domingo, enero 08, 2017

CICLISTAS INCÍVICOS: URGEN NORMAS




Peatones y ciclistas son los mayores infractores de las normas de tráfico en Barcelona. Doy fe de ello. Sin embargo, en porcentaje, son muchísimos más los ciclistas que no respetan las señales de tráfico.  Al lado de ellos, el resto de conductores de otros vehículos parecen más que ejemplares.


Se está convirtiendo lo que debería ser excepcional en una norma: la mayoría de los ciclistas se saltan los  semáforos en rojo con total impunidad y sortean con más o menos habilidad a los peatones que están cruzando por los  pasos de cebra.  Incluso en calles o avenidas que tienen carriles exclusivos, algunos optan por invadir las aceras aunque tengan menos metros de los estipulados. A varios de estos infractores les he llamado ¡INCÍVICOS!,  obteniendo como respuesta una especie de mirada indiferente, conmiserativa o un gesto digital harto conocido...


Ni el ayuntamiento de la Sra. Colau ni los anteriores están tomando cartas en el asunto. Todo en pro de incrementar el número de usuarios de las bicicletas. Y lo más lamentable es que ya se han producido algunos accidentes graves.


El RACE -ya era hora que algún organismo autorizado se pronunciase- propone que los ciclistas también tengan carnet por puntos y se les obligue a tener un seguro y una matrícula. Me parece genial y lo aplaudo.


También hay ciudadanos partidarios de incrementar el uso de estos vehículos que proponen que los ciclistas puedan interpretar un semáforo en rojo como un ceda el paso...


Planteo este tema como debate a un grupo de alumnos. Hay opiniones encontradas. La mayoría reacciona atacando a conductores de coches, motos, transeúntes... Selecciono la más original: "Cuando vamos en bici nos sentimos más peatones que vehículos. Y si como paseantes cruzamos la calle cuando no hay coches, aunque el semáforo esté en rojo, al ir en bici nos comportamos de la misma manera. Igual que los  peatones, vamos en sentido contrario y vamos por las aceras como Pedro por su casa. Es guay sortear a la gente...".

19 comentarios:

  1. Me sumo al debate. A veces la exigencia de unos derechos (los colectivos de usuarios de bicicletas en las ciudades han sido muy combativos) traspasa unos límites. No sucede solo en Barcelona. No es general, aclaro, pero cada vez más son los usuarios de bicicletas incívicos y cualquiera puede constatarlo: en las aceras, en las calzadas. En mi entorno tengo varias personas atropelladas por ciclistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Barcelona, me atrevería a decir que es bastante general. Tanto es así, que cuando veo a un ciclista parado ante un semáforo en rojo me tienta felicitarlo...

      Eliminar
  2. ¿Porqué todo lo que adoptamos:se tiene que convertir en un problema?

    Esta Navidades, las pase en Barcelona y doy fe, de que es un sin vivir y otro problema también la prostitución en las calles sin ningún recato.-Como ejemplo: pondría Holanda; dónde ir en bicicleta no es ningún atropello y la prostitución esta controlada.Ya que queremos ser una parte de Europa mojémonos bien para que todos podamos vivir con civismo.

    Primero con el carril bici : estoy de acuerdo que se les amoneste con pérdida de puntos: como nos mortifican a los usuarios de coche o moto.

    Un abrazo.



    En Francia la bici se usaba en los medios rurales pero en la capital no se ven muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece bien que se fomente el uso de la bici en las ciudades para reducir en lo posible el uso de coches y la consiguiente contaminación. Lo que no es de recibo es que se les consientan estos abusos. Si son vehículos, tendrán que someterse a unas normas. Como hacen los demás...

