lunes, noviembre 15, 2010

INDEPENDENCIA DE CATALUNYA, ¿UN BUEN NEGOCIO?


Con motivo de las próximas elecciones autonómicas en Catalunya, no cesa el bombardeo informativo y panfletario. Lo que voy a exponer, sin embargo, es un artículo de “La Vanguardia” que circula por ahí y del que se están aprovechando los independentistas propagándolo por doquier. Personalmente, y lo he expresado hasta la saciedad en esta misma bitácora, soy antinacionalista y enemigo de levantar fronteras, pero eso, y aunque pueda parecer una contradicción, no quita que también sea acérrimo defensor del DERECHO DE AUTODETERMINACIÓN que deberían tener todos los pueblos. Que lo ejerzan o no es otra cuestión... Carezco de conocimientos técnicos para juzgar si el artículo que paso a exponer es o no riguroso. No me consta que se haya producido ninguna descalificación del mismo. Las administraciones públicas tampoco hacen pedagogía informativa de temas harto espinosos, como son estos. Y así nos va...

El mencionado artículo:

Un mal negocio

David García | 03/08/2010 - 10:32 horas LA VANGUARDIA.ES
El aumento del independentismo en Catalunya no es casual ni tampoco responde a una serie de circunstancias difíciles de explicar. 
Mientras el independentismo catalán de principios de los 80 y de los 90, pese a ser portador de la actual llama, respondía en muchos casos a cuestiones identitarias, que en algunos casos imposibilitaba una mayor aglutinación; podemos decir que a día de hoy se puede constatar con soltura a equivocarnos que el independentismo catalán del siglo XXI es transversal, plural, cívico y sobre todo democrático, por ello no deja de aumentar. El independentismo catalán crece porque las razones para apostar por un nuevo estado, son muchas y muy diversas; la cuestión económica, la supervivencia cultural, la profundización a nivel democrático, el derecho inalienable que tienen los pueblos a decidir su futuro, las cuestiones históricas, los agravios comparativos con España, la voluntad de vivir mejor, etc.
Por ello el abanico de razones son numerosas y porque la actitud del estado español hacia Catalunya no ha hecho nada más que contribuir y aumentar la desafección de los catalanes hacia  la España monolingüe y centralista. Por contra, el españolismo o unionismo en Catalunya sólo responde a día de hoy a puras razones identitarias, pero más allá de estas razones no se expone ningún argumento que justifique la actual dependencia de Catalunya con España. Y aquí, pese a que el discurso economista no entusiasme a ciertos colectivos independentistas, es donde podemos tejer complicidad con ciertos sectores de la sociedad catalana que hasta ahora no mostraban demasiadas simpatías hacia el independentismo. Al final, no sólo la situación cultural muestra el espíritu colonialista de España con Catalunya, el aspecto económico diría que es donde actualmente se visualiza de manera clara y rotunda la política colonial que fomenta la España constitucional respecto a Catalunya.
Porque si dejamos las razones identitarias a un lado y nos centramos en el día a día, ¿quién puede defender el expolio que padecemos todos los catalanes, independientemente de si se sienten españoles o catalanes? 
¿Quién puede defender por razones identitarias que España robe a Catalunya 60 millones de euros al día a partir del déficit fiscal?
¿Quién puede defender que los estudiantes catalanes reciban sólo el 5% de todas las becas del estado y los estudiantes de Madrid reciban el 58%?

¿Quién no querría ver aumentada por meras cuestiones identitarias la renta per cápita anual de los catalanes en unos 2.400€ al año si tuviésemos seguridad social propia?
¿Quién puede defender que el "Ministerio de Cultura" haga un gasto anual por cada español de 47€ y por cada catalán sólo de 5€?
¿Quién querría viajar por puras cuestiones identitarias con el 40% de los trenes construidos por el estado durante la década de los 70 que se consideraron obsoletos y que aún circulan por Catalunya, mientras que Madrid sólo tiene el 4%?
¿Quién no querría ver a su país 7 veces más rico como dijo el Premio Nobel de Economía Aplicada en la UB el pasado mes de mayo?

¿Quién puede defender por causas identitarias que 1 de cada 3 años el Ministerio de Fomento no invierta nada de nada en Catalunya?

