lunes, junio 18, 2012

Elige, ¿el fútbol o yo?



Por culpa de la afición generalizada de los hombres a los deportes y al fútbol en particular, bastantes parejas se enfrentan con cierta asiduidad y hasta pueden llegar a deteriorar un tanto su convivencia. Cuando se llega a estos extremos es posible que otra suerte de frustraciones se proyecte en estos rifi-rafes... 

Partiendo del respeto que deben merecer tanto los partidarios como  los detractores del fútbol,  creo  que unos y otros deberíamos imbuirnos de un amplio espíritu de tolerancia y  flexibilidad negociadora para evitar que estos lances vayan a mayores... Un ejemplo:  

- Cariño, hoy  toca ver el partido  Croacia  - España y el próximo sábado vamos a El Corte Inglés. ¿Vale? (1)

Todos tenemos alguna que otra dependencia y mientras no nos esclavicen hay que comprenderlas... 

Pienso que es una auténtica barbaridad llegar al planteamiento de disyuntivas radicales y plenas de chantaje emocional como esta: 

- Elige, ¿el fútbol o yo? 

(1).- Creo que lo de El Corte Inglés, que puede  suponer un notable deterioro de la banda magnética de la tarjeta de crédito, se podría  convalidar por toda la Eurocopa más los partidos de Nadal en  el torneo de Wimbledon...

38 comentarios:

  1. La marededeu, siempre me pareció que el futbol era el mejor de los liberadores.... femeninos, los chicos se largaban y dejaban de dar la "vara".... y todos contentos. En cuanto a llevarlos de compras, donde sea,... nastis de plastis, menudo rollazo. Bss. de una rebelde natural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No te gusta ir de compras ni de trapitos...? Sí que eres rebelde, emejota... Y excepcional...

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Ejem...verás,Luis Antonio...es que no se trata de esa disyuntiva:
    El fútbol o El Corte Inglés
    Al menos no siempre.
    Ocurre que las mujeres tenemos también nuestras aficiones,nuestros gustos deportivos,etc,etc,etc
    Y sí,te doy la razón en lo de dialogar,pero,has pensado por un instante lo difícil que resulta hacerlo cuando un balón rueda por un campo de fútbol?
    No,seguramente no,porque también irán tus ojos tras él,je,je,je
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. El fútbol o El Corte Inglés es un mero ejemplo. La negociación puede ir por otros derroteros...
    El diálogo, por supuesto, ha de ser antes o después del partido. No hay que perder la concentración mientras la pelota discurre, llena de incertidumbre, por la cancha...

    Más besos para ti

    ResponderEliminar
  4. Hay una alternativa, no sólo válida para el fútbol, sino para todo tipo de programas que normalmente una pareja no disfruta de igual modo. No es mi caso, porque mi única pareja es mi perro y ninguno de los dos vemos la televisión, salvo en ocasiones, pero sí el de un amigo mío.
    Él tiene otra televisión en su estudio y cuando no coinciden en el programa que quieren ver, su esposa se queda en el salón y él va al estudio. Sin problemas. Desde luego, si en una pareja se llega a la disyuntiva de "el fútbol o yo", es conveniente no contestar, hacer las maletas y marcharte de casa, porque el matrimonio no funciona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa, aunque nunca hemos llegado a ese extremo, hacemos lo mismo que tu amigo. Es preferible esta opción a la de compensar con El Corte Inglés...Jaja.
      Un abrazo, Carlos

      Eliminar
  5. Creo que a la pareja nunca se le ha de hacer renunciar a los hobbys que tenía desde antes de conocerse. Ni usar ese tipo de chantaje de, si ves el partido mañana yo... o... como no me has hecho caso durante el partido de hoy, esta noche no hay meneo.
    Cuando tu churri es futbolero es futbolero de siempre y eso hay que aceptarlo y saber que vendrán muchos findes en casa, mientras dure la liga y demás trofeos.
    Como esas listas que les piden que elijan entre su madre o ellas, cuando la relación no es buena... aysss pedorras... que donde esté una madre...
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un encanto, Tesa.
      Si escribo lo mismo que tú, alguna otra comentarista me cuelga...

