy poco o nada y este suele ser por lo general un error de bulto, como creo que es tu caso. Recuerda, para empezar, que eres maestro y que ello te confiere una posición algo más influyente de lo que nos hace a otros y que esa influencia bien ejercida puede suponer grandes soluciones en un futuro, dependiendo de hasta donde lleguen tus alumnos o alguno de ellos. Ser maestro implicita la capacidad de enseñar, educar e influir. Ya me gustaría a mí tener esa responsabilidad y ese privilegio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha impresionado muy positivamente tu comentario en todos los sentidos. No sabes cómo te lo agradezco. Influir en los alumnos entraña una gran responsabilidad y también es un privilegio, como bien dices. No sé si sabemos estar a la altura de las circunstancias... Enseñamos aquellos valores en los que creemos. A veces no vemos fructificar la semilla...y esto desanima.

      Un fuerte abrazo, Manuel

      Eliminar
  12. ¿y que te piensas ser, Superman?
    Estamos cogidos por los huevos, lo ha decidido la mayoría de este puto pais.
    espera alas próximas elecciones, y........ ja.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No aspiro a tanto. Con muchísimo menos quizás tranquilizaría mi conciencia...

      No espero muchas sorpresas en las próximas elecciones. Seguimos siendo, la mayoría, marionetas... Y así nos va.

      Saludos

      Eliminar
  13. Qué dilemas nos traes, Luis Antonio! Creo que hay que ser las dos cosas. Como espectadores es nuestra responsabilidad observar lo que pasa a nuestro alrededor y después pasar a ser actores en lo que corresponda. La cuestión es que no siempre adoptamos los dos roles y el papel de espectador observador activo se convierte en receptor pasivo de lo que sucede. Nuestro papel de espectador activo está muy condicionado por las cosas que nos interesan a título personal y tendemos a distanciarnos de aquellas que creemos que no nos atañen directamente. Y ahí andamos, como podemos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ser las dos cosas, pero la situación reclama más acción y menos expectación, ¿no? Y no digamos los muchos que hay que miran hacia otro lado...

      Los condicionamientos de los que hablas nos tienen muy limitados. Demasiado...

      Besos, Angie

      Eliminar
  14. El espectador es el que decide, si la película merece la pena, es tan importante que ellos lo saben, ellos son los que deberían estar con desasosiego y mala conciencia, la impotencia se les presupone

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El espectador debería silbar más y tirar algún que otro tomate...como mínimo...

      Saludos, avanti

      Eliminar
  15. Pues en el momento actual no se puede ser espectador, sino que moralmente estamos obligados a ser actores. El papel a desempeñar es lo de menos mientras sea el adecuado a tus propios principios éticos y respete los Derechos Humanos, luchando por una democracia verdadera y por una justicia social. Tampoco debes de dar más de los que puedes; a nadie se le puede exigir tal cosa, pero sí que interprete su papel por bien de él mismo, de los suyos y su futuro, y de la misma humanidad.
    No quiero extenderme en explicar en qué clase de sociedad vivimos, porque creo que todo lo sabemos, y por tanto lo considero innecesario. Del mismo modo que considero innecesario dar razones y motivos por los que se debe ser activo en este momento y no ente pasivo, un pancista que ni siente ni padece. Pero siempre queda la libertad interna de tomar una decisión, si bien está regida por la razón y los principios éticos, a los que no se puede renunciar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu eres un ejemplo de actor. No cesas en tus denuncias ni te faltan argumentos. La duda es si llegan a quienes tienen que llegar. Pero en cualquier caso tu trabajo es loable desde todos los puntos de vista, Carlos. Te felicito.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Yo creo que todos somos actores en esta vida. Y cada cual interpreta el papel para el que está mejor dotado. Y así funcionamos, hasta que un día, nos quitamos las caretas y decimos las verdades...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, sin embargo, tengo la sensación de que nos inhibimos por temor o por no saber qué papel interpretar... En el Teatro del Mundo, claro.

      Un abrazo, Miguel

      Eliminar
  17. Me parece una observación muy aguda y oportuna en la situación por la que están pasando. Te dejo una cita del Bardo, de una de sus comedias, Como gustéis:

    "El mundo es un gran teatro,
    y los hombres y mujeres son actores.
    Todos hacen sus entradas y sus mutis
    y diversos papeles en su vida."

    En este célebre texto, Shakespeare alude a las edades del hombre, que entonces dividió en siete. Pero creo que la metáfora aplica y se amplifica para abarcar muchos aspectos de la vida que van más allá de nuestros ciclos vitales.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces tengo la sensación de prolongar en exceso el "mutis"...Y siento malestar...

      Me alegra mucho saber de ti, Fer.

      Un fuerte abrzo

      Eliminar
  18. Nunca había pensado en esto LUSI ANTONIO,
    no sé si te refieres a la vida de cada uno o a la vida en general. De la mía propia te aseguro que siempre he sido actriz, acomodadora, apuntadora, regidora y hasta iluminadora... cualquier cosa menos espectadora y no he vendido entradas en taquilla porque me asusta si hay demasiado público, así que mi espectáculo como mucho llega a café teatro ;-) de la vida en general, ahí sí, desgraciadamente más espectadora que otra cosa, pero es que aunque por lo parlanchina que son pudiera parecer lo contrario, se que aquí se me ve mucho en letras... no me gusta nada el protagonismo, siempre he preferido hacer lo poco que he podido en la sombra, otro de pantalla y yo detrás, estoy mucho más a gusto.

    Nos dejan ser poco protagonistas en esta vida por desgracia y a lo mejor las circunstancias, las desgraciadas circunstancias que vivimos nos van a obligar a dar un paso la frente, mojarnos e implicarnos personalmente... ya verás lo que te espera cuando te cerques a mi casa, puede parecer una locura y puede que lo sea, pero jamás he creído en la estructura que tienen en este país los partidos, hoy más que nunca demuestran que no sirven a los intereses del pueblo, solo a una oligarquía, han institucionalizado la injusticia y cuando un gobierno dirige un país para beneficio de cuatro, o el resto nos unimos o nos destrozarán tal cual ya sucede. Así que mi querido JOSE ANTONIO, prepárate que a lo mejor tenemos que montar la cuadrilla de Curro de Curro Jiménez o la de Pancho Villa, ahí te tocará ser prota, yo me pido de tabernera jajaja

    Muuuchos muchos besos y muy feliz noche L.A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me refiero a la vida en general y al Gran Teatro del Mundo...En la vida personal, familiar, laboral, etc. no faltan papeles a interpretar. Sin embargo, cuando vas más allá... es cuando te sientes inoperante e inactivo. No nos dejan participar, porque ellos se lo guisan y se lo comen, pero deberíamos, como bien dices, mojarnos bastante más de lo que hacemos...

      Si ejerces de tabernera, ya sé a dónde tengo que ir...

      Besos, María

      Eliminar
  19. Perdón por favor... LUSI jajaja es mi dislexia que me hace hacer estas cosas, lo siento mucho LUIS :-)

    Muaaaaaaaaksss jajajaja

    ResponderEliminar
  20. Perdonada, pero eso de José Äntonio tiene unas connotaciones....

    Más besos

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. A veces todo puede ser poco, pero también a veces la incertidumbre nos bloquea.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, no sé qué ha pasado. Tu comentario me ha llegado por e-mail, pero no a la bitácora. Por eso lo he copiado en tu nombre.

      La incertidumbre, la cobardía, el no saber qué hacer, etc. nos bloquean a muchos. Me cuento entre ellos...

      Besos

      Eliminar