¿Quién quiere, pese a ser catalán y sentirse español, que cada año nos roben 20.000.000.000 de euros (11% del PIB), siendo así la región del mundo que sufre más déficit por parte de su gobierno? ¿Realmente sentirse español en Catalunya compensa eso?
Como residente en Catalunya, ¿quién puede tolerar, por cuestiones identitarias, que por cada 12,7 millones de euros que se invierten en medio-ambiente en el aeropuerto de el Prat, se inviertan 300 millones al de Barajas?
Por muy españolista que uno sea en Catalunya ¿se puede defender que entre 1985 y 2005 sólo se hayan construido en Catalunya 20km de autovías mientras que en Madrid se hagan cerca de 900 en idéntico periodo?
Por motivos identitarios ¿se puede aceptar y no protestar cuando en Catalunya sólo se invierte un promedio del 12% del PIB español anual pese a aportar el 22% del mismo PIB español?
¿Realmente las razones identitarias compensan el agravio que hemos sufrido por ejemplo con el AVE? EN Catalunya, por el AVE, el gobierno invirtió 316€ por catalán, pero en el mismo año invirtió 1.198€ por andaluz, 894€ por madrileño, 574€ por aragonés y 407€ por castellanomanchego. 
¿Justifica el sentimiento de identidad pagar peajes y más peajes?
Es preciso ser estúpido para defender la dependencia de Catalunya con España cuando nosotros los catalanes, independientemente de si nos sentimos españoles o catalanes, si vamos con la roja o no, estamos perdiendo la oportunidad de vivir mejor. Estamos perdiendo la oportunidad de dar un futuro mejor a nuestros hijos por una cuestión identitaria y si uno se para a pensar fríamente llega a la conclusión que nadie no podría llegar en tolerar por una cuestión identitaria tal contradicción. ¿Aquellos que son tan identitarios aceptarían sufrir un agravio al revés?
España es un mal negocio a nivel cultural pero sobre todo a nivel económico, y lo es porque tratar a Catalunya como una colonia forma parte de su leitmotiv nacional.

25 comentarios:

  1. Al final: la pela es la pela

    ResponderEliminar
  2. El conjunto de argumentos es tan sesgado, indemostrable y malintencionado que el ciudadano de Cataluña termina por ser incitado a creer en la eterna cantinela de la explotación de Cataluña por el resto de España.

    Si hubiera independencia, a la que me opondría democráticamente, yo pasaría a ser un paria en tierra extranjera que aplicaría un monolingüismo total. El resto de España -pienso que Cataluña es parte entrañable de España- no recibiría con entusiasmo la secesión y tendríamos una relación no sólo conflictiva sino altamente peligrosa, de modo que los catalanes apenas podrían salir por territorio español. España es un gran mercado para los productos catalanes y esto se acabaría. Además Cataluña tendría que pagar un ejército independiente que ahora no paga, además de un servicio diplomático.

    No creo que el independentismo trajera mucho sosiego a la vida política catalana. Y una buena parte de los españoles unionistas se verían conminados a irse o jurar los principios fundamentales del nacionalismo catalán.

    Creo que si se produjera esa secesión sería una gran catástrofe para Cataluña y para el resto de España, pero hoy los Laporta y compañía sólo venden visiones edulcoradas del proceso en que seríamos más ricos, más felices, más solidarios, más, más y más... El problema es que los llamados unionistas están amordazados en Cataluña y carecen de voz reconocible porque se puede ser de izquierda y sentirse español o tan español como catalán... pero la propaganda machacona, reiterada, subvencionada, actúa como lluvia fina intentando hacer ver que todo ese proceso de la independencia sería maravilloso y que al día siguiente seríamos más ricos y felices.

    Pues aquí hay uno que no está de acuerdo.

    El artículo es ominoso y falso.