      Un abrazo

      Eliminar
    2. :)
      Bueno, es que la solución está, al principio, al hacer el casting ... en no pasar a los futboleros
      (ni los que tengan madres difíciles)
      Bueno, fuera de broma: a la gente hay que aceptarla como es y no pretender hacerla cambiar, y si te gusta otro perfil de persona, mejor buscar alguien más cercano a ese perfil que intentar crearlo a partir del primer pobre que se presta.

      Eliminar
  6. Una amiga dice: "Yo lo tengo claro, si le planteo esa disyuntiva..... No se lo voy a poner tan fácil, prefiero tragarme el partido"
    Hay que negociar, ser asertivo... y todas esas cosas...¡Pero aquí se ve el fútbol!

    Yo no tengo esos problemas :)


    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien. Veo que no estoy solo...Deduzco que tanto tú como Tesa también sois aficionados al fútbol...

      Un abrazo

      Eliminar
  7. En casa solucionamos el problema con dos televisores, o un libro durante el partido, que siempre es una buena opción para mí. Pero como van las cosas, no pondría al pobre hombre en la disyuntiva. Tampoco me conviene en realidad, por si elige la pelota, ¿qué hago?

    No te imaginas lo que me gustaría ir al Corte Inglés, pero hay restricción en la venta de moneda extranjera en mi bendito país, así que está bien difícil para nosotros pensar en ir de paseo por allí y encima de compras.

    Eso sí, aquí en la Argentina lo que es bien accesible es el fútbol por TV. Hay fútbol casi todos los días y se emite a través del canal público: "Fútbol para todas y todos". Es una medida que ha adoptado nuestra presidenta que siempre piensa en el bienestar popular... Mientras tanto ella sigue comprándose carteras de Givenchy y Luis Vuitton que cuestan todos los dólares que los ciudadanos ni olemos...

    Me gustan estas entradas que dan para el debate. Desde el título me llaman a opinar y me divierten. Te lo agradezco, Luis Antonio. La verdad es que nos hace falta, tanto como el fútbol, para lograr olvidar El Corte Inglés por un buen rato.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer, viendo el soso partido entre Croacia y España también tenía un libro entre las manos... Me gusta, sobre todo, ver al Barça y a pocos más...No soy nada fanático aunque disfruto cuando pierde el R. Madrid...jajaja.

      Lo que explicas de Argentina me resulta familiar. Desde que estuve ahí la siento como propia.

      Gracias a ti, Fer, por tus comentarios y por las entradas de tu bitácora que tanto nos enseñan

      Besis

      Eliminar
    2. Rectifico:

      BESSSOOOSSS !!!

      Eliminar
  8. Vale! me apunto: te dejo ver el fútbol y después me llevas al Corte Inglés .Pero me temo que de eso nada monada.Mí chorvo, es un futbolero de vez en cuando.Ojalá le gustara! hasta el punto de poder negociar jejeje :(

    -El que es un futbolero y, ademas que no se callaaaa el puñetero: es mí vecino.Que entre que pone la TV y la radio a toda pastilla.Ademas se transforma: es militar y, parece un energúmeno gritando.Su señora: es un encanto!.Nos pide disculpas es tan buena gente que dice que ella lo quiere como es (por lo que se queda sin Corte Inglés)).-Ya me gustaría a mí sentir esas sensaciones.A quien le gusta! le sirve de terapia para olvidarse un poco de sus mortificaciones.Cada vez hay más mujeres futboleras:)

    Feliz semana Luis Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu simpático comentario. A un vecino como el tuyo lo soprtaría solo si fuese del Barça...Pero, siendo militar, seguro que es del R. Madrid. ¿Me equivoco?

      Cuando la mujer se meta más en política y en el mundondeportivo...tendremos más temas para hablar...

      Besos, Bertha

      Eliminar
  9. Y por que no: mientras tu ves el futbol yo me voy un rato al Corte Ingles?

    Esto no va por mí que vivo sola y me gusta el deporte. Un beso Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HECHO !!!
      El Corte Inglés me aburre. Sobre todo la sección de ropa de mujer...

