jueves, enero 08, 2009

NO NECESITO VEROS


Amigos virtuales y entrañables:

No quiero compartir con
vosotros las vivencias cotidianas
ni el menguado espacio de mi entorno.

No quiero que hagáis
acto de presencia, turbando
la soledad que me complace.

No quiero que rompáis
en mil pedazos
el dibujo que os he trazado.

Aunque me embargue la duda,
y me tiemble la boca,
no necesito veros.

Me basta con leer
vuestras palabras
y amaros... en la distancia.

19 comentarios:

  1. Me gusta tu texto pero te diría Luis Antonio, que por nada del mundo sucumbas a los dulces cantos de sirena de la melancolía, siempre plácida y amable pero a veces algo traicionera.
    Además mi mirada no es tan hipnótica como la imagen de mi nick.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6:16 a. m.

      ....la melanolía estimado casi nunca es dulce; nos quiere retener en el pasado y ésto no es nada bueno. Lo se. Lo afirmo. La sufrí. Lo que pudo haber sido y no fue; lo que sí fue pero Dios! no debió haber sido. No nos deja crecer; mucho menos avanzar. Si como decís son cantos de sirena; Cuidado! que confunden.
      Buenos Aires, 23 de setiembre de 2012. M.M

      Eliminar
    2. Gracias por tu comentario, anónimo.
      Quedé fascinado y sorprendido por tu ciudad.
      Un cordial saludo

      Eliminar
  2. Una silueta muy sugerente y bella, toda insinuación sin llegar a mostrar nada; va muy bien con el texto que la acompaña, es elegante.¿Crees que te podríamos defraudar?
    Luis Antonio, no me atribuyas mucho sentido común, recuerda que quiero convertirme en bruja con escoba.
    Un abrazo para ti también.

    ResponderEliminar
  3. Luis Antonio, la foto que has puesto aunque no muestra todo en detalle, deja un espacio importante para la imaginación. Con la imaginación uno la puede completar a su antojo. No olvidemos que la imaginación es como: "la niña loca de la casa"

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  4. Amigo virtual Luís Antonio. Por nada del mundo me gustaría romper la magia del misterio que nos une a todos los que formamos esta cadena que se va extendiendo, y que tiene la frescura y la gracia de ser espontánea y libre. Como tú bien dices las vivencias cotidianas no tienen ningún glamour, acostumbran a ser plácidas, pero anodinas y aquí en la red, sin embargo, todos podemos ser trapecistas y montarnos nuestros numeritos. Y, desde luego, no hay nada más bello que amarse en la distancia, sin calcetines por el suelo, sin lista de la compra. Besitos virtuales

    ResponderEliminar
  5. Muy bien, Luis, te has quedado sin probar el jamón de Teruel. Eso por virtual

    ResponderEliminar
  6. Dr. Krapp: Por según qué sirenas no me importa sucumbir. Lástima que tengan las escamas tan frías...Tengo tus consejos muy presentes, lo sabes...

    Angie: No he encontrado una imagen de varón que armonice con ésta. Y no siempre consigo que la ilustración que añado a mis textos sintonice como quisiera... En caso de duda, quedarse con la letra. Si tu realidad se aproxima a lo que sugieren tus escritos, no puedes defraudarme, estimada Angie.

    Héctor: La imaginación, sin duda, provoca milagros y enormes frustraciones cuando se topa con la, generalmente, mediocre realidad.

    Cristal00k: Tú sí me has comprendido y por eso te doy también las gracias.

    Cristal: Me gusta que compartas este concepto del amor virtual. Lástima que la curiosidad, con frecuencia, se interponga y acabe con él. Besos y algo más para ti. Virtuales, claro.

    Dr. Vitamorte: toda regla tiene su excepción y el jamón de denominación de origen de Teruel, entre otras, es una de ellas. A propósito de Teruel, tengo una enorme curiosidad por saber qué se le ha perdido por mi tierra en esta época tan gélida. ¿Podríamos comentar esto en otro ámbito, amigo Vitamorte? Me puede la curiosidad, lo admito...

    ResponderEliminar
  7. ¡Vaya, veo que no soy la única soñadora que anda por aquí!

    Me alegra ver que tú también lo eres; y mucho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Me quedo con tus letras, entrañables, hermosas, cariñosas. ¿qué más se puede pedir?
    Gracias por estar cerquita, querido amigo.

    ResponderEliminar
  9. Pues yo cuando el contacto virtual se convierte en una cierta amistad, NECESITO otro tipo de contacto más cercano... Necesito poder poner una cara o una voz a un nick, y poder llamarle por su nombre...

    Un beso Luís.

    ResponderEliminar
  10. En un blog, o en internet en general, se ven muchas cosas. ¿Reales o ficticias?: quizás ahí esté la magia.
    Si se ve, ya se obtiene la certeza.
    O no.

    ResponderEliminar
  11. Comparto esas impresiones, Luis Antonio. No hacen falta imágenes a veces.

    Pero las palabras nos definen a todos más de lo que pensamos, mejor retrato no hay que las palabras. Es una huella indeleble que dejamos.

    Echaba de menos estos poemas tuyos, y también alguna que otra gragea...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Buenpoema amigo. El reencuentro con uds. me hace muy feliz. Son parte de mis días y lo agradezco a la vida.
    un mimo al alma

    ResponderEliminar
  13. Sirena Varada: El día que deje de soñar, creo que la vida tendrá escaso sentido para mí. Otro abrazo.

    Marysol: Para letras de esa guisa, las tuyas. Bienvenida después de ausencia tan prolongada. Otro abrazo.

    Novicia: Yo me refiero al virtualismo en general. Hay casos concretos, sin duda, que despiertan esas apetencias más cercanas. Un beso, Dalila.

    Fauve: Ese es el problema de la curiosidad que, cuando se complace, desaparece...

    Fermín: Las palabras escritas, por la reflexión que exigen, son mil veces más identificadoras que las verbales. Creo...

    Un abrazo, estimado poeta

    Nerina: El sentimiento es mutuo. Cariños

    ResponderEliminar
  14. Ahí está la cuestión, el ser o no ser: al romper la curiosidad, nacen otros sentimientos nuevos, otros conocimientos. ¿Mejores o peores? No se puede saber con antelación, sólo intuir. Para llegar a saberlo hay que atreverse o no; a veces merece la pena, y con creces; otras no, y se destruye la magia, sí.
    Tender puentes... ;-)

    ResponderEliminar
  15. lo tendré en cuenta antes de la próxima entrada...nada de mí, nada de mí...misterio, misterio. Claro que no puedo evitar decirte que ahora que miro la foto coincide con mi contorno, látima no se le ven los pies, los míos con tacones...jajaja. Besos

    ResponderEliminar
  16. Sólo pretendia manifestar que a través de lo que compartimos con nuestras respectivas bitácoras la imagen que nos trazamos de nuestros interlocutores es tan elevada que apetece preservarla...

    Pero que conste que curiosidad no me falta.

    ResponderEliminar