    ResponderEliminar
  3. Comprendo que el tema aflore en plena campaña electoral, pero resulta enormemente aburrido cuando observamos el tratamiento que se hace del tema y la enorme dosis de demagogia y manipulación que le acompaña. El articulo de marras es un buen ejemplo de ello. Lo mezcla todo con un sesgo predeterminado en el que las variables gravitan en torno a una conclusión establecida de antemano y para la cual se aportan datos que en buena medida son falsos o claramente sesgados, en aras de la justificación a toda costa de la hipótesis de partida. Los datos de las becas, la inversión del Ministerio de Cultura (claramente tergiversada y reduccionista), las inversiones en medio ambiente en los aeropuertos, el olvido deliberado de referencias cuantitativas que alteran el enfoque pretendido... por citar solo algunos son un absoluto disparate, que el autor de la cosa utiliza sin las observaciones a que todo cálculo estadístico obliga en el seno de una economía interdependiente (con numerosos efectos de retorno y compensación) y en el que la información ha de medirse no por años aislados sino por agrupaciones interanuales. La estadística siempre ha sido un arma que sirve para todo, y en este caso se ha llegado a niveles de demagogia inconcebibles. ¿Qué territorio no puede esgrimir, como lo hace cuando se lo propone, indicadores de tratamiento indebido o injusto? ¿Hablamos de Aragón? ¿Quizá de Andalucía o Castilla y León? Lamentablemente observo que esa campaña va directamente a las vísceras de la gente. El tratamiento de la inmigración por parte del PP o la psicopatología del agravio comparativo por parte del nacionalismo cuya aptitud en la gestion de los fondos públicos se ha mostrado más que cuestionable, aparte de los escándalos clamorosos surgidos en su seno (Millet y compañía), arrojan un panorama que invita al desistimiento y a la indiferencia. Preferibles a la rabia y al cabreo. En el fondo no es sino el reflejo de una postura insolidaria, etnocéntrica, egoista, carente de visión de gran alcance, bastante paleta por su discurso redundante y la endeblez de su perspectiva de futuro. No da más de sí. Es la cantinela de siempre en pos del lucimiento de una clase política que no tiene ningun reparo en exarcebar los sentimientos primarios de la ciudadanía para sentirse alguien más allá de una capacidad de autocrítica que brilla por su ausencia. El nacionalismo es reaccionario por principio y va contra el sentido de los tiempos. Su palabrería no evoluciona y, lo que es más grave, los problemas de la sociedad les traen al pairo. Un abrazo, Luis

    ResponderEliminar
  4. Comparto tu perspectiva: soy antinacionalista -incluido el nacionalismo españolista, por supuesto-, pero respeto el derecho a la autodeterminación. Pero en ese respeto no entra que tenga que respetar los argumentos falaces y las mentiras, como tanta revisión interesada de la historia que se hace desde muchos sectores independentistas catalanes.
    Este artículo es un artefacto burdo: puede partir de datos concretos pero los iterpreta pro domo sua de forma vergonzosa. Un nacionalismo que se construye a partir del victimismo es un nacionalismo manipulador.
    Si los catalanes quieren ser independientes, lo serán, pero que el sentimiento independistas se edifique construyendo.
    Este artículo se basa en una falsedad: creer que la indepedencia no tendrá consecuencias económicas y políticas tras perder Cataluña su mejor mercado, el resto de España.
    Lo que sería un mal negocio para los catalanes es ser gobernados por su clase dirigente independista actual.

    ResponderEliminar
  5. De entrada no soy ninguna experta en política económica, pero me parece que si todo lo que esgrime el artículo fuera cierto, sería como para que los catalanes se echaran a la calle para protestar por tantas injusticias.

    Estoy de acuerdo contigo en que son los catalanes los que deben de decidir en los asuntos que les atañen y la independencia o no de Cataluña, es uno de los que más controversias levantan.

    Quizá en Cataluña debería llevarse a cabo un profundo debate que clarificara de una vez por todas qué ganaría y qué perdería Cataluña con la independencia, y después se podría plantear el llevar a cabo un referendum donde al fin se clarificase lo que desean la mayoría de los catalanes.

    Difícil y peliagudo asunto...

    Un fuerte abrazo, Luís Antonio.

