lunes, mayo 07, 2018

CASA VICENS DE GAUDÍ







Esta casa se encuentra a escasos 150 metros de la mía. La veo con muchísima frecuencia y siempre acapara mi atención. Es habitual encontrar a turistas despistados que preguntan por su ubicación. Predominan los japoneses. Hace pocos años que un Banco de Andorra la compró por 35 millones de euros.






Este fue el primer trabajo que firmó Gaudí tras conseguir su título de arquitecto. Manuel Vicens lo contrató para que diseñara y construyera una residencia unifamiliar en la que entonces era la villa de Gracia (hoy, barrio de Barcelona). El lugar no es muy vistoso. Debido a diversos cambios en la urbanización de la zona, se perdió una glorieta, una fuente y una parte del jardín pertenecientes a la obra original.


En esta obra primeriza pueden apreciarse reminiscencias musulmanas y árabes, en una curiosa fusión con elementos autóctonos. Presenta una fachada a tres vientos llamativa y espectacular. Ladrillo rojo, piedra y azulejos son los componentes a destacar. La abundante utilización de azulejos, tanto en el interior como en el exterior, ofrece colorido y originalidad. Esta obra podría ser definida como un hermoso "collage" de estilos y germen de nuevas ideas. Gaudí aún no introduce las formas curvas, tan propias de su arquitectura posterior... Todavía se mantiene en la tradicional aplicación de la regla y la escuadra, es decir de la línea recta. La verja exterior está forjada con la hoja del palmito repetida de forma uniforme. 


La estructura exterior es de una gran originalidad. En la fotografía puede observarse una serie de cuerpos, como si fueran contrafuertes, y otros a modo de tribunas o torres adosadas en las esquinas. Visto desde la acera, el edificio parece crecer hacia el exterior a medida que asciende.







La calle de las Carolinas, donde se halla, es anodina. Por eso, el visitante se sorprende cuando descubre el estallido de colores de esta casa.




21 comentarios:

  1. Belíssima postagem, amigo Luis Antônio! Gaudi foi realmente um gênio e tudo começou porque o dono da cerâmica acreditou em seu trabalho e o patrocinou, sendo sem querer, um mecenas, embora tendo seu lucro também. Gosto da primeira edificação por ser mais modesta. Parabéns pela postagem. Abraço. Laerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El "salón fumador" de esta casa es un espacio singular. Es la estancia más oriental, con una falsa cúpula trabajada como una colmena, de la cual pende una lámpara con caracteres coránicos. Las paredes están recubiertas de baldosas de cartón que forman numerosos relieves, y, debajo, un arrimadero cerámico con rosas que recuerda a los patios andaluces...

      Un abrazo, Silo Lírico

      Eliminar
  2. Impresionante, si señor. Gracias por explicar todo su historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La decoración del techo imita los invernaderos ingleses a través de los cuales se veían hojas de kentia y palmeras.

      Saludos afectuosos, emejota

      Eliminar
  3. Expectante la muestra arquitectónica que nos dejas, Luis A., en esta entrada, que marca ese buen hacer del genial arquitecto GAUDÍ, que ya pese a su gran obra posterior, en ésta primera recién estrenada su profesionalidad, como bien nos apuntas, ya marca una pauta de originalidad y única sobresaliendo de lo realizado hasta entonces.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaudí construyó esta casa de veraneo para un fabricante de azulejos llamado Manuel Vicens. El apellido ha quedado como nombre de este edificio. Se trata del primer proyecto que Gaudí firma como arquitecto y el primer encargo que hace para un cliente adinerado. Me estoy refiriendo al año 1833, el mismo en que se inician las obras de la Sagrada Familia, que alternará con todos sus demás proyectos hasta su muerte en 1926.

      Esta casa ha sufrido diferentes transformaciones desde la primera versión de Gaudí hasta la que podemos contemplar hoy en día.

      Un abrazo, Dionisio

      Eliminar
  4. Es tan personal la arquitectura de Gaudí, que aunque no hubieras dicho que era obra suya nadie lo hubiera dudado ; ) Preciosa! esta y toda su obra. Comprendo que vuelva locos a los japoneses, tanto como el flamenco, en realidad la obra de Gaudí es tan colorista y expresiva como el cante hondo jajaja.. como sabes soy Leonesa "del Bierzo" y como sabes tb nosotros tenemos dos de las única obras que Gaudí edificó fuera de Cataluña, una en Astorga el palacio episcopal ( de pequeña siempre le decía a mi padre, anda vamos a ver esa el castillo de la bruja del obispo jajaja me parecía eso, un precioso castillo encantado con torres redondas desde las que Rapuncel descolgaría su trenza jaja .. igual que la la casa de Botines de León, ambas al contrario que tu preciosa casa Vicens monocromáticas, austeras y robustas, la casa de Botines es un banco hoy y a mi siempre me pareció eso, una enorme caja fuerte, un fortín ; )

    ¿Sabes lo que más me ha impresionado siempre de las casa de Gaudí ahí en Barcelona? su forja. Me parece absolutamente alucinante la originalidad de la fundición de todas las balaustradas y verjas, todo en él es genial.. como lo es que estemos hablando de arquitectura en lugar de ... tanta locura ; )

    Mil gracias y muchos besos LUIS ANTONIO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como admirador de Gaudí no ignoro las obras que se hallan fuera de Barcelona. Las que citas - el palacio episcopal y la casa de Botines- son las únicas que no he visitado personalmente. Un motivo más para ir a León...

      LA famosa reja de palmitos, que también da forma a la puerta, rodeaba toda la finca, que en su fase de mayor expansión llegaba hasta mi calle, la avda. Prínep d´Astúries. Cuando se urbanizó la zona, en los años 60, los fragmentos de reja sobrantes se instalaron en el Park Güell (otra obra maravillosa de Gaudí) y en eo Jardín de la Casa Museo, donde aún se pueden contemplar

      Muchos besos, María

      Eliminar
  5. Está muy bien y los interiores me recuerdan el estilo historicista que se puso de moda en arquitectura a mediados del siglo XIX. Estoy pensando en el Castillo de Neuschwanstein del famoso Ludwig de Baviera. Un arquitecto tan joven necesitaba amoldarse a modelos plenamente aceptados.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco el castillo que citas, mucho más bello que los de los cuentos de ensueño...

      La fachada de azulejos debe mucha influencia a la arquitectura mozárabe e hindú. Dicen los entendidos...

      Los interiores son de ensueño, pero no todos los que pueden contemplarse hoy son de Gaudí. De su época quedan el salón fumador, el comedor y el vestíbulo.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Increíble pero no la conozco, tendré que poner remedio (aunque no soy una gaudiniana entusiasta).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que esta mansión se merece una visita. No creo que te defraude

      Abrazos

      Eliminar
  7. En mi último viaje a Barcelona, esta casa estaba en obras, así que espero visitarla la próxima vez, que será pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, estuvo restaurándose durante bastante tiempo tras la compra por el Banco Andorrano, actual gestor...

      Cuando vuelvas a BCN, podríamos quedar y charlar un rato, Pedro. Me hará ilusión.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Una maravilla, cuánta belleza!!

    Allí tenéis lugares preciosos.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto tu opinión.

      Besos, Sakkarah

      Eliminar
  9. Cuando vaya a Barcelona no me la pierdo, me gustan las obras de Gaudí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te pesará visitarla por dentro y por fuera

      Abrazos

      Eliminar
  10. Ya he comentado en más de una ocasión que soy incapaz de juzgar la obra de Gaudí, pero en mi modesta opinión este edificio es el menos me gusta de este genial arquitecto.
    Saludos
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no entiendo de arquitectura, pero la obra gaudiana me gusta mucho en general. A esta casa le tengo una simpatía especial porque la veo con mucha frecuencia.

      Saludos, Francesc

      Eliminar