sábado, octubre 27, 2018

Debate: CATALUÑA, UN OCTUBRE DESPUÉS








La teoría sobre cómo moderar un debate es conocida: distribuir el uso de la palabra de manera equitativa entre los participantes en la mesa y saber poner orden en el caso de que todos quieran hablar a la vez. El moderador, además de mostrar una imparcialidad con los ponentes de la mesa, también debe garantizar que se hable de lo que se ha planteado sin desviaciones hacia otros derroteros Y por si eso fuera poco o baladí, el moderador también debe controlar al público asistente en el momento de los ruegos y preguntas. 

El debate que me tocó moderar el pasado jueves 25, y como era de prever, dada la naturaleza temática del mismo, despertó ideas y sentimientos confrontados tanto entre los ponentes como entre el público asistente y no fue fácil aplicar la teoría expuesta anteriormente. Afortunadamente no me contagié de los sentimientos exaltados de algunas personas del público a las que en más de una ocasión hubo que recordarles que respetasen las reglas y  guardasen las formas.

El debate sobre CATALUÑA, un octubre después pretendía hacer una reflexión sobre ese episodio. Con este propósito se invitaron a cuatro personas de diferentes ámbitos ideológicos. El representante de ERC, Isaac Albert,  ni se presentó ni se disculpó. ¡Allá él! Sí lo hicieron los tres restantes:

Elàlia Reguant (CUP), diputada del Parlament de Cataluña, licenciada en Matemáticas y actualmente regidora del Ayuntamiento de Barcelona,  justificó el episodio del 1 - O y puso de manifiesto las profundas convicciones antioligarquícas y anticapitalistas que caracterizan a su partido. Trató de legitimar el hecho de ser independentistas y no regateó críticas a la Monarquía y a la represión policial del 1 - O. A pesar de la contundencia de sus palabras, sus formas fueron moderadas y en el momento más animado del acto, mostró una actitud más receptiva que participativa.

Antonio Robles (CIUDADANOS), profesor de Filosofía, periodista y fundador de algunas asociaciones, ex secretario general  de Ciudadanos,  se mostró muy crítico con el nacionalismo catalán que se venía gestando desde hace tiempo llegando al extremo de considerar a Jordi Pujol como un alumno aventajado de Franco porque uno y otro identificaron  respectivamente a España y Cataluña con su propia ideología.  Criticó, igualmente, el adoctrinamiento que se imparte en la escuela catalana, la parcialidad de algunos medios, la política lingüística y la manipulación del pasado y del presente. También hizo una firme defensa de la Constitución Española. 

Joan Coscubiela, secretario general de CCOO (1995-2008) y diputado en el Congreso (2011-2015) tuvo una participación lúcida, matizando que estaba a título personal sin ánimo de representar a nadie más que a él mismo. Sitúo el conflicto catalán dentro de un contexto más amplio al que denominó "crisis mundial". Manifestó que el conflicto España/Cataluña obedecía a un problema viejo de encaje de esta comunidad en el conjunto del Estado por incompetencia y falta de diálogo entre ambos gobiernos. Hizo votos por desinflamar el conflicto y  buscar una solución en lugar de avivar el fuego. Aunque con otras palabras vino a repetir la frase que tiempo atrás pronunció en Congreso de los Diputados. "Estoy aquí porque mis padres me enseñaron a luchar por mis derechos. No quiero que mi hijo Daniel viva en un país donde la mayoría pueda tapar los derechos de los que no piensan como ella". Sin duda alguna,  fue el orador más aplaudido por los asistentes. 

P.D. Joan Coscubiela, durante el debate, acariciaba un libro que acaba de publicar. Se titula Empantanados: Una alternativa al sóviet carlista . En un momento dado lo tomé en mis manos y echando una ojeada rápida tome nota de este fragmento: ¿Es posible superar el empantanamiento de la situación actual? A la incapacidad de gestionar las grandes ilusiones y expectativas creadas por el independentismo se ha sumado el inmovilismo del Gobierno del PP y la reacción del españolismo más rancio e intolerante, en un cóctel de difícil digestión del que solo se saldrá pactando el desacuerdo."