    ResponderEliminar
  6. La diferencia entre el independentismo catalán frente a otros es que éste es puramente económico y está protagonizado por una burguesía pija y rapiñenta que quiere la tarta del poder para ella solita, ni más ni menos. Luego los tontolabas de turno se dejan engatusar por la banderita y todo la mitología al caso pensando que si lo que hay es malo lo que tiene que venir tiene que ser mejor. Desde el siglo XIX el sistema económico español fomentó la industria catalana a niveles inverosímiles y promovió la sangría emigratoria que enriqueció a los catalanes y empobreció al resto, despojado de la mano de obra que necesitaba para desarrollarse. Y estos pájaros ahitos de poder aún quieren más. Estamos con el tema de la Memoria Histórica que devuelva la burguesía catalana siempre tan insumisa en su riqueza todo la sangre, sudor y lágrimas al resto de los pueblos de España. Que lo haga ya y que luego se larguen a tomar vientos.

    ResponderEliminar
  7. ¿Aragón va a tener mar por fin?

    Besos

    P.D. A estas horas del lunes a una solo se le ocurren tonterías.

    ResponderEliminar
  8. "Tontolabas"
    dicho por Krapp,
    palabrejo donde los haya por definitorio y contundente.
    Me gusta el palabro.
    Aplicado todos.
    "Mar por fin",
    dicho por Athena,
    aspiración histórica
    del que tuvo y no supo retener.
    Ahora hablemos de independencia y negocios,Luis

    ResponderEliminar
  9. Solo se me ocurre una cosa. Si después de tanto años de supuesto maltrato económico por parte de España a Cataluña, sigue siendo la zona más rica, algo se me escapa.

    ResponderEliminar
  10. Creo que si. Al final toda la movida independista va a ser por dinero. Los ricos catalanes serán más ricos que los ricos españoles.

    ResponderEliminar
  11. Este artículo sirve como ejemplo de lo que es demagogia en estado puro. Y sirve para llegar hasta las vísceras de alguien que está sediento de escuchar cosas de este calibre para exacerbar su ya de por sí exacerbado sentimiento antiespañol. No voy a entrar en prblemas mayores, ni al quid de la cuestión. Es decir, no seré yo quien diré si Cataluña tiene derecho por historia a ser independiente o si ha sido (y es) una ¡colonia! de España. Sólo anotaré que hay en Cataluña (En la Comunitat Valenciana también los hay) gente que no quiere ser española. Esto es un hecho. Pero no lo quiere ser porque no. Sin ningún tipo de razonamiento. Pero como resulta que en este mundo todo es demostrable mediante el arte de la dialéctica, todos encontrarán razones a sus ya de por sí firmes principios. O sea, que tan demostrable será una cosa como la otra. Y en fin, llegamos al final sin aportar nada. Porque pienso que los independentistas lo tienen claro, y los españolistas también. ¿Razones? cada cual busca las suyas. Y las encuentra porque las quiere encontrar.
    Yo, por mi parte, me incluyo en el bando de aquellas personas que creen que Cataluña está bien como está, es decir, formando parte de España. Es mi humilde opinión.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. A DR. VITAMORTE, JOSELU, FERNANDO MANERO, PEDRO OJEDA ESCUDERO, CRISTAL, DR. KRAPP, ATENA, SUJARI BEJARIVE, P. VÁZQUEZ “ORIENTADOR”, MIGUEL

    Llevo muchos años en Catalunya y siempre he sabido de la existencia de sectores de la sociedad catalana independentistas. En los últimos tiempos, el independentismo ha cobrado fuerza y vuelve a estar en el centro del debate político. La pasada manifestación multitudinaria del 10 de julio supuso un momento exacerbado, no exento de emotividad, de esta inclinación política. Con el paso del tiempo, el calor de estas manifestaciones se ha ido atemperando a la baja. Creo.

    Sin embargo, no hay que ignorar que el auge del independentismo no es gratuito. Tiene varios porqués. La tramitación del Estatut, la sentencia del Tribunal Constitucional (el fracaso de este Estatut es el fracaso de un nuevo intento de encaje de Cataluña en una España plural), el déficit fiscal y la publicación de los balances y las campañas anticatalanistas que la derecha española más extrema y cerril viene desarrollando desde hace ya muchos años... Todos estos factores han alimentado esta hoguera del independentismo hasta límites insospechados. De alguna manera, de estos hechos se derivan las consultas soberanistas en más de 500 municipios desde el primer referéndum que se celebró en Arenys de Munt en septiembre del pasado año y del que ya se hizo eco esta bitácora.

