domingo, enero 18, 2009

LA CLASE: película sobre el sistema educativo francés y sobre el trabajo de los profesores de enseñanza secundaria en la actualidad.


La clase (Entre les murs) - Tráiler español




Me la recomendaron encarecidamente y, tras verla ayer mismo, he podido comprobar el porqué. No es una película con argumento, pedagogía milagrera y desenlace feliz al uso. Es todo lo contrario y por eso resulta más cercana y real. Digo cercana y real porque el instituto francés con alumnos de distintas razas y culturas que protagonizan esta película-documental lo tenemos ya aquí, en nuestro entorno ciudadano más próximo. Y la vida, aunque la soñemos distinta, no es de color de rosa.
.
El guión de la película es una adaptación de la novela francesa Entre les Murs, de François Begaudeau, escrita tras su paso por el mismo instituto donde se rodó. Un buen día decidió escribir sus experiencias como profesor en un instituto de un barrio de los suburbios de París, narrar cómo era su día a día en el trato con los alumnos y las dificultades que se le presentaban. Lo hizo en forma de novela pero lo que contaba era absolutamente real. La novela explica las dificultades de la escuela en la Francia de hoy en día, pero también la cultura del esfuerzo, las esperanzas y los éxitos de los profesores cuyo compromiso al servicio de los alumnos forman la trama de la obra.

Cantet, el director, eligió a Begaudeau para interpretarse a sí mismo, y después le rodeó de una clase llena de alumnos reales que hacen el papel de alumnos reales. La película muestra una síntesis de un curso en la vida de un instituto de un barrio marginal parisino donde pueden observarse los retos culturales, la difícil pero ineludible mezcla de culturas y razas en las aulas y los problemas que conllevan. Pero, al mismo tiempo, esos chicos y su profesor pasan por una serie de desafíos y oportunidades que nos resultan familiares a los que hemos pasado por institutos o centros similares: el tedio del trabajo, la emotiva y difícil relación entre profesor y el estudiante adolescente, los prejuicios raciales, la convivencia alterada, dominio, liderazgos, autoridad, la diversidad, el trato personal y colectivo, la relativa colaboración de los padres, las divergencias entre profesores, la dificultad de la participación de los alumnos delegados en las sesiones de evaluación, el derrotismo de algún profesor, el cotilleo... van mostrándose ante nuestra mirada con tal proximidad que hace de aquella aula, el aula común de todos y cada uno de los que vivimos el mundo educativo con sus luces y sus muchas sombras.

Hasta me resulta familiar el problema del incremento del precio del café en la sala de profesores. No sé si el tema del tratamiento de Vd. al profesor y el añadido de “señor” – al estilo de los marines yanquis- es de uso obligado en toda Francia. Dudo que la mera expresión formal resuelva el problema del respeto debido.

El profesor de Lengua francesa, Fraçois Begaudeau, tratará de aplicar, no sin dificultades, un método más dialéctico de lo habitual con sus alumnos de entre 14 y 15 años que no están dispuestos a dejarse convencer. A través de las historias que surgen de allí, se revela un enfrentamiento entre diversas formas de ver el mundo, todas ellas representadas en el microcosmos de la clase. La tremenda franqueza del profesor François sorprende a sus alumnos, pero su estricto sentido de la ética “hace aguas” cuando algunos de sus alumnos le cuestionan y no aceptan sus métodos.

Mucha gente que tiene prejuicios negativos sobre los jóvenes de los barrios marginales es posible que encuentre en la película una confirmación de los mismos. Creo que éste no es el espíritu de la película, pero nadie puede impedir al espectador pensar de esta u otra manera. Hay profesores que intentan cada día explicar de nuevo a Esmeralda, Souleyman y demás alumnos difíciles lo que significan las palabras claves de un texto escrito en estimulantes debates dialécticas, como si la lengua estuviera en juego, pero, al lado de estos alumnos, también hay otros que leen La República de Platón por su cuenta y otros que al final de un año escolar comprueban que no han aprendido absolutamente nada. Por eso las generalizaciones que se hacen sobre los jóvenes de aquí o de allá son tan injustas. La participación democrática de los alumnos, de espaldas a la obsoleta y cómoda clase magistral cargada de autoritarismo que algunos añoran, puede implicar auténticos riesgos, pero el profesor los asume sin ponerla en duda. Y creo, de verdad, que hoy no cabe otra.

