domingo, marzo 01, 2009

"ELLAS NO HACE FALTA QUE SEAN SABIAS: BASTA QUE SEAN DISCRETAS”

Santuario de Torreciudad (Barbastro)

Todas las religiones – unas más que otras – acostumbran a relegar a la mujer a un papel de madres y a desconsiderarlas como personas capaces de desempañar similares funciones a las de los hombres. Esto ha sido así secularmente y en la actualidad, aun habiendo habido cierta evolución, poco han cambiado las cosas. Incluso instituciones de carácter espiritual contemporáneas vienen relegando a la mujer a ese papel reproductor y meramente servil. En el libro emblemático del Opus Dei, Camino, podemos encontrar evidencias de lo expuesto. Me limito a reproducir un punto de este libro y la respuesta que dio su autor a una cuestión que en su día se le planteó sobre el contenido del mismo.

Camino 946: «Si queréis entregaros a Dios en el mundo, antes que sabios —ellas no hace falta que sean sabias: basta que sean discretas— habéis de ser espirituales, muy unidos al Señor por la oración: habéis de llevar un manto invisible que cubra todos y cada uno de vuestros sentidos y potencias: orar, orar y orar; expiar, expiar y expiar»

(Al parecer, no ha tenido mucho eco esta consideración espiritual porque nadie ignora que hoy el nº de alumnas matriculadas en la Universidad española supera al de alumnos. Curso 2006/2007: 54,3%)

Ante una pregunta sobre el tema en 1972, Mons. Escrivá de Balaguer respondió
:«Cuando yo escribía eso tenía muy presente el ambiente de la universidad en el mundo. No lo cambio, quedará así, pero en este momento os debo una explicación: yo no tuve más que una condiscípula, que era parienta mía, por cierto; era la única que había en la universidad, en la Facultad de Derecho. Y había otra en Medicina […] No se comprendía en aquella época.

Yo no he despreciado nunca a la mujer, hubiese sido despreciar a mi madre y a las vuestras y a la Madre de Dios. Yo tengo el concepto más alto de la mujer. Sé que podéis dar la vuelta a todas las criaturas que tenéis alrededor, si sois buenas cristianas y sois alegres, porque talento os lo ha dado muy grande Nuestro Señor. De modo que entiéndelo ahora de otra manera»

26 comentarios:

  1. El otro día entré en la web del Opus y copié ese mismo "versículo" luego no lo comenté por miedo a... los desconocidos.

    ResponderEliminar
  2. Sin comentarios, hay cosas que se comentan solas.CAVERNICOLAS.
    UN SALUDO...
    PD. CADA VEZ ME CABREAN MAS LOS MEAPILAS INTRANSIGENTES.

    ResponderEliminar
  3. No hay más que leer las epístolas de Pablo de Tarso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Cuando estaba en la facultad , allá por 1983 unas chicas del Opus hacían apología y me quisieron captar, yo hui, como quien lleva el demonio, nunca mejor dicho. Carmen.

    ResponderEliminar
  5. Cuando estaba en la facultad , allá por 1983 unas chicas del Opus hacían apología y me quisieron captar, yo hui, como quien lleva el demonio, nunca mejor dicho. Carmen.

    ResponderEliminar
  6. Hace un par de semanas, pecisamente, vi la pelicula Camino de Fesser. Y el papel de la mujer, ciertamente en las casas del Opus es el de meras criadas.

    ResponderEliminar
  7. Monseñor, no lo aclare que oscurece...no sólo discretas, también alegres y buenas cristianas.

    Un abrazo Luis

    ResponderEliminar
  8. Ah Monseñor...me quedó una preguntita ¿También tenemos que ser modestas? Porque yo quiero contarle que con mucho esfuerzo he desarrollado varios talentos y para peor me siento orgullosa de ello.
    Además soy tan necia que nunca tuve como objetivo dar vuelta a todas las criaturas que tengo a mi alrededor, desperdiciando entonces todo mi empeño y ese regalo divino.
    No tengo salvación!!!

    ResponderEliminar
  9. Y encima le dedican una calle en Zaragoza.
    En http://www.opuslibros.org/Index_libros/guia_general.htm
    se pueden encontrar cosas interesantes sobre el Opus escritas por quienes pasaron por allí y lo dejaron.

    Gracias por tu visita y tus palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. No solo se lo hacen a las mujeres, a todo el que swe cruce en su camino, "Camino" gran película

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Puedo opinar sobre el Opus porque he me ha salpicado cerca. Lo considero sectario y excluyente. Mientras comulgas con la Obra eres el mejor, te lo dan todo, pero que no se te ocurra recular y replantearte el postulado porque te lo quitan todo y te pueden hacer la vida imposible.
    Son todo fachada, como los testigos de Jehová... Mucha pose, muy buenas palabras, amor, unión, calor familiar.... pero de puertas para afuera. Me parece estupendo que alguien militen en estas cosas si le hace más feliz, pero a mi no me convencen en absoluto. No me fío un pelo.

    Un beso, Luís.

    p.s. Cuando tenga más ratito paso a leer el post del quijote. Es que ahora no puedo.

    ResponderEliminar
  12. Hay que ver, y después son los primeros en criticar a los musulmanes por la condición de sus mujeres!!

    Hipocresia y fanatismo la hay en todos sitios.. por desgracia.

