lunes, agosto 01, 2011

El anonimato debe desaparecer de Internet


Randi Zuckerberg: "El anonimato debe desaparecer de Internet"

Las declaraciones de la hermana del fundador de Facebook reabren el debate sobre los seudónimos en la Red (El País, 1/VIII/2011)

Sé que se trata de un tema controvertido. Me importa más lo que piensan mis amigos y conocidos que lo que pueda opinar la mayoría. Hace tiempo era partidario inequívoco de combatir toda suerte de anonimato o camuflaje de la propia identidad,  pero hoy me conformo con que mis interlocutores - anónimos, con pseudónimos o con perfiles inventados - me faciliten su correo electrónico o cualquier dirección a la que pueda dirigirme en caso de necesidad de réplica. Los que se niegan a facilitar dicho registro me provocan evidentes recelos...

Una anécdota: uno de mis interlocutores anónimos que me lanzaba, tiempo atrás, alguna que otra pulla resultó ser un conocido amigo que tenía su propia bitácora y con el que mantenía buena relación. ¿Doble personalidad? La pregunta que me hago es ¿quién de los dos es el autético y sincero? No le he afeado su conducta ni le he dicho nada, pero él sabe que ya lo sé... 

27 comentarios:

  1. Hablo de mí: Nunca he usado el anonimato. Comprendo que algunos lo usen, pero nunca mantengo debates con quien no facilite algún tipo de dato suyo -como un correo electrónico persoalizado-. Acepto, en mi blog, cualquier tipo de comentario anónimo siempre que sigan unas normas mínimas de corrección, entre otras cosas porque, como sabes, quien mantiene un blog también es responsable de los comentarios que deja que se publiquen en él.
    En cuanto a la cuestión del anonimato en la red: es prácticamente imposible en Internet. Hay que ser muy experto.

    ResponderEliminar
  2. Leí el texto de la susodicha y me parece que su pretensión es eliminar incluso seudónimos, nicks y personalidades virtuales. Todos desnuditos y con el carnet en la boca para que puedan conocernos, reconocernos, meternos en nuestra jaula respectiva y darnos alpiste para que podamos producir mejor.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen texto para generar un gran debate. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. anónimo turolense9:06 p. m.

    No estoy en contra del anonimato,siempre que se respete a los demás y se exprese con corrección. Este anónimo considera tan interesantes,o más,los comentarios anónimos como los identificados.El anónimo suele expresar con mayor sinceridad lo que siente.El identificado tiende a expresar lo politicamente correcto,aunque haya excepciones como algún participante de este blog.

    ResponderEliminar
  5. Randi sostiene que las personas se comportan mejor cuando su verdadero nombre es visible. "Pienso que las personas se ocultan detrás del anonimato y tienen la idea de poder decir lo que quieran detrás de esta puerta cerrada".

    ResponderEliminar
  6. A anónimo turolense:

    Tienes toda la razón, pero sabes también que "tirar la piedra y esconder la mano" es lo que caracteriza a ciertos anonimatos. Y ahí esta la raíz del debate...

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. A mi me da absolutamente igual en un principio escoger un nick era cosa de mantener anonimato, considero Luis que ahora cada vez menos se utiliza, yo utilizo un anagrama de mi nombre sencillamente porque me gusto y es el que tengo y me aceptaron en el correo como válido, Lisebe hasta parece mi nombre y hay gente de mi entorno que hasta me llama así antes que llamarme Lidia, ya ves cosas de internet.

    Por lo que hace a tenernos a todos controladitos, no hace falta internet, ya nos tiene Hacienda con el DNI o las agencias de viajes o avion o las targetas de crédito. Que más da decir o no el nombre si nos tienen en el ojo avizor queramos o no!!

    Pero personalmente me parece simpático y agradable el nombre de Li/se/be/y creo que va mucho conmigo!! o no??

    Besossss Luis

    ResponderEliminar
  9. Hace unos días en el blog de una amiga bloguera dialogábamos sobre este tema, ya que una persona anónima comentó algo, y una amiga bloguera no le pareció muy bien su comentario y alegó algo al respecto, en cambio la dueña del blog no lo veía mal, e incluso, yo tenía pensado sacar este tema en mi blog a modo de debate, también.

