jueves, mayo 24, 2012

PRECIO MUY ELEVADO


34 comentarios:

  1. ¿Verdades dolorosas, como cuáles? No se me ocurren ¿¿?? ¿Será que ya me machaco a mí misma una cosa mala, que lo que venga de fuera ni me espanta de antemano? No sé. No entiendo esto muy bien, Luis Antonio.

    Un beset.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás no he sabido expresarme o que no te afecta a ti eso de pagar o no un determinado "peaje" en aras de la autenticidad.

      Besos, Vero

      Eliminar
    2. Peaje cuando ya te conoces lo suficiente... Como mucho te ratifican lo que ya sabías me parece a mí. Y en el caso de no ser así, pues a darle al tarro y a ver qué pensabas y resulta que no.

      ¿Iba por ahí la cosa? :s

      Besicos.

      Eliminar
    3. Caliente, caliente...

      Más besicos, Vero

      Eliminar
  2. A veces ni siquiera nos exponemos a la renuncia...

    ResponderEliminar
  3. La verdad nos precederá.
    Hay que cuidarse de los aduladores, de las mentiras piadosas, del fin social,la verdad es lo único que nos queda, lo unico que se sotiene por su propio peso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, y bien que me pesa, es un bien escaso...

      Eliminar
  4. Sabes de mi animadversión a la generalización (porque siempre es una equivocación generalizar, y más una hipótesis), y a las frases hechas, por muy buenas y profundas que sean, y por mucho que te hagan pensar.
    Pienso que hay mucha gente que se enfrenta a la vida dispuesto a aceptarla tal y como es, lo que no implica dejar de luchar contra las condiciones adversas, sino todo lo contrario, enfrentarte a ellas con todas sus consecuencias. Las relaciones humanas son difíciles y complicadas, como consecuencia de la falta de conocimiento del propio ser humano y de la aceptación de ese ser con todos sus defectos y sus virtudes, para lo cual es preciso quitarse la carga que llevamos ce creencias irracionales y comenzar a estudiarnos desde un punto de vista más "científico". La psicología y la sociología, ayudadas también por la antropología cultural, nos dan una dimensión del individuo actual en nuestra sociedad, mucho más ajustada a la realidad, del mismo modo que nos hacen ver de qué manera la sociedad influye en el individuo, en su comportamiento y en sus relaciones más íntimas, permitiéndonos opinar - que no juzgar - sobre el tipo de sociedad en que vivimos, y ver si es buena para el desarrollo de las posibilidades del individuo y su evolución (aún no somos humanos, sino humanoides) o por el contrario, es negativa, y no lleva a su evolución correcta, sino que lo conduce por otro camino del que no sabemos qué podrá surgir. Te recomendaría la lectura del libro "Aún no somos humanos" de Eudald Carbonell; expone unas ideas claras y enun lenguaje sencillo, y a la vez fácil de leer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás es difícil "aceptar la vida "tal y como es" porque esto implica dejar de soñar y fantasear...

      No aceptar las "verdades más dolorosas" es la manera de eludir lo que suponen y seguir viviendo en un mundo irreal aun a costa de perder autenticidad. Creo que en esta franja se mueve mucha gente. Yo, también, a veces... Según...

      Tomo nota de la bibligrafía recomendada y te doy las gracias, Carlos.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. La verdad duele,cierto, aunque no todas.
    Creo que la mentira,al menos algunas,pueden multiplicar infinitamente ese dolor.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo único que tengo claro es que se miente mucho y eso me hace pensar y meditar sobre los porqués...de las mentiras. Cuando llegue a alguna conclusión lo expondré públicamente.

      Besos

      Eliminar
  6. Verdad dolorosa, mentira piadosa, confianza absoluta, precio... ufffff....
    Hoy no me atrevo a hacer broma del tema.


    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tema peliagudo, ¿eh?

      Tampoco hay que dramatizarlo.

      Me encantan las bromas. Sobre todo si son inteligentes como las tuyas...

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Fiat lux....un abrazo de azpeitia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de tus buenos deseos, yo me sigo moviendo en las tinieblas. Sobre todo a la hora de abordar según que asuntos.

