lunes, noviembre 22, 2010

LOS HOMBRES DESGRACIADOS SON ANTIFEMINISTAS



Grete Meisel-Hess

Anna Caballé Masforroll, profesora titular de Literatura Española de la Universidad de Barcelona, me ha dejado ojear un libro muy interesante titulado “AÑOS DE VÉRTIGOde Philipp Blom.- Ed. Anagrama. (1) Me he quedado prendado del cap. IX, “Señoras de armas tomar” de donde extraigo  este texto de la filósofa feminista Grete Meisel-Hess:

“LOS HOMBRES, SIEMPRE QUE TIENEN OCASIÓN, INSISTEN EN QUE SON SUPERIORES A LAS MUJERES, SE AFERRAN ANGUSTIADOS A ESA IDEA, QUE ES EL ÚLTIMO RECURSO DEL DESGRACIADO AL QUE LOS DEMÁS HOMBRES MIRAN POR ENCIMA DEL HOMBRO,  PUES, SI LA MUJER NO FUESE MÁS TONTA QUE ÉL, ¿QUIÉN IBA A SERLO?” (p. 322)

Grete Meisel-Hess (1879-1922) tuvo la osadía de atacar los pilares del discurso antifeminista: Otto Weininger y Friedrich Nietzsche. Esta mujer se decantó por el análisis de las actitudes masculinas y desestimó de plano  los pasajes más dudosos de las obras de Nietzsche cuya misoginia había tenido profundo efecto en toda Europa.
  

23 comentarios:

  1. Todavía queda lucha para hacerlo comprender a muchos hombres, pero con otras formas en muchos caso.

    ResponderEliminar
  2. No conocía a esta mujer pero me perece digna de ser conocida para mi ignorancia. Su atrevimiento fue audaz.
    Besos Luis Antonio.

    ResponderEliminar
  3. Es el recurso de los hombres inseguros, aferrándose a esas actitudes arraigadas todavía en ciertos lugares y culturas, refugiándose en ellas.

    ResponderEliminar
  4. La dialéctica chicos-chicas, hombres-mujeres sigue viva. En mis alumnos españoles, en mis alumnos marroquíes (mayoría chicas) y en mis alumnos latinoamericanos. Es difícil sostener que únicamente la desgracia hace a los hombre misóginos. Mis alumnos adolescentes imagino que reciben una herencia en su familia, en su entorno, y en su propia constitución que les lleva a necesitar un papel dominante en los varones. La superioridad femenina en tantos campos académicos y vitales hace sentir inseguro al hombre que se protege queriéndose sentir superior. Yo no diría que la misoginia es fruto de la desgracia, pero sí de la inseguridad. El macho se siente profundamente inseguro ante el poder de la mujer, y eso no tiene solución fácil.

    ResponderEliminar
  5. Desde luego, que fue valiente. Defender las relaciones prematrimoniales, entre otras cosas... en esa época, era realmente una osadía imperdonable en una mujer. Amén de llevarle la contraria a pesos pesados como los que citas. Todo un bastión de la causa feminista.

    Y es que digan lo que digan algun@s, la inteligencia, más allá del género, siempre es un grado al que no todo el mundo tiene el privilegio de poder acceder. Algo, que en la Meistel, estaba fuera de toda duda.

    Pero si estás interesado en la historia de la causa feminista, cosa que en mi opinión, te honra, te aconsejo ir aún más atras y comenzar por, entre otras... Mary Wollstonecraft, (curiosamente la mujer de William Godwin) y quizás la precursora de todas ellas, aunque en mi caso debería decir "nosotras". Mary y su filosofía sobre la mujer, han sido referencia para plumas como la Simone de Beauvoir o Susan Sontag.

    Y bueno, vale ya, que se me va la olla con el tema... jeje.
    Buena entrada, Sr. Eterno Estudiante.

    ResponderEliminar
  6. Incluso entre esos autores consagrados hubo autores protofeministas como Stuart Mill. No tengo tan claro que el discurso de Nietzsche sea especialmente misógino. En realidad el filosofo alemán defendía un vitalismo que levantase al hombre de hacia un estado superior y rechazaba las actitudes sumisas, debiles y pasivas viniesen de donde viniesen. Lamentablemente esa era la situación de la mujer en aquel tiempo.

    ResponderEliminar
  7. La misoginia, por desgracia, ha cabalgado a lo largo de la Historia a lomos de muchos hombres. Es por eso que las aportaciones intelectuales y artísticas de las mujeres han estado siempre en segundo plano, cuando no han sido abiertamente ignoradas.

    Y sí, suscribo totalmente la idea que encabeza tu entrada, son los hombres inseguros y de baja autoestima, los que más desprecian a las mujeres.

    Un fuerte abrazo, Luís Antonio.

