miércoles, junio 13, 2012

JORDI LLOVET: “Quien realmente educa hoy a los jóvenes es la vida extraescolar”

A Jordi Llovet, crítico de literatura, filósofo, traductor, ensayista y catedrático de “Teoría de la Literatura y Literatura Comparada” ya le dediqué una entrada con el título: Adiós a la Universidad.- El eclipse de las humanidades. La Vanguardia de hoy (13/VI/2012) publica una entrevista que presento en su totalidad. La idea inicial era subrayar o seleccionar las ideas más relevantes para agilizar la lectura, pero he desistido porque no deja de ser una arbitrariedad. Se podrá estar o no de acuerdo con lo que expresa, pero este singular profesor acostumbra a no dejar indiferente a nadie y menos todavía a los interesados por el tema educativo. 

 Qué falla en el sistema educativo? 

El problema empieza con la ESO, que en este país se regala, y con el bachillerato, que prácticamente también, tanto en la pública como en la privada, donde los padres pagan un poco con igual resultado. Los estudiantes van pasando, tal vez no a la facultad deseada, pero sí a otra de menor nota. Las carreras también está arruinadas, pero lo que más falla es esa franja media. Por eso hay un abandono tan extraordinario, por eso tanta decepción, tantos suspensos, a parte de algunas carreras blandas, que suelen ser de letras, en que la gente va pasando… Desolador. 

¿Donde radica el problema?

No creo que sea económico. La clave es la crisis absoluta de la autoridad del profesor, que ya no se atreve a suspender porque los padres le romperían la cara. Luego están los propios currículums, demasiado especializados, con cuatro o cinco itinerarios en bachillerato, un disparate, porque dos bastarían: letras y ciencias. Y un tercer elemento, el más importante: los jóvenes se está educando hoy fuera de las aulas, es decir, quien los educa es la vida extraescolar: la pandilla, los iPods, las tecnologías, los conciertos… Equilibrar toda la información -y la formación- que llega de ahí es difícil. Yo creo que se deberían dar más horas lectivas y, sobre todo, prestigiar la figura del profesor y reimplantar una cierta disciplina. Y potenciar la educación profesional: si un chico va aprobando la ESO a duras penas, que escoja yn oficio, como ocurre en países sensatos como Alemania. 

En su libro "Adéu a la Universitat" criticaba las nuevas tecnologías. 

Sí, porque distraen en un periodo formativo clave. Los chicos están todo el día con el iPod, el móvil, internet, juegos, facebook, twitter… se pasan hora entre mensajes cortos y banalidades. En materia educativa nos perjudica. Hay una excepción, los blogs, algunos están muy bien. ¿Una regla de oro para fomentar la lectura entre los jóvenes? Primero, que le guste mucho al profesor, cosa que no suele ocurrir. Alguno se interesa por los estudios culturales, por lo lesbiano, lo gay, lo colonial, lo patriótico… Mire, haga ver lo bonito que es un poema de Garcilaso o de Ausiàs Marc, tampoco se líe estudiando las figuras retóricas. En resumen, primero, que al profesor le interese, segundo, una selección adecuada de lecturas. 

Usted tenía una forma peculiar de dar clases… 

¡Había tanta gente! Era preciso darle dinamismo, contar anécdotas, cambiar de tema, irte por las ramas… ¡un espectáculo! En estos momentos, o la clase es estimulante o no sirve para nada. Por eso hay que elegir bien a los profesores, funcionarios de por vida. No basta que hayan investigado, escrito libros. Hay que evaluar cómo dan una clase, qué dinamismo le imprimen, que estimulo generan… Todo está considerado excepto esto. A mi me gusta lo que enseño, y los chicos leen mucho, todo lo que les aconsejo, porque el entusiasmo se contagia. 

Guardiola es hoy el sabio más influyente de Catalunya. ¿qué opina?

El fenómeno Guardiola es una de las creaciones típicas del país, debido a la falta de aristocracia y de un verdadero sentimiento religioso. Catalunya tiende a santificar seglares. Esto empezó con Espriu, que fue el primer interesado, o Subirachs, otro santificado y luego crucificado… Vaya, si los crucificasen aún, porque el martirologio es muy digno, pero no, ¡santos y todo el mundo a sus pies!: Martí i Pol, Llach… y Guardiola es el último de la serie, algo escandaloso. Me alegro de que nos haya dado tantas glorias a los barcelonistas, incluso que haya dado pláticas interesantes, pero ¡que le den la medalla en el Parlament y lo conviertan en un modelo! Eso no. Hay científicos que han hecho cosas de gran valor, el fútbol debería ser lo último. Y el chico va por el mundo con esa falsa modestia, se cree quien sabe qué. Para mí es un mal ejemplo.