      Otro abrazo desde BCN

      Eliminar
  8. Apartarse del toma y daca de la vida es una actitud humana perfectamente válida y justificable; por lo tanto, no tiene que producir la perdida de la autenticidad. Si uno lo hace es porque ha puesto un precio excesivamente bajo a su persona en el mercado de las relaciones humanas.

    ResponderEliminar
  9. habemos quienes siempre pagamos el precio sin decir nada, lástima que en el andar hay quienes son timadores por excelencia

    besitos y luz
    buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no siempre tengo la honestidad de pagar el precio de según qué "productos"... (Esta frase, fuera de su contexto, parecería la declaración de un ladrón... ¿eh?)

      Gracias por los besitos y por la luz

      Ahí van los míos. Cuando tenga más luz, te la remito...

      Eliminar
  10. Creo que es mejor la verdad aunque duela que una mentira engañosa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces somos débiles ante el dolor...

      Besos, María

      Eliminar
  11. Cuando llegas a encajar bien esos goles dolorosos, quiere decir que has llegado a la madurez o casi. Un beso Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo, entonces, que todavía estoy lejos de la madurez...

      Un abrazo

      Eliminar
  12. Es cierto, LUIS ANTONIO, pero no creo que se renuncie a ella... peor, a veces ni siquiera la admitimos como cierta.

    La verdad dolorosa suele ser una crítica o algo que nos negamos a creer o admitir, algo que no queremos ni somos capaces de oír... justamente por eso duele, no queremos o no podemos reconocerla. A veces por ignorancia, a veces por absoluta incapacidad de autocrítica, falta de humildad o exceso de soberbia.

    Creo que es cierto, sólo los grandes de verdad por dentro, encajan las verdades dolorosas con elegancia...muy pocos.

    La gran mayoría, al menos en un primer momento nos revolvemos contra ella casi instintivamente... quizá después de asimilada y pensada nos resignemos si es que no somos imbéciles. Tristemente a veces somos muuuy imbéciles, ni a solas podemos con ella... mucho más fácil tachar de equivocado al que nos dice esa verdad, que admitirla.

    Es curioso lo que ocurre con esto... ocurre como con la tolerancia, de mano todo el mundo se dice tolerante y después, en cuanto nos pisan el zapato, sale el kaiser que llevamos oculto... lo mismo con esto, todo el mundo dice admitir y querer la verdad ... hasta que se la dices:-)


    Un beso grande LUIS ANTONIO, feliz sábado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces una reflexión que responde en su totalidad a lo que pienso sobre este tema. El mérito es tuyo porque tú lo has expresado.

      Como bien dices,todos somos tolerantes, y yo añado: amantes de la verdad aunque duela, democráticos, educados, etc... Bla, bla, blaaa. Lo somos a veces, pero no siempre...

      Otro beso más un fuerte abrazo para ti, María (Lo de beso grande nos sé exactamente qué es. ¿Me lo explicas?)

      Eliminar
  13. Lo que es una verdad para unos no lo es para otros, de ahí la dificultad de las relaciones humanas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y además hay verdades que ignoramos por unas u otras razones. Vaya lío, ¿verdad?

      Más besos

      Eliminar
  14. Intento no renunciar a la autenticidad siendo honesta pero no cruel. La verdad, querido Luis Antonio, es algo tan relativo, y cuanto más crecemos, más concientes nos hacemos de esta verdad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Crecer para atisbar o aproximarnos a la verdad es un precio muy alto... Y a veces hasta puede resultar demasiado tarde.

      Un abrazo, Fer

      Eliminar
  15. Bueno, no sé muy bien en qué consiste esa pretendida autenticidad.
    Lo auténtico es lo real y lo real es lo que hay
    ...y lo que hay, es que somos una panda de perdidos y aprovechados, según se mueva la corriente
    Quien esté libre de culpa, ya sabe...

    ResponderEliminar
  16. Con frecuencia se ve lo que no es...porque la imaginación, las emociones, las "cataratas", etc. también están ahí...

    Yo no estoy libre de culpa... Que conste en acta

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Fácil, mira, un beso pequeñín...

    Muaakss

    Uno grande, así...

    Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaakss ¿comprendes? jajaja con más ganas:-) haale, te quedas los dos:))

    ResponderEliminar
  18. Ha valido la pena pedirte la aclaración...

    Gracias mil

    Otro de los grandes para ti

    ResponderEliminar