lunes, agosto 28, 2017

DEBATE CON UN AMIGO INDEPENDENTISTA



No es fácil entablar debate con los independentistas. Por eso me he alegrado mucho cuando un amigo, al que profeso admiración y afecto desde hace muchos años, ha respondido "al trapo" que le he enviado por WatsApp. Mi amigo A. no responde al estereotipo independentista que circula por ahí. Él es abierto, tolerante, racional... - no me ha puesto objeción alguna a que publique esta conversación informal - tiene una gran formación universitaria, conoce el mundo y ha desempeñado, y todavía está en ello, cargos de carácter institucional. Salvo que la lleve en el corazón, no me lo imagino con una barretina. Siempre ha sido una persona con criterio propio, de espíritu independiente y con mucha "mano izquierda" para sortear conflictos. De un tiempo a esta parte, es un firme defensor de la independencia de Cataluña. Me ha sorprendido, la verdad.  Confieso que me ha roto los esquemas y prejuicios que tengo sobre muchos secesionistas. No tengo claro el porqué de esta metamorfosis... Preservo su anonimato por decisión propia. Él, en modo alguno, me lo ha exigido. Que conste...  El susodicho "trapo" era un artículo que publica "Crónica Global":
¿Hay algo más insolidario que la secesión de los territorios con mayor desarrollo económico?
Mi amigo, al que llamaré A, supongo que tras echar un vistazo a dicho artículo, me responde en estos términos:
A.- Sí, la sujeción de los territorios más dinámicos por los caciques más inoperantes de los territorios que después de 40 años de subvención siguen inoperantes y se mantienen trasladando sus responsabilidades a terceros por tal de no afrontarlas por miedo a perder sus privilegios.
Yo.- Mi impresión de los de aquí no difiere mucho de la que tengo de los  que tú mencionas. Un abrazo.
A.- No es un problema de los de aquí y los de allá. Se trata del derecho de los pueblos a decidir democráticamente cómo quieren construir su futuro y no tiene nada que ver con la insolidaridad, sino con la libertad y la justicia. Un abrazo, Luis
Yo.- Ese derecho, como bien sabes, lo tienen los países colonizados. ¿Es el caso de Cataluña? (Y le adjunto este artículo:)
Cataluña no es una colonia, aunque la ley del referéndum lo diga
Los juristas de Llibertats aseguran que la ONU aplicó la autodeterminación a pueblos que en 1966 eran colonias o estaban sometidos por la dominación extranjera mediante uso de la fuerza.
A.- Naturalmente que lo es. Una nación que no puede decidir su modelo educativo, su currículo, su cultura, cómo utilizar sus recursos, que un Estatuto aprobado por las Cortes Generales y en referéndum pueda ser anulado por el capricho de los demás y un Constitucional elegido por otros ¿es o no es una colonia?...Por favor, Luis, abandona el prejuicio y piensa por ti mismo.
No estamos hablando de legalidad, sino de de legitimidad. Dime...¿Los catalanes tienen derecho a decidir sobre su tierra, sí o no?
Yo.- Pienso, pero reconozco mis límites. Por eso trato de documentarme. Te recomiendo los libros de:
Joaquín Tornos i Mas: DE ESCOCIA A CATALUÑA, REFERÉNDUM Y  REFORMA CONSTITUCIONAL, Ed. Iustel, 2015
En el mismo sentido, Manuel Medina Ortega: EL DERECHO DE SECESIÓN EN LA UNIÓN EUROPEA, Ed. Marcial Pons, 2014.
Lo que manifiestas al respecto, estimado J., será de tu cosecha, pero lo repiten muchos independentistas casi con las mismas palabras. Es un auténtico mantra.
No voy a defender al gobierno central, que me cae peor que mal, y no ignoro las deficiencias en materia territorial que hay en España, así como los agravios cometidos con Cataluña, pero si este país es una colonia... reclamo esa condición para mi provincia de Teruel.
He releído la Constitución, que en su día voté con conocimiento de causa, y no es tan mala, sobre todo si la comparamos con la francesa o con la alemana. Eso no quita que necesite retoques y actualizaciones. Digo esto porque sobreponer lo que se entiende por LEGITIMIDAD a la LEGALIDAD vigente es peligroso y crea un precedente.
A.- No pienses a través de los demás, ya sé que eres un hombre documentado, pero ...vuelvo a repetirte, no es el caso...Activa tu corazón y libremente decide el 1 de octubre el SÍ i el NO. Hazlo en libertad y lo que salga será el único mantra que debemos aceptar. Eso es lo que hacen los pueblos libres. Lo demás son excusas de  los que pretenden ser simplemente los dueños de todo, hasta de nuestras conciencia
Yo.- ⁠⁠⁠Algo que me hastía es que nos digáis  hasta la saciedad que democracia es “poner las urnas”, mientras se pisotean las normas que emanan de las urnas anteriores
Voté el 9 N  del 2014 y me arrepentí de inmediato. Aquello fue una pantomima. En las mesas, un solo color: el de los voluntarios de la ANC. No volverė a hacerlo salvo que sea legal y democrático. ¿Votarías tú en un referéndum  organizado por unionistas y con voluntarios de la misma condición presidiendo las mesas?
Bona nit, J. Gràcies per l'atenció que m'has prestat. Una abraçada
A.- Bona nit, Lluís. Seguimos filosofando otro día...pero sin "acritú" Un abrazo.
Por cierto, lo harás en el marco de una Cat. Independiente.