29 comentarios:

  1. Qué interesante.
    Bueno, sobre el tercer párrafo, siempre intervino la educación extraescolar en todas las generaciones: dependiendo de la familia y el entorno (amigos, barrio...)
    Incluso, según la zona geográfica y el tipo de escuela religiosa o seglar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora y siempre la vida extraescolar ha tenido una indudable incidencia en la educación de los jóvenes. En este aspecto, Jordi Llovet no aporta nada que no se se sepa desde hace tiempo.

      Un abrazo, Tesa

      Eliminar
  2. como en toda opinión, hay mucho para compartir,
    y algo en lo que uno no está tan de acuerdo
    .
    pero sí, agregaría que la currícula no se ha actualizado
    tanto como la tecnología, por tal razón los profesores
    martillan un clavo herrumbrado
    .
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la función de la escuela y de la familia están muy por encima de los aspectos que citas.

      Saludos

      Eliminar
  3. En una entrevista que le hicieron a Victoria de lo Angeles: la famosa soprano me gusto! muchísimo una respuesta que dió acerca de las clases que se imparten.-Le preguntaron; que si era necesario ser muy sebero, disciplinado, mantener las distancias con el alumnado.A lo que ella contesto:que nada de nada que lo que menos llevaba en su época era el aburrimiento de unas clases sin alma...Por lo que las suyas eran más con alma que con aburrimiento.Un profesor: que no tenga vocación, que considere que una clase es impartir el temario de pe a pa...Esta condenado al fracaso.Aparte del suplicio de tener que aguantar un alumnado sin espíritu.Que no son tontos: son de la ley del mínimo esfuerzo.-Hoy en la comunidad que resido se han iniciado hasta el viernes los exámenes de la PAU.En mí caso de Bachillerato de Artes se han presentado 276 ya la primera etapa han salido bastante bien!.Vamos a ver que pasa con las siguientes.Pués durante el curso de segundo de Bachillerato la carga más grande de ellos es que son los tontos por ser de arte: craso error señores se han puesto unos maremos altísmos o de élite que se sacaron de la manga 4 ineptos.Y de ahí viene el fracaso cómo bien comenta el Sr:LLovet comienza en la ESO, con la división de los de (letras y ciencias).Es que se tiene que inculcar el respeto y la tolerancia; a que cada uno es muy libre de ser lo que quiera ser :siempre que lo haga bien.Hay sitio y somos necesarios todos de la condición que seamos.-Los cursos de PCPI nos estan dando la razón muchachos que se les ha dado esta oportunidad y que estan dando resultado fabulosos.Podran ser unos ciudadanos muy dignos y no unos delicuentes .Si se le hubiera negado esta oportunidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu interesante aportación, Bertha. Se nota lo implicada que estás con el mundo complejo de la enseñanza.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. ...me quedo con tu frase: eternamente estudiante.Nunca se acaba de aprender que razón tienes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás el tërmino "eternamente" no sea el más adecuado, ¿verdad?

      Eliminar
  5. No conocía a este hombre y sí, creo como él, que directamente el mal de la educación no es el económico, aunque influye el hecho diferencial que suponen la incorporación de la emigración, pero a parte de eso, creo que es un conjunto de circunstancias, como él dice, la falta de prestigio y autoridad del profesor, desde luego, pero también la nula capacidad de esfuerzo y falta de motivación de los alumnos, la diversificación inmensa de materias, que restan horas y fundamento a las esenciales, la falta de supervisión de los padres con sus niños en casas y los miles de estímulos que les despistan constantemente de todo.

    Respecto a lo de elevar a los altares a Guardiola en Cataluña, pues mira, como en todas partes me temo, hoy los ídolos o corren tras un balón o llevan una guitarra colgada, a parte de ellos, por desgracia pocos más suben a los altares.

    Muchas gracias y muchos besos LUIS ANTONIO.

    PD
    BERTHITA jajaja que sepas, que esta vez me he contenido por ti, sé que soy una abusona desparramada ( es un mal congénito y sin cura) por eso tengo descuento por familia numerosa de letras en casi todas partes ;-) Muaaaaakss


    Buenas noches a todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Yo creo que la calidad de la educación como la de la política están en consonancia con el nivel medio del conjunto de la sociedad: MEDIOCRIDAD.