    ResponderEliminar
  8. La cosa estriba en que aquí -hombre o mujer- alguien tiene que ser más que otro. Más fuerte, más débil, más tonto, más listo... no sé, yo es que tengo tan claro que somos iguales siendo distintos, que estas cosas me parecen realmente absurdas. Y no sólo me refiero a la especie humana. Pero claro, entiendo que no todo el mundo piense igual, y que para llegar hasta donde estoy, han hecho falta muchos Otto Weininger, muchos Nietzche, muchas Grete, y un montón de personas más. Andando a la greña, y no.

    Más besotes iguales aunque distintos, Luis Antonio ;-)

    ResponderEliminar
  9. Gracias a mujeres como esta, la mujer como individuo ha sido capaz de ponerse al mismo nivel que el hombre, y aunque aún hay mucho camino por recorrer, estovy convencida de que vamos por el correcto, pero, sin embargo, disto mucho de los que (o las que) quieren darnos una posición superior.
    Yo pienso, como Uve, que somos iguales aunque distintos. Que unos somos más capaces para unas cosas y otros para otras en el aspecto físico, y a nivel mental, aunque tenemos ciertas diferencias que vienen dadas de serie, no creo que supongan ningún obstáculo para la igualdad completa.
    Es una pena que aún haya que seguir luchando por una igualdad social.Eso sí.

    Un beso, Luis

    ResponderEliminar
  10. Mira, Luis Antonio, lo he pensado mucho, no me gusta la cita. Es la defensa a través de la descalificación. ¿Es necesario?
    De todas formas el conocimiento siempre ha estado en poder de los hombres, ¿mujeres filósofas? Ya se nos va viendo pero cuesta.
    Todavía hay muchas barreras, nosotras mismas nos las ponemos, ni siquiera lo pensamos actuamos inconscientemente, sin cuestionarlo.
    Sin embargo las chicas superan con amplia diferencia a los chicos en lectura en la mayoría de países en PISA, incluso en el caso de los que alcanzan los niveles 5 y 6 de competencias ¿Curioso, no?
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. A PEDRO OJEDA ESCUDERO:

    Tienes razón, la igualdad en todos los órdenes y en todas las latitudes está todavía muy lejana...lamentablemente.

    A ROSALÍA:

    Su atrevimiento en aquella época, todavía tan hostil, merece toda nuestra consideración.
    Besos, Rosalía

    A TESA:

    Es el recurso de los hombres miserables

    ResponderEliminar
  12. A JOSELU:

    Creo que en este texto la palabra “desgraciado” hay que interpretarla en su acepción vulgar, o sea, “miserable, malintencionado”...

    A Cristal00k:

    Tomo nota de tus propuestas. De las autoras que me citas, sólo conozco un poco a Susan Sontag y a Simone de Beauvoir.

    Lo de “eterno estudiante” me sobrepasa. Me conformo con lo de “estudiante, siempre”. ¡Queda tanto por aprender! Y las capacidades, cada vez más limitadas...
    Un abrazo, “Sra. amiga”


    Al Dr. Krapp:

    No puedo aportar nada a título personal, pero por lo que he leído, parece ser que a “ partir de su frustrado amor con Lou Andreas Salomé, los escritos de Nietzsche se vieron salpicados de frases de contenidos misóginos. Tal fue el dolor y la frustración de Nietzsche, para quien el rechazo de una mujer hizo que rechazara a todas las mujeres:

    "El verdadero hombre quiere dos cosas: el peligro y el juego. Por eso ama a la mujer: el más peligroso de los juegos" (Así hablaba Zarathustra).

    "Hasta aquí hemos sido muy corteses con las mujeres. Pero !ay!, llegará un tiempo en que para tratar con una mujer habrá primero que pegarle en la boca" (Filosofía general).

    "Cuando una mujer tiene virtudes viriles, hay que huir de ella; si no las tiene, ella misma huye" (El ocaso de los ídolos).

    "Hay mujeres que, por mucho que en ellas se busque, no tienen interior, no son más que máscaras. Hay que compadecer al hombre que se abandona a estos seres casi fantasmales, necesariamente incapaces de satisfacer" (Humano, demasiado humano).

    "En la venganza como en el amor, la mujer es más bárbara que el hombre" (Más allá del bien y del mal).

    "Para contemplar bien la belleza de esta mujer hay que mirarla con ojos de poco alcance; más para apreciar su espíritu totalmente hay que emplear las lentes de mayor potencia, porque lo oculta por vanidad; el espíritu hace vieja a la mujer" (Tratados filosóficos).