    Mi opinión al respecto es que pienso que hay anónimos muy respetuosos y educados y hacen muy buenos comentarios, lo que pasa que, por motivos personales, prefieren no identificarse con un nick, y yo no lo veo mal, y los respeto, lo que no me parece correcto que entren como anónimos insultando y alterando el orden, y que muchas veces, anónimos o no, también lo hacen, que no porque se pongan un nombre van a ser mejor personas.

    Yo creo que todos somos personas, con o sin nombre, y que por lo tanto, todos los comentarios deben respetarse siempre y cuando hablen con respeto, pero que para entrar en un blog no creo que haga falta tener que pedir el DNI, ya lo que faltaba ¿no crees?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo12:22 a. m.

    Es tan simplona esa pretensión. La red dejaría de ser interesante si todo el mundo se manifestara identificado.

    ¿Qué trascendencia tiene lo que escribimos en ella?

    Poquísima, si exceptuamos la encaminada a un objetivo determinado. Como ahora con el 15 M, y otros movimientos sociales, por poner un ejemplo.

    En el caso de compras, o temas comerciales, la gente si está obligada a dar unos datos.

    Pero en una simple charla con gente a la que no vas a ver nunca, o casi nunca, ¿qué importancia tiene la identidad?

    Nos da miedo la libertad. Eso no es nuevo. Porque la libertad abre la posibilidad de acercarse a los límites. En la represión, esos límites chirrían amenazantes para que no te acerques a ellos.

    ¿Pero los límites qué son en una charla sin importancia?

    Los únicos límites son el delito.

    Y el delito en internet está más o menos tipificado. Como en el caso, para mí imperdonable, de no respetar la confidencialidad ajena, y publicar datos personales de otros, o usurpar la identidad ajena...

    El resto, incomodidades dialécticas, desavenencias de escasa duración, egos un tanto vapuleados por fechas, y poco más.

    ResponderEliminar
  11. Bueno contesto con tu permiso Luis a Anónimo, considero que temas como el 15 M y otros como especificas, su lugar no es en los blogs personales,cada uno puede exponer su punto de vista al respecto o inclusive colgar una noticia interesante, la trascendencia depende de cada cual.

    Cada uno es libre de expresarse y escribir siempre y cuando lo que dice bajo el nick de anónimo no perjudique a los demás internautas en sus comentarios por ejemplo, como citas en los últimos párrafos.O como bien dice Maria

    De lo que no estoy nada de acuerdo es que seamos ceros personas que escribimos y que no nos lleguemos a conocer nunca.

    No es cierto somos personas con nick o con nombre que hasta hemos hecho quedadas con blogueros de todas las zonas y lo hemos pasado genial.

    Precisamente de eso se trata de poner nombre y cara a esas letras INTRASCENDENTALES como tu las llamas y conocer a personas estupendas que toman los blogs como una forma de expresión , de diversión, de desahogo y hasta de cultura me atrevo a decir.

    Personas que en las dos quedadas en las que he participado he descubierto a personas brillantes como escritores muy conocidos por su trabajo y de ahí que se escondan detrás de un nick tan solo para pasar desapercibidos y poder comportarse como uno más, a personas como el mestre Sebastiá Serrano en el que no tiene nada de agobio en poner su nombre al blog, a personas de TV y un largo etc de PERSONAS que les gusta escribir en sus blogs.

    Digamos que el poner nick depende de cada uno y que cada uno tiene sus propios motivos.

    ResponderEliminar
  12. Yo soy partidaria del anonimato hasta que se utiliza para perjudicar a alguien. No entiendo por qué todos deberíamos aparecer desnuditos, como dice Krapps... para que???
    El anonimato tiene sus ventajas, y es que tras un nick nos atrevemos a decir/escribir cosas que con nuestra propia identidad no manifestaríamos. Cobardía??? Pues no sé. No lo creo. Es más bien, por un lado, no renunciar a esa pequeña parcela que nos pertenece sólo a nosotros y que no estamos "obligados" a compartir con nuestra gente... Es una válvula de escape que nos permite movernos por este mundo sin que se nos señale con el dedo....
    En mi blog yo permito comentar a anónimos siempre que cumplan unas normas básicas de respeto hacia los demás y hacia mí misma. Si no las cumplen, puerta. Sin problemas.