24 comentarios:

  1. Invitada por Luis Antonio a participar en esta "entrada", me animo a hacerlo una vez más desde mi posición política como anarquista, en mi blog hay muchas entradas que tratan el tema del nacionalismo y, por tanto, voy a intentar hacer una síntesis...

    Ha sido el cabreo de buena parte de la población ante las continuas agresiones del gobierno español, especialmente contra la lengua, junto con el deterioro de las condiciones de vida y de los derechos sociales, lo que ha espoleado el auge del independentismo. Esa es probablemente la causa principal, pero sería muy ingenuo pensar que no han intervenido otros factores, y es muy fácil percibirlos, con solo mirar entre bastidores.
    Junto al efecto multiplicador producido por un eficaz juego de disfraces entre nacionalismo, independentismo y “dret a decidir”, también la “transversalidad” ha contribuido a incrementar la multitud involucrada en el “Procés”, una transversalidad, interclasista e interideólogica, donde entrelazan fraternalmente sus manos, los precarios y los pudientes, las Grabriel y los Puigdemont, los pro-vida y las feministas, y que cuenta con cuidadas escenificaciones que la televisión convierte en grandiosos espectáculos a todo color como pronto veremos el próximo 11S.
    El auge del independentismo se debe, también, a que el Govern ha movilizado todos sus recursos institucionales, sus redes de influencia, y su arsenal mediático, afín de situar y de mantener el soberanismo en el mismísimo centro de la vida política, social, y cultural de Catalunya. El Govern supo intuir el enorme potencial de energía que yacía en la diada del 2011, y desde ese mismo momento se volcó en potenciar la movilización de una parte sustancial de la sociedad, teniendo, además, la gran inteligencia de dejar el protagonismo en manos de algunas instancias de la sociedad civil, que él mismo se encargaba, por otra parte, de publicitar y de empoderar convenientemente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es innegable que la crisis económica que vive España resulta un aliciente significativo para las actitudes independentistas. En las malas coyunturas, la ilusión de salvarse por su propia cuenta prometiendo la Arcadia ha adquirido un especial predicamento en Cataluña. Hay infinidad de personas que necesitan ilusionarse con un proyecto de país y el independentismo seduce con sus promesas. Se trata, en definitiva, de una creencia que requiere fe. Y muchos la tienen...Yo me declaro agnóstico. Los signos de debilidad de nuestro sistema político, donde la corrupción campa a sus anchas, facilita este despegó. La corrupción catalana, que también la hay, se ve con ojos más condescendientes...por según quiénes.