La clase, película de ficción pero de carácter documental, se convierte en una ventana por la que miramos todos los espectadores del patio de butacas. La sensación de frescura y la apariencia de verosimilitud, de documental es tal que cuesta creer que profesor y alumnos no sean profesionales del cine. Imagino la cantidad de tiempo que debieron dedicar unos y otros para dar esa sensación tan lograda de naturalidad

La cinta recoge el conflicto entre profesor y alumnos porque los trata como iguales. Los alumnos de hoy, a los que se atribuye todo lo negativo, no son idiotas ni gamberros incorregibles, son bastante más listos que muchos de los maduros de hoy, que pintan canas, y que añoran unos métodos autoritarios que de ninguna de las maneras tienen sentido en nuestra sociedad actual, afortunadamente. La ironía y llamar a las cosas por su nombre del profesor es una forma de reconocer que los alumnos merecen ser tratados como iguales. Al provocarles les permite pensar. Este profesor no es paternalista ni semidiós como tantos otros de películas que todos retenemos en la memoria y que concluyen felizmente. El profesor de lengua de esta película no siempre tiene la respuesta políticamente correcta y ejemplar a que ese cine “peliculeramente edulcurado” nos tiene acostumbrados. Se atreve a ponerse en entredicho y a cometer errores con tal de enseñar a sus alumnos. Es una persona real, verosímil. Por eso lo encontramos cercano y entrañable. Los profesores, afortunadamente, y lo digo con todo el conocimiento de causa, dejaron ya de ser personas perfectas y milagreras. Me quedo, y no es poco, con los de carne y hueso que ponen todos los medios para desempañar su trabajo con dignidad y que no pierdan la esperanza, a pesar de los resultados no siempre gratificantes.

Pero La clase compuesta por muchachos de diferentes razas y culturas, no tiene intenciones pedagógicas y sí intenta mirar de un modo crítico a la sociedad francesa, que hace difícil la integración a los recién llegados. La escuela los integra pero también es, qué duda cabe, un lugar excluyente y discriminatorio, un microcosmos del mundo que les rodea. La película debe servirnos como "aviso para navegantes" porque pronto tendremos en España una generación de adolescentes, nacida aquí, de padres inmigrantes, que se sentirá más o menos identificada con nuestra realidad en función de la acogida que les hayamos dispensado y también, todo hay que decirlo, del esfuerzo que ellos hagan por facilitar este objetivo.

Aunque el final del filme La clase también es duro y pesimista, hay algo que te dice, así lo intuyo yo, que se puede esperar mucho de estas nuevas generaciones tan controvertidas.

Recomiendo esta película, con el mismo encarecimiento que me hicieron a mí, a educadores y personas sensibles con el mundo de la enseñanza.

33 comentarios:

  1. Pues me interesa mucho esta película, sobre todo con la problemática actual y todo lo que se vive en las aulas, las cuales han pegado un cambio importante de una década a esta parte. Prometo decirte qué me ha parecido en cuanto la vea. Un saludo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo8:48 p. m.

      Siempre se agradece un soplo de aire fresco ante los "sofocones" del sistema, administración, o como queramos decir. La película va por ahí. Para mantenerse joóenes de espíritu, sea cual sea la edad.
      Para mí hay que tener en cuenta estos documentos porque escasean.

      Eliminar
  2. Pues no sabes lo que me alivia "oir" a docentes que se expresan en estos términos... Falta saber, hasta que punto, las direcciones de los diversos centros permiten esa libertad de cátedra...
    No me la pienso perder, me la pongo en mi lista.
    Un abrazo y hasta siempre.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Luis...has hecho una muy buena reseña de la película enriqueciéndola con tus reflexiones. Ya sabes cómo pienso. Muchos subestiman a los alumnos enmascarando su comodidad. Hemos tenido una formación diferente, en otro contexto. No se puede seguir dando clases como nos las han dado a nosotros. Estoy harta de escuchar, antes nosotros...Me has entusiasmado para ver la película y ahora me toca a mí llamarte PROFE.
    Beso