      Abrazos, Bertha

      Eliminar
  3. A lo largo de mi vida habre realizado en automóvil mas de un millón de Km , algunos de ellos en competiciones deportivas , desde hace unos cuantos años suelo hacer en bicicleta entre ocho mil y diez mil anuales. Y mi opinión es que en todas partes hay conductores de coches , de motos , de autobuses , de taxis y de bicicletas , imprudentes , mal educados , hasta los hay entre los que caminan a pie , muchos conductores de coches deberían coger una bicicleta de vez en cuando y " algunos " cambiarían de actitud respecto a los ciclistas , cierto es que en algunas ciudades hay " demasiados " ciclistas irrespetuosos , como es también cierto que muchos conductores cometen imprudencias temerarias , fíjense solo en un " pequeño " detalle ¿ cuantos conductores NO utilizan o lo hacen incorrectamente los intermitentes ¿ especialmente en las rotondas , también esto es irrespetuoso y peligroso , tengamos en cuenta que en el caso de colisión en la inmensa mayoría de los casos los mas perjudicados físicamente son los ciclistas , por lo tanto deberían de ser los mas cautos y cuidadosos . Lo del RACE me da la impresión de ser mas de tipo recaudatorio que eficiente , habrá que tener un carnet y claro a continuación un seguro y una matricula o placa identificadora que como es natural habrá que pagar . Hace muchos años estuve en Suecia y no vi allí ningún " conflicto " entre peatones , ciclistas , y conductores cosa que en aquellos tiempos ya me llamo poderosamente la atención , también en otros países como Holanda y algunos mas las bicicletas y los coches tienen apenas conflicto alguno , ¿ sera cosa de educación , de practica , de cultura o quizás también de que las autoridades , policía local hagan cumplir las mas elementales normas , y ademas seria " bueno " que NO fuera a base de denuncias , simplemente de indicaciones y advertencias y que no se limiten simplemente a pasearse . Un fuerte abrazo LUISANTONIO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En teoría, y como todos los demás vehículos, la bicicleta está sujeta a una normativa de circulación general que marca las normas específicas para una circulación segura de todos los usuarios de la vía pública. EL REGLAMENTO GENERAL DE CIRCULACIÓN.

      Lo del RACE, en mi opinión, merece la bienvenida, porque los ayuntamientos no intervienen en ese asunto y hay necesidad de debatir sobre ello. Pueden matizarse sus propuestas: no hay necesidad de examen para tener dicho carnet, el seguro puede ser económico, etc.

      Ya me gustaría que este país estuviese a la altura de los nórdicos, ejemplo de cultura, civismo y respeto por los espacios públicos. Lamentablemente en nuestro contexto resultan más eficaces las denuncias que los consejos. La prueba está en los cambios positivos que se han producido desde que se ha limitado la velocidad y se ha establecido el carnet por puntos.

      Gracias por tus aportaciones, amigo galanygarciah.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  4. Me parece bien el uso de las bicis pero me jode su obligatoriedad por parte de diversos sectores bicitalibanes, que al parecer pretenden que los problemas del mundo se resuelven a base de pedaladas.
    No, no puede ser que los ciclistas pasen de ser conducidos por miserables carriles bicis a apropiarse de todos los lugares de la ciudad como si al comprar una Orbea fuese como si te diesen un permiso para la impunidad. Y no escribiré sobre lo que se dice sobre los efectos perniciosos de esos aparatos sobre el aparato genital masculino.
    La ciudad es un espacio para todos pero sobre todo para los peatones y aunque a la chorrada de la RACE del carnet de puntos se le ve el plumero recaudatorio no sería mal que al menos los ciclistas fueran asegurados por si hay accidentes. Recordemos el accidente mortal de la señora que presidía el Omnium o como se llame esa entidad soberanista.
    En fin es lamentable que como suele pasar como casi todo para solucionar un problema optemos por ladearnos hacia el lado contrario y si antes eran unos seres abyectos ahora pasen a ser algo así como los salvadores del cambio climático.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno del RACE, como decía antes, es que abre un debate sobre la necesidad de que los ciclistas se sometan a unas normas, como todo quisqui...Me da igual que sean unas u otras. Además de lo expuesto, se puede observar también que bastantes bicis circulan por la noche sin luces de posición. Y lo paradójico de eso es que puede perjudicarles a ellos también. Absurda temeridad...

      A veces pienso como exponía el alumno: los ciclistas parecen tener más mentalidad de peatones que de conductores: no respetan semáforos, van en dirección contraria, suben a las aceras aunque sean muy estrechas...

      Quizás las autoridades de tráfico y del urbanismo ciudadano tengan que pensar en adoptar políticas de movilidad que favorezcan otras formas de desplazarse en la ciudad.

      Como suele pasar en este país, habrá que esperar que se produzcan más víctimas para que se aborde el asunto con un mínimo de seriedad.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Lo comprendo perfectamente, a veces soy ciclista, las menos, otras peatona y prefiero caerme antes que molestar, aún me duele el último esguince fruto de la última caída. Al respecto solo se me ocurre añadir que "la política" siempre resulta cruel y que las normas siempre resultan necesarias cuando el sentido común tanto particular como social así como la responsabilidad idem parecen brillar por su ausencia. Asimilar esto último lleva su tiempo y cierta tristeza aunque parezca algo fácil.
    Haces bien planteando a los jovencitos ese tipo de interrogantes, que se formen de una vez, caramba, lo triste son los pésimos ejemplos que suelen recibir, y luego los ciegos/tuertos/miopes/...y no sigo ... adultos nos quejamos.
    Cuando, hace años, paseé por Valencia me sorprendió el "cachondeo pedalístico" por el cogollito de la ciudad, pero como vivo en pequeños municipios donde la densidad es pequeña, pues no veo el problema, pero me consta existe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un país idílico no harían falta normas ni limitaciones de ningún tipo, pero el nuestro está muy lejos de serlo.

      Dicen que hay más de 20 millones de bicicletas en este país y casi 3 millones se utilizan a diario. El conflicto era menor hasta que se promociona el uso de las mismas en las grandes ciudades. Estas, sin duda, no están preparadas y el deseo de incrementar su uso impide a ciertas autoridades adoptar medidas y normas. Ahí está el problema. En los pueblos es muy distinto, como bien indicas.

      Saludos, emejota

      Eliminar
  6. Incluso los ciclistas son un peligro para los peatones. La municipalidad deja espacios reservados para ellos, pero mucho no los respectan, el otro día estando en el centro que es en donde más se ven en invierno tuve que andarme con cuidado para que no me atropellasen al cruzar una calle.
    Todo reglamente y prudencia no va de más, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo paradójico del asunto es que los ciclistas, con sus incumplimientos de las normas de tráfico, también se exponen a mucho peligro.

      Veo que lo que expongo de Barcelona no es exclusivo de aquí.

      Un abrazo, Mari-Pi

      Eliminar
  7. ...vengo a matizar un poco.-En cuanto a que se tiene que controlar todo lo que produzca una mala convivencia.Y no solo con lo citado anteriormente: sino también, con el alquiler de los Segway que van por la acera y no se puede caminar tranquilamente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, además de las bicis, están proliferando también toda una suerte de vehículos que perturban al que debería ser el rey de las ciudades: el transeúnte.

      Eliminar
  8. Hola Luis Antonio.
    He recorrido con mi bici, en diferentes años, varios países de Europa, sobre todo por Escandinavia (hace mucho eso sí), y siempre volvía con cierta pesadumbre al saber lo que me esperaba de nuevo en casa...

    El Siglo de Oro español desarrolló el género picaresco, y a dia de hoy cuando salgo por la puerta de casa, me topo con centenares de "picaros" (ese personaje antítesis del juego limpio y las buenas maneras), al volante de un taxi, montado en bici, circulando en coche o enfundado en el mono de fontanero... No digamos ya en el ámbito de la política.

    Recuerdo que recorriendo Finlandia (hará cerca de 20 años) había en Helsinki unos coquetos semáforos para ciclistas en el carril bici, yo vi detenerse, cuando estaba rojo, a familias enteras... Sin haber peatones para cruzar, te imaginas la bronca que te echarían aquí los ciclistas de atrás??

