domingo, octubre 29, 2017

SER ESPAÑOL ES...



Los que transitan por las redes sociales ya deben de conocer esta larga, novedosa y singular definición de qué es "ser español", pero lo publico en este espacio por si todavía queda alguien que no ha tenido conocimiento de ella... Creo que vale la pena. Sería deseable que cada vez haya más compatriotas con méritos suficientes que les/nos hagan ser merecedores de esta identidad tal y como Laura Moreno la concibe en este  precioso texto.

La joven malagueña Laura Moreno, estudiante de Bioquímica, se ha convertido en todo un fenómeno viral después de que una reflexión suya sobre "ser español" haya sido compartida más de 300.000 veces en la red social Fabebook y haya recibido casi 40.000 comentarios. Lo curioso, para los estudiosos de las redes sociales, es que la malagueña apenas tenía 400 amigos en Facebook, pero su reflexión, en pleno proceso secesionista, se ha convertido en todo un fenómeno en las redes sociales

Ser español no es llevar la bandera, ni gritar como un berraco frases de odio que espero que no sientas. Tampoco lo es ponerse una pulserita en la muñeca, ni cantar el cara al sol. El concepto de ser español es algo totalmente distinto, o al menos lo debería ser, porque a estas alturas de la historia yo ya no sé qué decirte.

Como española que soy, te voy a contar lo que para mí es ser español:

Ser español es arder cuando arde Doñana o temblar cuando tembló Lorca; es sentarte a escuchar historias de meigas en Galicia y llegar a creértelas; es ir a Valencia y no sentir rabia por leer un cartel en valenciano, sino que te agrade poder llegar a entenderlo y es presumir de que las Canarias nada tienen que envidiarle al Caribe.

Sentirse español es sufrir por no haber podido vivir la movida madrileña, enamorarte del mar al oír Mediterráneo de Serrat, es pedirle borracha a tu amiga catalana que te enseñe a bailar sardanas, querer ir a Albacete para comprobar si su feria es mejor que la de Málaga y sorprenderte al ver lo bonita que es Ceuta.

Para mí ser español es presumir de que en Andalucía tenemos playa, nieve y desierto; sentir casi mérito mío que un alicantino esté tan cerca de un Nobel, pedirle a un asturiano que me enseñe a escanciar la sidra y morirme de amor viendo las playas del País Vasco en Juego de Tronos.

También es española la cervecita de las 13.00, el orujo gallego, la siesta, el calimotxo, la paella, la tarta de Santiago, las croquetas de tu abuela y la tortilla de patatas. Lo son las ganas de mostrarle lo mejor de tu ciudad al que viene de fuera y que tú le preguntes por la suya; es hacerte amiga de un vasco y pedirle que te enseñe los números en euskera, por si pronto vuelves a por 2 ó 3 pintxos; es enorgullecerte de ser el país ejemplo a nivel mundial en trasplantes, de formar parte de la tierra de las mil culturas y de ser los del buen humor.

No hay nada más español que se te pongan los vellos de punta con una saeta o con una copla bien cantá, atardecer en las playas de Cádiz, descubrir casi sin querer calas paradisiacas en Mallorca, hacer el camino de Santiago en septiembre maldiciendo el frío o que Salamanca y Segovia te enseñen que no hay que ser grande para ser preciosa.

Así que, acho, picha, miarma, perla, tronco, tete, mi niño… eso es ser español, lo otro es política. Pero si de política quieres impregnar este concepto, también te vuelvo a decir que te equivocas: porque ser español no es desear que le partan la cara a nadie, es sufrir la situación de paro de tu vecino o el desahucio que has visto en la tele; ser español no es oprimir el SÍ o el NO de toda una comunidad autónoma, es indignarte cuando nos llaman gilipollas con cada nuevo caso de corrupción; ser un buen español es querer que en tu país no haya pobreza, ni incultura, ni enfermos atendidos en pasillos del hospital y, joder, querer quedarte aquí para trabajar y aportar todo lo que, durante tanto tiempo, precisamente aquí has aprendido.

