miércoles, octubre 27, 2010

FRANCIA: MOTOR DE EUROPA, ¿UNA VEZ MÁS?


Aunque la Asamblea Nacional francesa ha aprobado  la principal reforma del presidente Nicolas Sarkozy que elevará de 60 a 62 años la edad mínima de jubilación y de 65 a 67 años la edad para cobrar una pensión completa,  Francia está haciendo  gala de su tradición reivindicativa que, como bien sabemos, le viene caracterizando desde finales del siglo XVIII. La duda que nos asalta es si las protestas se acallarán con esta decisión o irán a más. El contagio que pueda  darse en otros países europeos con problemas similares es imprevisible, pero viendo la comprensión de los británicos, la docilidad germana y el “amuermamiento” de italianos y españoles no creo que la cosa vaya a más... De momento.

Siempre he sentido cierta envidia del país galo y no  añado lo de “sana” porque la envidia, en cualquiera de sus formas, siempre es  “tiñosa”... Envidia de su cultura, del encanto de sus pueblos, de París, de sus paisajes y hasta de la caligrafía de sus gentes... pero sobre todo de que sea el país donde se han gestado las revoluciones europeas de mayor trascendencia social.

Primero fue cuna del pensamiento de la ILUSTRACIÓN o culminación del racionalismo renacentista.  Ese pensamiento que se irá extendiendo por toda Europa a lo largo del siglo XVII y que en síntesis es la postura crítica que adopta la burguesía frente al orden establecido. Los pensadores de la Ilustración sostenían que la razón humana podía combatir la ignorancia, la superstición y la tiranía, y construir un mundo mejor. Ya tocaba...

De hecho, la Ilustración culminará en la REVOLUCIÓN FRANCESA DE 1789, sin duda, el cambio político más importante que se produjo en Europa a finales del siglo XVIII. No fue sólo importante  para Francia, sino que sirvió de ejemplo para otros países en donde se desataron conflictos sociales similares, en contra de un  régimen anacrónico y opresor, como era la monarquía. Esta revolución significó el triunfo de un pueblo pobre, oprimido y cansado de las injusticias, sobre los privilegios de la nobleza.




Después vendrá  LA COMUNA DE PARÍS  DE 1871 – tapada e ignorada por muchos – que ha sido uno de los mayores acontecimientos revolucionarios de la Historia. Por primera vez el proletariado fue capaz de derrocar al poder establecido, formar sus propios órganos de gobierno y reemplazar al estado monárquico-burgués capitalista. Fue un breve movimiento insurreccional que gobernó la ciudad de París durante más de dos meses, instaurando el sufragio universal, la creación de guarderías para los hijos de las obreras, la laicidad del Estado, la obligación de las Iglesias de acoger las asambleas de vecinos y de sumarse a las labores sociales y un proyecto político autogestionario de matiz comunista. Todo ello, en definitiva, pretendía paliar la pobreza generalizada que había causado la guerra. La represión de la Comuna fue sangrienta  y ley marcial permaneció durante cinco años en   París.

LA REVOLUCIÓN DEL MAYO DEL 68, a la que ya hicimos referencia en entradas anteriores, aun no siendo un hecho aislado, sino que se integra en los importantes acontecimientos ocurridos en otros países tanto capitalistas como del 3er mundo tienen un rasgo común: fueron revoluciones fallidas, aplastadas por el poder, pero que a la larga acabaron influyendo en el poder mismo y, desde luego en la evolución de las sociedades.

Volviendo al inicio de esta breve introducción, me pregunto si la actual MOVIDA FRANCESA DE ESTE OCTUBRE DE 2010 podría ser el germen de otros movimientos revolucionarios de más envergadura que se enfrenten con esta crisis tan compleja y penosa que nos embarga sin asomos de luz en el horizonte... Personalmente no tengo fe en los cuidados paliativos que se están aplicando. La dolencia que nos embarga pide a gritos... ¡ CIRUGÍA !  Es lo que creo.

.





15 comentarios:

  1. Admiro también a Francia. Me gusta su lengua, su historia, el valor que adjudica a la cultura, el cuidado de sus pueblos, la cortesía cuidada, y esa tradición revolucionaria que tan bien sintetizas. Sin embargo, la influencia de Francia en Europa y en el mundo ha decaído en las últimas décadas. Había un sentimiento de grandeur que llevaba a una cierta arrogancia ante otros países. Ahora Francia tiene serios y complejos problemas internos:la cohesión social, la multiculturalidad... La misma identidad francesa está puesta en cuestión como sabemos por noticias recientes. Pienso que Francia a estas alturas del siglo XXI no tiene la capacidad de exportar influencia. Es como si su tiempo hubiera pasado y fuera una antigua joya inadaptada al mundo contemporáneo que ahora gira en otras latitudes. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. No en vano, la cultura es, sobre todo una capa tras otra. Nos llevan unas cuantas en conciencia cívica. Aprendamos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Cirugía?
    ...¡guillotina!