    No sé si por ansias de protagonismo de algunos líderes, pero los partidos políticos que se declaran independentistas también se ha incrementado. Ahí están ERC (Puigcercós) el partido independentista de larga historia, además de los nuevos, “Reagrupament” (Joan Carretero) y “Solidaritat Catalana per la Independència” (Joan Laporta)... La duda que alimentamos algunos es si esta pluralidad de partidos divide o multiplica. Además, está la ambigüedad del “no pero sí” de “CIU”, partido mayoritario y favorito para las próximas elecciones...

    Una opción que años atrás tenía más adeptos que el independentismo era la de un Estado Federal, opción, que todo sea dicho de paso, no me desagrada. Naturalmente cualquiera de estas opciones exige una modificación de la actual Constitución.

    Algunos de los comentaristas siguen pensando que en Catalunya se “atan los perros con longanizas”. Les recuerdo que las comunidades que tienen una mayor renta per cápita son las que tienen Concierto Económico (Euskadi y Navarra) y la Cominidad de Madrid. Otro tema que muchos ignoran son los impuestos y coste de los servicios, sobre todo en Barcelona. Un ejemplo: con lo que pago de un solo recibo de agua en Barcelona, puedo pagar el IBI, el agua y la recogida de basura de todo el año de mi casa en la provincia de Teruel...

    Todo esto, sin ser poco, no altera mi manera de pensar que ya he expresado brevemente en la entrada, pero no quita que comprenda el auge del independentismo aunque de ninguna manera acepto que no tenga más que razones económicas. Sé que a algunos independentistas les molestan las razones o sinrazones crematísticas y prefieren que los fundamentos identitarios se hallen en los cimientos de esta querencia política.

    Me podrá doler mucho o poco , pero si todo el proceso se lleva a cabo por cauces democráticos, nada que objetar. La soberanía está en el pueblo. Lo que no tengo tan claro es qué se entiende por pueblo y cuáles son sus límites ...

    Gracias a todos y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  13. Me ha parecido muy enriquecedor leer tu entrada y los comentarios.
    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. A ANGIE:

    Que alegría saber de ti después de tanto tiempo enmudecida. Ya era hora...

    Besos y bienvenida, siempre

    ResponderEliminar
  16. Amigo, me lo temía... he entrado varias veces, y sabía que terminaría por pasarte esto. Incluso me extraña que no haya sido más numeroso.

    Lo cierto y evidente es que hay escritos que se califican y califican a sus autores, por si solos. No le des más importancia que la que tiene: ninguna.

    Y por cierto que suscribo al 100% la respuesta a tus comentaristas. Pero hay que vivir aquí y conocer la realidad de esta Comunidad en profundidad, para no dejarse influenciar por la demagogia imperante. Cifras, podemos manipularlas todos, pero los que vivimos aquí de antiguo y somos de otras Comunidades, históricas, o no... sabemos bien de lo que hablamos.

    Un abrazo fuerte, Luis.

    ResponderEliminar
  17. He leído tu comentario en la entrada posterior de Luis Antonio y asustado he corrido hasta aquí para ver que clase de troplelía se había cometido. He visto un comentarista cargando las tintas pero de forma irónica y poco más, Cristal00k.
    Tengo la sensación vista tu reacción que pereteneces a esas personas que a veces, solo a veces, te pones la venda antes de que surga la herida. Además esa argumentación de que hay que conocer una realidad antes de juzgarla me recuerda las afirmaciones de la Ministra de Cultura respecto a los actores que luchan en favor de la causa saharaui. Sí, la señora Sinde decía que para opinar hay que conocer, dando por hecho que los que opinan sobre los derechos pisoteados del pueblo saharaui son ignorantes por no pensar como ella.
    Estoy harto, más que harto de que el patriotismo victimista use una y otra vez la idea del desconocimiento de la realidad para descalificar las opiniones que le son contrarias. Vascos, gallegos o catalanes exigen que les entiendan pero no hacen un carajo por entender a los demás.
    Sí señores las opiniones contrarias a las propias son demagógicas cuandoe estan en juego los derechos inalienables de las Comunidades Históricas.
    Todo dicho con el máximo respeto a tu persona, Cristal00K.