      María, sabes que tienes bula para abusar y desparramarte todo lo que te plazca.Pagas el canon establecido y amén.

      Besssooossss

      Eliminar
    3. María, he olvidado decirte que prefiero a Pep Guardiola elevado a los altares que a San Luis, Rey de Francia...Compara sus currículos y me entenderás...

      Más besos

      Eliminar
  6. Muy interesante todo lo que cuenta este personaje.
    y cuanta razón tiene, cuando entra en los valores sociales, que en definitiva son los que van definir la vida de un país día a día.
    Estamos hoy, acudiendo a un espectáculo bochornoso, escandaloso de todas aquellas instituciones que son intocables, pero lo verdaderamente penoso es que de no haber sido por la crisis todas estas lacras no las hubiésemos nombrado.
    Es triste que un periodo critico y decadente sea el que ponga freno a toda la mierda que se legaliza en las altas esferas (en épocas de pelotazos), y peor aun, que los profesionales funcionarios de carrera, que dedican su vida y su formación con esfuerzo para el servicio de toda la sociedad, se les emplee de escudo (ante esta misma sociedad) para ponerse a la retaguardia toda la mierda corrupta de políticos, jueces, reyezuelos y enchufados de mierda. Ahí vamos!!!
    "ESTUDIAR PARA SER UN PUTO PROLETARIO"
    SALUDOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te veo muy alterado, dapazzi.
      Esperemos que, al menos, la crisis sirva para poner coto cerrado a tanta corrupción y desmanes...
      Saludos

      Eliminar
  7. Sólo tocaré dos puntos sobre lo que dice.
    Primero, la educación siempre ha empezado y acabado en casa, no en el colegio, y es parte de la obligación de los padres, algo que hoy en día ha desaparecido por el sistema social en qie vivimos, las relaciones laborales (en que ambos progenitores trabajan), y cierta comodidad por parte de los padres, que prefieren pasar un trabajo que les corresponde a ellos a quien no le corresponde.
    Segundo. De siempre los tiempos han cambiado y evolucionado. Probablemte ahora a mayor velocidad, ya que la tendencia al cambio se mueve en progresión geométrica, mientras que la adaptación lo hace en progresión aritmética; de ahí, los desórdenes y problemas. Es función del educador el adptarse a esos cambios sociales, y adaptar su estilo pedagógico a las nuevas tendencias y tecnologías, algo muy difícil por lo anteriormente explicado ya que exige un tremendo esfuerzo por parte del educador. Tal esfuerzo no sería tan grande, si el sistema educativo prestara la suficiente atención a este problema y ayudara al profesorado con cursillos específicos y material adecuado para "estar al mismo nivel" que sus alumnos en las nuevas tecnologías.
    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay alumnos que superan a sus profesores en el conocimiento de las nuevas tecnologías y no siempre lo saben llevar unos y otros.... salvo que se acepte colaborar y que todos podemos aprender de todos.

      La calle, antes y ahora, siempre ha sido y seguirá siendo un ámbito de tremenda incidencia...educativa para bien y para mal. Creo.

      Un abrazo, Carlos

      Eliminar
  8. Sobre educación no me gusta opinar, así que me disculpas Luis Antonio, pero prefiero leer. Hay demasiadas cosas que desconozco al respecto como para pensarme en posición. Tengo mi opinión, por supuesto, como cada uno tiene su culo, pero parece que a veces resulta ser sentencia, y más con respecto a este tema, hay que tener mucho cuidado con lo que se dice.

    Eso sí, a mí esto, te digo que me ha matado: El fenómeno Guardiola es una de las creaciones típicas del país, debido a la falta de aristocracia y de un verdadero sentimiento religioso.. Aristocracia y sentimiento religioso... no sé si lo diría en sentido figurado, pero si no fue así, este señor por mi parte puede marchar a recoger coles, aunque por otra parte pueda estar de acuerdo con algunas cosas que dice.

    Un beso, encanto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo que Llovet intenta decir es que hoy mitificamos a otro tipo de personas que presentan diferentes singularidades.

      Los responsables de santificar a golfos como San Luis Rey de Francia o a deportistas, músicos, etc. somos los ciudadanos y el papanatismo imperante...

      Pero que conste que Pep Guardiola ha hecho "milagros" con el Barça, ¿eh? Jajaja...