    ResponderEliminar
  4. Como no he podido ver la película ya que no la han estrenado por acá, algún día habrá que denunciar el maltrato que recibimos de los distribuidores cinematográficos fuera de Madrid y Barcelona, me limitaré a decir que considero a los franceses como los mejores retratistas del mundo escolar. Hay montones de películas que retratan ese mundo fuera de la visión falsamente feliz a la que nos acostumbra el cine americano: El Club de los Poetas Muertos, Rebelión en las aulas etc...
    Otro apunte. No sé si se puede esperar mucho de estas generaciones pero son las únicas que tenemos y no podemos escoger otras a la medida de nuestros deseos.

    ResponderEliminar
  5. Aqui tampoco la estrenaran, el cine europeo llega con cuentagotas, si llega finalmente, pero ya me la pedire por internet o esperare a ir a España. Porque tiene muy buena pinta. Gracias pro recomendarnosla!

    ResponderEliminar
  6. A Caronte: Espero tu opinión y que no te defraude. Saludos

    A Cistal00k: La libertad de cátedra tiene límites más amplios de lo que muchos piensan. El problema es saber aprovecharla para bien de los alumnos. Besos.

    A Mara y Cuyá: Te digo lo mismo que a Caronte y espero tus conclusiones que, sin la menor duda, serán sabias dada la experiencia que vienes acumulando. Argentina es un país con amplio mestizaje supongo ya consolidado. Ignoro la realidad actual en las aulas. Aquí, como bien sabes, la diversidad del alumnado plantea un reto al que debemos saber responder. En Francia nos llevan años de ventaja, pero parece ser que los hijos de inmigrantes no se sienten cómodos y ahí los recientes conflictos sociales en el cinturón parisino... Besos

    Al Dr. Krapp: No se trata de una película comercial y dudo que llegue a según qué lugares. Sé que resides en Galicia, pero ignoro dónde. No obstante, si hay posibilidad, te la recomiendo porque tú tienes buen criterio y seguro que resulta enriquecedor conocerlo. El conflicto generacional siempre ha existido, como bien sabes. No hay fundamento para ser más pesimista hoy que ayer.

    A Candela: Espero que se cumplan tus expectativas sobre la película y que podamos acceder a tu opinión. (Aprovecho para decirte que leo lo que escribes sobre Irlanda. Estuve hace dos años recorriéndola y me traje un buen recuerdo) Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. No puedo hablar de lo que no conozco aunque confieso que adquirir más conocimiento en este aspecto no me disgusta todo lo contrario.

    Sin opinar tan solo puedo decir que te leo siempre, aunque haya cosas de las que a veces no puedo decir ni mu.

    Besos querido Luis Antonio

    ResponderEliminar
  8. Mi estimado compañero de fatigas, desde que supe de su estreno, tengo a la película de "La clase" en el punto de mira, y después de ver el trailer que, tan amablemente nos has ofrecido,y de leer tu comentario, mi interés y curiosidad ha aumentado. Hace tiempo que dejé la secundaria, pero con mi experiencia, como con la de casi todos los que nos dedicamos a esta profesión, podríamos haber realizado más de una película. Lo que sí es cierto es que cada vez el mundo es más complejo y la interculturalidad es ya una realidad también en nuestras aulas. Siempre me ha gustado el cine francés para expresar los problemas en el mundo de la educación. Te felicito por tu entrada. Un abrazo,Luís Antonio.

    ResponderEliminar
  9. También la vi el sábado, Luis Antonio, en cuanto la estrenaron. Estábamos poquitos en el cine. Creo que es un buen espejo en el que mirarnos. Refleja muy bien la realidad de muchas de las aulas españolas, aunque hay que decir que no todas son así, no habría quién soportara la presión.
    La diversidad es uno de los grandes retos de las aulas actuales, y al final se queda en un término más sin que se den soluciones efectivas, cada uno se las apaña como puede. Como verás yo también soy profe, enseño en esas clases cuando lo tengo que hacer, que es con bastante frecuencia, y me han sucedido cosas más complicadas que las que pasan en la peli. Aún así, me gusta mi profesión, y aunque parezca raro, me lo paso bien, a veces muy bien, porque creo en lo que hago.
    Te felicito por esta entrada, me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Estimada Lisebe:
    Yo también te leo siempre y me pasa lo mismo que a ti sobre determinadas entradas en las que poco más se puede hacer.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  11. Estimada Cristal:
    Espero que no te defraude la película. A veces, recomendar algo supone una gran responsabilidad. Comparto lo que expones en tu comentario. Se necesita un gran afecto a la profesión y buena dosis de optimismo para mantener el equilibrio emocional que requiere. El fenómeno de la diversidad es relativamente novedoso. Nos falta perspecitva y conocimiento de las experiencias de otros países que vienen lidiando con ese tema desde hace más tiempo para abordarlo con un poco más de solvencia. La película vendría a significar esto. Por supuesto no da saluciones. ¡Qué mas quisiéramos! Gracias por tus palabras.
    Un abrazo cariñoso