    ResponderEliminar
  18. He vuelto asustado a releer lo que una caricatura irónica (¿la mía?) ha desencadenado aquí: Nada menos que una nueva entrada en esta bitácora.

    He leido que un comentarista inteligente ha hecho una acertada interpretación del fondo de esa opinión , asi que no me referiré a ella y que cada cual interprete lo que quiera.
    Solo le diré al Sr. Luis Antonio que lo siento y le pido disculpas; Pero el escrito estaba dirigido contra los políticos sedientos de poder, los datos sesgados del articulo y el victimismo nacionalista ; NO contra su personal...
    Incluso, asumiré que pude no estar acertado en la forma de exponerlo; pero lo que no puedo entender es el drama que ha suscitado una simple opinión.

    Llegue aquí por medio de un link (que seleccioné entre muchos) poque tocaba un tema interesante. Perdí mi tiempo" escribiendo una opinión, que pudiendo ser algo "distinta" es una simple opinion... Me voy decepcionado de este ambiente tan clinico.

    Tener SENTIDO DEL HUMOR es algo fundamental en la vida ; Los amargados o los que carecen de el, se transforman en individuos verdaderamente peligrosos y te pueden llegar a condenar a muerte sin conocerte (otra vez pongo como ejemplo al dibujante noruego).
    Esto acaba aquí para mi y ahora mismo espero que no salga "el profe malo" con su manida coartada de siempre para justificarse: "Es que hay humoristas buenos y humoristas malos".... Tolerancia, y mas tolerancia, esa es la cuestión.

    Le felicito por su Blog Sr Luis Antonio. Creo que es bastante entretenido y tiene un gran potencial; pero para mi gusto, ahora mismo se parece demasiado a la sala de reuniones de un colegio, y me temo que haciendo la comida sin sal , se terminará pareciendo a un hospital.
    Me voy tal como llegue; pero reiterandole mis disculpas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. He vuelto asustado a releer lo que una caricatura irónica (¿la mía?) ha desencadenado aquí: Nada menos que una nueva entrada en esta bitácora.

    He leido que un comentarista inteligente ha hecho una acertada interpretación del fondo de esa opinión , asi que no me referiré a ella y que cada cual interprete lo que quiera.
    Solo le diré al Sr. Luis Antonio que lo siento y le pido disculpas; Pero el escrito estaba dirigido contra los políticos sedientos de poder, los datos sesgados del articulo y el victimismo nacionalista ; NO contra su personal...
    Incluso, asumiré que pude no estar acertado en la forma de exponerlo; pero lo que no puedo entender es el drama que ha suscitado una simple opinión.

    Llegue aquí por medio de un link (que seleccioné entre muchos) poque tocaba un tema interesante. Perdí mi tiempo" escribiendo una opinión, que pudiendo ser algo "distinta" es una simple opinion... Me voy decepcionado de este ambiente tan clinico.

    Tener SENTIDO DEL HUMOR es algo fundamental en la vida ; Los amargados o los que carecen de el, se transforman en individuos verdaderamente peligrosos y te pueden llegar a condenar a muerte sin conocerte (otra vez pongo como ejemplo al dibujante noruego).
    Esto acaba aquí para mi y ahora mismo espero que no salga "el profe malo" con su manida coartada de siempre para justificarse: "Es que hay humoristas buenos y humoristas malos".... Tolerancia, y mas tolerancia, esa es la cuestión.

    Le felicito por su Blog Sr Luis Antonio. Creo que es bastante entretenido y tiene un gran potencial; pero para mi gusto, ahora mismo se parece demasiado a la sala de reuniones de un colegio, y me temo que haciendo la comida sin sal , se terminará pareciendo a un hospital.
    Me voy tal como llegue; pero reiterandole mis disculpas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Pues bueno, para gustos colores... y evidentemente, parece que los hay.
    No sé si pongo la venda, antes o después de la herida, amigo Krapp, pero esa es mi opinión, que por una vez y sin que sirva de precedente, coincide con la de Luis. A., y es tan respetable como la tuya o la de cualquiera.
    Y no creo que haya humoristas buenos o malos, sólo humoristas... pero en todo caso tengo la libertad de escoger lo que me gusta y lo que no, y por supuesto lo que pienso y mi derecho a expresarlo donde y cuando me parezca, aunque por lo visto casi nunca gusta... ¡qué le vamos a hacer!. Lo que si te digo es que no me "pesa" en absoluto, ni creo que deba disculparme por ello.