    ResponderEliminar
  4. Tras tantos años de lucha por las igualdades, la conciencia social en Francia se ha hecho un hueco en el inconsciente colectivo galo. Estoy convencido de que cada bebé francés nace ya con ese "gen reivindicativo e inconformista"...
    Yo añadiría a la lista de momentos la resistencia a la ocupación nazi, que hoy explica el fuerte sentimiento nacional (a veces llevado al límite chauvinista) donde se defienden los valores republicanos/constitucionales con la misma pasión desde la izquierda que desde la derecha. Al contrario, en España los enemigos siempre los hemos visto dentro, de ahí las famosas dos Españas que no hay manera de sacudirse de encima...

    ResponderEliminar
  5. Vengo a verte, a disfrutarte... con los ojitos abiertos al maestro =P y la sonrisa ancha para el amigo.
    Los besos, muchos... ESOS y muchos, son sólo para ese tú, que es mío ;-)

    Ps. Tesa me ha encantado!!!

    besos a ella también...

    ResponderEliminar
  6. Tienen claro aquello de que el poder emana del pueblo. Y ellos lo recuperan en cuanto los gobernantes abusan de él.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente, es una admiración que comparto. Tienen sus cosas (son "franceses") como pasó en la guerra civil y su "ayuda" gubernamental inexistente a la República, o votar a tipos como Le Pen o Sarkozy, pero cuando se ponen revolucionarios se ponen (aquí pasamos del "quemedejencomoestoy" a echarnos al monte, directamente).

    Gracias por tus halagos artísticos. Me ponen de buen humor ya de buena mañana.

    Saludos de manifestación.

    ResponderEliminar
  8. Si me permites te pondré tres "revoluciones francesas" más que han tenido mucho que ver en el devenir de la política europea.
    la primera es aquel movimiento llamado "La Fronda" que fue un movimiento del Siglo XVII de origen aristocrático que pretendia limitar los poderes reales en beneficio de la nobleza y el parlamento. El fracaso fue tal que supuso la culminación de Luis XIV como monarca absoluto.
    La segunda es la Revolución de 1830, plasmado en el famoso cuadro de Delacroix "La libertad guiando al pueblo" y que supuso la abolición de la monarquía absoluta y la proclamación como rey de Luis Felipe de Orleans
    La tercera es la revolución de 1848 que se extendió por toda Europa y que supuso la eclosión de la clase obrera y la proclamación de la Segunda República.

    ResponderEliminar
  9. Yo envidia ninguna, si acaso la libertad que se conceden unos a otros, o el respeto más bien...
    Pero tranquilo, Luis, que aquí no nos vamos a revolucionar por que nos hagan currar hasta los 67.... Nos falta mucho aún y no nos esforzamos por algo tan a largo plazo.

    Un beso y feliz jueves

    ResponderEliminar
  10. Anónimo7:21 p. m.

    Las embotelladoras nos venden que es mejor comprar un envase de agua por persona, por eso de tener que compartir el agua. El tema real es que se puede usar el envase de agua mineral, para llenarlo de agua del grifo, y compartir este sin que nadie tenga que llevar engorrosos vasos. Usando una simple Boquilla Personal, que son de uso individual para cada persona, que evitan tener que poner los labios donde otra persona los ha puesto(que es lo que no queremos), y que te permite beber de forma higiénica. Es necesario compartir el agua de una botella, y cuando se acabe, llenarla en una fuente(no comprar mas agua mineral),tenemos que esforzarnos en beber del grifo usando Boquillas Personales, un invento que va a cambiar la forma de beber y va a permitir compartir sin derrochar, sin gastar, y sin tener que reciclar.
    Únete a la gente con clase, utiliza Boquillas Personales, comparte tu agua del grifo, y pasa de comprar y de generar residuos plásticos. www.boquillapersonal.es

