martes, agosto 01, 2017

DIEZ RAZONES PARA UN ESTADO CATALÁN




Descubrí este texto en el blog LA CÀRREGA (5 de agosto de 2015) de Toni Soler i Guasch (Figueras, 1965). Periodista, productor de televisión y escritor catalán bastante conocido. Me pareció interesante para plantearlo como debate. Vosotros, amigos comentaristas, tenéis la palabra. Por supuesto, también aportaré la mía.

1.  DEMOCRACIA. El crecimiento del independentismo es un fenómeno muy transversal, masivo y totalmente pacífico. Es absurdo negar esta realidad y, como en Escocia, lo más lógico es que una cuestión tan importante se dirima en las urnas. No es cierto que los referéndums fracturen a la sociedad. Al contrario, si la cuestión se cierra en falso con la mera aplicación de la ley, nos abocamos a un escenario de frustración, reproche y ruptura emocional. El independentismo ha señalado por activa y por pasiva que respetará el veredicto de las urnas. Esa apuesta radical por la democracia es una de sus fortalezas.

2.  DIGNIDAD. Muchos catalanes, con independencia de su perfil identitario y su ideología, se han sentido agredidos desde que el tribunal constitucional anuló el Estatuto de Autonomía de 2006, aprobado en el Parlament por 120 votos (de 135) y refrendado en las urnas a pesar de que el Congreso de los Diputados se cepilló (en palabras de Alfonso Guerra) parte de su contenido. La independencia supone la garantía plena de que el futuro de Cataluña y su gobierno estará en manos de sus ciudadanos.

3.  SOBERANÍA. La autonomía de Cataluña está, en la práctica, intervenida. Políticamente, buena parte de sus atribuciones han sido bloqueadas con leyes y decretos; financieramente, depende del techo de déficit impuesto por el ministerio de hacienda. Además, el gobierno del PP ha utilizado al tribunal constitucional a su antojo, bloqueando, en el último año, medidas aprobadas por el Parlament catalán como por ejemplo el impuesto sobre depósitos bancarios, las medidas contra la pobreza energética y diversas tasas medioambientales.

4.  DIVERSIDAD. Cataluña es, más allá del tópico, una tierra de acogida, y Barcelona una urbe diversa y cosmopolita. Un Estado catalán puede y debe ser más respetuoso que el Estado español en cuanto a la identidad diversa de sus ciudadanos, especialmente con los cientos de miles que tienen vínculos sentimentales con España. Si la independencia la construimos entre todos, el futuro Estado catalán será la garantía de una relación próxima y fraternal con los pueblos de España, con Europa y con todo el mundo. Esto incluye la oficialidad de la lengua española y el respeto hacia el resto de idiomas que se hablan en Cataluña.

5.  LENGUA. La lengua y la cultura catalanas han sufrido siglos de persecución e incluso ahora se encuentran amenazadas por fenómenos nuevos como la globalización, la inmigración, los ataques al modelo educativo y la preeminencia del español y el inglés en los grandes canales de comunicación y difusión cultural. Un Estado catalán puede ayudar a mejorar el conocimiento del catalán, ayudar a los creadores locales, mejorar el status de nuestra lengua propia y su reconocimiento internacional, escamoteado aún hoy por las autoridades españolas en todos los ámbitos, incluyendo el académico.

6.  SOLIDARIDAD. Cataluña necesita aprovechar el esfuerzo fiscal de sus ciudadanos, como cualquier territorio soberano del mundo. Todos los estudios publicados sobre la cuestión de las balanzas fiscales demuestran que los ciudadanos de Cataluña reciben una inversión pública muy por debajo de su aportación fiscal. Aún manteniendo una cuota de solidaridad con el resto del Estado español (libremente acordada), el gobierno de una Cataluña independiente podría disponer de los recursos necesarios para garantizar el estado del bienestar, mejorar infraestructuras, ayudar a sectores clave como investigación, cultura, educación…

7.  REGENERACIÓN. Cataluña, como el resto del Estado español, se encuentra en un escenario de fin de régimen, y se ha visto azotada por graves casos de corrupción que cuestionan el modelo surgido de la transición democrática. La revolución pacífica del independentismo ha puesto patas arriba el sistema catalán de partidos; la construcción de un nuevo Estado es una ocasión única para acometer una nueva etapa basada en la regeneración democrática y la exigencia de transparencia y honradez en el servicio público. Esto incluye la persecución de todos los fenómenos de corrupción pasados y presentes.