21 comentarios:

  1. Veo en las palabras de Coscubiela una voluntad noble de desintoxicar el panorama político. Ahora se trata de esto, de apaciguar, de no abrir más la brecha social que han creado con tanto enfrentamiento y mala fe. Tengo, sin embargo, muy pocas esperanzas. ¿He dicho pocas esperanzas?, perdón, quería decir que no tengo ninguna esperanza. Me da mucha pena toda esta mala calidad democrática.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no haya motivos para alumbrar un atisbo de esperanza, hay que confiar en que a partir de ahora, las cosas tienen que ir a mejor o, al menos, no a peor.

      Saludos cordiales, Francesc

      Eliminar
  2. Me quedo con las palabras de Francesc pero con la fe y la esperanza que se puede y se debe solucionar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La solución debe venir del diálogo y sw las ganas de superar esta situación por bien de todos, sin exclusiones...


      Un abrazo, Pedro

      Eliminar
  3. Eres la persona idónea para moderador, un hombre de talante conciliador como tú, buena prueba de ello nos das en esta bitácora.

    Estos días vengo observando sobre el cielo de La Casa de Campo (Madrid) la llegada de bandadas de grullas, pues han dejado su HOGAR de la Europa septentrional, huyendo del durísimo y yermo invierno escandinavo, para retornar a su HOGAR en la Europa meridional, buscando el sustento que les procura el invierno ibérico.

    Me pregunto, caso de que estas bellas aves tuviesen voz en alguna fábula (no en las de Leonardo da Vinci, muchas un tanto fundamentalistas en los tiempos que corren), sigo, qué dirían estas grullas transfronterizas de estos nacionalismos que padecemos…

    En cualquier caso, desde la considerable altura a la que vuelan (nos sobrevuelan) estas aves, se deshacen todas las fronteras, desaparecen muchos “ismos”. Solo se contempla una tierra que convive con el mar. Tiene que ser una hermosa visión.

    Un abrazo, querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De un tiempo a esta parte vengo soñando con fronteras y muros que se caen y con puentes que se tienden y nos acercan a los demás. Las grullas saben mucho de las bondades de un mundo abierto para el disfrute de todos.

      Un abrazo, amigo Paco

      Eliminar
  4. Interesante encuentro. No dudo de que Coscubiela fuera el más lúcido pues le he oído en otras ocasiones y me parece objetivo en su análisis. Creo algo menos en que se pueda "desinflamar" a corto plazo porque lo que sigue ocurriendo en Cataluña, alentado desde la Generalitat,propicia el enfrentamiento social. El responsable de recuperar la convivencia debe ser el Sr. Torra, como president del govern, y ya escuchamos sus nada pacíficos discursos.

    Salud, Luis Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso dice Coscubiela que hay que desinflamar el conflicto para salir del empantanamiento.

      La cuestión es si sabremos hallar el "medicamento" que cure la hinchazón y el producto idóneo que desatasque este conflicto que nos divide y llena de dolencias.

      Los que vivimos aquí no somos ajenos al problema que nos divide. También tendremos que asumir esa responsabilidad y actuar en consecuencia.

      Un abrazo, Fanny

      Eliminar

  5. Quiero poner de manifiesto en este comentario lo mucho que me asombro de tu tesón Luis Antonio, y el buen hacer en la causa catalana, con toda la problemática que la misma encierra y que tú en todo momento has tratado de darle el sitio que le corresponde con una ponderación de equilibrio y sin estridencia ni posicionamiento desenfocado, antes bien, tangible y pragmático cuidando de no herir susceptibilidades y procurando entender todos los posicionamientos, directos, antagónicas o más radicales…De ahí que esa mesa que has moderado habrá brillado con esa eficiencia que sólo pueden aportar los seres completos…no apasionados y capaces de dar cauce a todas las sensibilidades. Te admiro Luis Antonio. Un abrazo y esta poética reflexión…
    El bien que brilla en la oscuridad
    Iluminará la causa de los ahora ciegos.
    Y aquellos que pueden ser lo serán
    Cuando acaten la realidad del presente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría, vanitas/vanitatis, hacerme merecedor de tus generosos elogios, estimado Dionisio.

      No sé si brilló o no la mesa, pero en ella y en el público estaban todas las tendencias ideológicas que hay en el conjunto de la sociedad. Contrastar opiniones y emociones fue enriquecedor.