    Un beso, Luis

    ResponderEliminar
  13. El anonimato tiene su lado bueno cuando sospechas que alguien te engaña (entre otras miles de cosas) y llegas al punto de que para descubrir la verdad tienes que recurrir a "ciertos" recursos anormales.

    ResponderEliminar
  14. He buscado en "FRASES DE ANONIMATO" alguna frase que me hiciese parecer inteligente y he encontrado esta, que curiosamente es anonima:

    "Llevar un uniforme no necesariamente le hace a uno honorable, sino que, desgraciadamente a menudo, proporciona el anonimato para el asesinato en masa."

    Pues eso...
    ¿Que tal el pueblo?

    ResponderEliminar
  15. Estoy contigo. Quien no tiene nada que esconder no debe de escudarse en un seudónimo, o no facilitar correo ni dirección. Yo, por suerte, no he tenido problemas en este sentido, y si algún día tengo alguno no pienso perder mucho tiempo con él.
    Salud, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. A mí no me gusta el anonimato. En ningún caso. A mí me gusta saber quién es mi interlocutor/a. No entiendo por qué hay gente que se ¿esconde? tras el anonimato.
    (tal vez alguien me lo pueda explicar, y a lo mejor me convence...)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. A Anónimo:

    Nada que objetar a lo que vienes exponiendo. Cada uno es libre de dar más, menos o ninguna información sobre sí mismo. Ningún problema mientras impere la corrección y el respeto, pero en el supuesto de que alguien te solícitase una cosa tan simple como una dirección electrónica porque el debate o el principio de reciprocidad lo exige, ¿se la facilitarías?

    ResponderEliminar
  18. A Anónimo:

    Hay algún problema técnico porque me ha llegado por correo tu segundo comentario dirigido a Lisebe, pero no sale en este apartado. El texto dice así:

    "Como contestación a la interviniente Lisebe: yo no me refería concretamente a los blogs, sino a Internet en general, tal como reza el título del post.

    El opinar, o escribir no tiene como objetivo conocerse, aunque es una posibilidad más y siempre opcional.


    El peligro de Internet es justo el contrario, exponerse demasiado, y que puedan publicarse datos o cosas personales, e incluso la usurpación de personalidad, copiado de fotos y publicarlas en público... etc.

    Algo que ocurre todos los días en los diferentes formatos de que dispone la red. Es un delito, está tipificado, pero no es fácil dar con los infractores.

    Lo importante de esta comunicación debería ser más el mensaje que el emisor, ya que son temas generales.

    No obstante, todas las opciones son legítimas mientras no perjudiquen a otros.

    Una opinión es una opinión, insisto, de escasa trascendencia, no me meto en la calidad de los emisores, ese es otro tema que no tiene nada que ver con el anonimato.

    Y no he hablado para nada de "ceros" he dicho y mantengo que estas charlas por entretenimiento tienen escasa trascedencia. Aunque puedan estar muy bien escritas por quien posea talento para ello.

    Con lo del 15 M me refería al gran poder de difusión que tiene la red a través de sus redes sociales, ahí si que hay una trascendencia, para bien o para mal, por su gran poder de convocatoria.

    Pero bueno, el mundo está cayéndose a trozos en una especulación económica salvaje de límites todavía desconocidos, y esto, insisto no deja de ser una agradable brisa de intercambio de opiniones"

    Publicado por Anónimo para LUIS ANTONIO a las 1:41 AM

    ResponderEliminar
  19. Hola Luis Antonio. Según iba leyendo los comentarios iba a decir algo pero tras leer algunos más veo que se mezclan tantos temas que ahora ya no sé qué decir. En cualquier caso valoro mucho lo que se transmite independientemente de quie´n lo transmite. Hay que contar con que se dan situaciones desagradables pero son la excepción.

