martes, junio 15, 2010

LA ESCUELA, HO Y



La relación entre padres y profesores, con más frecuencia de la deseada,  resulta compleja.  Las actitudes cerradas o defensivas de unos y otros constituyen un obstáculo de tal envergadura que en no pocas ocasiones hacen inviable una correcta cooperación.



Todos venimos a coincidir en que la educación en valores es función principal de la familia. La escuela, por supuesto, debe participar de forma complementaria en esa tarea, pero nunca podrá ejercerla por sí sola. No pocos padres delegan esta responsabilidad en exclusiva a la escuela.



Nadie cuestiona que a la escuela le corresponde una mayor responsabilidad en la formación académica de los alumnos, pero alguna tendrán también los alumnos y los padres. Cuando un alumno suspende, suspendemos todos: alumnos, profesores y padres.

23 comentarios:

  1. Me encuentro en la primera viñeta un montón de prejuicios del dibujante.

    Parece ser que la madre equivocada es la tetuda, minifaldera de labios de colágeno y pelo de peluquería. La madre sensata la que tiene aspecto más monjil. Ojo al cuello de la camisa, la americana y la ausencia de necesidad de llevar sujetador.

    Dicho esto. Sí, es cierto, es un fracaso global. Pero al final somos personas todos. Habrá profesorado competente que se encuentre con padres competentes y luego todas las demás combinaciones posibles.

    En general la escuela suele ser reflejo de la sociedad, habrá que mirar también lo que hay fuera.

    ResponderEliminar
  2. A Athena:

    Me pasman tus dotes de observadora meticulosa y detallista. Yo me había limitado a leer el texto de las viñetas...

    Me quedo con las ganas de que sigas analizando de esta guisa las restantes viñetas...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Como chistes están bien. El esperpento siempre ha dado mucho juego y hasta risas, pero me temo Luis que la inmensa mayoría de los padres no somos así. Por supuesto que los hay, conozco de oídas de alguno que se ajusta a pies juntillas a ese perfil, pero la gran mayoría somos mucho menos animales.

    Supongo que los profesores, dado vuestro puesto, os encontrareis de todo, pero no creo que la mayoría de los padres con los que tratais se comporten así y tengan esa forma de pensar...

    Un beso y feliz martes

    ResponderEliminar
  4. A Novicia Dalila:

    Tienes razón, la inmensa mayoría de los padres no son así, afortunadamente. Sin embargo no son pocos los profesores-tutores que tienen más ¿miedo? a los padres que a los alumnos.

    En cambio, la sobreprotección de los hijos si que está más extendida y te aseguro que les hacen/hacemos un triste favor. Este tema daría para escribir largo y tendido, pero hoy no toca.

    Besos, Novicia

    ResponderEliminar
  5. Pues mira ya que lo dices en la tercera viñeta creo sufrir cierto anacronismo. Al fin y al cabo está marcando tópicos.

    En 1969 el padre sin duda era el gran ausente, aunque salga en la viñeta. Y en la mayoría de los casos no se regañaría a los hijos. Estaría bastante extendido el si sirve para estudiar sirve y si no a hacer otra cosa. Ahí hemos ganado.

    Por cierto falta el crucifijo sobre la pizarra.

    También bastante anacrónico el tamaño del niño. Si realmente hay un momento en la historia para la obesidad infantil es este y no 1969.

    De lo que no tengo ninguna duda es de la heterosexualidad del dibujante, al menos en lo que se trata de aumentar los escotes con el paso del tiempo.

    Y para terminar. Misma pizarra, misma mesa, misma silla. Menos mal que el boli ha cambiado. Pues eso, mismos recursos en los últimos 40 años.

    Ah y como madre me gustaría que hablases del sobreproteccionismo. Eso sí no pongas viñetas que me dan mucho trabajo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Pero siempre la primera educación, en la casa. Si no, la escuela sólo es un puesto de socorro.

    ResponderEliminar
  7. Buena reflexión, Luis y muy bien ilustrada con un toque humorístico- Como profesor y como director tengo que decir que, afortunadamente, hay pocos padres problemáticos. Pero cada vez son más los que arremeten contra los docentes y ocultan su propia incapacidad o irresponsabilidad.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  8. Creo que hay mucho padre/madre ausente, en general. Dicho esto, siguen siendo las madres las que más se acercan al cole.
    Dependiendo de los centros y su ubicación, la participación de los padres es mayor o menor.
    Los partes de amonestación se suelen concentrar en determinados alumnos. En esos casos suelen pasar dos cosas:o no ves nunca al padre/ madre o está allí todos los días para reafirmar la versión que el niño/a lleva a casa y poner verde al profesor delante del niño. Al día siguiente estamos en las mismas.

    ResponderEliminar
  9. A Athena:

    Sigues asombrándome con tus dotes de observadora. A lo mejor, el autor de la viñeta no conoció aquellos tiempos del pasado y por eso muestra carencias.

    Respecto al tema de la sobreprotección de los hijos, está demostrado que dificulta su crecimiento y desarrollo, pero eso ya lo trataremos en otro momento. Si se me olvida cumplir esta promesa, no tengas apuro alguno en recordármelo.

    Un abrazo, Athena

    ResponderEliminar
  10. A Pedro Ojeda Escudero:

    Hay familias que delegan la exclusiva, otras que no saben cómo hacerlo y algunas que no pueden enseñar lo que no saben...Panorama desolador

    ResponderEliminar
  11. A JOSEMARCO:

    Aprecio mucho tu aportación porque está avalada por una dilatada labor pedagógica y directiva de un IES público. En unos centros más que en otros, pero esa es la triste realidad que tanto dificulta la labor docente.

