domingo, marzo 22, 2009

LA GRAGEA Y EL MICRORRELATO: AMOR Y CONFUSIÓN

Dedicada a Augusto Monterroso, siempre

Soñó que dormía con él
y al despertar con el alba
se encontró entre sus brazos
y confundidos los muslos.

Desde entonces
no cree en los sueños:
ha perdido su identidad
.
.
Fotografía: Google

19 comentarios:

  1. Qué le dure.
    Monterroso es grande.

    ResponderEliminar
  2. Tendrá que pasarme algo así para que deje de ser una soñadora?
    mmmm vale la pena perder la identidad...

    Preciosa gragea Luis...ya las estaba extrañando.

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Bellísima gragea. No es mala manera de perder la identidad, esta.
    Un saludo. Te añado a mis enlaces, ¿vale?
    Izaskun

    ResponderEliminar
  4. Ahora tendrá menos sueños pero más sueño por la mañana. Cosas de la identidad

    ResponderEliminar
  5. Con esas grageas literarias no hacen falta las medicinales. Gracias. Saludos. Carmen.

    ResponderEliminar
  6. Le veo un cierto aire de cuidado con lo sueñas porque puede hacerse realidad... pero me quedo con la brisa hermosa: la confusión de los muslos, la pérdida de la identidad...
    Refrescante...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Perder la identidad es fácil, sobre todo en los sueños, aunque también en la realidad. Muy buena gragea, Luís Antonio, breve(al estilo de Monterroso) pero llena de contenido. Muy acertada la elección del cuadro de Botticcelli, uno de mis pintores favoritos de todos los tiempos. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. COMPARTIMOS AFICION, MONTERROSO, MICRORELATO LLENO DE CONTENIDO, UNA NOVELA EN UN PAR DE LINEAS Y SED DE MAS...
    UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  9. A Dr. Krapp:
    ¿Qué es lo que ha de durar, Dr.?
    Lo de Monterroso sí lo he entendido y lo comparto

    A Mara y Cuyá:
    Me parece que sólo te has quedado con una dimensión de la gragea. Eso quiere decir que no he sabido expresarla bien en su doble faceta. La clave está en el titulo, pero el significado es un tanto oscuro...
    Besitos

    A Siempreconhistorias:
    Encantado en saludarte y muchas gracias, Izaskun

    Al Dr. Vitamorte:
    A veces vale la pena el cambio, ¿no?
    Lo de perder la identidad, mientras sea para mejorar...

    A Carmine:
    Gracias a ti por la visita.
    Un abrazo, Carmen

    A Borraeso:
    ¿Qué es eso de “le veo”? Fuera tuteos o te “borro”...A lo mejor me tratas de Vd. por lo del cambio de identidad...
    Un abrazo

    A Cristal:
    Me encanta tener tantas coincidencias contigo porque, si de algo no dudo, es de tu buen gusto...
    Otro beso

    A Groucho:
    Te has olvidado del Barça, ¿no?
    Encantado en compartir ideas y aficiones. Así uno no se siente tan raro...
    Otro abrazo

    ResponderEliminar
  10. Está bien lo de gragea, sí, para designar al microcuento. Me ha gustado.

    ResponderEliminar
  11. A Flavia:
    Gracias por tus palabras.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Luis, no dudo que tú lo has expresado tal cual lo pretendías.
    A veces no necesitamos un bosque y un solo árbol es el más importante.

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Cuanto dices con tan pocas palabras¡¡¡ Eso es algo que envidiaré siempre.
    Me ha gustado mucho, Luís

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Vaya quise ser tan monterrosiano y por lo tanto escueto que quedó mi mensaje en el territorio ambiguo.
    Que dure esa pérdida de identidad si a cambio dejas de creer en los sueños, puros monstruos de la razón.

    ResponderEliminar
  15. A Mara y Cuyá:
    Te lo digo confidencialmente, en realidad es la gragea la que sueña con el microrrelato monterrosiano para ver si se “contamina” de todas sus virtudes. Y el precio que tanga que pagar es lo de menos...Lo demás ya lo inventó San Juan de la Cruz....

    A Novicia Dalila:
    Gracias. Yo también admiro a quienes tienen esas virtudes, pero eso no impide disfrutar igualmente a quienes tienen el verbo más extenso, pero añaden simpatía, naturalidad y confidencialidad ponderada...
    Besos

    Al Dr. Krapp:
    Algo así interpretaba, pero traiciona tantas veces la imaginación...

    ResponderEliminar
  16. Interesantísimo el microrrelato y también esa ecuación última que cifras entre creer en los sueños y la identidad de uno mismo.

    ResponderEliminar
  17. El sueño,cuando se alcanza, deja de serlo, ¿no?

    ResponderEliminar
  18. La verdad es que me encantan todas tus entradas las que dedicas a grágeas de palabras, y me estoy dando un atracón de ellas jajajaja.

    Bellísimos todos tus textos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. A María:
    Espero que no te indigestes. Los excesos... ya sabes.
    Besos.

    ResponderEliminar