8.  AUTOGOBIERNO. Un proceso de independencia está lleno de incógnitas. Pero la actual situación nos lleva a la certeza de que, si este proceso fracasa, la autonomía catalana quedará tutelada y se consolidarán las injusticias y la discriminación que hasta ahora hemos denunciado. Los grandes partidos españoles apuestan por ajustes constitucionales que blinden las competencias del estado y armonicen las atribuciones de las autonomías. Se trata de una reacción centralista con alguna concesión federalizante, como la reforma del senado.

9.  VECINDAD. Nada impide a un futuro Estado catalán llegar a fórmulas de cooperación con el territorio español, incluyendo la confederación si ambas partes lo acuerdan y lo refrendan democráticamente. Mientras la relación bilateral sea en pie de igualdad, todo lo demás es planteable, aún más si ambos territorios pertenecen a la UE. La independencia es una oportunidad para empezar de nuevo y cooperar con el proceso constituyente que reclaman los sectores más dinámicos de la izquierda española.

10.REPÚBLICA. Queremos un Estado de derecho, republicano, laico, de ciudadanos libres, que renuncie a privilegios trasnochados y que demuestre a las élites económicas y mediáticas que la gente -a través del sufragio- está al mando de su propio destino.


21 comentarios:

  1. Ángel de San Martín Tudela1:50 p. m.

    Lo que dice no repugna, el problema es el modo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco a Toni Soler y no me cae mal, al margen de que podamos discrepar o no sobre determinadas cuestiones. He elegido sus "razones" porque se diferencian de las de otros que no tienen, ni por asomo, el estilo con que las expone él.

      Eliminar
  2. No recuerdo si ya en alguna otra ocasión he dicho en este espacio lo que voy a decir a riesgo de repetirme. Los " verdaderos " independistas son los de IR de Cataluña puesto que en dos ocasiones sus máximos dirigentes Francesc Macia en 1931 siendo presidente de la Generalitat y Lluis Companys en 1934 siendo también presidente de la Generalitat proclamaron uno es Estad Catalá y el otro La Republica Catalana , en ambas ocasiones aquello duro escasos días porque el entonces gobiernos de La Republica Española mando a Cataluña a los ministro Marcelino Domingo , Nicolau d, Oliver y Fernando de los Ríos para DIALOGAR con la Generalitat y aquello se recondujo . Pero ahora la situación es DIFERENTE , en España no hay Republica , hay un gobierno del PP y en Cataluña ademas de ERC se han " subido al carro " los "señoritos " de CIU los actuales y los anteriores ¿ porque ? pues conocidas sus " aventuras de corrupción " les INTERESA particularmente a MUCHOS de ellos SALIR de España no vaya a ser que ... Y por si esto no fuera suficiente han aparecido los que faltaban , La CUP casi nada , muy anarquistas ellos , de manera LUISANTONIO que tu y yo y cuarenta mil mas podemos sacarnos no solo 10 " argumentos " también 1000 en este sentido que lo hace Toni Soler i Guach y otros tantos en el sentido contrario , pero la REALIDAD es la que es , al PP y a los " nuevos independistas " les importa POCO la ciudadania catalana y MUCHO SUS PROPIOS OSCUROS INTERESES . Estos son mis argumentos estimado LUISANTONIO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tu comentario, estimado galanigarciah. El tema del independentismo viene de lejos y de vez en cuando se recrudece, quizás para ocultar según qué miserias...

      Ni me gusta el gobierno del PP ni el gobern de Cataluña. Unos y otros dirigentes están haciendo alarde de incompetencia y de nula capacidad dialogante y negociadora. La política bien entendida nada tiene que ver con esa actitud inoperativa...

      Como bien dices, se pueden aportar hasta 1000 argumentos en sentido favorable o contrario a lo que expone Toni Soler. Yo voy a intentar comentar uno cada uno de sus puntos y no me dolerán prendas si hay que darle la razón cuando considere que la tiene. O quitársela, claro está.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Comenzaré por punto 1: DEMOCRACIA. Esto es lo que pienso:

    El nacionalismo no puede seguir siendo una ideología transversal impuesta obligatoriamente a todos los partidos y a todos los ciudadanos. Quien lo quiera ser que lo sea, pero con libertad de elección: acabar con lo de los buenos y malos catalanes.

    En Cataluña el anuncio del referéndum sí ha dividido la sociedad en dos mitades, entre partidarios y detractores, entre los que respetan la Constitución y quienes la denigran. Ignorarlo es estar fuera de la realidad. Es cierto, eso sí, que la no celebración del mismo no restañará la fractura social.

    ResponderEliminar
  4. Yo también tengo mis razones

    1. Creo que España debiera plantear de forma seria el acercamiento a Portugal para tener mayor fuerza en la UE, es decir, creo que debiéramos crecer, no menguar.
    2. Creo que los españoles tenemos derecho a decidir sobre nuestras fronteras y siento Cataluña como una región de mi país, España. Y este es un sentimiento, por lo menos, tan legitimo como el que piensa lo contrario
    3. Pienso que el independentismo apareció con la crisis y con la salida de Artur en helicóptero de la Gen. Y no con la firma de un Estatuto que nadie ha leído y que, creo, nadie sabe los artículos que se vetaban, como el del tema del agua, por ejemplo.

    Datos del CEO en porcentaje de favorables a la independencia.

    2005 13.6%

    2010 (Estatut -TC) independentistas 19,4%

    2011 (Asalto al Parlament) independentistas 24%

    2012 De 20% a principio de año a 44% al final

    2013 48%

    2014 47%

    2015 42%

    2016 47%

    Julio 2017 41.1%

    http://ceo.gencat.cat/ceop/AppJava/pages/index.html

    4. Un ruptura de España tendría consecuencias negativas para todos, los independentistas pintan un cuadro maravilloso, esas cosas que pintan cuando saben que no van a ocurrir (porque lo saben). Predicar y no dar, no descompone hacienda. ¿Que en unos lustros nos pondríamos al día?, sin duda, pero...¿para que hacer putadas a la gente? porque iba a ser la gente la que lo sufriese, no nos olvidemos, siempre pagamos los mismos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesantes los datos cronológicos que aportas sobre el incremento del independentismo.

      Coincide, como bien señalas, con la crisis económica y laboral.

      El independentismo promete la panacea universal y muchos, necesitados quizás de utopías y promesas, se la creen ingenuamente. Jugar con los sentimientos humanos sin fundamento alguno es cruel. Josep Borrell ya escribió un libro: LOS CUENTOS Y LAS CUENTAS DEL INDEPENDENTISMO donde desmonta las utopías económicas que prometen los dirigentes independentistas.

      Eliminar
  5. 5. El independentismo tiene prisa porque se esta acabando el ciclo de crisis y cuando la gente se mete la mano al bolso y tienen dinero y más o menos bienestar, se vuelve más cómoda y esos mensajes de "Un mundo feliz en la Cataluña independiente" tienen menos calado. No hay nada más revolucionario que la necesidad.
    6. Con perdón, los independentistas debido a la crisis y para aprovechar el momento han creado esto con mayoría del PP, no hace falta ser muy listo, ni politólogo para saber la respuesta del PP, ¿porque no esperaron un gobierno más favorable que hiciese una consulta en toda ESpaña para cambiar la Constitución?, hubiera sido factible, de verdad, posiblemente yo hubiese votado que si, que España se podía dividir y lo digo de corazón, pero no esperaron.. ¿porque se suicidan políticamente? porque nos vamos al punto tres y cinco, se acaba la crisis y el momento propicio, ¿son tontos? no, pero se acaba el momento.
    7. No va a haber referendum, porque esta vez, Mar y ano se ha puesto terco y no es un lider, es un burócrata y lo hará, lo impedirá, de una forma u otra y en esto contara con mi apoyo y digo exclusivamente en esto, aunque mi visión de España y la suya difieran radicalmente.
    8. Y principal, la pregunta que hay que hacerse para casi todo, Cui bono, cui prodest, ¿quien se beneficia de esto?. Esa es la pregunta, algunos dirán "el pueblo catalán" (y esas generalidades que se dicen cuando no hay nada que decir),y yo ante esto, lo que me sale es una sonrisa irónica, muy ironica... como decia el otro: "No jodamos, hombre..."
    9. La mayoría de gente o permiteme emplear la palabra "pueblo", la mayoría del pueblo quiere meterse la mano en el bolsillo y sacar dinero, tener una casa, atender a su familia y tener las necesidades principales cubiertas y creo que eso esta más garantizado en un país grande que en uno pequeño, porque esta más cubierto para las crisis, mira Grecia y mira España, si España tuviese el tamaño de Grecia estaríamos bastante peor, a Grecia se la puede dejar caer, a España no, porque detrás iban Francia Y Alemania, cuestión de tamaño; y si, ya se lo que dicen los independentistas, que en Cataluña independiente las crisis no llegaran porque sois mejores gestores y esas cosas, y me viene otra vez la sonrisa irónica... Idiotas, ineptos,ladrones y sinvergüenzas hay en Burgos (incluso en Gamonal, aunque parezca imposible) y en Gerona.
    Este es mi comentario en otro blog y añado que estoy en contra, no un poco, radicalmente en contra, de un referéndum para cambiar las fronteras de mi país en el que a mi se me ningunee descaramente y donde unos pocos decidan como, cuando y de que forma, por la política de hechos consumados y si nos gusta bien y si no nos gusta como dijo "el astuto" se van sin pagar (eso lo dijo el inefable Artur).

    Y si alguien dice que soy fascista, antidemocrata y esas cosas de las que nos acusan a los que piensan como yo, (después de superar la depresión que me causa esto), yo le digo que es idiota y que la democracia es más que ir a votar una cosa cuyas implicaciones no te han explicado y para querer hacer un país dentro de otro, tiene que contar de forma forzosa con el que quieres ocupar, te guste o no...es así.
    En definitiva

    ¿A quien beneficia?, esa es la pregunta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La respuesta es fácil en ESTE momento al PP y a los corruptos de Convergencia

      Eliminar
    2. Si la división de España estuviese apoyada por una mayoría considerable - no menos de 2/3 - también la aceptaría, aunque con bastante dolor, pero la democracia es eso: aceptar lo que apoyan la mayoría de los ciudadanos sea o no acertado...

      Es cierto que bastantes independentistas descalifican a los que piensan lo contrario con adjetivos como: "pepero" y "fascista". No hay que hacerles muchos caso. Ya sabemos que el insulto es el argumento de los "sin argumento"...

      Los independentistas prometen mucho, pero no explican de dónde van a sacar los recursos para conseguirlo. Mera palabrería...

      Agradezco mucho, amigo Temujin, el esfuerzo que has hecho por contestar todos y cada uno de los puntos planteados por el independentista Toni Soler.

      Saludos muy cordiales

      Eliminar
    3. Coincido con la respuesta que te da galanygarciah

      Eliminar
  6. Por favor que alguien de una puñetera vez demuestre con argumentos originales y no con lugares comunes, formas estereotipadas, códigos gastados, argumentos de perogrullo, catecismos para imbéciles, cánones relamidos, recetas requemadas y demás chorradas para obtener protagonismo y distinción que toda esa parafernalia estúpida de consignas merece algo más que una lectura apresurada o como en éste caso que nos brindas pasar de un segundo párrafo. Cosa que no he podido, aviso.
    Es una putada lo sé, que según el CIS de hace dos días solo al 2,5% de los españoles les importa el asunto catalán. Es decir a la inmensa mayoría les importa un carajo y eso es el mejor antídoto contar el exceso de patriotismo y el raquitismo mental.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prometer está al alcance de cualquiera. Los políticos al uso son grandes profesionales de las promesas. Cumplir y argumentar son otras cosas...La pena es que hay muchos cándidos que "pican"...

      Nada que objetar a tu comentario, amigo Krapp.

      No sabía que había tanto pasotismo en el resto de España sobre el conflicto catalán. Me decepciona que no consideren el problema como propio.... Ya sé que hay problemas más agudos, pero pasar de éste me sorprende negativamente.

      Un abrazo



      Eliminar
  7. Sigo comentando los puntos de Toni Soler:

    2.- DIGNIDAD

    Dignidad: Yo, partidario de la unión y no de la secesión, también me sentí decepcionado por el recorte del Estatut que había sido votado en el Parlament mayoritariamente, pero en modo alguno considero que este lamentable hecho incrementase el porcentaje de independentistas. Dudo que muchos llegasen a tener conocimiento pleno de tales recortes (de los que presumió Alfonso Guerra...)

    Que la independencia sea garantía plena de que el futuro de Cataluña y su gobierno estará en manos de sus ciudadanos es materia de fe y ya sabemos que las creencias no se pueden combatir con argumentos racionales, pero no pocos adolecemos de la convicción que caracteriza a los devotos...Me cuento entre ellos.

    ResponderEliminar
  8. 3.- SOBERANÍA

    Si el Constitucional solo ejerciese sus funciones recortando atribuciones a Cataluña, yo también alimentaría las dudas sobre su competencia, pero no es así.

    El robo perpetrado por partidos políticos y sus empresas afines desde el Gobierno central, los autonómicos y los locales, o sea la corrupción, supone a los españoles 90.000 millones de euros al año, según la Cámara Nacional de Mercados y Competencia (CNMC). De los atropellos de corrupción más sonados en la última época, todos perpetrados por el PP, cabe destacar Gürtel, Púnica, Lezo, Bárcenas, Noos, Aquamed, Taula, Guateque, Imelsa, Naseiro, Palma Arena o Auditorio, por no extendernos en varias decenas más. En la inmensa mayoría de ellos son partícipes necesarias las grandes empresas españolas.