      Un abrazo, Laura

      Eliminar
  2. Ya sabemos que son multitud quienes asumen el nacionalismo español sin ni siquiera ser conscientes de ello, pero mucho me temo que está pasando exactamente lo mismo con quienes dicen que su independentismo ni es nacionalista, ni se expresa en clave identitaria. Porque resulta que, en el contexto especifico del “Procés”, se hace muy difícil ser independentista sin ser, al mismo tiempo, nacionalista. No digo que eso sea imposible, pero exige que se considere el “Procés” de forma totalmente instrumental, para alcanzar unos fines distintos al de su propia finalidad.
    Resulta del todo imposible, en el contexto específico del “Procés”, ser independentista sin hacerle el juego al nacionalismo, y sin excitar los sentimientos nacionalistas. Unos sentimientos que han demostrado ser tan peligrosos que, hoy, todo dios huye de esa etiqueta como de la peste. Es del todo imposible no hacerle el juego al nacionalismo, porque lo que se está planteando no es la independencia de una comarca, o de un determinado colectivo, sino de “Catalunya”, claro!, y es la independencia de esa entidad, perfilada como Nación, la que motiva la adhesión entusiasta de la mayor parte de quienes se involucran en el “Procés”.
    Es cierto que el independentismo que niega ser nacionalista insiste en que lo que persigue es, simplemente, romper la dependencia del Estado español, y que la gente variopinta, de múltiples nacionalidades y lenguas, que habita este territorio pueda decidir libremente la forma política de su sociedad. Ese independentismo repite que hoy el catalanismo no es identitario, que reivindica su impureza étnica, y que es inclusivo y abierto. Que no se trata de independizar naciones, sino, pueblos y territorios.

    Bien! Pero, ¿de qué pueblo hablamos? ¿Acaso del pueblo trabajador? ¿Y de qué territorio? ¿Cómo se definen sus límites?
    No nos engañemos, desde un punto de vista no nacionalista, resulta que un territorio susceptible de constituirse como una unidad política diferenciada e independiente, se define por una forma de vida, compartida en el marco de un proyecto común, y resulta que no puede haber forma de vida en común entre un patrón y un precario, por mucho que ambos sean catalanes, hablen una misma lengua, y habiten un mismo espacio.
    Las naciones son un artefacto del poder, y constituyen un dispositivo de dominación que se construye homogeneizando heterogeneidades, incluso en el plano lingüístico.
    De forma, que al reivindicar la existencia política de una determinada nación, lo que estamos asumiendo, implícitamente, es la historia de sangrientos enfrentamientos por el poder, y estamos haciendo nuestras tanto la lógica que ha guiado esa historia, como el resultado en el que ha desembocado.

    Un abrazo, Luis Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me gustan los nacionalismos. Ninguno., ¿eh? Todos son excluyentes y prepotentes. Ahí está el poso que han dejado en la Historia. Tampoco me gustan las fronteras. Hasta sueño con que algún día se desmoronen todas...No lo verán mis ojos. Lo sé. Por eso lo sueño...

      Sigo pensando, aun a riesgo de pecar de ingenuo, que tiene más peso lo que une a Cataluña con el resto de los pueblos que lo que le separa. Y sigo pensando también que hay otras maneras menos drásticas de afrontar las diferencias que no agudicen y encrespen más la división y la convivencia entre los catalanes que tienen unos u otros conceptos de cómo afrontar el futuro. De los políticos que nos han tocado en suerte, mejor no hablar...

      Tengo la sensación, estimada Laura, que mi sueño es casi imposible, pero no tanto como el tuyo. Esperemos que la realidad nos sorprenda...gratamente.

      Un abrazo y muchas gracias por tu preciada aportación

      Eliminar
  3. MI MUY ESTIMADO LUIS: ESTAMOS UN POCO HARTOS DE POLÍTICOS QUE SE PONEN UNA BANDERA A LA ESPALDA O LA ENARBOLAN Y LA ONDEAN LLAMANDO A SU ACTITUD "LIBERTAD" y "DERECHO A DECIDIR SOBRE SU VIDA Y HACIENDA", PUEDEN HACERLO, NADA QUE OBJETAR. ESTAR O NO DE ACUERDO ES OTRA COSA.
    Pero ese derecho a decidir ME CONCIERNE A MÍ TAMBIÉN. Y, COMO TÚ DICES, LAS GARANTÍAS SON NO SOLO NECESARIAS, SINO IMPRESCINDIBLES.
    LLEVO 50 AÑOS VIVIENDO EN CATALUNYA. QUIERO MORIR AQUÍ Y QUE MIS CENIZAS LAS VIERTAN EN EL ACANTILADO DE MONTGAT, Y PREFIERO A CATALUNYA, A BARCELONA -DONDE JUGABA KUBALA QUE ERA EL QUE YO ADMIRABA A MIS 8 AÑOS-. SIGO VIVIENDO EN BARCELONA, DE DONDE SALDRÉ "CON LOS PIES PALANTE", QUIERO SEGUIR SIENDO ESPAÑOL, AUNQUE CON ACENTO CATALÁN, Y NO QUIERO QUE UNOS ADVENEDIZOS DE MEDIO PELO ME SEPAREN DEL RESTO DE LO QUE HA SIDO MI HISTORIA. DE SALAMANCA, DE MADRID, DE CARTAGENA, DE MÁLAGA, DE SEVILLA. SON MIS OTRAS PATRIAS A LAS QUE QUIERO UNIDAS.
    RECUERDO QUE CARTAGENA, DONDE ME PARIÓ MI MADRE, POR SEPARARSE DE ESPAÑA, QUISO SER UNA PROVINCIA DE EE.UU., SUERTE QUE LE DIJERON QUE NANAI.
    NO QUIERO SEPARACIONES, Y SI TU AMIGO "A" QUIERE SEPARARSE PORQUE ESPAÑA NOS ROBA, QUE MIRE CON ATENCIÓN QUIÉN ES EL QUE DE VERÁS LO HACE, PORQUE, AL FINAL SIEMPRE SE TRATA DE DINERO, ¿O NO?