    ResponderEliminar
  12. Estimada Angie:
    ¡Qué agradable sorpresa! Otra colega. Con razón me has caído tan bien desde el principio. ¿Soy muy indiscreto si te pregunto qué materia impartes y más o menos por dónde...? Olvídalo. No he dicho nada.
    Me encanta que manifiestes tu gusto por la profesión y que mantengas la esperanza. Creo que sin esos dos requisitos, lo más inteligente es buscar otra orientación. Esto mismo lo digo con frecuencia a coleguillas y a veces...se me enfadan bastante.
    ¿Qué te parece el profe de la película?
    ¿Cuándo te animarás a tener tu propia bitácora? Creo que tienes muchas cosas para aportar. De verdad.
    Un fuerte abrazo, Angie

    ResponderEliminar
  13. Luis Antonio, muchas gracias por entrar en mi blog y hacer un comentario. También seguiré tu blog, pues me parece muy interesante. No he visto todavía la película "La clase", aunque con tu comentario iré en cuanto pueda. No sé si has visto "La ola", alemana, que es muy buena para tutoría (yo tengo 4º de ESO). Trata de un experimento fortuito llevado a cabo por un profesor que demuestra cómo puede influir ideológicamente en un grupo. Esta experiencia se le va de las manos y no te digo más para no quitar el suspense.Estoy de acuerdo con lo que dices, no debemos perder la ilusión de seguir adelante en nuestra profesión y de llevar a cabo planes que aunque nos parezcan utópicos a veces llegan a hacerse realidad, como mi blog. Antes no confiaba en que los chicos pudieran entender a fondo a los poetas y sobre todo sus obras(la poesía es muy difícil de enseñar) y no sólamente he conseguido eso, sino que la relacionen con una pintura y expliquen su relación. No estoy contenta yo sola como profe, sino que ellos están encantados de leerse en un blog y presumen de ello con su familia y amigos. Creo que debemos saber apreciar los aspectos positivos de la enseñanza y hay que disfrutar enseñando. Carmine.

    ResponderEliminar
  14. Tengo "La Ola" en cartera para verla por la recomendación de una compañera. Si a ésta sumo la tuya, el interés se agudiza. Ya te diré algo. Bienvenida a esta bitácora. Seguiré con interés los comentarios de texto tuyos y de tus alumnos. Un abrazo, Carmine

    ResponderEliminar
  15. Luis
    Lamentablemente tengo que decirte que la película no está en cartel. Veré si la consigo en video.
    En cuanto al mestizaje y la inmigración en la actual Argentina, te diré que en esto años se está dando un importantísimo ingreso desde los países sudamericanos Paraguay, Bolivia y Perú...inmigrantes que pueblan las aulas y que no están cómodos, además de porque añoran al país que los expula por falta de oportunidades, porque son muy discrimados....exactamente lo mismo pasa con las migraciones desde el interior del país hacia las grandes ciudades, los argentinos "cabecita negra" nunca pueden integrarse de la mano de la marginación, y de la falta de imaginación de la escuela que todavía no entiende la riqueza del intercambio, haciendo prevalecer una cultura sobre otra. Cinco siglos en vano.
    ¿Lo tienes más claro? Besos