Eso es ser español, o al menos, eso espero.






20 comentarios:

  1. ¡Viva la malagueña!
    Salud a todos a los del pulpo a feria, a los del pan con tomate, a los que toman gazpacho, los que degustan un cocido madrileño, una fabada o una paella, los que comen gofio o desayunan una ensaimada mallorquina, salud a gracias al pisto manchego, al cocido maragato, a la olla aranesa, brindemos con un Rioja, un albariño, una sidra o un cava, un vino de la Ribera de Duero, del Penedés, un Somontano o un Jumilla. Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo, amigo Francesc, que también te ha gustado la reflexión de Laura Moreno. Lo celebro.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Ahora toca ser prudente, no gritar, dar pasos hacia el encuentro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo que conduzca al encuentro y a la conciliación es deseable.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. LUISANTONIO ¿ que quieres que te diga de parrafito de Laura Moreno ? Pues que queda muy lindo , pero de verdad de verdad ser español es haber nacido en España otra cosa es sentirse mas o menos español , porque el nacer en un sitio u en otro no se elije , lo de sentirse si depende de cada uno , y cada uno se siente de una manera diferente a otro , yo si fuera pongamos por ejemplo francés , también sentiría mucho los terremotos de Méjico o de Italia , también sentiría como siento ahora ver a los inmigrantes como son tratados también en España o que te diría yo , también siento los incendios en EEUU y tantas y tantas cosas que siento no porque sea español ni francés ni otra nacionalidad simplemente porque soy un ser humano y me han educado de esta manera , lo otro lo de nacer aquí o allí no nos hace ni mejores ni peores ¿ porque cuantas cosas " desagradables " pasan todos los días en España y no solo esas cosas ( no todas ) tan bonitas que ha dicho Laura Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco tengo muy claro qué es ser español. Sí estoy de acurdo con Laura en lo que, según ella, no es ser español, aunque algunos piensen lo contrario.

      Me parece muy bien todo lo que dices. El sentir la nacionalidad con cierta prepotencia suena a exclusión de los que tienen otra. Querer más o menos lo que se conoce no ha de ser obstáculo para apreciar las excelencias de otras patrias y sufrir por las miserias y penurias de lo que ocurre en casa y en cualquier lugar del mundo. Ser humano es lo que nos hace a todos iguales y ninguna otra etiqueta debería ponerse encima de esta. Puedes estar orgulloso de la educación que te han inculcado.

      Eso no quita que lo que dice Laura sea muy bonito y que sería ideal que la realidad no se aproximase a esa utopía.

      Saludos cordiales

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo con lo descrito por la malagueña española o española malagueña…En España, el ser español pues, no es un pensamiento único (ni símbolo idéntitario, singular y discriminatorio) sino que es una diversidad de paisajes y paisanajes (con su idiosincrasia peculiar) que se complementan y enriquecen mutuamente, sin desvincular a unos sobre otros, antes bien cooperar solidariamente para que esos hipotéticos desequilibrios existentes, se aminoren y todos gocemos de todo y de todos con las particularidades inherentes a cada uno de los territorios ( con su cultura y su folclore y todas sus connotaciones propias y diversas) y que en buena medida nos hacen ser mejores y más capaces de alcanzar… como diría el poeta: instantes de luz y armonía florecida…
    Un abrazo, Luis A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que dice la malagueña Laura es muy bonito. Tiene bastante de ensoñación... La realidad es mucho más compleja. Hay diversas opiniones sobre qué es ser español. Algunas de estas pecan de prepotencia y sonrojan o avergüenzan a las personas con algo de sentido común. Sí estoy de acuerdo con lo de que la diversidad enriquece.

      Lo de alcanzar la "armonía" en un pueblo caracterizado por haber dejado páginas de luchas fratricidas en su historia me parece primordial. Acabar con las desigualdades tan arraigadas debería ser, entre otros, otro gran objetivo. Quizás, cuando se consiga, ser español sea más gratificante.

