sábado, agosto 27, 2011

Albert Einstein aconseja, sugiere, enseña...




Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber” 

27 comentarios:

  1. Tengo curiosidad por saber si has abierto la puerta de esta entrada por las enseñanzas de Albert Einstein, por...la camiseta publicitaria o por cualquier otro motivo.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la publicidad...

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, a mí lo que más gracia me ha hecho ha sido el mensaje que ha escrito Einstein, es muy bueno, jajajaja, y por cierto, yo también los recomiendo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¡Genial entrada! ¡Felicitaciones1

    ResponderEliminar
  5. Respuesta a tu curiosidad: porque te tengo suscrito en Reader. Las poderosas razones que cubre -o encubre- la camiseta no tienen nada que ver con el conocimiento, aunque habitualmente sean un poderoso gancho para según qué inquietudes consumistas.

    ResponderEliminar
  6. Un placer venir a saludarte y volver con una sonrisa!

    Un abrazo, Luis Antonio!

    ResponderEliminar
  7. Yo por el título del post, Luis, porque en mi enlace de la columna izquiera no aparecen las fotos que ilustran los posts de los enlazados....
    Y sí, estoy de acuerdo con Einstein y con la leyenda de la camiseta tb, claro.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Poderosas razones las del tío Albert. Es una pena que el humor no tuviera entrada en aquellos circunspectos libros de texto en que aprendimos a odiar al mundo y sus razones.

    ResponderEliminar
  9. Evidentemente... por la camiseta. Podemos hablar muchos idiomas... pero todos (no todas) pensamos en lo mismo...

    ResponderEliminar
  10. La ciencia vende, y mucho. No en vano figura en el Barómetro de Demoscopia como lo más valorado por los españoles. Y en el mundo científico la figura de Einstein lo desborda todo. Por eso, y dado su talante burlón y serio a la vez, no se molestaría por ver su nombre en cualquier pechera ilustre, entre otras razones porque la "relatividad" permite entender también la evolución de los cuerpos y sus sugerencias. En todo caso, podría tomarse como un ejemplo práctico de la leyenda: la penetración en el mundo del saber siempre es placentera. Un abrazo, Luis.

    ResponderEliminar
  11. Mientras se lo nombre, no importa dónde sea.
    Un genio queda bien en cualquier parte.
    Alicia

    ResponderEliminar
  12. Pues no sé aquí quien tiene más tirón si Einstein con un brazito levantado y una tiza, o la chica, que está en jarras.
    Je, je, me encanta tu humor de finales de agosto.

    Kisses.

    ResponderEliminar
  13. Por la camiseta.
    Solo al rato leí el texto.

    ResponderEliminar
  14. Según la primera fotografía... ¡dos razones! :)


    un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Dos poderosas, sí señor, antes las que el mismo Albert se hubiera sentido tentado de mirar de reojo, como nosotros.

    ResponderEliminar
  16. A Groucho, P Vázquez "ORIENTADOR", Gamar, De cenizas y Joselu:

    Gracias a vosotros, las dudas que albergué sobre si procedía poner o no la camiseta de marras han quedado despejadas. Me sumo a vuestra admiración por las prendas sugerentes...

    ResponderEliminar
  17. A María:

    Entre ellos, como bien sabes, están los tuyos.
    No opinas de la camiseta...
    Besos, María

    ResponderEliminar
  18. A Alma Mateos Taborda:

    Gracias, Alma. Eres muy generosa

    ResponderEliminar
  19. A Juan Navarro:

    No sé muy bien qué es eso de Reader.

    La camiseta + la publicidad de vuestros blogs + la frase de Einstein han conformado un cóctel que no tenía más pretensión que provocar alguna que otra sonrisa.

    La realidad política y económica son tan sombrías...

    ResponderEliminar
  20. A Susi DelaTorre:

    El placer es mío, estimada y admirada Susi

    ResponderEliminar
  21. A Novicia Dalila:

    ¿Y si hubiesen aparecido las fotos? Me quedo con las ganas de saber cuál habría sido tu respuesta. Aunque casi me la imagino...
    Besos, Novicia

    ResponderEliminar
  22. Al Dr.Krapp:

    Eran aburridos, pero tanto como para aprender a odiar al mundo....Conmigo no consiguieron ese objetivo

    ResponderEliminar
  23. A Fernando Manero:

    Me liberas de un pesar. Por un momento llegué a pensar que Eisntein podría sentirse ofendido de la publicidad frívola y de la instrumentalización que hago de su figura...
    Un abrazo y bienvenido, Fernando

    ResponderEliminar
  24. A Alicia María Abatilli:
    Gracias por tus palabras, Alicia

    ResponderEliminar
  25. A Angie:

    Yo creo que uno y otra, cada uno en su papel, tienen gancho.
    Espero que tu humor también sea óptimo. Las vacaciones están llegando a su fin..
    Besos, Angie, y bienvenida

    ResponderEliminar
  26. Si tienes el correo de Google, o Gmail, junto con la opción del correo, aparecen una serie de opciones: Calendar, Docs, Fotos, Web, G+, etc y, entre ellos, Google Reader o Reader. Si lo abres, verás que tienes la opción de suscribirte a bitácoras. El sistema te avisa de las novedades de las bitácorás suscritas y te permite al tiempo leer esas novedades. Luego puedes comentarlas o no. Ese es el Reader al que me refiero. El aviso es neutro, sólo ves el contenido cuando accedes a él.
    En cuanto a las fotos, seguramente Einstein estaría encantado con la primera y no tendría ningún inconveniente con la segunda. Él entendería que vivimos en una época en que todo se consume, de las patatas a la información, de la ignorancia al conocimiento. Preferiría ser gancho para el conocimiento. Por Interviú, por ejemplo, sabría que las "razones" siempre son importantes.

    ResponderEliminar
  27. A Juan Navarro:

    Muchísimas gracias por la información técnica y por presentarme a un Einstein tolerante y con sentido del humor. Me quitas un peso de encima pues a este genio le tengo mucho respeto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar