martes, abril 03, 2018

¿OBJETIVOS O PASIONES? ¿IMITAR O CREAR?





Tener objetivos es importante para conseguir algunos logros, pero no es suficiente. Tener tan solo objetivos es una vulgaridad necesaria para eso que viene en llamarse subsistencia cotidiana...Para triunfar en algo hay que convertirlo en pasión. Un objetivo es una mera conveniencia pasajera. Una pasión es el fundamento de nuestra existencia, aquello que nos sostiene y sobre lo que construimos. La inmensa mayoría de los mortales convertimos la mera imitación en objetivo. Es lo más fácil y asequible. Pasión, sin embargo, será llegar al límite de nuestras capacidades poniendo en máxima actividad nuestro cerebro más nuestros cinco sentidos y el hipotético sexto, al que se le suele llamar intuición,  allí donde somos conscientes de que no podemos hacer más. Y eso sólo está al alcance de quienes dejan de lado los objetivos que nada más se sienten en la piel y luchan por pasiones que puedan llegar a invadir el alma...Vivir para hacer posible una pasión es poner, repito, todo nuestro potencial a la máxima tensión en aras de ese logro. No hacerlo así es desfallecer y caer en la mediocridad más corriente y vulgar...Dicen que "creer es crear". No estoy de acuerdo, creer es aceptar lo  que dicen otros, crear es buscar las propias respuestas...




14 comentarios:

  1. Pasión en todo: hasta en lo mínimo que se haga.

    ResponderEliminar
  2. Pasión en el sentido de ponerle ganas y lo mejor de nosotros en lo que sea que emprendamos me parece imprescindible para disfrutar. Hay gente absolutamente incapaz de disfrutar, ni emocionarse por/con nada porque sus frustraciones pasadas le impiden valorar el proceso al margen del resultado que ¿ sabes qué mi querido profe? ...me parece lo único realmente valioso de lo que sea que hagamos. Pasión en el sentido de obcecación, fe ciega o cuelgue emocional, lo peor !!! ; )

    Creo que todos los humanos somos meros imitadores/manipuladores, solo la naturaleza crea.

    Un beso muuuy cariñoso y nada apasionado que eso está reservado a tu esposa ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la distinción que haces entre pasión positiva y obcecada es muy pedagógica. Me quedo con la primera y con la idea de que "somos meros imitadores"...

      Puedes darme besos apasionados sin cortapisa alguna. Mi esposa, mientras no sean directos, no se opone. Es muy tolerante

      Besos para ti sin límite alguno

      Eliminar
  3. No me gustan las copias ni las imitaciones, eso hacen a las personas vulgares.

    Apasionarse en algo lleva a dejar tu vida en ello, con lo cual seguramente será uno muy bueno en eso que haga.

    Lo de creer es crear... no sé a que se refiere, solo lo entendería si fuera creer en uno mismo es crear.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin embargo, casi todo es copia o imitación. La capacidad de crear no está al alcance de cualquiera porque exigen mucho esfuerzo y capacidades singulares, ¿no?

      Besos, muchos.

      Eliminar
  4. No estoy muy de acuerdo, lo siento. Hay momentos para la pasión pero agota mucho y es necesario la inercia, el dejarse llevar. No vamos a ser menos intensos por dejarnos llevar un rato por las cosas, por objetivos superficiales y momentáneos si tenemos nuestro propio ser, el ser profundo a salvo. En todo caso, recordemos siempre, que pasado y futuro son entelequias y que entregarnos al presente es cuestión de pura supervivencia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes por qué sentir nada por estar en desacuerdo. Esto es un tema de debate y tú entras en ello. Sólo tengo, si acaso, motivos de agradecimiento por "coger el toro por los cuernos"

      Lo de que agota la pasión es incuestionable. Quizás esa sea la causa, entre otras, de que se prodigue tan poco.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Tengo similares impresiones a las del Dr. Krapp. La pasión es necesaria, sin duda, pero todo en el momento adecuado y en su justa medida.

    ¿Objetivos o pasiones? ¿Imitar o crear?

    Y añado; ¿por qué se presentan como autoexclusión, como una disyuntiva?

    Pueden ser factores que se enriquecen mutuamente . Habrá muchos objetivos que se lleven a cabo con una gran pasión.

    La imitación. Pues como proceso del aprendizaje es necesaria, por ejemplo muchos buenos escritores, la mayoría, han empezado imitando a los grandes maestros, es un método eficaz para luego tomar un camino propio, otra cosa es que la imitación se convierta en norma y costumbre… eso ya no.

    Vuelvo a la pasión. El cine, la música y, sobre todo, el marketing y la publicidad han sobrevalorado la pasión. Coca-Cola ya no te vende un refresco… sino el mundo (apasionante) que hay detrás de un trago. Y podríamos seguir...

    Hay que reivindicar el derecho a tumbarse a la bartola y no hacer nada, vamos, ser “cero” creativo, jaja.

    Y aunque ya sé que el texto señala la pasión en su vertiente positiva, de “buenrollismo”, cuando afirma que la pasión te sostiene y es sobre lo que construyes… pues algunas pasiones te pueden destruir todo en un plis.

    Uno puede ser muy apasionado del fútbol, hasta el punto de que cambiar estos planes por una romántica cena con tu esposa, como que no lo ves…

    “Un objetivo es una mera conveniencia pasajera”. Se lee en el texto. Es una generalización que, como muchas otras, tiene un desajuste con la realidad. Depende del objetivo de que se trate.

    Marcarse el (objetivo) de cuidarse, evitando en lo posible los hábitos insanos, para (lograr) una buena salud… jamás puede ser un objetivo visto como “una mera convenencia pasajera”.

    Bueno, ya me he enrollado más de la cuenta…
    Abrazo, amigo Luis Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He empleado ese tono contundente en algunos pasajes pensando, no sé por qué, que el texto no es tuyo, sino de una institución. Bueno, en cualquier caso, es lo que opino, y si es de tu autoría, te permito que me rebajes el tono, jeje.
      Un abrazo, Luis Antonio ;)

      Eliminar
    2. Eso de "momento adecuado en su justa medida" tiene mucho de sentido común, pero poco o nada de apasionamiento.

      Tengo que darte la razón, eso sí, de que lo uno y lo otro no tienen por qué excluirse. Quizás lo más inteligente y sensato, suponiendo que la voluntad se pueda ejercer, sea alternarlos y poder sobrevivir...

      Totalmente de acuerdo en las virtudes que atribuyes a la imitación. Por cierto, imitar a los buenos no es poco...

      La pasión es un bien deseable. La vida sin ella, aunque sea a pequeñas dosis, tiene poco sentido. Al menos, para mí...

      Si la reivindicación que propones admite llevarla a cabo con pasión, me apunto. Aun así, puede que no sirva para nada...

      La pasión entraña un riesgo, claro. ¿Y qué? Ya nos haremos prudentes más adelante...

      Es verdad que todas las generalizaciones son injustas, pero a veces es inevitable hacerlas. Y eso que yo también las critico mucho. Cuando hablan de los catalanes sin matizar, me enfado un poco...

      El objetivo que hay que marcarse en la vida es ser feliz y hacer felices a los demás sin daños a terceros. Eso, si no se convierte en pasión, no se consigue nada.

      Un fuerte abrazo, amigo Paco.

      Eliminar
    3. Autor de esa idea. Para nada. La he escuchado y leído en muchas ocasiones. No creo que sea fácil expresar ideas originales. Eso sólo está al alcance de los auténticos creadores.... Y no es mi caso.

      Eliminar
  6. Hola, Luis Antonio, no entiendo nada de lo que quieres decir. Pero seguro que tienes razón en tu razonamiento, como siempre. Para mi, pasión, pasión,
    la de los amantes de Teruel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin la pasión de los Amantes de Teruel, hoy no serían inmortales. Serían, si acaso, del montón, como la mayoría...

      Un cordial saludo doctor Vitamorte

      Eliminar