sábado, mayo 07, 2011

MILITANTE CONVICTO Y CONFESO DE LA DUDA


Si alguna vanidad tengo es la de militar en la duda y "alardear" un tanto de ello... Ahí están mis numerosas entradas con la etiqueta de “reflexiones”, “debates”... que responden a la necesidad imperiosa que tengo de compartir con los demás las incertidumbre que me embargan sobre “mil y una cosas”  y que con harta frecuencia me provocan miedos, incomprensiones y soledades.

Los que nos movemos en estos espacios - donde la niebla impera a sus anchas y la lluvia copiosa nos inunda de interrogantes - nos llevamos bastante mal con los “afortunados” iluminados que  poseen  la verdad y se hacen más voceros que portavoces  de los dogmas. “Que con su pan se los coman...”

Quizás, en el fondo, esta rabieta sea la proyección de una envidia incontenida  que me embarga a mi pesar... Pero por paradójico y contradictorio que pueda resultar, me aterra la idea de que algún día pueda abandonar la militancia en el partido de la duda crónica...

Prefiero seguir buscando respuestas antes que comerciar con los dogmas.



23 comentarios:

  1. Anónimo11:38 a. m.

    Esa frase que has extraído "que con su pan se lo coman" es expresión del sentimiento de saber que muchos somos en esta Cataluña nacionalista invitados de segunda mesa, impropios (por nuestra lengua) y que se nos mal soporta salvo que, como tú, asuma y acepte toda la parafernalia del orgullo nacional (inmersión, castellers, etc). Tu pretendida duda es bien expresada por CIU, partido trasversal que juega a todas las bandas: el soberanismo, el posibilismo, el pragmatismo y dejar pasar el tiempo a ver si la fruta va madurando y cae sin demasiado riesgo (la independencia). Por supuesto que tendrán en muchos como tú compañeros de viaje que les vendrán bien, pero desengáñate, nunca te tendrán como a uno de los suyos. El campo de juego tiene a unos propietarios de la tierra y a otros añadidos que si quieren subirse al carro serán elogiados (pero no aceptados) y a otros muchos que se quedarán sin patria como yo, que ni soy, como tú cree,s un españolista irredento ni un dogmático. También hago de la duda un elemento esencial. Y Montserrat y todo lo que inspira con sus aromas y castellers y mitos de 1714, pues no es lo mío ni me interesa, igual que no me interesa el valle de los caídos o Esperanza Aguirre. Si quieres hacer de la duda un ejercicio metódico, como dices, sigue la trayectoria de un Albert Boadella que, por fin, ha sido expulsado de la tribu o se ha excluido él, pero tú no eres de la tribu auténtica. Yo tampoco.

    Saludos sinceros.

    ResponderEliminar
  2. A ANÓNIMO:

    Comienzo a sentir un cierto afecto por ti. Más que por lo que dices - pues en algunos aspectos desvarías - por el interés que manifiestas por mi grado de integración en esta tierra de acogida que, además, es la natal de las personas que más estimo en este mundo.

    Lástima que el anonimato que te caracteriza no facilite poder debatir de una forma más directa y personalizada...

    Tengo que agradecerte también que, a pesar de las evidentes limitaciones de esta bitácora, como bien señalabas anteriormente, sigas haciendo acto de presencia por este espacio.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Con la felicidad que nos da aprender, que de alguna manera nos iluminen sobre alguna cuestión que desconocíamos o que creímos saber equivocadamente.
    Supongo que no soy el único que disfruta de eso. Por lo tanto, podemos sentir pena por los que para todo tienen respuesta y creen saberlo todo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. A mí también me gusta buscar respuestas. A veces me pregunto si no tendré demasiadas preguntas...pero no, en realidad siempre me ha gustado aprender cosas nuevas.
    Besoss!!

    ResponderEliminar
  5. ¿El doctor Descartes, supongo?
    Seamos sinceros, a los dubitativos la duda nos ampara, nos protege e incluso nos eleva hacia lugares donde los que llevan el GPS puesto nunca podrán llegar.

    ResponderEliminar
  6. Militante:
    ADJETIVO Que milita o participa de forma activa en algo, especialmente en un partido político, asociación o movimiento.

    convicto, -ta
    adj.-s. der. Díc. del reo a quien legalmente se ha probado su delito.

    Confeso
    El reo que ha declarado su delito. Se puede tener por confeso al litigante civil que persiste, luego de la advertencia del juez, en su negativa a declarar o en reiterar las expresiones evasivas con respecto a las preguntas hechas.

    duda
    f. Indeterminación del ánimo entre dos juicios o dos decisiones, acerca de un hecho o una noticia, o respecto a las creencias religiosas.
    Cuestión que se propone para resolverla.
    Sin duda. loc. Ciertamente.
    filos. duda filosófica Primer principio de la investigación filosófica para muchos filósofos, porque presupone la búsqueda de la verdad. En este campo se reconocen dos tipos de duda: la escéptica o real y la metódica o científica.
    gram. adverbio de duda .

    ME CUADRA...

    ResponderEliminar
  7. Anónimo:
    Existe un dicho: "Dode fueres, haz lo que vieres"

    Pertenezco a la tribu de "dudosos".