      Besos, Lola

      Eliminar
  10. En el mundo de la pareja lo componen dos personas, no solamente una, por lo tanto, cada una tiene sus propios gustos y aficiones, y no se puede anular a ninguno de los dos, sino que, cada cual, elija lo que quiera hacer, y que cada uno disfrute, individualmente, de sus aficiones, ninguno de los dos tiene por qué elegir, es así de sencillo.

    Por cierto... no me gusta nada el fútbol pero sí me encanta El Corte Inglés jajaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces las personas muy posesivas no respetan los espacios personales ajenos...

      Tú y yo nos entenderíamos...

      Besos, María

      Eliminar
  11. jajaja LUIS ANTONIO, pero túúú ¡¡me quieres matar de hambre o qué!! ¿ni te imaginas la de divorcios que llevo por incompatibilidad con la suegra, con el fútbol, con los ronquidos, con lo mal que le huelen los pies, con l@s bruj@s de sus amig@s...? ;-)

    Te aseguro que jamás de los jamases me metería en nada de lo que le guste a nadie, ni marido, ni amig@s, ni hj@s, ni nadie que esté cerca de mi... todo el mundo tiene que tener su espacio y sus aficiones oootra cosa es que me obliguen a compartirlas de manera habitual sin gustarme, que si es alguna vez, tampoco pasa anda.

    A mi no me gusta nada de nada el fútbol, pero aun menos ir de compras y muchísimo menos al Corte Inglés antes me trago la copa del mundo enterita con tanda de penaltis jajaja y si además me hablas de rebajas entonces me hago hincha del equipo que quieras ;-)

    No es que no sea coqueta, que lo soy mucho, pero el tiempo que dedico a comprar es el justo e imprescindible. No me gustan nada las aglomeraciones de los centros comerciales enormes, ni como ocurre en el Corte Inglés que te acercas a una prenda y te asedian las dependientas, sin darme cuenta me veo en un probador con mil prendas que ni siquiera he escogido yo acosándome con el ¿cómo te queda? ¿te gusta? y tú encerrada esperando que se despisten para huir y que te dejen en paz jajaja o terminas agotada de dar vueltas intentando encontrar la escalera mecánica que vaya a donde tú quieres... yo me despisto a la mínima ¿te imaginas lo que es mi vida ahí? ¡¡un infierno!! necesito brújula y un antiestrés...


    Un beso grande LUIS ANTONIO... yo soy fácil de conformar, de verdad ... que me dejen en mi mundo y en paz:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Eres especialista en separaciones? Espero no requerir de tus servicios...

      Veo que hasta en estas lides eres modélica: nada posesiva, no te gusta gastar y hasta llegarías a militar en el equipo de tu pareja... ¿aunque fuese el Barça? !Vaya chollo de mujer! Y además, por si fuera poco, te agobias en El Corte Inglés o similares...

      Sin duda alguna, un buen partido...


      Besssooosss, María

      Eliminar
  12. O el fútbol o yo. O conmigo o contra mí.¿No puede ser el fútbol y contigo aunque no sea el fútbol contigo? ¿No puede ser contigo, aunque no siempre esté plenamente de acuerdo contigo? Ni el fútbol es cosa de hombres ni las compras de mujeres. Quizá fuera así en un principio porque el fútbol es una formalización incruenta de la guerra y la guerra siempre fue cosa de hombres, esto sí. Pero hoy todo es cosa de todos, es cosa de ponerse de acuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, todo es de todos, pero las preferencias de unos y otras todavía difieren en mucho...
      Lo de ponerse de acuerdo es vital y cuando hay buena voluntad, ningún problema.

      Un abrazo, Juan.

      Eliminar
  13. Leyendo a JUAN NAVARRO ¿sabes de lo que me doy cuenta? que no... el fútbol para muchos, hombre ( y mujeres) no es una afición, es una pasión, es una obsesión... ese es el verdadero problema.

    La pasiones y las obsesiones o las compartes o surgen cuando menos roces... cuando no, verdaderos problemas. Porque algo que te apasiona te absorbe del todo, tiempo, energía, te hace moverte en determinados círculos, ambientes y eso... lo dicho, o lo compartes o mala cosa. Negociar un poco, se debe hacer siempre... si la negociación es eterna, mala cosa...agota y separa.