    UNA ABRÇADA BEN FORTA.

    ÀNGEL.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también quiero a esta tierra tanto o más que a la propia. En su día me abrió las puertas y nunca olvidaré la importancia que tuvo y tiene para mí vida profesional y familiar. Siempre he dicho que mi patria es la tierra que pisan los míos.

      Albergo la esperanza de que el "seny", aparentemente huido, acabará aflorando para superar esta encrucijada que nos tiene a no pocos un tanto abatidos.

      Al tiempo. Un abrazo, Ángel

      Eliminar
  4. Jesús F.2:22 p. m.

    Creo que un gran número de personas que están ahora por la independencia han gestionado durante años y con amplios poderes
    No me parece cierto que no puedan establecer su currículum y sistema educativo . O qué modelo propugnan?
    Coincido en los grandes culpables del estado central y en particular el PP
    Ciertamente habría que mirar esa España vacía hija de la misma historia y decisiones...
    Creo que puede ampliarse el ámbito de decisiones democráticas y constitucionales pero no desde el desprecio, la imposición o el supremacismo.
    La sociedad catalana es tan diversa que creo muy necesario una labor de información y debate sobre los posibles futuros.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Jesús, esas personas, que desempeñaron responsabilidades desde la Transición hasta hace bien poco, son incapaces de asumirlas y de hacer autocrítica. Resulta más fácil interpretar el papel de víctima y echar las culpas de todo a los de siempre.
      Solo me resta decirte que estoy incondicionalmente de acuerdo con todo lo que expones.

      Salud

      Eliminar
  5. A mi eso de los "territorios más dinámicos", me ha llegado al alma..

    Supongo que los ciudadanos más dinámicos deben tener mejor sanidad, mejor educación y más derechos, no sea que los caciques de los ciudadanos menos dinámicos, por ejemplo, los discapacitados, los que nacieron sin oportunidades, los enfermos o los feos lastren su desarrollo...
    Pues va a ser que no, "o jodemos todos o la puta al río", (que decimos en Gamonal) que no somos tan dinámicos, ni tenemos tantos estudios, ni tanta cultura, esto va acabar mal, pero no pasa nada... unos cuantos alborotos, quizás algunos muertos más, eso en la Historia no es gran cosa, ya ha habido millones y no ha pasado nada.

    Y ahí lo dejo, que me caliento...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy observador, Temujín.

      El término "territorios más dinámicos" lo mismo puede ser una expresión de carácter patriótico que de rancio nacionalismo excluyente. Como tampoco quiero calentarme, me quedo con la primera interpretación...Mo hay que echar gasolina al fuego. Bastante caldeados están los ánimos...

      Otra cosa, no creo que se llegue a esos extremos dramáticos que vaticinas. De verdad.

      Saludos

      Eliminar
    2. "No hay que echar..." (perdón)

      Eliminar
  6. A mi entender los potenciales votantes al SI en el supuesto de que el referéndum llegue a celebrase son de tres maneras .Una , los independentistas de SIEMPRE que lo sienten de verdad pongamos que hablamos de ER , ahí están los Francesc Macia , Lluis Companys ; Pilar Rahola , Heribert Barrera y tantos otros . Dos , los ciudadanos de a pie , los unos por falta de informacion verdadera , otros por estar manipulados , engañados y otros simplemente por ingenuos . Y tres los malos , los cínicos , los interesados en tapar sus corruptelas y poder eludir la posible acción de la justicia española , pongamos que hablamos de los del 3 % , los del Palau , de los Pujol , Artur Mas y & . Con los primeros y con los terceros , difícil conversar unos por sus sinceras convicciones y los otros por sus MUY importantes interese personales , por lo tanto donde habría que haber TABAJADO mas es con los segundos , dándoles datos concretos , haciéndoles reflexiones , haciéndoles preguntas sobre donde creen que les va a llevar la su puesta independencia . Pero esto ultimo NO se ha hecho al menos contundentemente . Espero que tu amigo no este entre los del tercer grupo . En tu anterior comentario respondo a tu ultima pregunta . Es un verdadero placer como siempre comentar contigo

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Creo que el grupo segundo es el que ha engordado al sector independentista. De buena fe, por adoctrinamiento, por manipulación o por lo que sea...lo cierto es que se han ilusionado con esa República Catalana que resolverá todas las carencias actuales porque tendrá un nivel económico y cultural similar a las estados más desarrollados de Europa. Entiendo que tener fe en estas promesas, fundadas o no, seduzca. Si contraponemos ese sueño con la España real, no hay color...

      El problema lo tenemos los malpensados que pedimos argumentos, carecemos de fe, no somos aventureros y creemos que es más lo que une que lo que separa...

      El placer es mío, estimado Galanygarciah, por contar con tus sabios comentarios y el sentido común que tanto te caracteriza.

      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  7. Estoy muy de acuerdo con lo que te ha escrito Laura. Mucho.
    Respecto a este tema hay muchas cosas llamativas y por poner una en cuestión que se revela en lo que dice tu interlocutor es esa extraña manía de la dualidad política usada en interés propio.

    Al parecer esa riqueza de matices y de diferencias que hacen de Catalunya un país próspero, amigable y dinámico se nos niega a los demás que según tu interlocutor debemos vivir en un territorio único caracterizado por los cuatro tópicos de siempre. Somos manejados por los caciques, la corrupción y la ignorancia. Para ese y otros ciudadanos independentistas el resto vivimos como los personajes de José Luis Cuerda en "Amanece que no es Poco", es decir vigilados por el párroco, el boticario, el alcalde franquista y la pareja de la Guardia Civil.
    Los españoles y los catalanes no soberanistas ya no somos personas, somos conceptos simplistas para justificar una situación política. Nos niegan nuestra policromía, nuestra polifonía, nuestra riqueza cultural, histórica y lingüística, tan o más antigua que la catalana, para ser simples caricaturas no muy diferentes a las que justifican todas las ideologías que se pretenden hegemónicas.
    Recuerdo aquellos judíos sucios, miserables y mezquinos dibujados en la revista Der Stürmer para justificar la persecución de este grupo étnico y valorar a la raza aria como contraste. Los minstrel en que los blancos esclavistas se pintaban la cara de negros para reírse de su música y sus bailes aunque luego los propios negros le dieran la vuelta al tema.
    En fin, es necesario para el pensamiento totalitario presentarse con rasgos plurales, ricos y nobles para contrastarlos con la vileza de sus oponentes reducidos a una ínfima condición simplista y convincente. Una imagen reducida a su mínima expresión.
    Pero lo más importante es que la gente se lo crea, que crea que hay diferencias étnicas, políticas e históricas y que por supuesto "Nosotros", o sea los "nuestros" son mejores que las mesnadas aberrantes de nuestros enemigos. Luego llegaremos al paraíso prometido y todos celebraremos el banquete en la misma mesa: ricos, pobres, catalanes de ley y charnegos de última hornada, emigrantes e inmigrantes. Todo un pueblo feliz y contento bajo la misma bandera a gusto de explotadores y explotados, capitalistas, arribistas, currantes y pobres de solemnidad pero con barretina.
    Es todo tan previsible que hasta podría hacer el casting de futuros héroes y padres de la patria como es fácil adivinar quienes serán las víctimas de todo ésto, los de siempre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy muy de acuerdo con lo que ha escrito Laura y lo que habéis escrito todos los demás. Aplaudo el fondo y la ponderada forma de todos.

      Dicho esto, tengo que convenir contigo en que las razones y sinrazones que manifiestan algunos para apoyar la secesión dan pie para que se las tache de INSOLIDARIAS y EGOÍSTAS . La hipotética REPÚBLICA DE CATALUÑA, sin el déficit fiscal, sin la España que roba, sin la corrupción de los demás - de la propia, mejor no hablar- y con el dinamismo que caracteriza al pueblo genuinamente catalán alcanzará metas insospechadas....de desarrollo democrático, cultural y económico. También los hay más modestos, como el Sr. Junqueras, que la apoya por dignidad.

      Los otros, o sea los que nos quedamos fuera física o moralmente, sin la subvención catalana, recibiremos nuestro merecido dada nuestra condición de inferiores que además hablamos prioritariamente una lengua también pobre en vocales, tan solo, cinco...

      Término, porque estoy incumpliendo la autopromesa de no elevar el tono ni caer en la "acritú"

      Un abrazo, Dr Krapp, gran comentarista

      Eliminar
  8. Lo mejor de esta entrada, mi querido LUIS ANTONIO, esa cordialidad que se respira entre tu interlocutor y tú, que sea posible como dice al final "sin acritud" todo un triunfo tratándose este tema entre dos posturas contrarias. Lo segundo mejor...
    TODOS LOS COMENTARIOS, del primero al último que me preceden ; )

    Y como yo no tengo nada nuevo que aportar solo os abrazo a todos y os doy mi más efusiva enhorabuena ... nadie podría haber dicho mejor que vosotros ... todo lo que habéis dicho ; )

    Un beso enoorme LUIS ANTONIO, la policromía de tu blog hace juego con la tuya, mil gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor de esta entrada, mi querida y admirada MARÍA, son los comentarios que ha suscitado.

      Las diferencias ideológicas, en mi opinión, están muy por debajo de la amistad. Conozco a A desde hace muchos años. Que haya tomado el camino de la secesión no me gusta, pero me disgustaría mucho más que esa decisión, respetable a todas luces, menoscabará nuestra amistad.

      Otro beso enorme, MARÍA, con el deseo de Que sigamos compartiendo

      Eliminar
  9. Nada nuevo: todos los nacionalismos buscan un romanticismo ideológico basado en tópicos, falsedades y proyecciones utópicas. Sus dirigentes suelen ocultar los verdaderos intereses. Este mes va a ser muy tenso. Ni el gobierno español ni el gobierno catalán buscan una resolución verdadera del conflicto. Cataluña será independiente o no lo será, pero cualquiera de las dos opciones no tendrán nada que ver con argumentos racionales. Estamos en manos de trapaceros con intereses. Lo siento, querido amigo. Tiempos difíciles estos en los que unos están dispuestos a incumplir las leyes y los otros a no dar una solución al conflicto. La única posible: reforma de la Constitución española y referéndum tras un verdadero debate. Pobre Cataluña, pobre España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cualquier tipo de debate que no se admita el uso de la razón como única arma de confrontación no cabe esperar soluciones ni acuerdos. Si a esto añadimos intransigencia por ambas partes y nulo deseo de negociar y dialogar, el fracaso y el desastare que conlleva este antagonismo es inevitable.

      Ojalá, tras el 1 - O, acepten tu sugerencia: reformar la Constitución y someterla a referéndum en toda España.

      Un abrazo, Pedro

      Eliminar
  10. Esther Iglesias9:33 p. m.

    "Soc andalús i n'estic orgullós del meu país, dels meus camps de conreu de les meves ciutats, de les meves platges, de les meves muntanyes, de la meva història, de les meves tradicions, de la meva música, balls i cançons, de les grans creacions dels meus compatriotes, d'aquesta cadència que li dona el meu accent a la llengua... Som els millors del Món!"

    Quanta gent acceptaria aquesta declaració amb un somriure!Els semblaria natural, tothom ho pensa d'on ha nascut o d'on prové la seva família. Però si canviem una paraula, només una, l'acceptació no serà la mateixa. Proveu de canviar el mot "andalús" per "català". Allò que era Natural mutarà a prepotent i es clamarà demanant "autocrítica".

