jueves, abril 20, 2017

Desarrollo personal: papel secundario de los padres




Simplificando, existen tres tipologías de padres  y cada una representa unas ideas diferentes: los tradicionales, los modernos y los "paradójicos" que ocupan un lugar intermedio entre los dos anteriores. Evidentemente cada modalidad de padres incide de forma diferente en el aprendizaje y desarrollo de sus hijos. Sin embargo, el objeto de esta entrada es destacar la enorme incidencia que tienen en el crecimiento personal otros elementos del entorno familiar, afectivo y social. Por experiencia propia y con el aval de investigaciones relativamente recientes que han venido a corroborar  mis propias opiniones, quiero poner de manifiesto que la crianza influye  relativamente poco en la personalidad de los niños. Esto equivale a decir que la influencia de  los hermanos, amigos y compañeros pesa  más que la de los propios padres. Según esta lógica, conminar a un hijo a leer el periódico o un libro determinados servirá de poco, pero  si este observa que lo hace un hermano mayor, un amigo o un compañero será determinante. La idea de fondo sigue siendo la de siempre: todo aprendizaje es imitativo, pero no es lo mismo "copiar" o "imitar" a los padres, distantes de su realidad, que a los hermanos, amigos o compañeros, mucho más próximos a la misma. Sabedor de esto, en numerosas ocasiones he utilizado a alumnos que tienen cierto prestigio para animar a compañeros a que, al margen de lo académico, lean determinados libros, presten servicios de voluntariado, vean según qué programas televisivos o asistan a alguna propuesta de actividad cultural. A dichos alumnos les estaré eternamente agradecido. Han sido mucho más convincentes que yo, quizás porque parecen estar "libres de toda sospecha"...

20 comentarios:

  1. La influencia ajena Luis, de (amigos, compañeros eficientes, otros…) es clave pero no se debe dejar al libre albedrio ha de tener un seguimiento puntual aunque sea a distancia y desde el influjo de sugerencias plausibles que complementen la tendencia edificante que pueda intuirse en esos roles que van aconteciendo… (Siempre partiendo de una educación básica en valores, para que el edificio del educando no se derrumbe).
    Un abrazo. Amigo Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los padres corresponde, sobre todo, la función de educar a sus hijos y nadie cuestiona que van a llevar a cabo esta tarea de la mejor manera que sepan y puedan, pero eso no está reñido con que los hijos, a determinadas edades, estén muy influidos por otras personas de su entorno. Intervenir poco, mucho o nada en la elección de los amigos o compañeros y en la influencia que estos puedan ejercer sobre ellos es un asunto muy delicado. La edad de los hijos puede permitir más o menos esa intervención, ¿no?

      Un abrazo, Dionisio

      Eliminar
  2. Pues si, comparto eso de que los hermanos pueden influir mucho :por lo menos en mi caso, los dos mayores,en cuanto al tema de estudios.Comparto totalmente la opinión de Dionisio que se tiene que fomentar unos valores en la familia y sobre todo en tener un seguimiento sin agobios basada en realidades y sobre todo en la confianza.No como antes que eran muy estrictos, pero es que hoy en día a veces clama el cielo en las visita de padres :soy amigo de mi hijos y...¿quien educa?.En la escuela se aprenden unos contenidos que te pueden ser muy útiles, pero los valores son en la familia.

    Sobre todo en la ESO; es muy importante el compañerismo, ya que son unas edades un poco más complejas: en Bachillerato o CF ya eso es otro cantar.

    Un abrazo Profe feliz finde:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie cuestiona la función educadora integral de los padres, pero eso no está reñido, insisto, con que el resto del entorno también deje su huella en el desarrollo de la personalidad de sus hijos. En más casos de los que muchos se piensan, esta huella es muy relevante. Eso explicaría que en muchas familias los hijos sean muy diferentes entre sí y también con respecto a sus padres.

      Abrazos, Bertha

      Eliminar
  3. Me siento afortunada de haber finalizado en el sentido más mundano mi labor como progenitora y maestra aunque en el fondo la vida aún continue. Un paseíto por la última entrada del blog otoñal y su par subsecuente programado para este fin de semana sobre el valor del heroismo podría servir para aclarar un poquito este comentario. Los educadores de corazón sois verdaderos héroes, no conviene olvidarlo, ¡y qué agotadoramente satisfactorio puede resultar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tremendamente gratificante tener y haber tenido alumnos a los que se les admira y de los que se puede aprender mucho. Ahí está la compensación de otros fracasos.

      Salduos, emejota

      Eliminar
  4. Ya tengo nietos
    el mundo va cambiando tan rapido que no tengo respuestas a tu hermoso texto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cambios, sobre todo los de más rabiosa actualidad, nos pillan a muchos con el paso cambiado. Y así nos va...

      Saludos

      Eliminar
  5. Cien por cien de acuerdo en tu observación. El consejo más maravilloso de un padre repetido hasta la saciedad día a día tiene menos valor que la última chorrada del amigo de turno pero ...siempre que queda por debajo, en el subconsciente como un río subterráneo y en cualquier momento, sobre todo después de ese desierto abrumador que llaman adolescencia, aparece de nuevo de bajo de las entrañas rebeldes en las que estaba tapado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues permite que te diga que también estoy totalmente de acuerdo con todo lo que manifiestas.

      Un abrazo, amigo Krapp

      Eliminar
  6. ¿ Que el papel de los padres "es secundario " ? No me podía imaginar NUCA que pudiera leer ESTO aquí , por el amor de dios LUISANTONIO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ignorar que muchos hijos dan más crédito a los demás que a los propios padres o educadores me sorprende tanto o más que el estupor que te ha causado mi entrada, cuyo objeto es provocar debate y debatir...

      Que la obligación de los padres sea educar a sus hijos en pos de unos valores y criterios no lo cuestiona nadie. Otra cosa es que lo consigan.

      He vivido infinidad de experiencias en las que se pone de manifiesto el rechazo tácito o activo a lo que viene de arriba y la aceptación incondicional de lo que viene de al lado. A lo mejor, con el tiempo, modifican su credibilidad con respecto a unos u otros. Yo, por ejemplo, he comprendido más a mis padres y a algunos educadores cuando me ha tocado ejercer de padre o de educador, pero de chaval me resultaba mucho más sugestivo lo que me decían mis amigos. A lo mejor es que no todos somos dóciles, obedientes o sumisos...

      Saludos

      Eliminar
    2. Fíjate si es importante el papel de los amigos que algunos padres, en lugar de ejercer la autoridad que les corresponde, tratan de ser amigos de sus hijos en lugar de ejercer de padres. Tremendo error...

      Eliminar
    3. Me vienen a la mente infinidad de recuerdos que apoyan la tesis de la entrada. Ejemplo.

      Recuerdo que en un curso de COU intenté, al margen del programa, sugerir algunas lecturas de Virginia Woolf. Nadie se animó a leer alguna de sus obras. Sin embargo, más adelante, una alumna con capacidad de liderazgo, consiguió convencer a varias compañeras para que leyeran "La señora Dalloway", "Las olas"...

      Eliminar
    4. El papel de los padres no debe ser secundario, todo lo contrario, pero con harta frecuencia lo es. De ahí a generalizar hay un buen trecho...

      Eliminar
    5. El papel de los padres aun no queriendo ellos mismos INFLUYE de una manera importante en los hijos , no es lo mismo unos padres bien avenidos , trabajadores ,ordenados y si son cultos mejor que mejor , que un matrimonio desestructurado , y ya no te digo con problemas de adicciones unos y otros influyen directamente en el desarrollo del hijo . Claro esta que esto no quita que todo su entorno , amigos , compañeros y ESPECIALMENTE , maestros educadores o como quieras llamarles son parte IMPORTANTISIMA especialmente los maestro o profesores , que de esto también podríamos hablar largo y tendido .? Cuantos hijos de pongamos por caso toreros , futbolistas , actores etc son de mayores o intentan ser lo mismo que sus padres ¿ Los padres quieran o no influyen decisivamente en la forma de ser de los hijos . Hasta pronto LUISANTONIO

      Eliminar
    6. Es evidente que todo el entorno influye en mayor o menor grado. En modo alguno quería quitar relevancia al papel que desempeñan los padres, pero con harta frecuencia se minusvalora, demonliza o ignora lo que representan los demás: hermanos, amigos, compañeros...Aunque los casos que conozco no son pocos, tampoco fundamentan sacar conclusiones generales como he insinuado en la entrada

      El objeto de esta entrada no era debatir sobre la buena, regular o mala educación. Tema complejo, por cierto.

      Saludos cordiales, galanygarciah

      Eliminar
  7. ...en una época que la imagen vale más que mil palabras y que la unidad familiar esta en peligro, es hasta comprensible que formen sus pandillas y sea como su segunda piel.-La unidad familiar esta en peligro, y por eso se tendría que buscar una conciliación.Según las estadística: en España se les marca demasiadas actividades a los alumnos después de clase y es verdad: porque los profesores nos pasamos días corrigiendo y eso tampoco es normal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, estimada Bertha, hasta dudo de que la ejemplaridad sea tan sumamente educativa como suele decirse...

      Prefiero, sin embargo, pensar que así es

      Eliminar
  8. Estoy de acuerdo y, aunque conforme a la psicología evolutiva la cosa va por etapas, pienso igual que tú...

    Abrazo

    ResponderEliminar