    ResponderEliminar
  11. Yo creo que en España hay una apatía grande. Ya se vio en la última huelga general y en la creciente abstención en las urnas. Aquí se continúa con la pasividad del "que inventen ellos". Y así nos va. Aunque también tenemos que decir que en España ese estado de laisser fair es relativamente reciente. Diría que después del franquismo y la transición es cuando se ha instalado este "aquí me las den todas" del pueblo español. Antes no era así. Incluso tuvimos alguna que otra revolución, como la de Asturias del 34, pero siempre fue copiando de fuera. Pero ahora la gente española no tiene ganas de revoluciones, aquí estamos bien con la crisis... ya pasará. No, no espero que Francia nos contagie...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ¿Cuáles son los criterios que permiten a un pais destacar en el mundo? Creo que tres: su capacidad de innovación, su fortaleza cultural y la sensibilidad de su sociedad ante los problemas de su tiempo. Por tanto, en un mundo globalizado, en el que los paises han perdido buena parte de sus capacidades en ese sentido, considero que Francia sigue siendo una excepción. Coincido con la apreciación que haces de ese pais y considero que es en estos momentos en Europa el único que merece ser tenido en cuenta. Las movilizaciones sociales frente a los recortes que pretende el gobierno son buena prueba de ello, teniendo en cuenta además que el gobierno de Sarko no está sometiendo a sus ciudades a las medidas que ha adoptado el de Zapatero en España. No son revoluciones, querido Miguel, sino manifestaciones de una sensibilidad que se ha visto a lo largo de la Historia y que ha permitido que, al rebufo de Francia, Europa Occidental evolucione. Tiene contradicciones sin duda, pero no hay en estos momentos en Europa ningun pais tan prestigioso como Francia. Frente a la pasividad y "sálvese quien pueda" de la juventud española, que está siendo machacada de manera ignominiosa, ver a los estudiantes franceses en la calle reclamando derechos sociales es sencillamente extraordinario.

    ResponderEliminar
  13. A JOSELÚ:

    Quizás Francia, como bien dices, “no tenga capacidad de exportar influencia”, pero es uno de los escasos ámbitos en que aún se palpan de manera fehaciente actitudes de rebeldía contra las medidas unilaterales de reajustes económicos que se están tomando en la UE y EEUU. Ya me gustaría, ya, que hubiesen otras luces en el horizonte... Un saludo

    A Pedro Ojeda Escudero:

    Nos llevan todavía, en algunos terrenos, años luz de ventaja. ¿Seremos capaces de aprender de ellos?

    A Tesa:

    Te seré sincero, “guillotina” es la palabra que quería poner, pero a veces me puede la moderación... Te felicito por la valentía y la carencia de prejuicios.

    A Sujari Bejarive:

    Tu comentario me encanta porque completa y enriquece mi entrada, a todas luces, limitada. Me alegra saber que no eres de esos que sólo saben ver defectos en los “gabachos”

    ResponderEliminar
  14. A Andrea BR:

    Si supieras la magia que inyectan tus palabras en mi ánimo, vendrías con más frecuencia por estos ámbitos en los que las incertidumbres campean a sus anchas...
    Besos incontables para ti, Andrea

    A Athena:

    Cosa que nosotros no sabemos o hemos olvidado, ¿no?
    Más besos para ti.

    A El hombre invisible:

    Tienes razón en señalar esos aspectos negativos que quizás hay que atribuir más a los gobernantes de entonces que al conjunto de los franceses. Tipos como Le Pen – aquí, Blas Piñar – y similares hay por todos los ámbitos y cuando hay crisis se reproducen como por ensalmo. Es el momento de “pescar en río revuelto”...y buscar "chivos espiatorios"

    Al Dr. Krapp:

    Tienes razón en completar la lista de revoluciones francesas (la de “La Fronda” no la tenía presente), aunque el objeto de esta entrada era simplemente citar algunas como ejemplo de su falta de conformismo y actitud beligerante ante situaciones sociales injustas.

    ResponderEliminar
  15. A NOVICIA DALILA:

    Si tú estás tranquila, yo me contagio. ¿Vale?
    No todos somos tan jóvenes y pletóricos como tú, Novicia
    Besos y feliz finde

    A MIGUEL:

    Tienes razón cuando dices que una vez muerto Franco e instaurada la democracia, ya no queda nada que hacer. Ese inmovilismo y apatía que nos viene caracterizando desde hace años deja el campo libre a toda esa suerte de políticos gobernantes de uno y otro signo que hacen lo que les viene en gana, puesto que la Justicia también se halla en parecida pasividad...por no decir otra cosa.
    Un abrazo

    A FERNANDO MANERO:

    Me encantan tus visitas siempre con el regalo preciado de esos comentarios, profundos, documentados, sensatos, expertos y llenos de fundamento que dan luz y amplitud de miras a estas modestas entradas que no tienen más objeto que proyectar dudas, incertidumbres y sinsabores...
    Quizás Francia tampoco está para exportar nada que cambie el estado actual de las cosas, pero es en la única sociedad en la que todavía se palpa, como bien dices, sensibilidad social.
    Un abrazo, Fernando

    ResponderEliminar