      Besos, sol

      Eliminar
  9. Es una entrevista muy interesante, con respuestas muy claras q no se van por las ramas. Estoy de acuerdo, sobre todo en lo de la autoridad del profesor, creo q ahí está la raíz del problema. Pero ¿cómo se vuelve a recuperar ese respeto? no tengo ni idea...
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces se echa a faltar la autoridad del profesor para que e se ejerza solo con los demás...

      Besosss

      Eliminar
  10. Falta el enseñar con el ejemplo, los valores están patas arriba, todo lo está, por lo tanto, la educación es un reflejo de ello, por ejemplo, aquí, el ídolo nacional es Maradona, el jugador de fútbol, si le preguntamos quién fue Esteban Maradona, a los jóvenes argentinos ninguno lo sabe, y fue uno de los científicos más importantes, ídolo sí de la humildad en que vivió y trabajó.
    Un abrazo, Luis Antonio

    ResponderEliminar
  11. Entre Maradona y Messi, me quedo con el de Rosario.

    Veo que "en todos sitios cuecen habas".

    Un abrazo, Alicia

    ResponderEliminar
  12. Anónimo1:04 a. m.

    "...el profesor no se atreve a suspender porque los padres le romperían la cara" sic; "los alumnos se educan hoy fuera de las aulas", y, ¿cuándo no?; "A los profesores no les suele gustar la lectura; a alguno le interesa lo lesbiano, lo gay, lo colonial, lo patriótico" según estadística propia del señor Llovet: qué precisión!; "el país está así por falta de aristocracia y de un verdadero sentimiento religioso", ¿qué países tendrán la suerte de tener una aristocracia y un sentimiento religioso como Dios manda?. Y así, suma y sigue. Para contrarrestar esta sarta de prejuicios y banalidades (por desgracia para los lectores no son en mensajes cortos) recomiendo "El intelectual melancólico" de Jordi Gracia.

    ResponderEliminar
  13. Los puntos que señalas son los más polémicos. Por eso elegí este texto para incitar al debate...
    He asistido a clases de Jordi Gracia en la Facultad de Filología Hispánica de la U.B. Son divertidas y participativas. No descarto leer el libro que citas.
    Un saludo

    P.D. No entiendo lo del anonimato...en tu caso.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo11:32 a. m.

    Pero ese es el problema, Luis Antonio, alimentar la polémica desde la banalidad y el prejuicio. Dar pábulo a esa falta de rigor extremo nos empobrece a todos. Jordi LLovet se levanta un día y pone a jugar su íntima subjetividad, y a la manera de un pedo, un gran pedo, expulsa de su ser unas ideas que no resisten el más mínimo análisis: que se critican ellas mismas.
    Y por desgracia esto está pasando en mucho ámbitos de debate de este país: el rigor a dado paso a la verborrea.
    No todo vale, no señor.
    ¿Queremos debatir sobre educación? Propongo un libro: Joan Domènech "Elogio de la educación lenta" (una crítica serena a lo actual y una propuesta de futuro). Compartamos textos, hablemos, debatamos (desde el rigor y la inteligencia, por favor) y busquemos un punto de encuentro; olvidemos los dualismo más inconducentes, polaridades del odio las llamo yo. ¿Es que no conocemos nuestra historia? Aprendamos a convivir, ya es hora.
    Un fuerte saludo.

    PD. lo del anonimato no lo tomes como una falta de respeto, es que no conozco el medio y el efecto "alas de mariposa" que puede generar.

    ResponderEliminar
  15. Soy consciente de las limitaciones de este espacio, pero presumo de los comentarios enriquecedores que concita...Como los tuyos, por ejemplo.

    Aplaudo todo lo que manifiestas porque te asiste la razón y la propuesta que haces de debatir sobre la educación con más rigor y mejores referencias es lo que me gustaria llevar a cabo si tuviese la capacidad y los conocimientos que exige.

    Te invito a que lo hagas tú y nos hagas partícipes de ello...

    Pero tendrás que perdonar la reiteración: SIGO SIN COMPRENDER LO DE TU ANONIMATO...Y no me convencen las razones que esgrimes...

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Me han dicho que Joan Domènech recomienda tomarse mucho tiempo para conseguir que evolucione positivamente la educación... Las prisas entorpecen los cambios.

    Gracias, otra vez, por la bibliografía aportada. Se nota que eres del gremio...y que sabes

    ResponderEliminar
  17. Un hombre bien inteligente. Y un buen maestro.

    ResponderEliminar