    A mandar.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo4:54 p. m.

    Ahora que se están apagando las brasas, ¿qué decir sobre ese eterno culebrón de la ebullición de los territorios y su extraño, extrañísimo sentimiento de pertenencia a ellos?

    Sentir el territorio como propio y decidir sobre él, sin pestañear, y no poder evitar la más que probable injusticia de esas decisiones sobre las siempre heterogéneas poblaciones, es algo tan antiguo y aburrido como el mundo.

    Antiguo y aburrido el mundo, y antiguo y aburrido el tema de la arrogación de derechos sobre los territorios.

    Enciende pasiones el tema. Eso siempre es bueno. La pasión es el antiviral que no mata al virus, pero la planta cara. Es una forma de no caer en el letargo.

    En Cataluña se lleva probando de todo, en estos supuestos 30 y pico años de democracia, y nada ha funcionado.

    Eso jamás lo aceptarán sus culpables, los únicos dos partidos que han tenido el poder en la autonomía. Por lo tanto, les queda siempre la baza de la independencia inalcanzable para tapar sus vergüenzas. Como nada funciona, porque son malísimos gestores, la culpable es la no-independencia inalcanzable.

    Las vergüenzas de su corrupción, de su nepotismo, del compadreo vergonzante de una burguesía corrupta y arribista hasta la médula.

    España no es mejor, tiene sus propios flancos, y Cataluña y su sempiterno victimismo le viene de perlas a los dos principales partidos, para tirarse a la yugular de su eterno rival.

    Los dos miman y condenan alternativamente a una novia, en la que ninguno está interesado sentimentalmente, sino por interés.

    Si no fuera porque debajo de toda esa sarta de barbaridades, respiran unos cuantos millones de almas, sería hasta chulo el esperpento.

    Unos millones de almas que tampoco son mejores que España o Cataluña, porque ellos a su vez, en su ridícula y obligada pequeñez, buscan también arrimar el ascua a su sardina, y provocan enfrentamientos y enemigos que les alivien, culpando siempre al otro bando.

    Así ha sido siempre la historia. Los grandes cambios casi siempre se han producido por un azar caprichoso y un/os sonado/s que han tirado de ese azar en lugar de no prestarle atención, como hacía la mayoría.

    Cataluña es una tierra hermosa, muy bien comunicada, con un lazo terrestre con Europa de muy fácil acceso, que no ha sabido gestionar bien la heterogeneidad, heterogeneidad que revindicaba para sí en tiempos homogéneos.

    La emigración masiva de los años cincuenta, no encontró esa comprensión que encuentra ahora todo ese mapa mundi.

    Hoy si la encuentran, por conveniencia, por pura conveniencia.

    Saben que tienen a un futuro enemigo en casa, ese sí peligroso, al contrario de aquel Paco Martínez Soria, maleta de cartón en mano, y deben cuidarlo, deben integrarlo. Y lo hacen, o lo intentan.

    Ese inmigrante de hoy, agradecido por ese despliegue, puede resultarle más catalanista en dos días, que todos los charnegos resentidos por el mal trato, en cuarenta años.

    El artículo del diario es infame, ese sí que no merece ni una de las líneas que le sobran a todo mi comentario, el cual te invito a borrar cuando lo creas menester.

    La independencia no puede ni deber ser un negocio, ni bueno ni malo. Cuando de lo que se habla es de unas demarcaciones territoriales y un reparto de identidades que afectan a demasiadas almas, que no son una simple mercadería en un balance.