    (http://usuarios.multimania.es/disidentes/arti30.htm)

    ResponderEliminar
  13. A Cristal:

    La misoginia “ha cabalgado - como bien dices - a lomos de muchos y hombres” y añadiría: “y también de algunas mujeres” Si lo dudas, te pondré algunos ejemplos.
    Se lo decía a Joselu, yo creo que la palabra desgraciados hay que interpretarla en la acepción: “ malintencionados y miserables”
    Otro gran abrazo, Cristal

    A V (Vero):

    La competitividad, como bien dices, extendida a todos los ámbitos nos pierde...Hay que ser ”más que..”
    Lo de “besotes iguales aunque distintos” me deja estupefacto. ¿Me lo explicas?
    Yo te los mando del mismo calibre, Vero. Seguro que son ricos...

    A Novicia Dalila:

    La pena sería que, sin haber llegado a la meta, se dejase de luchar por la igualdad social, ¿no?
    Por lo demás, estoy totalmente de acuerdo con lo que expresas,
    Besos, Novi

    A Angie:

    Las niñas, y esto lo recuerdo ya desde el parvulario, siempre han sido más precoces en el aprendizaje de la lengua en todas sus manifestaciones. A lo mejor hay alguna explicación cerebral.
    Defender lo que sea a base de descalificar lo contrario no es muy ético, pero sí pedagógico, ¿no?
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Es casi hasta lógico, que algunos varones, o machos, como quiera llamárseles, sientan una poca de envidia hacia el género femenino. Porque simple y llanamente, las chicas son superiores a los hombres en las facetas más importantes de la vida. No, no, la fuerza no es la más importante, aunque es la que más priva hoy en día, y el poder (que se consigue con la fuerza) es la meta de la mayoría de los hombres. Por eso ellos están en las cúpulas de los mandamases del mundo. Pero en el fondo se sienten inferiores. O inseguros. Porque, está claro, no todo es dar puñetazos sobre la mesa...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Entonces, según tu, los hombres solo tenemos una cualidad y esa cualidad es la fuerza? El hecho de que tu te sientas inferior a las mujeres y de que sientas que no tienes ninguna cualidad a parte de la fuerza, no quiere decir que le pase lo mismo a todos los hombres, algunos solo somos capaces de pensar por nosotros mismos y podemos ver lo horrible que es el feminismo, no solo contra los hombres, contra la sociedad entera. Los hombres no somos unos salvajes y estúpidos como para solo dar puñetazos sobre la mesa. No se porque odias tanto ser hombre, pero, eres un claro ejemplo de lo que es y hace el feminismo, promover el odio y satanizar al hombre

      Eliminar
  15. Además de cerebral, igual también hay alguna explicación cultural. Lo que no es ético no debería utilizarse como método pedagógico. Así lo veo yo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. ... llenos de vida!!! :D :D

    Y tarde, es nunca. Así lo pienso :):)

    ResponderEliminar
  17. A Miguel:

    Yo creo más bien que, en general, se trata de hombres frustrados con respecto a otros y por eso se ensañan con las mujeres.

    Un abrazo, Miguel

    ResponderEliminar
  18. A Angie:

    Tienes razón, lo que no es ético tampoco puede ser pedagógico.

    Besos

    ResponderEliminar
  19. A V (Vero)

    Gracias por tu comprensión.

    Besetes

    ResponderEliminar
  20. Anónimo6:24 a. m.

    El que un hombre sepa su superioridad respecto a una mujer en cosas; no necesariamente significa inseguridad, a pesar de que este hecho siempre alimente el ego y la seguridad. De hecho puede ser un elemento sobre el que se construye un sentido más fuerte y profundo de la complementaridad, y que da elementos adicionales para sentir más confianza en la relación.

    ResponderEliminar
  21. A Anónimo:

    Gracias por tu aportación. Todo que mejore la relación de convivencia entre uno y oro sexo es bienvenido.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  22. Los antifeministas no son personas desgraciadas o resentidas, son personas que ven lo que es realmente el feminismo. Entre los antifeministas hay hombres y mujeres, incluso hay un movimiento llamado mujeres contra el feminismo. Que patéticos se ven algunos hombres haciéndose menos, dan lastima.

    Otra cosa para la gente ignorante que no sabe lo que pone. Ser anti feminista no es estar contra las mujeres, es estar contra los que se consideran feministas, hombres y mujeres que promueven y aceptan las ideas y argumentos de las feministas. No puedo creer que hayan hombres que hablen de su mismo sexo como lo peor del mundo, como lo hacen las feministas y no confundo términos. Decir que el hembrismo, feminazismo y feminismo radical es lo mismo que feminismo, no es confundir terminos, mas bien, confundir términos sería decir que feminismo e igualdad es lo mismo.

    Bueno, esa es mi opinión, me dan lastima los argumentos de varios hombres de aquí, haciéndose menos todo el tiempo como hombres y me fastidia ver como repiten los argumentos feministas y como tienen el cerebro lavado, un perfecto ejemplo de lo que es el feminismo, todos ustedes y las chicas sintiéndose superiores, patéticos.

    ResponderEliminar