      Me quedo con ese verso tan bien intencionado. "iluminará la causa de los ahora ciegos"

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Lo más importante es eso mismo, el hecho del debate. Cuánto deseo que se reconduzca todo hacia la palabra de verdad, sin retóricas ni consignas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando la "palabra de verdad" impere, será más fácil el acuerdo.

      Eliminar
  7. Todo debate enriquece...

    Soy de la opinión de Joan, hay que desinflamar el conflicto... para ello hay que buscar mecanismos de acercamiento y diálogo y no de alejamiento y ruptura de conversaciones...

    En estos momentos, la parte nacionalista está muy debilitada por dentro y hacia afuera... hay cambio de posición en algunas de las fuerzas que lo integraban y otras no saben ni dónde están ni dónde van ni cómo van a salir del charco en el que se han metido... pero ante esa realidad, quienes están ahora en una posición de fuerza (no nacionalistas) deben actuar con mesura, tranquilidad, ponderación, humildad y generosidad... deben buscar, a través del diálogo, un acuerdo o pacto que no implique rendición y victoria, porque si van por ese camino la "guerra" nacionalista durará siempre...para perjuicio de tod@s...

    Mayéutica por favor... Mayéutica...

    ¿Quién tiene más éxito, el bando que destruye a su oponente o el que lo convierte en su aliado?

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de sabias, tus palabras son ejemplarmente bien intencionadas. Y qué decir de la filosofía socrática que sugiere un diálogo metódico por el que el interlocutor interpelado descubre las verdades por sí mismo.

      Esperemos que la dimensión emocional no interfiera el entendimiento.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Sé que un debate moderado por ti siempre será sereno y templado porque sabes imponer tu forma de ver el mundo y exponer tus ideas con apertura de mente y sobre todo tienes una rara virtud en estos tiempos: sabes escuchar.
    En fin, no espero mucho de esa gente aunque como a anteriores interlocutores me gusta más la actitud de Coscubiela. Lo de Empantanados es un fiel reflejo de la realidad y casi podríamos recurrir al tópico del cuadro de Goya, el famoso duelo a garrotazos.

    Un cordial abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus gratificantes palabras y enhorabuena por el conocimiento que demuestras de cómo están las cosas por aquí.

      Esperemos que los garrotazos de los cuadros de Goya no salgan de su marco...


      Un abrazo, estimado amigo

      Eliminar
  9. Tuvo que ser difícil moderar el debate porque las posiciones son enconadas y estando basadas en emociones más que en razones es difícil el dialogo, sin embargo debiste esforzarte mucho para que fuera fructífero.

    Empantanados es una palabra que recuerda el estar en el barro sin poder moverse... una buena metáfora de lo que sucede hoy en Cataluña.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imaginas lo que ocurrió con mucho tino. No obstante hay que felicitar a la dirección del Centro Aragonés por organizar dicho evento.

      ¿Hasta cuándo durará el actual empantanamiento? No tengo ni idea, pero quiero pensar que lo peor ya ha pasado...


      Un abrazo

      Eliminar
  10. Mmm ...¡¡enhorabuena mi querido LUIS ANTONIO!! enhorabuena por no tirar la toalla planteando debates, complejísimos, moderándolos y en definitiva, por seguir luchando incansablemente aquí en el blog y en tu día a día por distender la tensión existente entre nacionalistas y no nacionalistas en esta Cataluña que todos queremos y cuya realidad político social tan poco nos gusta a quienes estamos en contra de todo radicalismo ideológico que fractura la convivencia, sea del signo que sea.

    Aunque un poco ausente de estos lares te dejo un montón de besos con el mismo cariño de siempre!

    PD
    Sin duda el más elegante y afable de toda la mesa eras tú ( gestual y físicamente hablando ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gentil y generosa, como siempre. Muchas gracias, María

      No estamos peor que hace una año, pero la división social y cierta confrontación solapada entre las partes siguen ahí. No siempre es fácil distanciarse del asunto...

      Lo peor, sin embargo, es que esto parece que irá para largo...

      Un gran abrazo

      Eliminar
    2. Me alegra que vuelvas a hacer acto de presencia por estos espacios. Tienes mucho y bueno que compartir, María

      Eliminar