    Un abrazo, José Mª

    ResponderEliminar
  12. A Angie:

    Es cierto que los padres, con más frecuencia, delegan en las madres la función de contactar con el colegio de sus hijos. Esa defensa a ultranza de la versión del hijo responde en no pocas ocasiones a ese concepto de sobreprotección que tanto daño hace a todas las partes implicadas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Bueno, querido Luís Antonio, te escribo un poco desde el pesimismo, pues como sabrás se acaban de hacer públicos los resultados de competencias hechos a alumnos de cuarto de primaria, y la Comunidad Valenciana (la mía, ya sabes) ha quedado muy malparada. Y lo malo es que no me extraña. Algo anda mal. Y estos chistes que has colocado en el post pudieran ilustratrar las causas de este fracaso. Yo digo que a lo mejor el profesorado también podría mejorar, pero la sociedad la tenemos en contra y contra ella no se puede ir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. A Miguel:

    Pues en Cataluña, las pruebas que han pasado a 6º de Primaria (una especie de reválida no vinculante) han dado peores resultados que el curso pasado, tanto en Catalán como en Castellano. Los responsables del Consell Escolar justifican los peores resultados por la mayor dificultad de los ejercicios en este curso.

    Igualmente se han manifestado las desigualdades por clase social: peores resultados en la pública que en la privada concertada.

    Y los partidos políticos, como es habitual, más preocupados por sí mismos que por el conjunto de la sociedad...

    Lamentable.

    Un abrazo, Miguel

    ResponderEliminar
  15. Me gustaría saber en qué consisten esas pruebas de competencias de 4º y 6º de primaria... Me pregunto qué se valora.
    Me pregunto también qué resultados obtendríamos en esas mismas pruebas papás, profesores, sociedad en general... sin ayuda de "chuletas"...

    Las esperanzas:
    por no dejarlas solas
    las hago mías

    ...
    ...Yo también.

    P.D.: Un millón de besos atrasados!!!

    ResponderEliminar
  16. A Borraeso:

    Las pruebas son sobre las áreas de Castellano, Catalán, Inglés y Matemáticas.

    Tratan de evaluar los conocimientos básico de cada materia.

    Te adjunto un modelo para el alumno y las instrucciones para el profesor:

    http://iaqse.caib.es/documents/eines_centres/EP/proves_llevant/15.llevant_catala_6e.pdf

    http://iaqse.caib.es/documents/eines_centres/EP/proves_llevant/16.llevant_catala_professorat_6e.pdf


    Las pruebas de 6º en Cataluña las corrigen profesores de centros ajenos a los de los alumnos evaluados.

    Me ha encantado que saldes tu deuda de besos atrasados. Ya tocaba...

    Ahí van los mios

    ResponderEliminar
  17. Sigo preguntándome... Por qué esa obcecación al elegir autores y/o textos que tan poco atraen a nuestros preadolescentes?

    Por poner un ejemplo... Puedo darle una oportunidad a Ramón Llull... pero mi primera impresión es claramente una reacción alérgica.

    Y entonces vuelvo a preguntarme ¿qué se valora?.

    Antes de introducirnos en lo que los adultos consideramos grandes literatos debiéramos asegurarnos que realmente sabemos leer y escribir sobre lo cotidiano.

    Un millón de gracias por los enlaces y... cómo no!!... besos!!!

    ResponderEliminar
  18. A Borraeso:

    Tienes razón, lo fundamental es saber leer y escribir, pero tampoco hay que renunciar a tener unos conocimientos básicos de la Hª de la Literatura a base de analizar y comentar algunos textos clásicos bien seleccionados. Los hay muy amenos. Si no se hace durante el período de la ESO, ¿cuándo se hará?

    En Primaria, sobre todo, y también en la etapa posterior los alumnos leen, salvo contadas excepciones, obras completas actuales – generalmente cuentos y novelas - que tienen muy en cuenta los intereses de estas edades. También es frecuente llevar a escritores de literatura infantil y juvenil a los colegios.

    Que en las casas hayan libros, revistas y diarios y personas que tienen el hábito de la lectura también facilita mucho las cosas... Pero cuando se pasan encuestas a los alumnos de las horas que pasan delante de la TV te llevas las manos a la cabeza...

    Besos de esos, ya sabes

    ResponderEliminar
  19. Pues no sé yo... de una lectora empedernida con tres vástagos tratados de la misma forma, sólo uno ha heredado mi afición. Los otros dos son sólo lectores ocasionales. Eso sí, afortunadamente tampoco son muy televidentes que digamos.
    Generalizar no acostumbra a ser acertado, cauno es cauno y sus caunadas no?

    ResponderEliminar
  20. A Cristal00k:

    Algo parecido podría decir de mis, también, tres vástagos en cuanto a la lectura. Del consumo de TV no puedo decir lo mismo que tú...

    Gracias por hacer de nuevo acto de presencia después de añorar tu ausencia, pero no debes exigirte hacer deberes atrasados.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  21. No hay exigencia alguna por mi parte amigo. Es puro plaisir...
    Y me quedo con las ganas en ese de Oz..., al que admiro sinceramente, pero no tengo ganas de liarla como de costumbre.

    ResponderEliminar
  22. A Cristal00k:

    Cuando escribí esta entrada te tuve muy presente y recordé lejanos debates con el eco adormecido...

    Es evidente que las cosas no son blancas ni negras.

    ResponderEliminar
  23. Anónimo12:20 a. m.

    sin lugar a duda nada es perfecto.

    ResponderEliminar