      Un gran abrazo

      Eliminar
  5. Bienvenido todo comentario, como el de esta joven, que posea talante dialogante y conciliador

    A decir verdad, me resulta difícil verme reflejado en el concepto de patria, al menos en ese tan cargado de connotaciones políticas que entendemos hoy, usado como arma arrojadiza.

    Es una palabra descatalogoda para mí, o seré yo quien esté “descatalogado” para tal concepto.

    Más que preguntarme que significa vivir en España, cosa que puedo hacer en momentos excepcionales como éste, voy preguntándome que significa vivir en el mundo.

    Patria deriva del latín pater, padre, y aunque haya adoptado la forma femenina, patria, de feminidad tiene poco.

    Y arrastra desde lo siglos los aires recios y autoritarios de la figura paterna. Al pater (la patria) se le debe obediencia y sumisión. Porque cuando se alza una voz disonante, la patria dice lo que antaño decían (y aún hoy) tantos padres: “aquí se hace lo que dicen mis santos cojones”. Y amén. (uno de los grandes mensajes de nacionalismos varios).

    ¿Sabes? Nuestro sistema educativo (enfermo de larga duración), es gestionado por los subalternos del presidente Rajoy, un mandatario que tiene como lecturas principales El Marca (nada que objetar al periódico, a mi también me gusta el deporte, aunque no lea tal prensa), lo inquietante no es que lo lea, faltaría más, sino que sus lecturas no van mucho más allá, siendo el presidente de un país.

    Los de la parte catalana tampoco están para tirar cohetes.

    Y a éste jefe han de rendir cuentas los gestores del sistema educativo de nuestros hijos.

    Pero además, existe una evidente correlación entre el empobrecimiento intelectual de nuestros políticos y la escasa cultura política (y no solo) que nos caracteriza como sociedad. Nos se aplican un nivel de exigencia intelectual, pues viendo lo que hay, tampoco parece hacerles falta.

    Digo yo que sería si en vez de Patrias, existieran “Matrias” . Echando un vistazo, cuesta imaginar que nos fuera peor.

    Cuídate, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto casi todo lo que expones. Peor que el patriotismo es el patrioterismo y el nacionalismo. Ambos son excluyentes. Mientras los políticos y sobre todo los gobernantes no se ocupen de los problemas sociales, mal estamos...Como bien dices, el nivel de los primeros es reflejo del de la sociedad. Y así nos va...

      Gracias por tu solidaridad. Ahora más que nunca tendremos que esforzarnos por "sembrar" un poco de sentido común y actitud dialogante en nuestros modestos entornos. A ver si se extiende y llega hasta donde debe llegar...

      Un fuerte abrazo, Paco

      Eliminar
  6. Conozco ese texto tiene cierto tono cursi aunque le salva el ser muy bienintencionado.
    Pertenezco a otro territorio donde sentirse español no tiene muy buena prensa, algo que debemos agradecer al franquismo que eliminó los viejos orgullos republicanos y progresistas.
    Es interesante el enfoque de Lidia Falcón a raiz de la manifestación del otro día:
    https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=899710110182662&id=100004310449122

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es evidente la buena intención. Lo demás es opinable...
      Con frecuencia se identifica el españolismo con el franquismo. A veces el nacionalismo de unos exacerba el de otros. Algo de eso está pasando en Cataluña.

      Muy interesante el texto de Lidia Falcón. Eres único, amigo Krapp, aportando documentos, enlaces y asociaciones. Muchas gracias y un fuerte abrazo

      Eliminar
  7. Amen a la Lidia Falcon que nos muestra el Doctor. España tiene complejos y gracias a estos "personajes" creo que se les esta quitando.

    ResponderEliminar
  8. Estos que se auto proclaman ser la IZQUIERDA ,como luchadores por la libertad y no se contra cuantas cosas mas , como Lidia Falcón , Francisco Frutos , Giménez Villarejo , Josep Borrell , Rubalcaba , Bono , Corcuera , Guerra , Ibarra y una larga lista de nombres mas , no deben de pasarnos factura de lo que hicieron , ni deben de ir " repartiendo carnets " de ser de izquierda , ni calificando gratuitamente a otros ciudadanos como " supermachistas independentistas " ni decir que los aragonés fueron en masa a Cataluña porque tenían hambre ¿ o es que en Cataluña no había nadie que pasara hambre ? Flaco favor le están haciendo a SU izquierda , los tiempos cambian , también en la política , las cosas que ahora están pasando son en parte consecuencia de lo que ocurrió en el pasado , pero AHORA hay otra gentes , otras ideas , otras formas de pensar y de hacer las cosas y esta es la realidad actual , por tanto LECCIONES pocas , consejos quizás algunos , todo eso de que en Cataluña los que hablan castellano son considerados de segunda , lo de internacionalismo proletariado y otras frases grandilocuentes están fuera de la realidad actual . Señora Falcón usted puede ir a las manifestaciones con quien quiera , pero NO puede negar a nadie que le diga que no iba usted bien acompañada , simplemente porque es de Podemos y a usted TAN de izquierdas NO le gusta Podemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que ser de izquierdas, básicamente significa que crees en la distribución de la riqueza, y esta se distribuye verticalmente entre las capas de la sociedad, el que más tiene más paga para que los que menos tienen tengan igualdad de oportunidades, y horizontalmente entre los territorios, por los mismos motivos. Ahora la "nueva izquierda" de los "nuevos tiempos" se alía con quienes dicen "España nos roba" y con quienes defienden que quienes más tienen más deben tener, esa es la esencia del nacionalismo catalán, no nos equivoquemos. Será una "nueva izquierda" para los "nuevos tiempos", pero no es la izquierda en la que algunos nos quisiéramos ver reflejados y no es la izquierda que luchó por los derechos de los trabajadores (que para estos deben ir por barrios). Cuando se juntaron algunos que decían ser nacionalistas y socialistas, ya sabemos lo que paso.

      "Dos linajes solos hay en el mundo, como decía una agüela mía, que son el tener y el no tener."
      Decía Sancho Panza, y eso es hace 2.000 años y ahora...
      Un saludo

      Eliminar
    2. No veo por ninguna parte a sea " nueva izquierda de los nuevos tiempos " seria bueno que nos dijera si tiene a bien quienes son esos de la nueva izquierda de los nuevos tiempos , puesto que hasta donde yo se las únicas izquierdas que están en eso de " España nos roba " son ERC y la CUP y estas no son nuevas mas bien al contrario son muy viejas . Saludos muy cordiales

      Eliminar
    3. Como asistente a las dos convocatorias de Societat Civil Catalana por unidad y la concordia de todos los catalanes y de España con Cataluña tengo que coincidir con lo que manifiesta Lidia Falcón: "no eran nazis, fascistas, homófobos y racistas. Eran parte del pueblo de Cataluña, Emigrantes de todas las partes de España y del mundo que han acudido a esta región para trabajar duramente, obreros y obreras, amas de casa, oficinistas, intelectuales e investigadores que están marginados y represaliados porque no hablan catalán y sobre todo no comulgan con las tesis de los segregacionistas que nos gobiernan. Y también muchos catalanes de pura cepa que no han caído en la trampa del separatismo, el supremacismo y la xenofobia"

      Añadiría a dicho texto una cosa: lo más gratificante de estas manifestaciones, en mi opinión, fue ver hermanadas a la "senyera" de Cataluña y a la bandera de España y sentir indistintamente los Vivas a España y los Viscas a Catalunya. Solo por ver y sentir eso ya valió la pena asistir. Y lo dice uno que no tiene ninguna bandera ni acostumbra a entonar ningún himno...

      Eliminar
    4. Yo tampoco veo, como bien dice Galanygarciah, cuál es la nueva izquierda de los nuevos tiempos. Sí está clara, sin embargo, la fragmentación y caos de la de siempre...

      Eliminar
  9. ! Gracias maestro !. Espero que Temujin nos lo aclare a ambos

    ResponderEliminar