    Me vino la inspiración jajaja porque hace un momentito se acaba de ir del despacho una pareja... ellos me han dado la clave:-)


    Muaaakss grande y buen día.

    ResponderEliminar
  14. De Juan Navarro también has de leer el libro que acaba de publicar: "Mala memoria". Es muy interesante.
    Veo que relacionas la actividad profesional con la lúdica con notable éxito. Ahí está ese acertado comentario...

    Besos y "bona nit", María

    ResponderEliminar
  15. Yo creo que en la relación de pareja ha de primar la tolerancia. Y el hoy por ti y mañana por mí debería ser moneda de uso corriente en el matrimonio. Cuando alguien quiere todo para él, y no ofrece concesiones, algo anda mal. Por eso, me parece perfecto lo del "Corte Inglés".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tolerancia y respeto por ese espacio personal que se acostumbra a tener por ambas partes. Si uno de los dos es posesivo...¡mal asunto!
      Un abrazo, Miguel

      Eliminar
  16. Dicen que viajar instruye mucho y también ayuda a comprender que el Big-Bang no surgio desde nuestro propio ombligo. Acabo de venir del Norte de Europa y la explosión futbolera no es menor que aquí, hablando de la Eurocopa claro. Las calles están vacías y hombres y mujeres se atrincheran delante de pantallas gigantes para ver a su equipo.
    También puedo hablar de lo que pasa en mi ciudad donde la pasión futbolística es un pasión compartida casi al 50 por 100 entre hombres y mujeres. Es más me atrevería a decir que ellas al poner más pasión al asunto han transformado la actitud de los hombres hacia ese bello deporte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que te ha sentado bien ese viaje, amigo Krapp. Me alegro. Sin embargo, en bastantes países europeos acostumbran a vaciarse las calles muy pronto haya o no fútbol...

      Seguro que esa sorprendente presencia igualatoria de mujeres en los estadios gallegos atempera los ánimos de los varones.

      Eliminar
  17. Sobre todo si cuando se conocieron ya existía esa afición. Hay una tendencia a controlar lo que el otro/a ya era cuando le conocimos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El control y el ánimo posesivo deben atemperarse. Cierto.

      Eliminar
  18. ¿Quién hace la pregunta él o ella?

    Yo ya sabes lo que opino del fútbol. Si los gustos no se los vas a cambiar a nadie, pero ir en el coche y estar escuchando el fútbol, estar en casa y no perderse una...eso no lo entiendo. Vamos que mi coche es otro con sus baladas de rock y eso...

    Y las compras tampoco, aquí cada uno es autónomo para hacerse las suyas, que ya sabemos que los hombres sois muy sacrificados.

    Yo lo que pido es que me avisen con tiempo, que no tenga que tirar yo de planning de fútbol, y entonces hago yo mis propios planes y todos contentos, pero se avisa... ¿no?. Y luego lo de las dos teles eso es de toda la vida, faltaría más, yo me entero de los goles desde la distancia, como no podría ser de otra manera.

    Y por lo demás todo bien.

    Pero ya te digo que no no es la primera ni la segunda vez que voy al fútbol, ni a los toros. Como verás empeño pongo, pero como no lleves las pelotas en los genes...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese tipo de pregunta sólo puede hacerlo...ELLA. Fijo.

      Eres un sol, Angie. Deberías dar clases de esta materia de corte conyugal. Muchos la necesitan...

      Lo de "las pelotas en los genes" me ha hecho mucha gracia...

      Besos

      Eliminar
  19. Y si no fuera el fútbol, ya nos inventaríamos otra cosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Hay quienes tienen mucha imaginación...para presionar emocionalmente, ¿no?

    Bienvenida a esta casa, virgi.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Pienso que la pareja han de ir juntos, pero no revueltos. Cada uno su espacio y mucho respeto por éste mismo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Bienvenida mj. Totalmente de acuerdo con tu conclusión sobre este debate incruento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar