lunes, marzo 27, 2017

La balada de los idiotas felices



El Dr. Krapp, amigo admirado, gallego de pro, hombre culto, experto en música y autor de los blogs  Círculo de suicidas perezosos y Sinfonía azul contesta a mi entrada anterior (Yo también estoy harto) con un enlace de YouTube que me conduce a esta prodigiosa balada de Georges Brassens, plena de sarcástico humor, fina sutileza y que resulta harto sugerente...No tengo la menor duda de que todos sabrán "sacarle punta" a La ballade des gens qui sont nés quelque part, 1972.

En su comentario me dice que acostumbra a añadir a dicha balada el siguiente número cómico de Les Luthiers:

Canción a la Independencia de Feudalia



Muchas gracias, amigo Krapp. Entre tú, Brassens  y Les Luthiers me habéis alegrado el día.

Letra: La ballade des gens qui sont nés quelque part, 1972

Verdad que son hermosos sus pequeños parajes
Aldeas y ciudades, todas dignas de ver
Con todas sus mansiones, iglesias y paisajes
Sólo un defecto tienen; el defecto de ser
El sitio donde viven personajes que miran
Al resto con desprecio desde un pedestal
Chauvinistas que van ostentando las tiras
Esos felices idiotas de cualquier lugar


Malditos sean estos infantes de la patria
Que habría de una vez por todas que empalar
Que ufanos de sus campos, museos y prosapia
Te muestran el país natal hasta bizquear
Que vengan de Argentina, o de España o de Francia
De dónde quiera ser, hasta Madagascar,
O del culo del mundo, destilan arrogancia
Esos felices idiotas de cualquier lugar


Los campos en los que sus reses se apretujan
Pastando dulcemente ofenden la razón
Y hasta el aire que emplean inflando sus burbujas
Es el soplo divino en pompas de jabón.
Y poco a poco es que sus ínfulas suben
Tan alto que cualquiera les debe envidiar
Hasta la bosta que sus haciendas producen
Esos felices idiotas de cualquier lugar


No ha sido un lugar más el de su nacimiento;
Compadecen al pobre de todo corazón
Al desafortunado que no tuvo el contento,
La gracia de haber visto la luz en su bastión
Pero si algo amenaza su bienestar precario
Ya saltan del agujero para irse a pelear
Contra los inmigrantes más o menos primarios
Esos felices idiotas de cualquier lugar


Mi Dios que sería bueno que en el mundo del hombre
No tuviera esta raza razón para existir
La casta inoportuna que lustra los blasones
La raza de las gentes del terruño y la vid
Que la vida sería bella en toda circunstancia
Si Usted no les cediera el permiso de estar
Cosa que pone en duda su Divina Eficacia
Por ser felices idiotas de cualquier lugar.

19 comentarios:

  1. Todo lo que venga de Brassens ea bienvenido, al margen de alusiones innecesarias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo también aplaudo las alusiones sugeridas.

      Saludos, Pedro

      Eliminar
  2. Qué buen rato me habéis hecho pasar con Brassens.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me satisface mucho, Pedro. Seguro que el Dr. Krapp piensa lo mismo.

      Eliminar
  3. Gracias, Luis, por esas palabras con las que me honras más de lo que merezco.
    Casi siempre que he puesto ese vídeo del maravilloso Brassens lo suelo acompañar de este número cómico de Les Luthiers que tanto me gusta:
    https://www.youtube.com/watch?v=IjC4aRllFXM

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu doble aportación.

      Un abreazo

      Eliminar
  4. Ya lo puedes decir : aparte de sacarte una sonrisa por parte de la ocurrencia de Krapp estos estupendos intérpretes dicen verdades como puños a tanta arrogancia que destilan esos fanatismos patrióticos.-Me gusta Brassens, pero con los Luthiers los disfruto cada vez que los he podido ver son lo máximo.

    Gracias a los dos, por esta chispa de buen humor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde la perspectiva humorística también se pueden abordar temas serios.

      Muchos abrazos, Bertha

      Eliminar
  5. Sin duda tanto vuestro dúo LUIS ANTONIO/ DR KRAPP como el formado por Brassens/Les Luthiers no tienen desperdicio... ¡fantásticos todos! jaja

    Montón de besos y mucha gracias por este delicioso ratito.. ( una duda, ¿por qué pone esa voz tan atiplada el supuesto profe de Les Luthiers? ¿los patriotas nacionalistas tienen voz de pito? : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que en una clase normal con adolescentes, ese supuesto profesor de voz atiplada sería el "hazmerreír"...

      Supongo que entre los patriotas nacionalistas habrá fonéticas para todos los gustos. Las emociones suelen gastar alguna que otra broma cuando se grita desaforadamente. Gracias por tu toque de humor...

      Muchos besos, María

      Eliminar
  6. Una vez más se demuestra que ser serio en algo no es lo mismo que aburrido, conceptos éstos que se mezclan en no pocas ocasiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón del mundo, Temujin.

      Saludos

      Eliminar
  7. Pues entre tú, amigo Luis Antonio, el Doctor Krapp, Brassens y Les Luthiers ponéis el colofón perfecto a este domingo que ya expira su último aliento.

    Enchanté… que diría el trovador Brassens.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es gratificante lo que manifiestas, Paco. Tus estupendas y exhaustivas reseñas de lecturas también son bienvenidas.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. No hay nada como el humor, pero cinco años de humor también cansa, sobre todo para quienes tenemos que soportar este relato nacional lleno de mitos y mentiras. Yo practico la desconexión.

    Brassens me encanta.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El humor no cansa nunca. No acabo de entender lo de los cinco años de humor. Intuyo que te has dejado a propósito el prefijo "des-"...

      Abrazos, U-topia

      Eliminar
  9. Vaya canción...increíblemente actual en su sarcasmo certero y verdadero y junto a los grandes Les Luthiers...no se puede pedir más. Una jugosa entrada para sacar punta y escribir largo y tendido. Cosa que no haré para no aburrir al personal.
    Mi aplauso a ambos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Veo que tú si sabes sacarle punta al dichoso tema. En el futuro, no te cortes. Tú no puedes aburrir al personal aunque lo pretendas.

    Besos, Marinel

    ResponderEliminar
  11. Me cuesta aceptar dentro de la letra el segundo verso de la segunda estrofa... a no ser que lo esté entendiendo mal, que puede ser... lo demás es una hermosa ironía sobre el modus vivendi de...

    Abrazo

    ResponderEliminar