domingo, marzo 12, 2017

"Conócete a ti mismo" me dice Sócrates...




"Conócete a ti mismo"
me dice Sócrates y
reitera Platón...
Y por si olvidas
dicho aforismo,
ahí está inscrito
en el Oráculo de Delfos...
Y solo si consigues,
conocerte a ti mismo,
encontrarás a Dios...

No sé de dónde vengo,
ni sé quién soy,
moriré no sé cuándo
e iré a no sé dónde.


Me resigno a quedarme
sin saber de mí y
sin hallar a Dios,
pero seguiré esbozando
alguna que otra sonrisa...

23 comentarios:

  1. Buen poema amigo Luis Antonio, ocurre, sin embargo, que al conocernos a nosotros mismos nos encontremos con sorpresas. Hay un riesgo evidente en eso de conocerse a sí mismo.
    Por lo que a mí respecta, me conformo con observar alguna readiografía o algún análisis clínico.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Francesc: este texto no tiene ni la "P" de POEMA, como bien sabes. Tampoco lo pretende, ¿eh? Es un mero "conglomerado" de palabras agrupadas en líneas cortas. En su día bauticé a este tipo de textos con el nombre prosaico de "grageas de palabras".

      Lo de conocerse a sí mismo no es tarea fácil y no persisto en el empeño porque tampoco me pierdo mucho...

      Te felicito por el sentido del humor del que haces gala. Espero y deseo que tanto las radiografías como los análisis sean gratificantes.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Todo y nada nos anida y en esta entrega Luis A. asientas el porqué de tanto afán que busca el nimio gozo en medio de lo insondable...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, el ejercicio de la introspección tiene mucho de insondable.

      Un abrazo, Dionisio

      Eliminar
  3. Hay una frase de mi poeta favorito, Pablo Neruda, que habla también de conocerse a un@ mism@...te la dejo:

    "Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar, indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas"

    No sé si llegamos algún día a conocernos del todo...tal vez sea en el después cuando completemos nuestro círculo particular. Mientras tanto, vayamos esbozando sonrisas ante las adversidades, sí.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la duda, casi es mejor no encontrarse, ¿verdad?

      Ahí va otra sonrisa en exclusiva para ti, Marinel

      Y muchos besos

      Eliminar
  4. Conocerse a uno mismo es tan difícil que se ha convertido en una gran virtud. Esta virtud está al alcance solo de los sabios. Solo aquel o aquella que acierta a vislumbrar el saber es capaz de alcanzar las limitaciones o virtudes de uno mismo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora comprendo, después de leer tu comentario, por qué no me conozco...

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Pues ya lo ha dejado bien clarito Francesc con mucho gracejo.
    De todos modos déjame ponerlo aún peor....no basta con conocer una cosa/persona si no se conoce igualmente su "dinámica" porque nada es estable, todo cambia. Un fastidio, vamos....lo que pasa es que algunos debemos haber nacido demasiado curiosos y hemos debido alcanzar cierto punto de masoquismo porque de lo contrario no se explica salvo que con ello ingenuamente uno se crea que sirve para ayudar a otros. En fin, dejémoslo ahí, porque trae tela (cola) esa dichosa dinámica en torno al ego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda alguna, la propia evolución dificulta más, si cabe, el autoconocimiento...Yo miro hacia atrás y no me reconozco.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Buen poema siempre resulta dificil conocerse a uno mismo.
    Que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, es tarea tan compleja que muchos fracasamos en el intento-

      Un abrazo, Mari-Pi

      Eliminar
  7. No es fácil conocerse a sí mismo, pero ayudará mucho a ello el apagar todos los ruidos mentales que, cual interferencias radiofónicas, sintonizamos, y escucharnos tal cual pensamos... creo que las respuestas no están en los espejos... están en las voces internas que llamamos pensamientos... las respuestas que te dicen quién eres no te las dará ningún maestro exterior, sino tu maestro interior... ahora estóy en este convencimiento... ¡no sé mañana...!

    Buen texto para reflexionar... aunque me cabe la duda de la intención del que la escribió... no sé si era para que quien la leyera entrara en el templo o para que no entrara...

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Conócete a ti mismo", una vieja máxima cuyo prestigio ha perdurado, intacto, a través de los siglos. Nadie se atrevería a dudar de ésta es, o debería ser, una de las mayores metas del hombre, si no la mayor, y así lo han recogido los sucesivos pensamientos filosóficos...

      Escucho con más atención y reconocimiento a los maestros externos que al supuesto interno. Creo que se aprende más.

      La intención del autor es muy simple: compartir un pensamiento provocado por una lectura. Sin más...

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Rectifico: "Nadie se atrevería a dudar de si ésta es..."

      Eliminar
    3. He visto que el último párrafo de mi comentario es un tanto confuso, pues no me refiero a tu intención al escribir el texto, sino a la del que escribió la máxima en el pórtico del Templo de Apolo...

      Yo, sin desmerecer la sabiduría de los maestros "esternos", de la que bebo con frecuencia, prefiero escuchar la voz de mi humilde maestro interno, que me resulta más familiar...

      Cada cual haga según su buen criterio...

      Abrazo

      Eliminar
  8. bellisimo con rima y salero tu blog hoy vuela de ligero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu texto sí es un pareado con rima consonante. Lo de que vuela ligero no lo veo tan claro...

      Gracias por tus palabras

      Eliminar
  9. Una vez hice un curso de ventas y el primer postulado era:

    "Conozcase a si mismo, desarrolle su personalidad..."

    Es difícil conocerse a uno mismo, sobre todo porque nos imponemos una férrea censura que nos permite sobrevivir... Es mucho más cómodo ver los defectos en los demás y escandalizarnos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, pero nuestra vida social nos muestra de una forma más o menos velada. A eso me refiero en la siguiente entrada.

      Saludos

      Eliminar
  10. A veces nos sorprendemos con las reacciones ante la vida, y cuando crees no harías una cosa reaccionas de manera contraria.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es, ciertamente, muy complejo conocerse a sí mismo, pero no estoy muy convencido de que pongamos mucho empeño en ello-

      Besos, María

      Eliminar
  11. Te ha quedado precioso!

    Todos estamos igual mi querido LUIS ANTONIO, sin saber a donde vamos ni de donde venimos... lo de conocernos a nosotros mismos ya sabes lo que opino, tengo una entrada colgada hablando de eso desde hace tres semanas .. jaja tiene telarañas ya ; )

    Un besito sonriente mientras intentamos saber quienes somos.. con eso vale por ahora ; )

    ResponderEliminar