    ResponderEliminar
  8. Mi querido amigo, si el hombre ha llegado a saber algo ha sido a base de hacerse preguntas sobre todo y no estar nunca seguro de nada hasta que ha sido plenamente verificado desde todos sus aspectos, y aún así nunca será un dogma. Eso queda para los que no piensan y necesitan creer en lo imposible; entonces se funda el dogma que es indemostrable y solo bajo un acto de fe creíble.
    Saludos, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. A base de preguntas se llega a conocer muchas cosas, a mí me encanta hacerme y hacer preguntas a los demás, aunque algunas veces no obtenga respuestas, pero cuando las obtengo voy aprendiendo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. A mí me encantan las dudas. Yo soy un ejemplo vivo de que no sé existir con demasiadas certezas, pero el día que tenga que entrar en un quirófano, por favor, que el cirujano que me tenga que intervenir que no dude. El territorio de la duda es estimulante, pero hay un momento en que la duda se ha de convertir en acción y hay que tomar decisiones con todas las consecuencias. No podemos encantarnos con las dudas. Hay momentos en que hemos de ser resolutivos. Las dudas están bien para la literatura. Son su fundamento, pero en la vida real, en nuestros trabajos son más necesarias las exactitudes, igual que en nuestra función de educadores o padres. Yo no hubiera querido a un padre que dudara continuamente. Hubiera preferido a un padre que se equivocara consecuentemente, y que luego tal vez fuera capaz de reconocer su error. Encandilarnos con la duda no es muy productivo, pero es atractivo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Es mejor ser militante de la duda que del fanatismo. Dudar es una opción asociada con la búsqueda, que ya de por sí dice mucho de la persona. Prefiero a los que dudan, pero luchan aunque se equivoquen, que a los de ideas fijas que ya lo tienen, como se dice en mi tierra, "tó averiguao".
    Un abrazo Luis Antonio.

    ResponderEliminar
  12. A GAMAR:
    ¡Cuánto tiempo sin saber de ti...! Gracias por tu comentario y te prometo visitar tu espacio. Me encanta mantener comunicación con gente de Argentina.
    Realmente, los que alardean de saberlo todo y de no cuestionar sus propias creencias sí que dan cierta pena.
    Un abrazo

    A VANESSA:
    Gracias a la búsqueda de respuestas se puede avanzar en muchos frentes abiertos para afrontar la vida. Naturalmente también hay que aportar trabajo y tesón.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. AL DR. KRAPP:
    Siempre y cuando las dudas no se lleven a todos los terrenos, ¿no? Además, muchas de las respuestas que buscamos son de nuestra estricta competencia.

    A GROUCHO:
    Eres un (libro) diccionario abierto. Después de leer el significado de algunas de mis palabras me entra la DUDA - ¡cómo no! – de si las he utilizado con propiedad o no...

    A BENJAMÍN:
    Hay que matizar lo que dices a Anónimo, porque yo he visto cada cosa aquí y allá...que mejor hacer “la vista gorda”.
    Bienvenido a la tribu, pues.

    ResponderEliminar
  14. A CARLOS GALEÓN:
    Seguramente muchas de mis dudas de carácter existencial se resolverían si aceptara los dogmas sin rechistar....Estoy de acuerdo totalmente con tu comentario. La sintonía en este asunto es total
    Un abrazo

    A MARÍA:
    A mí me gusta hacer preguntas sobre aquellos asuntos que no tengo claros y no tengo inconveniente alguno – más bien lo agradezco – en aceptar otros criterios si se me convence con argumentos sólidos que no exijan la fe del carbonero.
    Besos

    A JOSELU:
    Una cosa es ser un “cagadubtes” – que no es mi caso - y otra muy distinta es afrontar esa soledad en que uno se encuentra cuando no acepta dogmas ni respuestas a interrogantes de carácter existencial. También hago extensivas mis dudas a lo hora de impartir según qué valores a los alumnos, a la hora de votar a unos, a otros o en blanco... Cosas así.
    La duda de e-book o iPad...ya la he solventado gracias a tu orientación y a la que me dieron en la tienda Appel de La Maquinista. Como tú, estoy en la fase de “alucianación”. Espero que pronto venga la tranquilidad y la mesura.
    Un abrazo

    A JOTA MATE:
    Totalmente de acuerdo con tu comentario.
    Un abrazo, JM

    ResponderEliminar
  15. Pues yo tb milito en tu mismo bando y la verdad, a mí me gustaría de vez en cuanto tener más certeza sobre las cosas... Dudar en exceso estresa. A mí por lo menos me produce ese efecto.

    Un beso, Luis

    p.s. La palabra de verificación: "caresse"....¡¡que bonita, verdad???¡¡¡¡ :D

    ResponderEliminar
  16. La duda es buena amiga siempre. Está ahí cuando la necesitamos. De muchas convicciones no se puede decir lo mismo. Coincido en militancia.

    ResponderEliminar
  17. Yo suelo desconfiar de aquellas personas que dicen tenerlo todo muy claro. Nada hay claro en este mundo. Todo lo más que hay es "mi verdad", que no "la verdad". Y con eso no vamos a ningún lado. Por eso dudo, pero dudo de casi todo. Solo estoy seguro de la felicidad. Aquí no hay dudas. Cuando se alcanzan momentos felices, aquí la duda se desvanece y asoma la certeza. Pero eso es tan efímero...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. A NOVICIA DALILA:
    Quizás dudamos porque no nos tragamos cualquier cosa,¿No?
    Lo de "carease" ¿se refiere a los chicos del Coro?
    Besos, Novicia

    ResponderEliminar
  19. A FERMÍN GÁMEZ:
    Si somos tantos los militantes de la duda, ¿quién nos la va a despejar?

    ResponderEliminar
  20. A MIGUEL:
    Pues te deseo que esa seguridad te acompañe durante mucho tiempo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Pues bienvenido al club de los dudosos. Y eso, que con su pan se lo coman los dogmáticos. Totalmente de acuerdo.

    ResponderEliminar
  22. Pues bienvenido al club de los dudosos. Y eso, que con su pan se lo coman los dogmáticos. Totalmente de acuerdo.

    ResponderEliminar
  23. A Cristal00k:

    Un placer compartir el mismo club. ¿Puedo sentarme tu lado.

    ResponderEliminar