miércoles, septiembre 19, 2018



Me imagino a los independentistas dolidos y hasta indignados con la ducha de agua fría que acaban de recibir de mano del expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien ha pronosticado en un diario flamenco que la secesión no llegará antes  de 20 o 30 años. Una generación entera. Y eso que se propuso situar a Cataluña en la independencia en solo 18 meses. Algunos dirigentes secesionistas ya han levantado el pie del acelerador: Gabriel Rufián aboga por "pinchar la burbuja del independentismo mágico" y Joan Tardá  que decía que estaba en el Congreso para unos meses, ahora ve "estúpido" creer que se puede imponer la independencia al 50% de la ciudadanía.

A los no independentistas nos congratula esta noticia y los afines ya tienen otra derrota que añadir a la que se acostumbra a celebrar durante la Diada del 11 de septiembre. Todos contentos (Esta frase pretende ser irónica pero no sarcástica. Que conste)

El Doc Krapp, al que considero un gran amigo y del que aprendo mucho, comenta esta noticia con esta memorable frase: "En 20 o 30 años, tal cómo va el planeta con el cambio climático, será más importante salvar el pellejo que agarrarse al asta de una bandera". 

No pocos seguirán con la misma "martingala". Están en su derecho. Otros derivaremos nuestra atención hacia asuntos más relevantes y prioritarios desde el punto de vista social y político. Sin obviar la lectura, claro...

10 comentarios:

  1. Pero mientras tanto han calentado a la gente, y muchos se sentirán frustrados o burlado. Qué poca seriedad en la clase política
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces un diagnóstico certero. Los políticos no miden las consecuencias de sus decisiones políticas que, por regla general, buscan el beneficio de ellos mismos.

      Saludos

      Eliminar
  2. Así es, tal y como apunta el Doctor Krapp, la cuestión de las identidades es pecata minuta comparado con el problema medioambiental, que no es algo que va a llegar… ya está aquí, ya estamos respirando veneno y muriendo por ello.

    Pero el asunto de identificarte con una estirpe, un pasado glorioso y una bandera tiene mucho más “romanticismo” que caminar bajo un cielo sucio y contaminado. Al fin y al cabo la polución nos mata lenta y silenciosamente, mientras enarbolamos banderas y entonamos cánticos.

    Y como te comenté alguna vez, ¿se echará la gente a la calle para exigir mayor respeto y cuidado al medioambiente? NO.

    Cuídate de los malos aires, Luis Antonio ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Romanticismo y emociones patrióticas/patrioteras a raudales...Los problemas serios que nos afectan a la inmensa mayoría son relegados en beneficio de las soflamas y ondear de "senyeres" cuatribarradas con la estrella independentista...

      Espero que algún día se echen a la calle en defensa de algo que nos afecta a todos: el medioambiente

      Me cuidaré y trataré de distanciarme de estos asuntos tan cansinos...

      Muchas gracias, Paco.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Muchas gracias por la referencia a mi persona.
    A veces ésto me recuerda a un canódromo, un circuito donde los galgos corren como locos tras una liebre...artificial.
    Estoy viendo la serie documental Cosmos en la revisión que hizo Neil DeGrasse de la mítica de Carl Sagan. Cuando uno oye hablar de cúmulos de galaxias, de cometas, de agujeros negros, de la curvatura espacio/tiempo. De física cuántica de la composición del átomo etc... y como en general todo lo más grande se relaciona con lo más sencillo, se empieza a entender hasta que punto vamos detrás de liebres artificiales como los galgos en vez de ir a una cosmovisión que nos integra y no nos separa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Referencias muy merecidas, Doctor Krapp.

      Me apunto lo de "liebres artificiales". Si al menos fuesen de las auténticas...


      Lo he dicho y lo repito - una manera obligarme - voy a intentar desconectarme del tema de "marras"...

      ¿Seré capaz?

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Puigdemont dice una cosa en esta entrevista y OTRA diferente el la entrevista siguiente , Puigdemont esta " mareando la perdiz " para seguir viviendo como un Rey en el palacio de Waterloo , que no se quien lo paga pero si se que NO lo paga EL . Abrazos virtuales LUISANTONIO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que algo de eso hay...Y de las contradicciones de unos y de otros podríamos escribir largo y tendido...

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Creo que están tomando conciencia de su precipitación y de las muchas meteduras de pata que cometieron... creo que lo mejor sería aprovecharlo para el enfriamiento del "proceso" y la apertura de un diálogo constructivo que ayude a abrir horizontes comunes y a cerrar las heridas que ha producido el conflicto...

    Es mi humilde opinión...

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá sea así. Algo de enfriamiento se intuye...Apoyo el diálogo. No hay otro camino más civilizado. Las heridas, ojalá me equivoque, tardarán en restañar...

      Un abrazo

      Eliminar