    ResponderEliminar
  16. Hola Luis Antonio. El profe de "la clase" me parece muy comprometido e intenta que sus alumnos encuentren su propio lugar en la sociedad y en la escuela, que les acoge, pero no les entiende. Es una realidad. Parece surrealista pero muchas clases de centros ubicados en zonas deprimidas son así. Además creo que la película transmite muy bien el sentimiento de soledad del profe y el de los propios alumnos; cuando estás viendo la película, a veces tienes la sensación de que están en una cárcel, atrapados, intentando buscar alguna salida. Los planos son muy cortos y pocas veces se ve la clase en toda su dimensión, transmitiendo una sensación de claustrofobia irrespirable.
    Creo que el profe comete el error de entrar al trapo delante de toda la clase y se le va de las manos. Nos pasa muchas veces, empiezas a debatir algo y sin saber cómo acabas con la clase en contra. Hay que saber parar y solucionar problemas individuales a nivel individual. El profe representa la autoridad y los alumnos, como miembros del mismo grupo, siempre van a defender a sus iguales, y a veces no les falta razón.
    Para terminar, respecto a las sanciones a los alumnos, ¿hasta qué punto el mal causado no es una situación puntual que nunca iría más allá? A veces es la sanción, sin ofrecer alternativa de cambio, la que deriva en consecuencias más graves para el alumno.
    En fin, duro trabajo, pero es el que nos toca a unos cuantos.
    Insisto una vez más, "la clase", refleja una parte de la realidad de nuestras aulas, pero sólo eso, una parte. Muy recomendable.

    ResponderEliminar
  17. Angie: Estoy muy de acuerdo con todo lo que manifiestas sobre la película y te agradezco muchísimo tu aportación. Demuestras experiencia, criterio y mucho sentido común. Me alegra también que la consideres recomendable.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Hola soy un estudiante erasmus en Francia y tengo que hacer un trabajo comparando la cultura de Francia con la de mi pais, España. Me parece que esta pelicula seria perfecta debido a como andan las cosas en España con el tema de la educacion en los institutos y colegios. Lo malo es que he intentado buscar la pelicula en internet y no la encuentro. No se si la pelicula ya la han sacado en España, o esta en español. ¿Alguien sabe como puedo conseguirla?
    Gracias. Un saludo

    ResponderEliminar
  19. A Erasmus:
    "La clase" todavía se está proyectando en algunos cines (Alexandra, Aribau, Icaria, Nàpols y Verdi) de Barcelona que es donde resido. Respecto a las demás preguntas no puedo responderte. Lo siento

    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Amigo Luis Antonio, como te prometí aquí estoy para comentarte sobre la película. Acabo de terminar de verla, la tenía en la cabeza desde que leí tu entrada. Me ha impresionado tanto... muy buena reflexión la de la historia, la problemática de las aulas y lo bien desarrolladas que está. Además, describe muy bien el entorno de trabajo, los compañeros de clase y profesores, el apoyo entre ellos, etcétera. Gracias por la recomendación, es de estas películas que te aportan algo y que te ha merecido la pena "perder" dos horas viéndola.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Gracias, Caronte. Me alegra muchísimo volver a tener noticias tuyas. Estoy contento también de que no te haya defraudado la película.

    Otro abrazo

    ResponderEliminar
  22. ANA MARÍA5:38 a. m.

    Cordial saludos para todos
    Soy una joven docente colombiana de 21 años, también vi la película y me gustaría poder discutir, pues en realidad creo que para mostrar una realidad es válida, en mi país suceden cosas similares aunque no hay tanta variedad de razas o procedencias, pero la actitud del docente no me parece la más apropiada, además qué logró finalmente, no vi cambios reales en los estudiantes ¿o si?

    Yo la descargué de internet con el programa ares, mi correo es amagori87@hotmail.com, por si quieren que intente enviarselas.

    ResponderEliminar
  23. Anónimo5:10 p. m.