    ResponderEliminar
  22. Tu opinión es respetable, Cristal00K aunque no la comparta, pero me parece gratuito que llames provocador a una persona como Kuto (al que conozco tanto por su magnífica actividad bloguera como por su enorme talento artístico) simplemente por tener la suya propia.
    Realmente vivimos en unos tiempos de resacralización de las posturas. Agonizante la religión oficial parece que ahora hay de nuevo temas susceptibles de ser criticados y otros que no. El tema de la territorialidad está adquiriendo categoría de tabú en determinados ámbitos y muchos no estamos dispuestos a seguir ese juego.
    Aprovecho para felicitar a la persona anónima que me ha precedido en los comentarios ya que creo ha llegado al meollo de la cuestión.

    ResponderEliminar
  23. A Cristal00K , Kuto y Dr. Krapp:

    Vamos a ver si ponemos sosiego y calmamos los ánimos en lo que, en definitiva, no es más que una tormenta en un vaso de agua.

    Es cierto que tu primer comentario, Kuto, me sorprendió. Lo consideré osado por tratarse del primero y ni tan siquiera me mereció más consideración. El tono burlón, además de alguna palabra de mal gusto –“Puagghcerdo”-, me sonaron a provocación ordinaria. Y que conste que al Sr. Puigcercós le profeso escasa, por no decir nula, simpatía... A los políticos les podemos decir de todo, pero sin caer en la zafiedad del insulto vulgar, precisamente para no ponernos a la altura de alguno de ellos. Creo.

    Sin embargo, el comentario de Kuto no era el objetivo único de la entrada posterior, si acaso me sirvió para asociarlo con algunas personas públicas y otras más próximas a las que considero "provocadoras ególatras" y se me ocurrió abordarlo con la intención de debatir y reflexionar a tal respecto... La prueba es que algunos comentaristas hacen sus cábalas sin saber a ciencia cierta hacia dónde iban los tiros...

    Tú, estimadísima Cristal00k, en un gesto que te honra acudiste en mi auxilio pensando que estaba pasando un mal trance. No era así, ni muchísimo menos, pero te estoy muy agradecido y desde este momento, si cabe, te quiero más.

    Tú, estimadísimo Dr. Krapp, intentaste calmar las aguas diciendo que no había para tanto... Pero jugabas con ventaja: conocías a Kuto. Pillín...

    Tú, Kuto, organizador de este “xivarri” (alboroto), te has mostrado con tus comentarios posteriores como una persona educada, a la que no le duelen prendas si hay que disculparse, aclarando además hacia quién iban tus “tiros” . La comunicación que hemos tenido por correo electrónico ha sido muy gratificante y por mí el incidente está olvidado. Espero que sigamos en comunicación por estos espacios porque todos sois un lujo. ¿Vale?

    Un abrazo afectuoso y cordial para los tres (un poco más ceñido para Cristal00k, por razones obvias...)

    ResponderEliminar
  24. A ANÓNIMO:

    Si todo el "xivarri" (alboroto) anterior ha servido para conocernos mejor todos y, además, disfrutar de tu riquísima aportación, lo doy por más que bien empleado...

    Espero que no sea la última vez que nos honras con tu aportación.

    Un cordialísimo saludo y gracias

    ResponderEliminar
  25. Luis Antonio: Me alegra que todo vuelva a la normalidad , como también que tengas amigas que se la jueguen por sus amigos. Esa -en el mundo del "chaqueteo" que vivimos hoy- es una suerte inmensa.

    "Puaghhhcerdó" es un palabro y un recurso de mi ingenio que lo dice todo sobre un individuo que no he nombrado (a mi me encanta, pero entiendo que a otros no le guste porque duele). Ese individuo que se atrevió a insultar a todos los andaluces, que no quiso responder a una pregunta formulada en castellano, me ofendió también a mi. (sin ni siquiera salvar a aquellos que han ayudado tanto a crear la riqueza de Cataluña, por cierto un sitio maravilloso , con "gente de a pie" estupenda y creativa que adoro)...
    Con el Sr(a) anónimo(a), quisiera descubrirme por su intervención que califico de magistral y al Dr Krapp, le agradezco que me tenga en tan alta estima, que si es tanta como su sabiduría o la admiración que yo le tengo a él, es enorme.

    Saludos

    ResponderEliminar