    Cada cual es libre de darse a conocer en la medda que quiere. Tu dirección de correo electrónico es algo personal, igual que tu número de teléfono, no se lo damos a todo el mundo y no por ello debe haber suspicacias. Pero, repito, ando algo perdida en esto ahora mismo.

    Y ya me voy porque llevo tres horas escribiendo este comentario, se me borra cada tres alabras y no veo la forma de terminarlo.

    Muchos, muchos besos y saludos desde la Gran Bretaña.

    ResponderEliminar
  20. A Angie:

    Tienes una bitácora, pero eres reticente a dar tu correo electrónico. No te entiendo, Angie.

    Que te lo pases bonito poe la Gran Bretaña. Te lo deseo de corazón.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  21. Nooooooooooo Luis el anónimo no facilitaria correo electrónico, precisamente porque es anónimo y sería exponerse a ser descubierto... vete a saber por qué ya que ha llegado hasta aquí ..

    Vuelvo a decir que lo trascendente depende de cada cual que escribe y de los que leen y reciben la información..

    Yo personalmente tanto escribo cosas trascendentes como sin importancia para el anónimo de lo que estoy segura es de que la importancia no es solo de quien lo escribe sino de quien lo recibe o para quien lo quiera recibir..

    Las vidas no son intrascendentes y todas y cada una lleva consigo su propia lección ¡¡anónimo!!

    ResponderEliminar
  22. A Lisebe:

    No veo que una dirección de correo electrónico desvele la identidad. Sé de personas que tienen varias...

    ResponderEliminar
  23. El anonimato da libertad. Claro que cada persona reprime cosas diferentes.
    Una buena persona reprime tal vez sus deseos de crear o de mostrarse por vergüenza y tal vez un artista se oculte detrás de un introvertido. En cambio una mala persona reprime su verdadera bajeza y se disfraza de decente por el super-yo social.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. A Gamar:

    Para mí la libertad es no tener que echar mano del anonimato para expresar lo que se piensa.

    Me alegra saber de ti, Gamar, después de tanto tiempo...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Anónimo7:41 p. m.

    Es muy sencillo, Luis Antonio: uno tiene amigos excelentes a los que se aprecia profundamente, pero a los que por motivos comprensibles no se les puede decir toda la verdad. Ninguna amistad soporta una dosis excesiva de sinceridad. Hay amigos a los que quiero sobre los que tengo mis propias opiniones que JAMÁS me permitiría hacerles. ¿He de decir a un amigo querido que su vida está equivocada y que lo que pasa en realidad es que es gay y no quiere reconocerlo? ¿Quién soy yo para hacerlo? Una vez me pidieron una opinión sincera sobre una novela que había escrito un amigo. Cuando se la di -y era negativa- dejó de ser mi amigo, a pesar de que lo hice con toda delicadeza. Entiendo que se utilice el anónimo para decir lo que no se puede decir de otra manera. La amistad se sostiene sobre unas formas y unos límites que no pueden ser traspasados. El anónimo -cuando se le deja ser y no se investiga- puede decir -eso sí con corrección- lo que el amigo no puede decir JAMÁS.

    ResponderEliminar
  26. A Anónimo:

    Si lo que caracterizara a los anónimos fuese la corrección y que dicen la verdad no habría lugar para debate alguno. Pero sabes bien que no pocos - sobre todo en foros - pierden las formas...

    El amigo que no aceptó tu opinión sincera sobre su novela no era tan buen amigo si rompió la relación por ese motivo. A veces confundimos verdades con opiniones.

    Personalmente valoro y tengo en más consideración lo que me dicen personas conocidas que las que no se atreven a mostrar alguna forma de identidad. Los que tenemos conciencia de nuestros límites tampoco nos creemos las adulaciones gratuitas y retóricas.

    A pesar de tu activa presencia en esta entrada todavía no me has contestado a una pregunta que te hice...

    Saludos y gracias por tu participación

    ResponderEliminar