    Complejo donde los haya el tema de la idiosincrasia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. En el año 2007 me hice socio de Bicing, el nuevo sistema de transporte público de Barcelona. Me pareció genial. Pensé que si la experiencia resultaba satisfactoria acabaría trayendo la bici del pueblo, pero no fue así. En pocos meses se registraron alrededor de 90.000 abonados. No incluyo a los que usan bicis particulares. En aquel entonces no había carriles exclusivos para estos vehículos y circular por la calzada era una temeridad. Subir a las aceras y hacer slalom tampoco me resultó muy gratificante. Al finalizar el año, me di de baja y no fue por la subida de tarifas...

    De entonces acá se ha incrementado el parque de vehículos de esta guisa, pero paralelamente han crecido los problemas. Por eso hago esta denuncia y aplaudo cualquier iniciativa que tienda a regular el tráfico de estos vehículos sin olvidar, claro está, que no son los únicos...

    Enhorabuena por haber tenido esa experiencia tan interesante por esos maravillosos países. Lástima que el clima los haga tan inhóspitos...

    De la picaresca podríamos hablar largo y tendido. Una pregunta, ¿crees que El Lazarillo de Tormes es una novela picaresca?

    Un abrazo, Paco


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué buena pregunta me haces, Luis Antonio! Y, por qué no, difícil.

      Según la ortodoxia literaria se la suele exponer como paradigma del género picaresco, pero más allá de la teoría literaria está el significado simbólico de la obra, y ahí ya entramos en un terreno árido.
      Bajo la aparente simplicidad del Lazarillo, incluso de la historia, si me apuras, reside un personaje de un recorrido profundo, tiene su complejidad, como la propia época que rodea a la novela.
      Para el pobre Lázaro todo son miserias y humillación, a la fuerza tiene que ser oportunista (rasgo de los pícaros) para sobrevivir, más que picaresca, es una novela profundamente humana… con todo lo bueno y lo malo que esto implica, incluso en la prosa que utilizó, el lenguaje de la calle, algo inédito por aquel entonces.
      No soy un experto literario, y mi respuesta no aclara mucho, ¿Y tú qué opinas, Luis Antonio?
      Ah, te agradezco la pregunta, me has incitado a buscar mi ejemplar y leer algunos pasajes, lo que siempre resulta gratificante.

      Eliminar
  10. Cualquier vehículo o instrumento para desplazarse que no contamine, ligero y barato me parece estupendo que se promocione, ahora bien, al circular a más velocidad que un peatón deben usarse con la precaución y el cuidado que ello supone en evitación de accidentes y daños personales. Tanto al conductor de las bicis como contra los que ellos impacten y esto es tan obvio y necesario que es difícil de comprender cómo algunos descerebrados se juegan la vida y pone en peligro la de los demás con total inconsciencia e impunidad, así que sí, me parece muy bien que se implante el carnet de cicloturistas exactamente igual que el de cualquier otro conductor de vehículos a motor. Aunque al hilo de esto te diré que lo que tampoco comprendo es cómo no necesitan carnet ese cochecitos pequeños que por ser de baja cilindrada que suele conducir gente mayor, al menos por mi zona... no usan los intermitentes, circulan por el arcén y me ponen nerviosísima circulando porque son como los niños, nunca sabes si van a cruzársete delante din previo aviso, así que por favor, si eres tan amable, suma a tu lista de quejas esta mía;)

    Mil besos mi querido LUIS ANTONIO, ando un oco con el agua al cuello estos días de vuelta de la Navidad poquito a poco cogeré el ritmo a vuestro pedaleo ...; )


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sumo a mi lista de quejas tu sugerencia, aunque todo esto sea como "predicar en el desierto"...

      Sigo pensando que la mayoría de los usuarios que conducen vehículos son respetuosos con las normas, pero no pienso lo mismo de los ciclistas urbanitas (Barcelona) Por esta razón les he dado una especial relevancia.

      Muchos besos, estimada María, y no te estreses. Pedalea a tu ritmo y vigila los semáforos...

      Eliminar