    ​​​​AUTOCRÍTICA el gran concepte!. Si ets català si una cosa et surt be, pots considerar-ho una tragèdia. Immediatament surten mil veus demanant autocrítica i mil cercadors d'imperfeccions o defectes tinguin o no relació amb el tema. I, si no, sempre hi haurà el cas Pujol que això dona per a molt.

    ​​​​Que algú es queixa de les infraestructure?s: victimista; déficit fisca?l: solidaritat, encara que pereferiries triar amb qui ser solidari (jo triaria aquests nens que es moren de gana abans de llibres d'escola o mobles a altres comunitats). Que els mossos fan molt be la seva feina? tenien un dubtós informe sobre la possibilitat que hi hagués un atemptat a la Rambla (penso que no cal opositar al Premi Nobel per veure-la com un lloc "atemptable")

    ​​​​Jo demano un tractament just i igualitari!. Algú es planteja com alguns expresidents tenen l'status econòmic que tenen en l'actualitat?. Perquè es reclamen les obres de Sixena i la Dama d'Elx a Madrid tan tranquila!. Perquè l'andalús és castellà i el valencià no és català?.Perquè no es diu mai que la Feria de Abril la van fundar un basc i un català, el Real Madrid dos catalans i que Agustina de Aragón era barcelonina?

    ​​​​De vegades crec que els catalans ens en sentim orgullosos perque ningú se'n sent per nosaltres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tot aquests elements que cites i que tant orgull provoquen són respectables tant si ho diu un andalús com un català.

      És possible que alguns, no sé quants, mirin els catalans amb uns altres ulls i amb excés de prejudicis. També n'hi ha, em consta, que els admiren. Potser el dret a la secessió que reclama gran part de Catalunya hagi reduït les adhesions. Les separacions, del tipus que siguin, disgusten. La unió i la superació dels conflictes és gratificant.

      Desitjar resoldre problemes: infraestructures, educació, sanitat, conflictes entre llengües, etc. és lloable. Pensar que només la separació és el camí és més que discutible.

      Pensar que gairebé tots ignoren que un basc i un català estan en els origens de la Fira d'Abril, que darrere del Real Madrid hi ha dos catalans i que Agustina d'Aragó era de Barcelona - això últim ho sabem a Aragó des del franquisme - és un lamentable error.

      A mi, estimada Esther, m'agradaria que a Catalunya, a Espanya i al món sencer hagués solidaritat, respecte, convivència i justícia social. Això sí seria motiu d'orgull.

      Una forta abraçada i moltes gràcies per aportar

      Eliminar
    2. P.D.: Disculpa les faltes i la sintaxi. Ja coneixes les meves limitacions, Esther

      Eliminar
  11. Interesante conversación sobre un tema desde diferentes perspectivas personales... es un tema difícil por complejo, pues los cabos sueltos y las motivaciones de las diferentes opiniones tienden al infinito... hablasteis muy correcta y educadamente sobre el tema, pero cada uno de vosotros permaneció en las mismas ideas con las que inició la conversación (creo)... no es fácil el asunto, no lo es... una cosa es lo legal y otro lo justo... y no sé si esto último se puede determinar de alguna manera...

    Cada uno tenemos nuestras ideas sobre cómo debería ser la organización social... ¿nacionalismos Vs globalización? Tema complejo ¿no?

    A veces pienso que el conflicto catalán, y otros muchos, están perfectamente diseñados y se utilizan convenientemente cuando "alguien" lo precisa para distraer y dividir... pero yo no soy muy listo y seguramente se deba a la impertinente fabulación de mi ignorancia...

    Yo no soy nacionalista, pero sí "indempendentista cerebral y cultural" (debemos pensar por nosotros mismos sin dejarnos "colonizar" nuestras mentes por los mantras educacionales, culturales, folclóricos, y mediáticos)

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Tienes razón, el debate ha sido modélico en las formas, pero nadie cambia de opinión. Eso significa que unos y otros carecemos de argumentos convincentes para que los que piensan diferente cambien de ideas. Los que profesan creencias suelen ser bastante inmunes a las razones...Y a los que piensan y razonan les pasa los mismo con los que venden emociones y glorias nacionales.

      Me apunto al "independentismo cerebral" que nada tiene que ver con el independentismo actual. Pensar por uno mismo, aunque exige esfuerzo, es muy distinto que pensar lo que quieren otros. Esto último es relativamente fácil...

      Un abrazo y bienvenido

      Eliminar