    El dinero que se han repartido entre unas y otros sale de los fondos públicos que estaban destinados a sectores como Educación, Sanidad o Asuntos sociales, precisamente los que han sufrido los mayores recortes con la “crisis”. La pobreza es hija directa de la corrupción y algunos ayuntamientos ya están demostrando que eliminar los procedimientos corruptos elimina también la deuda.

    El pasado 9 de junio, el Tribunal Constitucional anuló por unanimidad la amnistía fiscal aprobada en 2012 por el Gobierno del PP, en un mazazo considerable a Mariano Rajoy y su ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. El Constitucional afirmaba que dicha amnistía supone una perversión que afecta “a la esencia del deber de contribuir al sostenimiento de los gastos públicos, alterando sustancialmente el reparto de la carga tributaria a la que deben contribuir la generalidad de los contribuyentes, según los criterios de capacidad económica, igualdad y progresividad”.

    Todo esto, que también es de dominio público, no quita responsabilidad al gobierno del PP que sí pone de manifiesto querer utilizar el mundo judicial a sus servicio. Otra cosa es que éste lo consienta...


    ResponderEliminar
  9. 4.- DIVERSIDAD:

    Certifico que Cataluña ha sido tierra de acogida y Barcelona, una urbe cosmopolita ejemplar, pero eso ya es historia. Para la Generalitat actual, solo hay una Cataluña: la independentista. La otra no consta...Me falta confianza, por lo tanto, para creer las promesas de que un Estado catalán acabará con esas exclusiones...

    ResponderEliminar
  10. 5.- LENGUA

    Una cosa es lo que fue, que lamento profundamente, y otra muy distinta es lo que es hoy.

    Cataluña tiene competencias en mataria de educación, sanidad, etc. La lengua catalana es vehicular en toda la enseñanza.
    La ley de Política Lingüística (1998), el nuevo Estatut de Catalunya (2006) y la ley de Educación de Catalunya (2009) han ido ampliando la protección del catalán y fomentando su uso en todos los espacios de la sociedad, lo que ha vuelto a levantar a sectores sociales y políticos en contra que dudan de su constitucionalidad.

    Que las lenguas mayoritarias: inglés, castellano, etc. estén más presentes en los medios y acaben imponiéndose en detrimento de las minoritarias es irremediable. Proteger y discriminar positivamente a las minoritarias para preservar su supervivencia me parece bien

    ResponderEliminar
  11. TE INVITO A VISITAR ESTE ENLACE. EPITAFIO PARA UN SUEÑO. NUEVA NOVELA QUE TE HARÁ CONOCER LA REALIDAD DE UNA SOCIEDAD EN DECADENCIA. LA CUBA DE LOS CASTROS. EN VERSIÓN KINDLE Y PAPERBACK. PARA LOS QUE VIVEN LEJOS DE AMÉRICA LES RECOMIENDO LA KINDLE. http://cuentos-y-algo-mas.blogspot.mx/2017/08/epitafio-para-un-sueno.html

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias, Carlos. Enhorabuena por esa nueva publicación.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  13. 6.- SOLIDARIDAD

    Por esa regla de tres, Madrid, Baleares y Comunidad Valenciana también deberían independizarse, puesto que las balanzas fiscales revelan que dichas comunidades más Cataluña son las cuatro autonomías con un balance negativo: aportan más de lo que reciben.

    ResponderEliminar
  14. 7.- REGENERACIÓN:

    ¿Alguien puede creer que los implicados en la corrupción actualmente se transformarán en combatientes de la misma por el mero hecho de pertenecer a un nuevo Estado? Los más corruptos acostumbran a ser los que más promesas infundadas hacen...Igual me dan que sean del PDeCAT que del PP...

    8.- AUTOGOBIERNO:

    Porque está lleno de incógnitas, nadie tiene derecho a "embarcar"a todo un
    pueblo en aventuras desnortadas.


    9. VECINDAD:

    Si tan predispuesto estará el Estado catalán a cooperar con la vecindad, ¿por qué sus promotores no nos demuestran, antes de llegar a ese proceso, que son capaces de cooperar ahora en pos de ese objetivo?

    10.- REPÚBLICA:
    Yo también quiero un Estado de derecho, republicano, de ciudadanos libres, que renuncie a privilegios trasnochados y que demuestre a las élites económicas y mediáticas que la gente -a través del sufragio- está al mando de su propio destino. ¿Por qué no empazamos a hacer campaña para
    transformar el que ya tenemos?

    ResponderEliminar