    BUENO,VI LA PELICULA Y ME IMPACTO MUCHO -SOBRE TODO POR QUE MUESTRA LA CRUDA REALIDAD QUE VIVIMOS EN NUESTRAS AULAS O COMO DIGO JAULAS DE CLASE, NOS HAN IMPLANTADO UN TIPO DE EDUCACION QUE COMO VEMOS ES EXCLUYENTE, DONDE QUEDA EL CONOCIMIENTO DE ESE "OTRO", EL HOMBRE NO SE EDUCA SOLO,Y CREO QUE TENEMOS MUCHO QUE APROVECHAR DE OTROS CONOCIMIENTO.
    EN CUANTO AL COMENTARIO DE MI HERMANA COLOMBIANA, QUIERO RECORDARTE QUE EN NUESTRO PAIS SOMOS MAS DE 84 COMUNIDADES INDIGENAS,CON MAS DE 64 LENGUAS ADEMAS DEL ESPAÑOL,NI DECIR DE NUESTROS COMPAÑEROS AFROCOLOMBIANOS,RAIZALES Y ROM(GITANOS)CREO QUE ANTES DE HABLAR DE TU PAIS DEBES CONOCERLO Y APRENDER DE EL.
    att: doris inga

    ResponderEliminar
  24. A ANA MARÍA Y DORIS:

    Gracias por vuestros comentarios y la información aportada. Confieso mi desconocimiento de esos aspectos que mencionáis.

    Un cordial saludo para ambas

    ResponderEliminar
  25. Un amigo (somos maestros ambos) me recomendó la película y buscando información di con tu blog.
    Seguro iré a verla, pero con tu entrada y otra reseña me he dado cuenta que me vendrá como anillo al dedo, que casi la necesito.
    Soy maestra de universidad, hace unos meses di la materia de opinión pública a alumnos de comunicación en un campus de una universidad privada en Iztapalapa (un barrio marginal, pobre y con un delegado electo que fue boxeador, vendedor ambulante y otras lindezas). Eran dieciocho, pero para mí fueron un mundo. Al final, mi coordinador me dijo que quizá no están preparados para muchas cosas de la democracia, que fui una idealista necia en mi estilo docente. No sé. Quizá la película me dé una pista.

    ResponderEliminar
  26. Anónimo2:16 p. m.

    kch: hola me parece una pelicula muy enriquecedora ya que se puede ver desde varias perspectivas, yo soy estudiante y tuve q darle una enfoque desde la teoria de la estructuracion y se puede ver como los estudiantes tienen q acoplarse a un sistema donde no toman encuenta sus origenes ,lenguaje ni sus mundos de vida diferente para comprender la realidad. lo cual nosotros(as) como estudiantes lo hemos vivido y esto perjudica la enseñanza.ya que se crea una estructura y debemos acoplarnos a esta tal y como es. al no respetarsen las opiniones de los estudiantes .

    ResponderEliminar
  27. Anónimo3:55 p. m.

    Muy Bueno el comentario, ayer vi la película y la verdad es que cada comentario de esos alumnos y ese profesor me trasladaron a mi realidad. No es un ser que hace milagros, es un hombre que trabaja e intenta cada día hacerlo lo mejor posible. Vivo en Argentina, soy profesora de Lengua y lo que reflejó para mi esta película es una realidad que también es nuestra.
    La convivencia entre docentes y docentes, docentes y alumnos, padres, diferencias generacionales, ideológicas, culturales...EXCELENTE
    No dejen de verla.

    ResponderEliminar
  28. A Anónimo:

    Me alegra que te haya gustado la película. También soy docente de Lengua y Literatura en Barcelona.
    Visité Argentina el año pasado y vine gratamente impresionado de sus gentes y de sus paisajes.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  29. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  30. Muchas gracias por el comentario que haces sobre la película, la vi y me gustó mucho porque, como tú dices, se aproxima bastante a una clase real y sobre todo porque aborda la cuestión ética de la docencia.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias porr tu comentario, cfernanda
      Un saludo

      Eliminar
  31. Hola Luis!!, mil gracias por tus comentarios!!!, te cuento que tuve que ver esta película (junto con otras) para un trabajo de Antropología y quedé fascinada!!!, los cuestionamientos de los alumnos, el docente que se encuentra en el medio de la rebeldía de los alumnos y la estrechez del sistema educacional, el no compromiso de algunos docentes hacía los alumnos (la máquina de café, el embarazo). Soy de Argentina, y, como madre de adolescentes, puedo decirte que la educación aquí no dista mucho de lo que refleja esta película francesa... al margen de que yo me sentí identificada con algún que otro alumno y algún que otro padre.
    Saludos
    Gabriela

    ResponderEliminar