    Besitos mi querido Luis

    ResponderEliminar
  13. Seré discreta para intentar no ser maleducada... Estas cosas me sublevan... Pero sólo pido una cosa: que vivan dejando vivir...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Muchos caminos que llevan al infierno están empedrados de las mentirosas palabras de los siniestros Tartufos. Podría estar escribiendo durante 48 horas seguidas sobre las mentiras y canalladas de la Santa Obra que conozco en primera persona. Prefiero callarme.

    ResponderEliminar
  15. ¡Ay, Luís Antonio, con el Opus hemos topado! Esas doctrinas tienen el poder de provocarme un subidón de feminismo que pone en peligro mi salud. Tendré que ser "discreta" y no soltar por la boca todo lo que pienso de Monseñor. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  16. A mi me pasa lo que a mi tocaya, si suelto por la boca todo lo que pienso del clero, sea del Opus, o no... pierdo el oremus...
    No hace tanto que las mujeres no podíamos cantar en un coro porque contaminábamos el aire, y que se ponía en duda por la Santa Madre Iglesia si teníamos alma... entre otras lindezas...
    Y nada ha cambiado, son los mismos perros con distintos collares (y lo de perros, para mí nunca mejor dicho). Sólo han cambiado el discurso y lo han adaptado a los tiempos, a ver si consiguen no perder "clientela"...
    Y no sigo, que me pierdooooooo Luis Antonio, y este no es mi espacio si no el tuyo.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  17. A TODOS: No albergaba ninguna duda, pero todos vuestros comentarios me han confirmado la opinión que me merece esta institución y que no es mejor ni peor que la vuestra. De joven leí "Camino" y, al comentarlo con un amigo, me ofreció como antídoto la lectura de otro libro: "Contrapunts al camí" de Mosén Josep Dalamau, cura de Gallifa (Barcelona) y que estuvo prohibido durante muchoa años. Este libro más ciertas experiencias personales me aclararon las dudas y, desde entonces, observo que el Opus Dei -en su día aparentemente vanguardista- se ha ido quedando en el ala más ultraconservadora de la Iglesia Católica ejerciendo una perniciosa influencia en el Vaticano que, en gran medida, ha contribuido al alejamiento de muchas personas que creian en los valores evangélicos más esenciales: estar simple y llanamente con las más necesitados... Amén

    ResponderEliminar
  18. Rectificación: El autor del libro "Contrapuntos al camino del Opus Dei" es Josep Dalmau (y no Dalamau como he escrito erróneamente)

    ResponderEliminar
  19. En cualquier caso, en la religión católica y casi en cualquier religión, y el casi lo pongo por si hay por ahi algún caso que desconozco, el papel de la mujer ha sido siempre el de una acompañante que debe dedicarse exclusivamente a seguir como fiel acólita al hombre, algunos dirán que eso es debido al papel de la mujer entonces pero yo creo que es más debido al miedo de algunos hombres a compartir su rol.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Iba a decir lo mismo que Tumulario; se me adelantó. El Opus es el Opus; ya no secta sino apología de... me voy a callar no vaya a ser que me persigan. Y lo mismo algún día con tanta crisis interesa meterse para que nos suban a lo más alto (pero no a los cielos, jajaj). Pero el papel de la mujer es un tema que no difiere mucho del que juega en otros sitios... También creo que son dos temas distintos.
    Al menos por los libros que tengo de aquella asignatura, cómo se llamaba, de mis tías y tal.
    Y porque cuando era pequeña y bajaba las escaleras del cole de cuatro en cuatro siempre había una monja abajo esperándome que me preguntaba si era una señorita o un caballo, y me mandaba subir de nuevo y volver a bajar "como Dios manda", y yo lo hacía por si me veía... alguien. Así estaba de delgaducha, jaja.

    ResponderEliminar
  21. Miento, no decía caballo sino potrillo salvaje, la verdad es que mi nick actual no difiere mucho. Y el colegio ese creo que es el mejor de los tres a los que he ido (ninguno del Opus) y con unas técnicas que de tan novedosas aún asombran a día de hoy.

    ResponderEliminar
  22. ¿me permites que conteste con un poema?

    MUJER SABIA

    Mujer sabia
    no pidas perdón por lo que sabes.
    Además de sabia, maga,
    desapareces tus encantos en el bosque
    y te apiadas de los dioses menores
    que sólo tú te encargas de ensalzar.
    Atrévete a ser libre y sana,
    sin verrugas en el alma,
    saberte ser,
    que no eres del rebaño,
    que no eres la tetera de una mesa de burdel.

    15 de junio de 2007.

    ResponderEliminar
  23. Respecto al título: falta el "y que lo parezcan". Como la mujer del César, que no era del Opus, que yo sepa.
    (No defiendo al Opus, sino que denosto el papel que ha jugado la mujer durante toda la historia; hoy en día se ha pasado ya en algunos temas al otro extremo, cosa que tampoco me agrada en absoluto, como lo de las amenazas de mujer a hombre o de hombre a mujer, y todo el absurdo extremo al que están llegando las y los feministas confundiendo el culo con las témporas, pero esa es otra historia).

    ResponderEliminar
  24. A "gai56":
    Bello poema cuyo contenido comparto. Gracias por tu visita. Saludos

    ResponderEliminar
  25. Fauve:
    Ahora me he perdido...

    ResponderEliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar